En Internet desde febrero de 1995 / Número 25, desde julio 2011.
El biplano de Barón Rojo, aterrizó de forma triunfal, una vez más en la capital de la Costa del Sol, junto a los valencianos Piel de Serpiente y los locales G-Rock. Sala La Trinchera, Málaga. Sábado 28 marzo 2015.
Barón Rojo
Reportaje. Fecha de publicación: Vie, 04/24/2015 - 20:22
Texto: 
Fotos: 

La Gira 35º Aniversario de Barón Rojo, pasó por unas de las plazas más fieles con los héroes del viento y las cuerdas de acero, más hermanadas del rock cantado en castellano. Había hambre de Barón en Málaga y así se hizo notar en el ambiente, durante toda la noche. Un gran recibimiento, en una sala rebosante de público eufórico y feliz, de todas las edades; que disfrutamos como si por arte de magia, nos hubieran hecho viajar en el tiempo hasta años atrás. De hecho, los fans asistentes más veteranos, nada más hacían repetir, que alucinaban con la predisposición, por parte de los hermanos De Castro, como si de chavales de veinte años se tratase, que estuvieran empezando y tratarán de darlo todo sobre el escenario y que les habían hecho rejuvenecer 25 años.

Piel de SerpienteEn Málaga, había hambre de Barón y se congregó una multitud pasmosa de fieles, para presenciar el evento, hasta prácticamente llenar el aforo de 700 personas que tiene la remozada sala La Trinchera. En la cual podíamos detectar muy buenas vibraciones y energías renovadas. Quizás, un espíritu de hermanamiento y buen rollo, que reinó toda la noche en el recinto ubicado en el polígono industrial La Estrella. Barón Rojo, bien podían hacer unos 7 años, desde que no pisaban Málaga y más concretamente, la sala Vivero, denominación anterior del local. Y siempre, el recibimiento fue apoteósico, pero comparado con lo que presenciamos los afortunados que pudimos ser testigos de este último bolo en tierras boqueronas, me tendría que remontar a muchos años atrás, para tratar de recordar y rememorar un concierto similar y tan completo en todos los sentidos posibles e imaginables.

Durante toda la noche, no paramos de reencontrarnos con amigos, venidos en muchos casos, desde cientos de kilómetros y destinos variados como Huelva, Cádiz o Madrid, para disfrutar de una noche de rock y emociones. Como telón de fondo, sonaron temas fundamentales del rock urbano o rock duro estatal, como “Mis amigos donde estarán” de Topo, “Social Peligrosidad” de Cucharada o “Huérfanos de la tormenta” de Santa. Auténticos himnos para varias generaciones del rock desde el 75 en adelante. Que sirvieron de banda sonora de la noche de fiesta rockera que nos esperaba, entre descanso y pausa de cada una de las actuaciones que tendrían lugar esta fecha del 28 de marzo de 2015, que habría que enmarcar como una gran cita histórica de Barones, con su público del Sur peninsular.

G-RockG-Rock, pusieron todo el alma rockera, para salir airosos en su reto de abrir fuego, en un evento tan singular y cargado de condicionantes para que todo realmente fuera una gran fiesta del rock and roll estatal. El testigo lo cogería Piel de Serpiente, la formación valenciana que viene acompañando a Barón Rojo en gran parte de la gira de aniversario, que abrió su show también de forma espectacular. Para ello, ejecutaron una pieza a modo de fanfarria a lo Manowar, como si los propios neoyorquinos estuvieran implorando a los dioses del metal. Si hubo un momento cálido en la gran actuación por parte de Piel de Serpiente, fue el homenaje a gran Ronnie James Dio y su inmortal tema de la etapa en Rainbow “Long live rock and roll”. Donde además destacó en sobremanera, la poderosa voz del cantante. Además, daría tiempo para que los valencianos presentaran temazo nuevo “Lejos de la tormenta” y pudieran dedicar unas emotivas palabras a las leyendas del rock, que estaban por saltar sobre el escenario malagueño en unos minutos, con unos versos bien escogidos y oportunos, pertenecientes a la canción “Siempre estáis allí”.

 Barón RojoBarón Rojo, como si de puntualidad inglesa se tratará, se posó sobre el escenario, a eso de las 23:40 h. Casi llegar y besar el santo, porque unos minutos antes, pudimos saludar a Mariano, que esa noche hacía las veces de road manager y técnico de sonido del grupo.

Abrieron su extenso set list, con un muy apropiado “Caballo desbocado”, de uno de sus últimos álbumes de estudio “Últimasmentes” (2006), para mi gusto, no demasiado valorado, cuando ha sido de lo mejorcito que publicaron en este formato, en los últimos tiempos, pues en directo siguen siendo incontestables, insuperables o como a ellos más les gusta definirse, INVULNERABLES. Temazo del Metalmorfosis del 83 que caería más tarde. Armando nada más saludar al respetable, hizo sonar los primeros acordes de “Incomunicación”, que sirvieron para levantar, al ya de por sí público entregado y predispuesto, para pasárselo bien, en la gran fiesta del rock duro, en que se estaba convirtiendo Málaga esa noche. Por si la cosa no estaba candente, Carlos y armónica en mano, jaleó aún más al público. Mientras, Armando cogió el testigo de nuevo, templando su hacha de guerra, a base de solos endiabladamente rápidos e imposibles.

Barón RojoEn un pequeño descanso entre temas, Armando agradeció al público andaluz, más concretamente, a los seguidores asistentes a la plaza del día anterior, Córdoba, donde también fueron muy bien recibidos y por supuesto, al malagueño, por ser partícipes de este gran recibimiento. En “Chica de la ciudad”, Armando cantaría, al igual que en otros muchos temas del listado escogidos por Barones, tales como “Hermano del rock and roll”.  Un Armando pletórico, muy inquieto durante toda la noche y muy presente, no sólo a niveles vocales, sino muy metido en su papel de gran guitarra solista del grupo. Aunque en algún que otro envite, Carlos, también aportó su sapiencia musical, doblando guitarras o destacando, con algunos solos excepcionales, marca de la casa.

Barón RojoArmando, presentó “Larga vida al rock and roll” del 81 y más tarde preparó al público con su rockera oratoria, secundada por sus punzantes acordes metálicos y el momento justo,  para regresar al pasado, esta vez gracias a “Se escapa el tiempo” del 83. Momento, en que Gorka al bajo y él mismo, darían forma a uno de los muchísimos duetos que se sucederían entre los distintos miembros de la banda. Carlos, cantó a continuación, una canción bastante vigente, tanto por el tema que toca, como por lo apropiado y recurrente comparativamente hablando, a los complicados tiempos en que vivimos y las injustas leyes que se promulgan, como por ejemplo “la ley mordaza”. Le tocó el turno de la versión “La reina ácida” (The acid queen) que hicieron para el disco dedicado a la ópera rock Tommy de los legendarios The Who. “Hijos del blues” comenzó con unas estupendas guitarras, con efectos electro acústicos, que resaltaron aún más este temazo de medio tiempo, perteneciente al Desafío del 92.

Barón RojoArmando, nos deleitó a todos con su técnica instrumental, usando el slide o bottleneck, a base de deslizar su tubo de metal, por las también metálicas, cuerdas del mástil de su guitarra y aunque que le dio un toque muy bluesy a la antesala del tema “Satánico plan Volumen brutal)” del 82, yo creo que además de reconocer la canción, hizo emocionarnos a todos, una vez más, dentro del millón de veces que lo habrá hecho previamente, en otras descargas, o cuando lo hayamos escuchado en la radio, un bar o en nuestros denostados, que no olvidados “loros” o tocatas.

Más tarde, caerían temazos legendarios como “Las flores del mal” o “Tierra de vándalos”, justo cuando un Armando motivadísimo durante todo el show, comenzaría a redundar aún más si cabe, en la presencia de sus fantásticos solos de guitarra. El público no cejó en un solo instante a la hora de animar, cantar, corear, bailar o saltar de alegría compartida. Seguirían otros temas imprescindibles en el amplio repertorio que se pueden permitir escoger este gran icono del rock cantado en castellano. Así, lo certificarían “Con Botas Sucias”, enlazado con el himno baladístico rebelde por antonomasia de toda una generación, “Hijos de Caín”. Para colmo, ya no habría a partir de entonces, ni un ápice para el descanso o la tregua, pues se sucederían temazos como “Cuerdas de acero”. Encima, Armando reprodujo las palabras del doble directo “Al rojo vivo”, para terminar haciendo historia y servir de introducción al gran medley que nos tenían preparado: donde daban cabida a grandes joyas del rock, como “Los rockeros van al infierno”, “Desertores del rock” o “Casi me mato”. También, sirvió para felicitar a Rafa Díaz, el batería y su reciente cumpleaños. Curiosamente, nosotros nada más llegar ya lo habíamos hecho en privado, mientras actuaban G-Rock, en la zona de prensa y camerinos.

Barón RojoEste pequeño receso, sirvió también para presentar a Gorka Alegre al bajo y como no,  a Carlos, que le devolvería el cumplido, haciendo lo propio con Armando y el público asistente. Los hermanos nos obsequiaron con su particular baile del paso del pato, seguramente inspirado en Angus Young y el rey del rock, Chuck Berry. Con esto se despedirían momentáneamente sobre las 1:30 horas, pues luego se sucederían bises tras bises. Donde caerían temas como “Concierto para ellos”, “El rey del pinball”, “Barón Rojo”; ya para entonces, se respiraba tan buen rollo y hermandad, como en los viejos tiempos, la peña muy implicada en la fiesta, fundiéndose en abrazos, emocionándose, coreando temas sobre temas, a pesar de la consiguiente ronquera. Porque estos temas, este grupo ha representado para muchos nuestra banda sonora, durante tantos años, durante toda la vida. Ante esta respuesta, no se podía esperar otra reacción, por parte de Barón Rojo, que no fuera seguir con más bises: “Son como hormigas”, una larga escala a modo de intro que sirvió para introducir otro himno generacional “Resistiré” y como no, el gran colofón llegó con “Siempre estáis allí” a eso de las 3:05 de la madrugada, por el cambio de hora. A los pocos minutos, se apagarían las luces del escenario y sonaría el tema “Fear of the dark” de Iron Maiden, tras este fabuloso concierto, de buenas bandas del rock duro estatal, con unos legendarios Barones, pletóricos e incontestables, ¡salud y larga vida al rock and roll!

 

Galería de imágenes
Ampliar información
La Factoría del Ritmo 25
La Factoría del Ritmo, números anteriores

En La Factoría del Ritmo creemos en la libertad de expresión y también en el respeto. Por ello, tienes total libertad para expresar tu opinión, pero eliminaremos los mensajes que falten al respeto de los artistas o lectores. También aquellos que vulneren los derechos de los autores y editores, por lo que cualquier enlace de descarga no deseado por el autor o editor será eliminado.

Si encuentras algun mensaje irrespetuoso o un enlace no deseado por el autor o editor, será porque nos ha pasado inadvertido hasta ese momento. Es ese caso te agradeceremos que nos informes y lo eliminaremos inmediatamente (contacta con nosotros usando el correo electrónico del apartado "Contactar", poniendo en el asunto "Comentario inadecuado").

Agenda

XpresidentX
Viernes, Diciembre 1, 2017
Viva Suecia
Sábado, Diciembre 23, 2017
Punk Bonanza
Sábado, Febrero 10, 2018
Orchestral Manoeuvres in the Dark, O.M.D.
Miércoles, Febrero 14, 2018

Publicidad

Collector's Series

XXIV Fira Internacional Del Disc De Barcelona

 

Collector's Compilation Vol. 3

FAK Records

Seguidores

Radio


Colaboraciones radiofónicas de La Factoría del Ritmo en Arco FM y Onda Cero.

Más programas

Contenidos recientes

Comentarios recientes

Páginas

Páginas amigas

Photo Music
The Castro Zombies & The Mutant Phlegm
Barón Rojo Fan Club
Lobo Eléctrico
Pero Palo
Ron Tishbein
Noche
Photo Music
La Máquina de Huesos
Peubeze

Sindicar

Sindicar - La Factoría del Ritmo 25

Recibe automáticamente los titulares de La Factoría del Ritmo en tu lector RSS o publícalos, también automáticamente, en tu web o blog.

La Factoría del Ritmo, la publicación musical española pionera en Internet.

En Internet desde febrero de 1995. Número 25, desde julio 2011.

Construcción y diseño: Pégale al Ruido! Art Studio. Powered by: Drupal. Edita: Asociación Cultural Y Dale Ritmo!

Se ha comprobado el correcto funcionamiento en Mozilla Firefox 4, Google Chrome e Internet Explorer 8.

Licencia Creative Commons