La Factoría del Ritmo - Núm. 25
 Pioneros en Internet. En la red desde febrero del año 1995.

Inicio

Radio

Hemeroteca

 Estás en un contenido histórico de La Factoría del Ritmo. No te pierdas la información musical más actual... www.lafactoriadelritmo.com

Google
WWW La Factoría del Ritmo




Las radiofórmulas, asépticas y apáticas, unen a los adolecentes de la nación gracias a su fórmula mágica de absorción de las mentes.

Desenfadadas y alocadas, de aspecto amistoso y trasfondo peligroso, las radiofórmulas son el lugar donde van a triunfar seudoartistas de escaso talento y grandes enchufes.

Machacando una y otra vez a la audiencia con sus dopajes musicales y anulando la creatividad en pos del beneficio, son las culpables de la ruina de muchos y la fortuna de unos pocos.

Apoyando artistas de escasa imaginación y estúpida singladura son las culpables de que para muchos la poesía en el rock sea Manolo Tena, el futuro en el pop Marc Parrot y de que el techno se llame OBK... de que para la mayoría Willi Deville sea un novato, Guns and Roses los más duros y Gloria Estefan la mejor artista latina.

Con sus mecanismos caprichosos aíslan al público de la realidad musical y consiguen que grupos Psilicon Flesh, El Inquilino Comunista o Dr. Calypso se releguen al cajón de los desconocidos; o que Sonic Youth suene a videojuego, Pixies a dibujos animados y Sepultura a cementerio.

Las radiofórmulas son el lugar donde las canciones deben de abrirse paso entre anuncios de pizzas, donde los presentadores están mas preocupados por su estúpida e insípida simpatía que por la música y donde se explota sin piedad a los artistas que caen en sus redes hasta su destrucción... Donde palabras como "guachi" o " yupi" se instalan para dejar claro el nivel mental que desean para su audiencia.

La radiofórmulas, con su latente hipocresía, se involucran en absurdas campañas anti-cualquie-cosa a la vez que se sustentan de los beneficios que les producen los anuncios de bebidas snob. Ayudan a la propagación de la cultura del dinero y de la estética en lugar de la de las ideas, anulando la disparidad de los jóvenes y encauzándolos hacia la mercadotecnia.

Las radiofórmulas son el lugar donde la rebeldía del rock se muere para caer en los bolsillo s de los adinerados de la música, exprimiendo la mentira y la verdad, ahogando a quien cae bajo sus garras y condenando al silencio a los que de verdad tienen algo que decir...

Las radiofórmulas son...

la droga de la juventud, creando ignorancia y alimentando estupidez.



La Factoría del Ritmo - Núm. 25
 Pioneros en Internet. En la red desde febrero del año 1995.

Inicio

Radio

Hemeroteca

 Estás en un contenido histórico de La Factoría del Ritmo. No te pierdas la información musical más actual... www.lafactoriadelritmo.com