En Internet desde febrero de 1995 / Número 25, desde julio 2011.
Un magnífico festival, con figuras como Depeche Mode, The 1975, The Killers, Phoenix, Brian Wilson o Explosions In The Sky, entre muchos más. Estuvimos allí y te lo contamos.
BBK Live 2017
Reportaje. Fecha de publicación: Jue, 07/20/2017 - 22:30
Texto: 
Fotos: 

BBK Live 2017El fin de semana del 6 al 8 de julio pude comprobar in  situ, como vengo haciendo desde hace muchos años, algo que me atormenta, me inquieta y me perturba. El BBK Live cada vez se aleja más de la típica fórmula de festival de verano para acercarse más a una opción de ocio familiar donde lo mismo te cruzas a una pareja con un cochecito de capota gemelar (con sus críos dentro) haciendo cola en la barra, que con una panda de adolescentes viviendo en miedo constante en la cola de entrada a que alguien les pida el DNI, que con una madre y su hijo pre-comunión tumbados sobre una manta de cuadros disfrutando del concierto de Explosions in the Sky desde la hierba, que con una pareja de cuarentones muy salaos con camisetas de El Gran Lebowksi dándolo todo en Depeche Mode. Eso no quita en absoluto que la oferta sea igual o incluso mejor que otros festivales de más nombre, sino que no se reduce sólo al plano musical. Y esa es la parte más importante del atractivo del BBK Live y la que hace que cada año más gente se apunte a subir al monte Kobetas a ver Bilbao desde las alturas y disfrutar de la mejor música y del mejor ambiente.

Este año había dos cabezas de cartel de renombre como Depeche Mode y The Killers, para las jornadas del jueves y viernes respectivamente, y una jornada para el sábado llena de figuras igual no tan sonoras pero no por eso menos reconfortantes, esto es, Die Antwood, Primal Scream, Brian Wilson o Two Door Cinema Club entre otros. También se estrenaban dos nuevas zonas para los madrugadores que se hicieran con el bono para 2018: una terraza sobre el escenario principal con todo tipo de comodidades y una torre de varios pisos de altura desde donde divisar todo el recinto y con una zona chill out con jaimas a sus pies.

BBK Live 2017El jueves tras el habitual recorrido a primera hora por todos los stands de marcas comerciales con la mochila dispuesta a llenarla de camisetas, gafas de sol, parches, pins, muestras de cosmética, gorros, latas de patatas, preservativos y todo lo inimaginable al servicio de la publicidad, nos situamos en buen sitio para poder disfrutar de Depeche Mode como la ocasión merece. Eso nos impidió poder disfrutar del directo de 1975 aunque, por los comentarios que pudimos oír después, no nos perdimos nada del otro “jueves”, y si en cambio nos permitió disfrutar del contundente directo de Cage The Elephant, que, no solo convenció a sus fans, sino a todos los devotos que estábamos guardando el sitio para el plato fuerte. A pesar de tener una carrera relativamente corta y tan solo 4 álbumes de estudio, los chicos de Kentucky dieron una lección de rock en estado puro gracias en gran parte a la labor de su vocalista Mathew Shultz que no paró un momento quieto y dio todo lo que se podía dar sobre un escenario y mucho más. Comenzando con el “Cry baby”, que abre también lo que es su último trabajo publicado, el “Tell Me I´m Pretty” de 2015, fueron regalándonos uno tras otros todos sus singles de éxito desde “In one ear” de su primer disco a “Shake me down”, “Come a Little closer”, “Cigarrette daydreams”, “Mess around” o “Trouble”. Un setlist de 14 descargas que nos dejó a todos sin aliento y con ganas de mucho más. Mathew sudó ríos hasta acabar como un Iggy Pop en sus mejores bolos y el resto de la banda no desentonó en absoluto. Ahora tocaba recuperarse de tanta actividad, recargar provisiones por turnos (no sea que algún avispado nos quitara el sitio que tanto nos había costado conseguir) y disfrutar de Depeche como si no hubiera mañana. Que vaya si lo hubo.

De Depeche Mode podéis leer crónica aparte en esta misma web.

Pero el día no acababa ahí. Tocaba de nuevo elegir entre Spoon, Avalanches y Xoel López que compartían escenarios diferentes a la misma hora. Y sí, me pudo más el recuerdo mitificado de un antiguo concierto de Deluxe muy bien acompañado y opté por la opción menos previsible: Xoel López. Una hora escasa de concierto dieron tiempo para repasar tanto su trayectoria en el proyecto Deluxe como en su etapa como Xoel sin faltar un homenaje a su tierra, “A serea e o mariñeiro”, para la que pidió al público si le dejaban interpretar un tema en galego, ni por supuesto el tema por el que la revista Rolling Stone le incluyó en la lista de los 200 mejores temas de pop-rock en castellano: “Que no”. Por lo demás un concierto “de tránsito” para recargar fuerzas tras el delirio de Depeche Mode y la que se nos venía encima:  Justice.

BBK Live 2017Vuelta al escenario principal para disfrutar del derroche de luces y sonido de los franceses, que, con sólo tres discos y una decena de sencillos, han logrado situarse entre los primeros nombres de la música electrónica. Aparte de sus guiños al funky y a la música disco, Justice no hacen ascos a otros géneros a priori tan opuestos como el rock o incluso el heavy metal en sus riffs y samples. A pesar de un corte eléctrico a mitad del concierto que les tuvo parados cerca de un cuarto de hora y que presagiaba lo peor, supieron remontarlo y no defraudaron a nadie. “Safe and Sound”, “D.A.N.C.E.”, “Phantom”, “Civilization”, “DVNO”… Desde su primer sencillo, “Waters of Nathareth”, al último, “Alakazam!”, del infinito “Woman”, fueron cayendo sus descargas sonoras como bombas en un setlist que no difería prácticamente del que han estado usando en otros festivales como Glastonbury o el reciente Sónar. Hay quien decía entre el público, al ocurrir el fallo técnico, que, “se les había roto la cinta de tanto usarla” y quién sabe hasta qué punto hay de cierto en el hecho de la creación o no de música en directo o el llevarla “empaquetada” de casa como tantos y tantos grandes nombres de la electrónica hacen y nadie parece querer darse cuenta.

Tras una vuelta de recogida por la campa del Basoa, un club improvisado en mitad del bosque que inauguraron el año pasado y es uno de los mayores atractivos del festival, decidimos reservar fuerzas para la jornada del viernes que nos traería entre otros a Explosions in the Sky, Phoenix, Royal Blood, Coque Maya, The Killers y los más que gigantes Los Punsetes.

Antes de comenzar a desgranar el viernes tendría que hacer justicia con la organización del BBK de este año. Parece que las quejas de años anteriores, sobre todo en temas de limpieza, han hecho efecto y este año estaba todo perfecto. Los baños eran por lo general mucho mejores a otras ediciones y su limpieza podía pasar la prueba del algodón la mayor parte del día. Bravo! El tema de pagar tu vaso y llevarle a todas partes ya sabemos que no acaba de gustar a todo el mundo pero hay que reconocer que, entre bailar en una explanada limpia a otra llena de plástico hay un abismo. Y siempre te queda un vaso de recuerdo, si es que en la mochila te cabe aún sitio para meter algo más…

Otra de las novedades este año ha sido la pulsera con chip para no tener que usar dinero en metálico dentro del recinto. Con ella podías pagar desde la bebida al merchandising, la comida, las entradas para el año siguiente, unas fotos de telematón… tenías la opción de ir recargándola a medida que se iba agotando o que se hiciera automáticamente con la cantidad que le hubieras programado (un peligro llegado a determinadas horas) con lo que lo de “esta la pago yo” cobraba una nueva dimensión de deporte de riesgo, para el bolsillo de uno principalmente.

BBK Live 2017Tras el habitual recorrido a las casetas de las marcas comerciales, con la mochila virgen de polvo y paja, a ver qué sacábamos hoy (dos días estuve recenando a cuenta del stand de Pringles), nos aposentamos en el escenario Heineken para disfrutar de los atípicos Explosions In The Sky. Una hora de concierto y siete únicos temas. Es lo que tiene que la media de cada uno sea de diez minutos largos. ¿Y qué nos encontramos? Pues cuatro músicos cojonudos, un rock instrumental que no se oye a diario y mucha gente sentada o tumbada directamente sobre la hierba, que es la mejor forma de disfrutar de su música. Un amigo me comentaba que son un grupo para ponerlo en casa cuando cenas con amigos o para oírlo tumbado en el sofá y no está muy lejos de mi opinión. De cualquier forma fue una hora muy bien invertida.

Tocaba ahora reponer “fuerzas” y hacer sitio para ver a The Killers decentemente en el escenario Bilbao, lo que volvía a exigirnos un nuevo sacrificio e impedirnos en este caso poder ver a Phoenix (más allá de las pantallas gigantes que te van mostrando lo que se cuece en los otros escenarios al tiempo). En cambio, mientras la espera, pudimos disfrutar a los Fleet Foxes. La falta en sus filas de su exvocalista/percusionista Josh Tillman, ahora conocido como Father John Misty, apenas se notó y su folk, quizás una propuesta un poco desacertada para el lugar y la hora, gustó a niños y niñas que se amontonaban por toda la campa en un festival de diseños de camisetas de The Killers.

Y llegó The Killers. Y llegó el parraque colectivo. El tener una discografía tan plagada de éxitos te permite empezar un setlist donde otros lo acaban, con lo más grande. Así, sin apenas respiro, fueron encadenando para abrir boca “Mr. Brightside”, “Spaceman” y “Somebody told me”. Olé por Brandon y compañía. El resto del show no decayó y pudimos oir en vivo desde su nuevo tema “The Man” a otros clásicos de la banda como “Human”, “Read my mind” o “When you were Young” que cerró la noche bajo una intensa lluvia que no pararía ya hasta bien entrada la madrugada, e incluso hubo tiempo para el recuerdo con el “Shadowplay” de Joy Division. En cuanto al show en sí a mí al menos me dejó bastante frío. Todo muy correcto, muy bueno el juego de luces, muy bien afinado Mr Flowers, pero no sé qué tienen que no me acaban de llenar en directo. Siempre me ha parecido que Brandon Flowers hubiese querido ser Bono y se quedó en el camino y que conoce bien como tocar las teclas del negocio pero le falta alma. No sé, es una apreciación propia. Mis disculpas a sus fans acérrimos. A sus pies señores.

BBK Live 2017La siguiente etapa era decidir entre Royal Blood y Coque Malla así que picamos de los dos escenarios, porque yo he sido, soy y seré muy “ronaldero” y al Coque hay que verle sí o sí aunque sea en los bises. Y así fue.

Tras una decepción con los Royal Blood que me dejaron un poco, o bastante, descafeinado (y era la opinión general) llegamos a los bises de Coque con un “No puedo estar sin ti”, coreado por todos los que aguantábamos aún bajo la lluvia, y que ya con eso superaba de lejos lo que habíamos visto en el otro escenario.
Pero no acababan ahí las sorpresas del día. Los Punsetes serían el mejor broche para irnos al sobre con una sonrisa de oreja a oreja y el cuerpo destrozado después de darlo todo principalmente con los temas de su grandísimo último trabajo: “¡Viva!”. A quien nunca les haya visto en vivo que vaya a verlos porque no pienso hacer ningún spoiler. Go go go… y me cuentas luego.

Y llegó el tercer día y con el uno de los momentos más nostálgicos del festival, la visita de Brian Wilson, líder de los Beach Boys y uno de los mitos vivientes de la música aún en activo, a pesar de sus 75 años más o menos bien llevados. Tras acudir de la mano de un miembro de su grupo hasta sentarse junto a su piano, no se despegó de este hasta que acabó el concierto cuando volvieron para recogerlo. Con esta tesitura el tema “bises” vamos a olvidarlo claro… Hubo algunos momentos en que el público pensaba que no iba a poder aguantar el ritmo del directo (prácticamente sólo cantaba un tercio de los temas dejando los tonos más altos al hijo de otro Beach Boy original, Al Jardine, presente también en la banda) pero vaya si lo aguantó y gracias a ello la campa al completo pudo disfrutar del disco “Pet Sounds” de cabo a rabo y además un bonus de greatest hits como “California Girls”, “I get around”, “Surfer Girl”, “Don´t worry Baby”, “Help me Rhonda” o la traca final con “Good Vibrations”. Al fin pude disfrutar en vivo de su para mí (y según el propio Wilson también, ya que dijo al presentarlo que era: “la mejor canción que había escrito en su vida”) mejor tema, “God Only Knows”, versioneado y mejorado en su álbum “Tonight” del 84 por el propio Bowie.

BBK Live 2017Pero antes de Mr Wilson “y su orchestra” tuvimos la suerte o la desgracia de ver el directo de los americanos Saint Motel. Y digo la suerte o la desgracia porque nos dejó igual que cuando llegamos. Un grupo que puede tener su momento en disco pero que en directo no aporta nada más que una sonrojante pose de su líder A/J tratando de parecer Michael Hutchence y quedándose en eso, en un “querer”. Si el difunto líder de los INXS levantara la cabeza se partiría de la risa con él seguramente. Pasopalabra.

Gracias a los dioses aún quedaban gratas sorpresas este último día y los !!! eran una de ellas. Nic Offer y los suyos nos dieron una lección de funky, dance, punk, incorrección de todo tipo y pluma, mucha pluma, más que la que llevaba puesta Lina Morgan cuando bajaba las escaleras de La Latina cantando aquello de “agradecidaaaa y emocionadaaa”. Nic Offer es un show en sí mismo. Ni canta ni baila ni falta que le hace. Para eso ya tiene el poderío vocal de Shannon Funchess en sus bolos. Se dejó la voz, varios kilos de peso en sudor, la ropa para el tinte derecha y a todos los espectadores de las diez primeras filas empapados a base de restregarse con ellos todo lo que el recato de la hora del concierto permitía. Como dato curioso, acabé viendo el concierto sin sonido en las pantallas del escenario principal, mientras hacía sitio para ver a Two Door Cinema Club, y de fondo el stand de Beefeater iba pinchando temazos de Dee-Lite, Bee Gees, Bruno Mars… y estos empastaban con precisión suiza con las desenfrenadas coreografías aeróbicas de Mr. Offer, mejor incluso que su propia música.

BBK Live 2017Cae la noche y llegan los irlandeses Two Door Cinema Club. Con ellos también llegará una tromba de agua que barrerá toda la campa y que se quedará hasta bien entrada la madrugada. Un setlist bien escogido, bien ejecutado y que puso a todos sus fieles a bailar la danza de la lluvia como si no hubiese un mañana y en el que no faltaron sus éxitos “Changing of the seasons”, “Are we ready?”, “Sun” y ya cerrando el “What you know” de su segundo, y mejor disco, “Beacon”.
Tiempo de secarse lo que se puede y de quitarse el barro de encima. Dejo a los más frescos que continúen la fiesta con Primal Scream y Die Antwood y me congratulo al día siguiente al leer que ni los unos ni los otros convencieron a la mayoría. Me lo estaba oliendo…

Vuelta a casa con la sensación de haber hecho bien los deberes este año y asumiendo que no se puede abarcar más y contando ya los días para el siguiente BBK. Esta vez una semana más tarde de lo habitual. A ver si así conseguimos que no se solape con otros eventos estivales…

Lo mejor:

+ La organización de este año y la limpieza.
+ El ambiente de buen rollo que se respira todos los años.
+ Depeche Mode, Los Punsetes y Cage the Elephant.
+ Ver a !!! con el sonido de Dee-Lite.
+ El fotógrafo del Correo que me sacó en la web los tres días. Un abrazo!

Lo peor:

- La poca sangre de Brandon Flowers en vivo.
- El que te cobren 2,5 euros por el vaso reciclable y que al devolverle te reintegren sólo 1 euro.
- Que el saldo sobrante de la pulsera no te lo devuelvan hasta casi un mes después y encima te cobren un euro por la transación. Alguien se está haciendo de oro teniendo en cuenta que han acudido 112.000 personas entre las tres jornadas.
- La vuelta a casa.
 

Enlaces de interés
Ampliar información
La Factoría del Ritmo 25
La Factoría del Ritmo, números anteriores

En La Factoría del Ritmo creemos en la libertad de expresión y también en el respeto. Por ello, tienes total libertad para expresar tu opinión, pero eliminaremos los mensajes que falten al respeto de los artistas o lectores. También aquellos que vulneren los derechos de los autores y editores, por lo que cualquier enlace de descarga no deseado por el autor o editor será eliminado.

Si encuentras algun mensaje irrespetuoso o un enlace no deseado por el autor o editor, será porque nos ha pasado inadvertido hasta ese momento. Es ese caso te agradeceremos que nos informes y lo eliminaremos inmediatamente (contacta con nosotros usando el correo electrónico del apartado "Contactar", poniendo en el asunto "Comentario inadecuado").

Agenda

Rafa Pons
Viernes, Octubre 6, 2017
Cool-Z, DJ Yata
Sábado, Noviembre 4, 2017
Rapsusklei
Sábado, Noviembre 4, 2017
Jamiroquai
Sábado, Noviembre 25, 2017

Páginas

Publicidad

Collector's Series

XXIV Fira Internacional Del Disc De Barcelona

 

Collector's Compilation Vol. 3

FAK Records

Seguidores

Radio


Colaboraciones radiofónicas de La Factoría del Ritmo en Arco FM y Onda Cero.

Más programas

Contenidos recientes

Comentarios recientes

Páginas

Páginas amigas

Photo Music
The Castro Zombies & The Mutant Phlegm
Barón Rojo Fan Club
Lobo Eléctrico
Pero Palo
Ron Tishbein
Noche
Photo Music
La Máquina de Huesos
Peubeze

Sindicar

Sindicar - La Factoría del Ritmo 25

Recibe automáticamente los titulares de La Factoría del Ritmo en tu lector RSS o publícalos, también automáticamente, en tu web o blog.

La Factoría del Ritmo, la publicación musical española pionera en Internet.

En Internet desde febrero de 1995. Número 25, desde julio 2011.

Construcción y diseño: Pégale al Ruido! Art Studio. Powered by: Drupal. Edita: Asociación Cultural Y Dale Ritmo!

Se ha comprobado el correcto funcionamiento en Mozilla Firefox 4, Google Chrome e Internet Explorer 8.

Licencia Creative Commons