La Factoría del Ritmo - Núm. 25
 Pioneros en Internet. En la red desde febrero del año 1995.

Inicio

Radio

Hemeroteca

 Estás en un contenido histórico de La Factoría del Ritmo. No te pierdas la información musical más actual... www.lafactoriadelritmo.com

Google
WWW La Factoría del Ritmo


FESTIVAL PAREDES DE COURA 2010:  Concierto en Playa fluvial do Tabuâo (Portugal), 29/07/10

La gente, mayoritariamente jóvenes de entre 18 y 30 años, volvieron a responder a las expectativas que siempre marca el ya mítico festival de Coura, algo que se hizo notar especialmente en el día más “rockero”.


La crisis económica se hace notar en un país que de estas cosas sabe un rato como es Portugal. Este año nuestros vecinos han perdido alguno de sus míticos festivales (Ilha do Ermal), mientras otros llevan ya tiempo sin celebrarse (Vilar De Mouros). Por suerte hay uno que soporta las feroces embestidas de la falta de capital y ese no es otro que Paredes De Coura, que celebró este año su decimonovena edición. La gente, mayoritariamente jóvenes de entre 18 y 30 años, volvieron a responder a las expectativas que siempre marca el ya mítico festival de Coura, algo que se hizo notar especialmente en el día más “rockero”. Una edición en la que volvieron a ser protagonistas el Pop Rock alternativo, la electrónica y los sonidos Ska, dejando reservado para el día 29 los sonidos más fuertes con el Hardcore-Punk de Gallows, el Post Harcore de Enter Shikari y el Rock majestuoso y clásico de The Cult.

 

escenario

 

vivian girlsFotógrafo y redactor llegamos temprano a Paredes para no perdernos ninguna de las actuaciones del escenario grande y así sacar unas instantáneas aprovechando la deslumbrante luz del día. El calor fue el protagonista en todo momento y permitió que por primera vez en muchos años, no tuviésemos que llevar chaqueta para cuando cayera la noche, en la que el fresco típico de la ribera del río Tabuao hace su implacable aparición. La primera banda en salir al palco principal fueron las chicas de Vivian Girls que no se hicieron notar demasiado con su Pop Rock excesivamente edulcorado. Tan solo una pequeña legión de seguidores formado mayoritariamente por jóvenes féminas siguieron con ahínco la actuación del trío neoyorquino. Hicieron un breve repaso a sus tres discos editados hasta la fecha de los cuales rescataron temas como I Believe In Nothing, Walking Alone At Night o Dance If You Wanna, esta última de las más celebradas. El personal se tomó la actuación de Vivian Girls para ir cogiendo conciencia de la cerveza Sagres y del propio recinto del festival. Esto no amilanó a las chicas, que en todo momento se mostraron agradecidas “por estar tocando en un enclave tan bello y en un escenario tan grande”. El sonido del que disfrutaron nos hizo entrever que los conciertos centrales del día iban a ser un cañonazo sónico y doy fe  de que no nos equivocamos en nuestras previsiones.

 

eli paperboyUna de las sorpresas del festival por lo que se comentaba en  días posteriores en medios lusos fue la actuación que nos tocó ver la jornada del 29 con Eli “Paperboy” Reed. El nombre de este músico no me hacía pensar en algo bueno, sin embargo nuestro fotógrafo, mejor documentado, me comentaba que guardaba un grato recuerdo cuando tuvo la oportunidad de ver a este "artista" en el Azkena y que nadie iba a quedar indiferente ante su show. Así fue desde el primer minuto del concierto, donde lo primero que llama la atención es una puesta en escena muy divertida con todos los integrantes de la banda (The True Lovers) en calzoncillos largos y sin camiseta, un look muy veraniego, exceptuando el del propio Reed que llevaba pantalones de tirantes y camiseta blanca modelo años 50.

 

eli paperboyEnergía a raudales es lo que nos brindó esta actuación con una excelente mezcla de Soul, Funky y Rock & Roll. Gran protagonismo para los instrumentos de viento que nos hicieron bailar en no pocos momentos y cuyas fiesteras notas provocaron que cada vez se agolpase más gente en las cercanías del escenario. Conforme el público arropaba más a la banda, Eli “Paperboy” Reed se creció más y más, moviéndose por todo el escenario, gesticulando cual rockabilly mientras canta con esa tonalidad típicamente negrata. En nuestras cabezas resonaron durante un largo tiempo los solos de guitarra alocados, los vientos festivos y las voces excéntricas de cortes como The Satisfier, Help Me o Tell Me What I Wanna Hear. Excelente concierto que nos recargó de energía.

 

gallowsY justamente fue la energía de las cada vez más numerosas personas la que fue “in crescendo” conforme avanzaba el festival. El turno siguiente sería para el Hardcore Punk de Gallows, una banda excesivamente extrema para un público acostumbrado a las melodías más convencionales. El bastardo Frank Carter y los suyos dieron un show explosivo de principio a fin, amparados en un sonido contundente que incitó al mosh pit, incesante desde los primeros acordes de London Is The Reason. Muchos de los asistentes no recordaban una edición del festival donde se levantara tanto polvo como con la actuación de estos ingleses, siendo el momento culminante cuando Carter mandó retroceder al publico colina arriba para hacer una pirámide humana y montar un wall of death en las primeras filas.

 

 

gallowsEl propio Carter es además un buen incitador a los golpes con sus arengas (excesivamente largas) y aunque no entiendas “ni papa” sabes que el tío está despotricando de lo lindo. Misery, Abandon Ship y Black Eyes fueron algunos ejemplos de mala baba al más puro estilo The Exploited y nos dejaron más que satisfechos a los que gustamos de sonoridades más fuertes. Tras la actuación de Gallows nadie se acordaba ya de que unas tal Vivian Girls habían tocado unas horas antes.

 

enter shikariY tras Gallows, sería el turno para una de las bandas que se esperaban con más impaciencia de todo el cartel. Los también británicos Enter Shikari llegaron dispuestos a arrasar con su curiosa fusión de Hardcore metalizado y sonidos techno-electrónicos. Paredes fue una auténtica fiesta durante una hora y media. El sonido apabullante del que disfrutaron y el excelente juego de luces convirtieron el recinto en una discoteca Hardcore al aire libre. Destacan en Enter Shikari el carismático  e hiperactivo Rou Reynolds que además de las tareas vocales se ocupa  del manejo de los efectos electrónicos. El tío no para un instante, brincando de un lado para otro, tirándose al suelo, animando al personal…y todo ello sin perder en ningún momento el hilo de las canciones y sin mostrarse fatigado. Otro de los pilares fuertes de la banda es Chris Batten, que con su bajo demuestra una gran técnica, acercándose por momentos al sonido de bandas Math metaleras. El propio bajista tampoco escatimó en recursos efectistas y se mostró muy activo escénicamente, dejando para el recuerdo algún que otro numerito destacable.

 

El disco Common Dreads fue el gran protagonista de la noche, del cual lucieron  algunos de sus mejores temas caso de Zzzonked, No Sleep Tonight o Solidarity. Por supuesto tampoco se olvidaron de su primer y aclamado disco Take To The Skies con la impecable ejecución de Sorry, You're Not A Winner, con la cual se montó un tremendo circle pit. La gente acompañó los coros, imitó las palmas y cantó el pegadizo estribillo en una estampa realmente rara de ver por Paredes, destacando la parte final de brutal hardcore. Claro que esto fue al final del show, pero antes ya la habían montado gorda con la potente  Mothership y con otra de sus canciones más conocidas, Juggernauts. Enter Shikari darán mucho de que hablar en los próximos años si mantienen el nivel escénico que demostraron en Paredes. El Post Hardcore está de enhorabuena porque ha nacido una banda realmente interesante.

 

the cultTras el derroche de energía mostrado por Gallows y Enter Shikari que dejaron a la gente bien cansada, tocaba turno de relajarse y vivir las emociones que nos transmitiría toda una banda clásica del Rock ochenteno inglés como son The Cult. Había muchas ganas de ver al vocalista Ian Astbury en acción, un verdadero icono del Rock. Apartado definitivamente del proyecto Riders Of  The Storm, Astbury se hace rodear de una competente banda que no defrauda en directo. Su fiel escudero Billy Duffy, único miembro original junto a  Ian Astbury se muestra como un gran currante, capaz de alargar los solos de guitarra hasta el infinito. El batería John Tempesta se amolda perfectamente a tesituras más rockeras tras su paso por formaciones metaleras como Testament o White Zombie y dota a The Cult de un plus de contundencia. Más en segundo plano pero no menos innecesarios, figuran el rítmicas Mike Dimkitch y el bajista Chris Wyse, inamovibles desde el año 2005.

 

the cultSin demasiados recursos escénicos y luces bastante austeras, The Cult dieron un show versado en sus temas más clásicos, cayéndose continuamente hacia los gloriosos años ochenta. Así la banda empezó con Lil´Devil de su aclamado Electric, caldeando el ambiente desde el primer momento. Astbury nos muestra una buena voz pero algo pasada de rosca. Tampoco se muestra muy activo, al igual que la banda, por lo que el disfrute es más auditivo que visual. Yo me centro básicamente en el show de Billy Duffy que me pareció un genio de las seis cuerdas con esa influencia tan marcada de The Doors y Led Zepellin con la que impregna casi todas las composiciones. Siguieron The Cult ahondando en los sentimientos nostálgicos llevándonos hasta discos como Love que quedó representado con Rain; Sonic Temple del cual ejecutaron una fantástica Sweet Soul Sister o Spiritwalker, uno de los singles de su primer disco Dreamtime. Los sonidos más modernos fueron los menos protagonistas pero aun así la banda defendió cortes como I Assassin o el pesado Rise que fue uno de los momentos más heavys de la noche. Astbury gritaba al público continuamente si queríamos más Rock y nosotros respondíamos que sí, por supuesto, ya que se echaba de menos una banda de estas características en este festival. La última que defendió el pabellón del Rock más genuino fueron New York Dolls y de eso hacía tres años. Fueron cayendo perlitas de rock ecléctico con picos de salvajismo controlado destacando la tripleta  formada por Dirty Little Rockstar, Fire Woman y Wild Flower.

 

Lo cierto es que el show se hizo bastante corto (una hora y media) y visto y no visto la banda se retiró a camerinos para salir nuevamente  a escena a los pocos minutos. Dejaron para este final dos de sus canciones más conocidas: She Sells Sanctuary y la que parecía conocer todo el mundo (muchos solo conocían este tema), Love Removal Machine, con el que pusieron el broche de oro a una jornada realmente fantástica. The Cult dieron un concierto más que digno que sin embargo dejó indiferentes a muchas personas que esperaban algo más de tamaño nombre. Por supuesto no estamos ante unos niños y la veteranía que suele ser un grado a la hora de la interpretación también pesa en el escenario a la hora de moverse. Eso sí, el que haya ido a ver la parte puramente instrumental habrá disfrutado de un concierto cuyo sonido fue impecable.

 

escenarioUna vez hubimos disfrutado de la banda de lujo de la noche decidimos descansar nuestros atormentados oídos y refrescar nuestras doloridas gargantas con un poco de cerveza portuguesa y observar desde una posición privilegiada parte de la actuación de los freaks canadienses Caribou, una tropa que mezcla el Pop más ecléctico con Drum & Bass y efectos atmosféricos varios que no hicieron otra cosa que aumentar mis ganas de irme para casa y dormir a pierna suelta ya que al día siguiente nos esperaba un largo viaje hasta Viveiro, donde en esos momentos ya estaba teniendo lugar la primera jornada del Resurrection Fest. Muchos pensaron como yo pero otros tantos prefirieron seguir la fiesta a pie de escenario, una fiesta que duraría hasta altas horas de la madrugada ya que todavía quedaban un par de actuaciones en el escenario pequeño y un par de días más en los cuales pasarían por el escenario el Rock Indie de Dady Warhols, el Cyber Punk de  The Prodigy o el Ska de todo un clásico como son The Specials, estrellas del mediático festival de Benicassim, lo que demuestra que Paredes De Coura es cosa seria cuando hablamos de festivales de verano.

 

Fotos por: Jesús Figueirido

Artículo por: Angel Silva

Publicado el 10 August 2010

La Factoría del Ritmo Radio

 

Últimas noticias...

Mañana, día 25 de julio de 2011, nace La Factoría del Ritmo 25
Muy pronto, un nuevo número con diseño renovado
Nuevo álbum de rarezas y gira de presentación
Primeras confirmaciones.
Último Tour Mundial.
Nuevas Incorporaciones
Inminente antología para celebrar su 20 aniversario
Primeras confirmaciones.
Ferrari será su gran protagonista
Álbum tributo a este legendario MC italiano

Páginas amigas

 MAXIMO RESPETO

 LA M&Acute;QUINA DE HUESOS

 LOBO ELÉCTRICO

RED BARON FAN CLUB

 THE CASTRO ZOMBIES & THE MUTANT PHLEGM

 EL PEROPALO

 HOMBRECONCIERTO

 PHOTO MUSIC

 RON TISHBEIN

 NOCHE DE ROCK

MAPA DE VISITANTES

Sobre La Factoría del Ritmo


La Factoría del Ritmo - número 24 (desde enero del año 2009).
La Factoría del Ritmo es la publicación española pionera en Internet - En la red desde febrero del año 1995.
100x100 Independiente - Una apuesta por la cultura y la diversidad.