En Internet desde febrero de 1995 / Número 25, desde julio 2011.
Manteniendo la esencia. El grupo británico presenta su último trabajo “Infinity” en la que se presume que es también la gira de despedida. Como preludio estuvieron acompañados del rock sísmico de los australianos Airbourne. Fue en el Palacio de los Deportes de la capital.
Deep Purple
Reportaje. Fecha de publicación: Lun, 07/10/2017 - 22:13

Érase una vez un grupo de chavales de la periferia de Londres que, en el movido 1968 y obsesionados por la música psicodélica que se hacía por aquellos entonces en las islas británicas, decidieron montar un grupo de rock. El nombre lo tomaron de la canción favorita de la abuela de uno de sus integrantes y fundadores, el gran Ritchie Blackmore. Cincuenta años más tardes, estos ya no tan chavales, continúan subiéndose a escenarios de todo el mundo para seguir tocando sus temas de siempre junto con canciones de su último trabajo Infinity, el cual, en cuatro fechas consecutivas, acaban de presentar en diversos puntos de la península.

Deep PurpleEn esta ocasión lo han hecho acompañados de los australianos Airbourne, los cuales han sabido interpretar el papel de grupo invitado a las mil maravillas, ya que han conseguido calentar el ambiente con su rock eléctrico, durante la hora que han tenido a su disposición. A lo largo de estos 60 minutos, Joel O’Keeffe y los suyos hicieron mover las caderas de los más de 5000 incondicionales que se habían juntado en una calurosa tarde de Julio en el Palacio de los Deportes de Madrid. Con un sonido quizá algo estridente en la voz y las guitarras, los de las antípodas fueron desgranando éxito a éxito en un show que mostró a las claras cual tiene que ser el papel de un grupo telonero: el de dejar a punto de caramelo al grupo que encabeza el cartel. Y vamos sí lo hicieron…Movíendose cual rabo de lagartija sobre el escenario e incluso entre el público de las primeras filas, Joel desplegó todas sus energías para cantar temas emblemáticos de la banda como Runnin’ wild o Live it up, que a más de uno le hizo pensar que iba a ser difícil mandar a estos chicos a la cama con la cantidad de adrenalina que rezumaban.

Pero el show se ajustó a horario y, tras media hora de espera después del final de la descarga de los aussies, Ian Gillan y los suyos aparecieron sobre el escenario a unas cuantas revoluciones menos que sus precursores. En un set-list con quizás demasiados temas de su reciente trabajo, los Ians, Richard, Don y Steve demostraron que todavía tienen cuerda para seguir en la brecha aunque sin alharacas. Gillan cuida mucho su voz, sigue teniendo porte y presencia sobre el escenario aunque, a decir verdad, se ausenta del mismo cada vez que la banda se extiende con algún tipo de impasse instrumental. En esto último destacan Morse y Airey, el primero con sus solos de guitarras intentando demostrar al mundo que es un más que digno sucesor del gran Ritchie.  Punteos como los de Uncommon man  o en Birds of Prey refrendan ese papel. Mientras Don Airey, en el rol más desenfadado del grupo, hace gala de su humor británico para sostener un solo de teclado que para nada desmerece al grandioso Jon Lord. Así es capaz de tocarse desde el himno del Atletico hasta la jota de “El Candil” en medio de un show rock.

Deep PurpleAunque los temas interpretados de su último trabajo tienen pinta de sonar bien, quizá demasiado psicodélicos (todo ello potenciado por las proyecciones presentadas en las pantallas que coronaban el escenario), lo que realmente levantó al público fueron las interpretaciones de sus clásicos más gloriosos. Ahí estuvieron los Strange kind of woman o Lazy, que despertaron los primeros aplausos de la noche para ellos. Y, dejando para los postres, lo mejor de la noche con Smoke on the water, Perfect Strangers, Space Truckin’ y, como bises Hush y Black Night (separadas por un solo de bajo de Glover, que fue la única vez que se movió de su posición casi estáticas a lo largo del concierto a la izquierda del escenario).

En resumidas cuentas, un show muy cuidado, sin excesos pero manteniendo el tipo para una concurrencia que en la mayoría peinaba canas y que iba, en muchos casos, acompañados de sus hijos (ya en edad universitaria).

La Factoría de Ritmo quiere agradecer a RocknRock las facilidades dadas para poder asistir a este concierto.
 

Enlaces de interés
Ampliar información
La Factoría del Ritmo 25
La Factoría del Ritmo, números anteriores

En La Factoría del Ritmo creemos en la libertad de expresión y también en el respeto. Por ello, tienes total libertad para expresar tu opinión, pero eliminaremos los mensajes que falten al respeto de los artistas o lectores. También aquellos que vulneren los derechos de los autores y editores, por lo que cualquier enlace de descarga no deseado por el autor o editor será eliminado.

Si encuentras algun mensaje irrespetuoso o un enlace no deseado por el autor o editor, será porque nos ha pasado inadvertido hasta ese momento. Es ese caso te agradeceremos que nos informes y lo eliminaremos inmediatamente (contacta con nosotros usando el correo electrónico del apartado "Contactar", poniendo en el asunto "Comentario inadecuado").

Agenda

7 Notas 7 Colores
Sábado, Abril 1, 2017
Antequera Blues Festival Cambayá 2017
Viernes, Julio 28, 2017
Santander Music 2017
Jueves, Agosto 3, 2017
Festival Charca Rock XIV
Viernes, Agosto 4, 2017
Festival Vilar de Mouros 2017
Jueves, Agosto 24, 2017
Rafa Pons
Viernes, Octubre 6, 2017

Publicidad

Collector's Series

XXII Fira Internacional Del Disc De Barcelona

 

Collector's Compilation Vol. 3

FAK Records

Seguidores

Radio


Colaboraciones radiofónicas de La Factoría del Ritmo en Onda Cero.

Más programas

Contenidos recientes

Comentarios recientes

Páginas

Páginas amigas

Photo Music
The Castro Zombies & The Mutant Phlegm
Barón Rojo Fan Club
Lobo Eléctrico
Pero Palo
Ron Tishbein
Noche
Photo Music
La Máquina de Huesos
Peubeze

Sindicar

Sindicar - La Factoría del Ritmo 25

Recibe automáticamente los titulares de La Factoría del Ritmo en tu lector RSS o publícalos, también automáticamente, en tu web o blog.

La Factoría del Ritmo, la publicación musical española pionera en Internet.

En Internet desde febrero de 1995. Número 25, desde julio 2011.

Construcción y diseño: Pégale al Ruido! Art Studio. Powered by: Drupal. Edita: Asociación Cultural Y Dale Ritmo!

Se ha comprobado el correcto funcionamiento en Mozilla Firefox 4, Google Chrome e Internet Explorer 8.

Licencia Creative Commons