La Factoría del Ritmo - Núm. 25
 Pioneros en Internet. En la red desde febrero del año 1995.

Inicio

Radio

Hemeroteca

 Estás en un contenido histórico de La Factoría del Ritmo. No te pierdas la información musical más actual... www.lafactoriadelritmo.com

Google
WWW La Factoría del Ritmo


ROCKDELUX:  25 aniversario

Es una de las revistas musicales de referencia y probablemente la más longeva. Su director, Santi Carrillo, nos cuenta lo que ha rodeado el lanzamiento de su especial 25 aniversario y también muchos de los detalles del funcionamiento interno de la publicación.


RockdeluxEl pasado mes de noviembre la revista musical y cultural Rock De Lux cumplió veinticinco años. Para celebrarlo lanzó un número especial, en el que se repasaba lo mejor de la década actual (años 2000 a 2009) en el terreno de la música, el cine, el comic, la literatura y las series de televisión; además de incluir un extenso reportaje sobre el impacto en el ámbito musical de la revolución tecnológica, otro sobre la transformación forzada de la industria musical española, elaborados gráficos sobre los estilos musicales nacidos en la década y sus interrelaciones, o bonitas ilustraciones sobre 15 canciones especialmente significativas de estos años. En total, un muy atractivo y grueso tomo de 198 páginas para conservar y consultar.

Pocos días después de que espirara ese mes, y ya con el número de diciembre en los quioscos (el especial aún se mantendrá a la venta unas semanas más), tuvimos la oportunidad de charlar telefónicamente con Santi Carrillo, su director editorial, quien lidera la publicación junto al director de redacción Juan Cervera. Con él conversamos sobre este singular aniversario y también sobre la complicada situación actual del panorama musical español.

Acabáis de celebrar el 25 aniversario y antes de nada felicitarte por ello, pues es algo muy especial y más en un país como el nuestro, donde los medios culturales lo tienen muy difícil para sobrevivir. Para este acontecimiento habéis publicado un número especial con un montón de información... ¿cuánto tiempo lleva elaborar algo así?

Rockdelux - Santi CarrilloEstos números especiales llevan más tiempo que los normales, porque llevan el doble de páginas, 200, y lo hacemos de una manera diferente, en el sentido de que intentamos que lo que quede reflejado al final perdure. No son números de consumo mensual, los suele guardar la gente, como una guía, una especie de documento del que fiarse y esto, al ser una selección de toda una década, cuesta mucho más tiempo realizarlo.

Jugamos un poco con la opinión de los colaboradores que siempre aportan su visión a partir de sus listas y a partir de ahí empezamos el trabajo, Juan Cervera básicamente y yo, de conjugar un poco las ideas en base a la línea editorial de la revista, y bueno... pues elegir lo que hemos considerado en este caso: los mejores discos, películas, cómics, libros; como resumen de la década y guía de reafirmación de los lectores habituales y descubrimiento para los que se acercan por primera vez a la revista, dado que estos números acostumbran a salir del contexto de los lectores habituales y trasciendes más allá. Cuenta más trabajo, esfuerzo y dedicación, pero se hace también con más ganas y con más entusiasmo, porque sabemos que son números especiales que la gente colecciona, guarda y mantiene durante mucho tiempo.

Con el número 200 hicisteis también algo especial... una tanda de conciertos en la FNAC de Barcelona de la que luego se publicó un CD... me gustaría saber si en esta ocasión habéis hecho alguna celebración especial adicional al número en sí...

RockdeluxLa otra vez no fueron los conciertos de la FNAC, tanto en el número 200 al que te refieres, con la portada de la famosa banana de Andy Warhol, que estaba sacada del disco de Velvet Underground & Nico, porque fue el que escogimos como disco ganador. Allí hicimos una serie de conciertos en Barcelona, en el Mercat de las Flors, haciendo versiones de temas de algunos de los discos que aparecían en las listas, con una formación que creamos que se llamaba Rockdelux Experience, donde estaba Raül Fernandes, luego conocido como Refree, diversos músicos de Barcelona y colaboraron Nacho Vegas, Jota, la cantante de Nosoträsh... diversos músicos "Indie" que hacían versiones de Bob Dylan, David Bowie, Leonard Cohen... y eso se editó como CD al verano siguiente. Fue la prima cosa que hicimos. Luego en el 2004 cuando hicimos el otro número especial, el del 20 aniversario, ahí si que escogimos los mejores discos nacionales del siglo XX y lo volvimos a repetir, en este caso en Madrid, haciendo versiones de las canciones que habíamos escogido en esos discos, pero en este caso con los cantantes originales. Estuvieron Enrique Morente, Jaime Urrutia, Loquillo y fue muy sonado y un exitazo. Luego lo publicamos posteriormente en CD. Que no tiene nada que ver con los conciertos que hicimos en la FNAC, que también se hicieron en aquel momento con grupos españoles, haciendo versiones de aquellos temas. Pero de aquello no se llegó sacar en CD. En este caso no hemos hecho ningún acto paralelo. Hemos considerado que este número tiene suficiente peso por si mismo y no hemos hecho conciertos alrededor. En parte porque no nos queremos repetir, porque aquello es difícil de superar y no nos queríamos meter en un tinglado de esa envergadura.

Recuerdo que cuando te entrevisté por el número 200 me comentaste que la respuesta había sido excepcional e incluso os había sorprendido que en medios que habitualmente no mostraban interés por las propuestas de Rock de Lux se habían hecho eco... ¿en este número también habéis tenido una respuesta tan buena?

No se sabe todavía, porque pasa tiempo hasta que la distribuidora liquida las ventas reales. Pero este número, que era el que pertenecía al mes de noviembre, ahora en diciembre ha salido uno nuevo, la idea es que se siga manteniendo en los kioskos, porque ha habido una repercusión extraordinaria respecto a lo que es un número normal y más demanda.

Sabemos que sí que ha habido una respuesta superior, estos números siempre la tienen y también la tirada es superior. Esperamos que la respuesta haya sido tan buena como esos otros dos números especiales que hicimos en su día.

RockdeluxSobre Rockdelux, es muy típico decir que a mucha gente le gusta y otra mucha la crítica... porque la tildan de esnob y elitista... pero en lo que coincide todo el mundo es que está muy bien escrita y maquetada... que es una revista muy bien hecha. El caso es que hace unos meses tuve una experiencia personal, cuando pertenecía a un grupo de Hip Hop, y una promotora que nos estaba organizando una gira tras haber ganado un concurso en Cantabria, llamó a varias revistas para anunciar la gira y, sin contar con nosotros, les propusieron que a cambio de contratar publicidad dieran cobertura a los grupos de la gira en sus contenidos. Según nos dijeron sólo hubo dos revistas que les dijeron con claridad que tenían total independencia entre publicidad y contenidos: Rockdelux y Hip Hop Nation (nota: esto ocurrió en el momento que estaba dirigida por el actual equipo de Hip Hop Life). El resto dejaron la puerta abierta a una negociación de contenidos por publicidad. Se da la casualidad que son dos revistas en las que yo colaboro y eso me hizo sentir muy bien: me pareció fantástico escribir en dos medios tan serios. Y bueno, teniendo en cuenta esto... me gustaría que nos hablases de vuestros criterios, de la forma en que los organizáis y como lográis, ante los envites del negocio, mantener esa independencia...

Está bien que lo digas, porque es cierto. Siempre hemos intentado mantener una línea muy separada entre los contenidos y la publicidad, y que ésta no afectase a los contenidos de la revista. Es difícil porque es una revista independiente de un grupo editorial no fuerte, que son 1000 cabeceras alrededor de una. Es muy difícil la lucha, pero llevamos 25 años haciéndolo y Rockdelux ha mantenido esa norma y ese prestigio, gracias a esa independencia de criterio.

Sabemos que en otros medios la publicidad influye mucho en los contenidos, sobre todo en las revistas gratuitas, que básicamente se nutren de la publicidad, y muchas de ellas parecen catálogos de todo lo que va a apareciendo. Es otra línea de hacer las cosas. No es la nuestra. No es lo que nos gusta. Nosotros siempre hemos optado por hablar de las cosas que hemos creído que eran las más recomendables o las que más nos han gustado, e intentar explicarlas para que los sectores que defienden estos criterios salgan contentos con las recomendaciones. Por supuesto cada uno dirá lo que quiera al respecto, no tenemos la razón absoluta y cada uno tiene su criterio particular para esas cosas. Pero aún así, incluso los detractores, como tu dices, respetan esa independencia y aunque solo sea para criticarnos, también nos están valorando. Ha costado llegar a ese punto y no todas las revistas pueden presumir de ello. Rockdelux, por la personalidad sobre todo de la gente que ha escrito en ella durante estos años, y por esa línea independiente de la que hacemos gala, ha mantenido ese marchamo de calidad, de cierto respeto para mucha gente... y mucha gente se ha educado con las cosas de las que hemos ido hablando a lo largo de todos estos años.

Para afrontar todo el aluvión de material y seleccionar lo que es interesante y lo que no... ¿tenéis un comité central que analiza todas las propuestas que hacen los colaboradores o cómo lo hacéis?

RockdeluxVisto desde dentro no es tan fascinante como pueda parece desde fuera. Muchas cosas son trabajo y nuestro trabajo es estar informado de lo que ocurre. Y en la revista obviamente hay gente preparada para encauzar esos canales de información. Ahora desde que existe Internet es más fácil acceder a muchas cosas, pero también se necesita una criba para saber cuales son las que más nos pueden interesas a nosotros y a nuestros lectores. Y esa es un poco nuestra función. También estamos en contacto con las discográficas que nos nutren de mucha información, de las cosas que editan o distribuyen, de las cuales nosotros seleccionamos las que más nos convengan. Y luego muchos colaboradores nos sugieren cosas, aportan información... es gente cultivada, con experiencia, con criterio, especializada y eso hace que sea más fácil, dentro de lo difícil que es ahora mismo seguir un camino, porque probablemente es cuando más música hay, o más fácil es acceder a más músicas.

¿El núcleo central de criba lo formáis Juan Cervera y tú o hay más colaboradores implicados en ello?, porque colaboradores en la revista debe haber más de cien...

Colaboradores han pasado muchísimos por la historia del a revista, unos se han ido, otros han vuelto, han reaparecido... Hay un núcleo más o menos principal, que lleva mucho tiempo y suele hacer las cosas más relevantes y es gente en la que confiamos, porque sino no escribirían en la revista, por descontado. Pero obviamente las decisiones, como todo en la vida, se han de tomar de forma vertical más que horizontal y en este caso Juan Cervera y yo somos los que llevamos la revista, pues somos los que decidimos que entra y que no, con la inestimable ayuda de Miquel Botella, que el coordinador de redacción ahora, como ante lo fue Xavi Cervantes o Nando Cruz, gente que filtra un poco todo ese caudal de información que recibimos y que ofrecemos a nuestros lectores.

La siguiente pregunta la repito respecto a la entrevista que te hice hace unos años... me sigue siendo sorprendente que se pueda coordinar en el breve plazo de una semanas a tanta cantidad de colaboradores... ¿ilusión, sabiduría o una organización pensada al detalle? ¿cómo lo hacéis?

RockdeluxEs nuestro trabajo, forma parte de la rutina habitual de cada mes. En este caso fue más trabajo porque eran más páginas y cosas a controlar, pero también la ilusión de la gente que colabora en este número es especial, porque saben que es un número especial y se esfuerzan aún más e intentan ser responsables y cumplir con los plazos de entrega, que son fundamentales para la revista pueda salir cada mes. Confiamos en la profesionalidad de la gente y en nuestra propia organización para que esto sea posible. Y la pieza fundamental es Miquel Botella, que es quien coordina todo esto: es una persona muy sistemática, muy ordenada y hace todo lo posible para que todo se cierre el día 20 de cada mes.

En el total de colaboradores se va produciendo una renovación... ¿es algo espontáneo o tenéis un plan para ir fichando gente joven?

La revista tiene una inercia por si misma. Es conocida y muchos de los colaboradores han sido lectores. Prácticamente diría que todos. Rockdelux es una cosa especial, hay que conocerla para saber como es. Lo que tú decías antes de que es amada, odiada y criticada al mismo tiempo. Tiene una personalidad diferente a otras publicaciones y lo mejor para escribir en la revista es que hayas sido lector. Los colaboradores es cierto que se van renovando, los que se mantienen desde tiempos antiquísimos, desde los años 80 se vienen manteniendo, en los 90 entró otro gran caudal de colaboradores... van entrando lentamente, paulatinamente, a veces imperceptiblemente, van haciendo cosas ligeras, cada vez adquieren más importancia conforme van tomando responsabilidad en la propia revista y credibilidad entre la gente que la dirigimos y los lectores que la leen. Es un proceso natural... que la gente más inquieta que quieren hacer periodismo, acaben acercándose a Rockdelux o que se ofrezcan... no hay una manera única y lo más normal es conocer la revista para poder al final acabando colaborando en ella... eso es lo más fácil.

Uno de los reportajes del número especial lo dedicáis a lo que llamáis el "tsunami"... la transformación que ha sufrido la industria musical en los últimos años debido al avance de las nuevas tecnologías... Dentro de ese contexto, en el pasado la industria hacía de filtro y la prensa de orientación... ahora la industria no hace de filtro y la prensa compite con centenares de blogs... ¿cómo ves esa situación y el papel de la prensa profesional especializada en música en este panorama?

RockdeluxLa gente tiene más acceso a la música, de momento libremente, ya veremos como acaba resolviéndose el dilema. Pero la gente tiene más acceso a la música, a la que antes podía acceder de otras maneras, que eran básicamente comprando discos de importación. Ahora el hecho de pagar por la música es una cosa desprestigiada y se hace de manera gratuita o pirata, compartiendo archivos... es una buena manera para poder tener un canal inmenso de información pero como hay tanta, también se necesita un filtro, y ahí es donde entra la función de la gente que se dedica a esto de una manera más o menos profesional... la gente que tiene un criterio o un radar para sintonizar las cosas que puedan pasar. Esa es nuestra función e intentamos estar ahí a pesar de que haya mil blogs con mil opiniones... y parece que ahora toda la gente tiene derecho a opinar, y está muy bien que esta democratización de la tecnología de haya implantado en todo el mundo, pero también es cierto que no todo el mundo puede opinar con conocimiento de causa sobre estas cosas.

Nosotros tratamos siempre e intentamos aportar esta razón más científica, que es algo que sea ha perdido ahora... donde la información que puedes encontrar es menos fiable y en Rockdelux intentamos que la información que ofrecemos siga siendo fiable, contrastada y que puedas fiar de la gente que habla. No en todos los blogs te puedes encontrar eso, no en todas las webs te pueden encontrar eso, y bueno, eso la gente tiene que valorarlo y saber en quien confiar. Nosotros estamos ahí... ya son muchos años de experiencia y creemos que hemos dado a dar a conocer muchas cosas, como para creer que la credibilidad está garantizada para poder seguir haciendolo muchos más años...

Dentro de esta transformación debida a la tecnología, la crisis llegó a la industria del disco y a esto se sumó la crisis económica general... Por lo que sé de otras publicaciones, la primera crisis dejó menos margen a las discográficas para anunciarse y la segunda a otras empresas que trabajan productos para el público más o menos juvenil... ¿A Rockdelux también le está golpeando el contexto económico actual?

La crisis está golpeando a todo el mundo y lo notamos a nivel de publicidad, porque tenemos menos ingresos últimamente. Los medios de comunicación también se está resintiendo de todo eso y nosotros no íbamos a ser una excepción.

Hay que pasar esos tiempos de crisis lo mejor posible, seguir haciendo nuestro trabajo lo mejor posible y también dando garantías a nuestros lectores para que no nos abandonen en estos tiempos, que son la base principal y la razón de ser por la que Rockdelux sigue existiendo. Nuestro público es bastante fiel y tantos años de historia avalan el nombre de Rockdelux. Estamos viviendo unos tiempos difíciles, pero somos conscientes de ello y estamos trabajando para intentar solventarlo de la mejor manera posible y que las cosas transcurran lo mejor posible para todos, para la revista, los que la hacemos y que no afecte a la gente y que siga confiando en la revista y la siga comprando.

Hace un par de días tuve la oportunidad de charlar con un arreglista y productor con muchos años de experiencia y bastante importante dentro del panorama de la música en nuestro país y me comentaba que ante el panorama de la crisis de la industria, con el acceso gratuito a la música, mucha gente lo estaba pasando muy mal y estaban pasando verdaderos traumas económicos. Y en esto influía mucho el problema de la falta de educación musical en nuestro país desde tiempos inmemoriales... ¿Crees que las instituciones públicas deberían hacer un esfuerzo para que la música y la cultura formasen parte de los planes de estudio de otra manera y la gente las valorase mejor?

RockdeluxEsto ya lo hemos comentado más veces en la revista, que España es un país muy musical, pero en plan festivo, de verbena, celebración, música como acompañante de la fiesta, de la noche... Pero que luego la música en sí no se valora, aunque ahora probablemente es el momento en que la gente escucha más música que nunca, también porque tiene más acceso a ella... Es cierto que la educación musical en España no ha sido muy fuerte, pero no sólo en las escuelas, sino a nivel de los medios de comunicación, que son los que marcan las pautas de las cosas que la gente luego acaba reconociendo.

Las radiofórmulas son las que durante muchísimos años han marcado la banda sonora de la música que ha oído en nuestro país. La gente que ha pretendido ir más allá ha tenido que buscar cosas que parecían un poco cultas, sumergidas o dar con medios como Rockdelux y otros parecidos, que aportaban ese plus diferente para demostrar que había más músicas posibles... que había músicas buenas, que si la gente conociese seguro que podía ser incluso exitosas popularmente y a nivel comercial, pero pocas veces tienen oportunidad de darse a conocer.

Y eso no creo que vaya a cambiar, sinceramente. Porque los grandes medios de comunicación, a pesar de que parezca que cada vez tengan menos poder, por esa horizontalidad de la democratización de la tecnología, no apuestan demasiado por ello y siempre se tiene que ir a buscar en esas células independientes, un poco alternativas donde ahí sí que la gente se ocupa de incentivar de darles vida y va a seguir procurando ofrecer esas otras músicas posibles, que también son buenas o mejores que las que la masa acaba consumiendo.

¿Piensas quel a industria se va a ver obligada a reinventarse o que vendrá una nueva que sustituirá a la actual?

RockdeluxLa industria lo está pasando mal con todo esto de las descargas. Está en un estado bastante comatoso podríamos decir... sino terminal. Reinventarse va a ser difícil, el tema va ser que todo esto de las descargas de algún modo se civilice y se haga legal, porque una cosa es libertad y otra gratuidad, no hay que confundir las dos cosas. Aunque las discográficas no hayan aportado, la verdad, grandes cosas para que eso mejore, para que haya una cultura musical y que la gente valore la música y pueda pagar por ella... tampoco son las víctimas de todo esto, son los propios músicos... con todo lo que está pasando dejan de vender discos y aunque sus royalties sean muy escasos en relación a los contratos que antiguamente hacían las discográficas, tienen menos medios para subsistir ahora mismo... estás obligado a tocar más en directo, esa es una opción. Pero también hay músicos que ver en la música más un concepto de estudio, producción, arreglo, no están por la labor de tocar en directo y esos son los músicos que más dificultad van a tener para subsistir... Estamos ahí en un limbo un poco extraño, en el que las cosas se irán resolviendo en los próximos meses, imagino... pero muchas veces la gente cree que pagar por la música es caro, cuando pagan por otras cosas que son más caras, no se lo plantean y lo hacen de una manera más tranquila... Es un discurso difícil, complicado, donde hay posiciones contradictorias y donde a veces, decir lo que acabo de decir, para que vaya en contra de que la gente pueda escuchar música de una manera libre. No es eso, pero la música tiene que estar valorada como otras cosas, que creo que son menos importantes y se valoran más y se paga más por ellas y ahí nadie dice que esas cosas sean caras... y así la música.

Es un debate incierto y muy complejo, que ahora tampoco vamos a resolver. Pero yo creo que se tendría que poner unos cotos o unas maneras más fáciles de que todo el mundo pudiese salir beneficiado de esto y sobre todo los músicos que son los que crean y los que trabajan para que la música siga existiendo y se sigan haciendo cosas... que la gente pueda emocionarse con ella, que en definitiva deberían ser los máximos beneficiarios de todo esto porque son trabajadores también...

Y supongo que ese concepto de músico se puede hacer extensible a técnicos de sonido y todos los profesionales que hacen que la música sea tan bonita y suene tan bien...

Por descontado, hablo de los músicos y toda la gente que lo envuelve... productores, arreglistas, gente que hace que todo esto sea posible... sin el trabajo de toda esa gente la música no existiría, eso es un trabajo y tiene que estar recompensado y la gente tiene que entender que puedes jugar con el futuro de toda esa gente... Yo le preguntaría a la gente que se descarga tan libremente cosas y no se plantea que eso pueda tener un coste, que si en su trabajo, el que sea, no les pagasen por hacer lo que hacen, eso provocaría una revolución un cisma, para ellos... Pues los músicos exactamente lo mismo. ¿Cómo hacemos para que sea flexible, razonable, práctico para todo el mundo? Eso es lo difícil y lo tendrá que resolver a quien le toque. Pero que la gente no se olvide que los músicos son los que trabajan en ello y tienen que ser recompensados por el esfuerzo que hacen.

Cuando me llegó el número de noviembre, el especial, sin CD, pensé que habías decidido suprimirlo porque el avance de lo digital habías pensado que ya no tenía sentido...

RockdeluxEste número, la verdad, es que lo hemos considerado ya lo bastante importante por él mismo... son números especiales que la gente valora más y son números de coleccionista. Iba a ser difícil encontrar un CD a tono con lo que íbamos a hablar en ese número. Lo lógico hubiera sido un CD con las mejores canciones de la década, o algunas de las que aparecen en los discos seleccionados, pero como eso iba a ser prácticamente imposible conseguirlo, tal y como está el mundo de las discográficas ahora mismo, decidimos prescindir del CD y lanzarnos a hacer un número únicamente con el contenido de la revista, que obviamente es lo que nos importa... La revista es más importante porque nosotros hacemos una revista de música, pero esto es una excepción. Ya para el siguiente número, el de de diciembre, vuelve a aparecer un CD... siempre era entre una prueba y un autoconvencimiento de que el número ya tiene valor por si mismo como para que la gente lo valore mejor como un ente importante sin el CD.

Bueno, pues nada más... desear que te vuelva a entrevistar con el número 300 y luego con especial 30 años por ejemplo...

No nos planteamos retos tan lejanos. La intención es seguir haciéndolo, durar todo el tiempo que podamos, seguir haciéndolo tan bien como lo estamos haciendo ahora, por la respuesta que tenemos de nuestros lectores y por la garantía de estos veinticinco años... y nuestra intención es estar aquí y haciéndolo lo mejor posible... claro, eso sin duda.

Artículo por: F-MHop
Fotos por cortesía de Rockdelux

Publicado el 07 December 2009

La Factoría del Ritmo Radio

 

Últimas noticias...

Mañana, día 25 de julio de 2011, nace La Factoría del Ritmo 25
Muy pronto, un nuevo número con diseño renovado
Nuevo álbum de rarezas y gira de presentación
Primeras confirmaciones.
Último Tour Mundial.
Nuevas Incorporaciones
Inminente antología para celebrar su 20 aniversario
Primeras confirmaciones.
Ferrari será su gran protagonista
Álbum tributo a este legendario MC italiano

Páginas amigas

 THE CASTRO ZOMBIES & THE MUTANT PHLEGM

 RON TISHBEIN

 LA M&Acute;QUINA DE HUESOS

 EL PEROPALO

 PHOTO MUSIC

 HOMBRECONCIERTO

 MAXIMO RESPETO

RED BARON FAN CLUB

 NOCHE DE ROCK

 LOBO ELÉCTRICO

MAPA DE VISITANTES

Sobre La Factoría del Ritmo


La Factoría del Ritmo - número 24 (desde enero del año 2009).
La Factoría del Ritmo es la publicación española pionera en Internet - En la red desde febrero del año 1995.
100x100 Independiente - Una apuesta por la cultura y la diversidad.