En Internet desde febrero de 1995 / Número 25, desde julio 2011.
Las Vueltas
Un libro de poemas marcado por el amor, la música y la libertad. Reflejos de un jóven que se asoma a su porvenir, en el momento en que aún todos los caminos están por elegir y recorrer.
Editorial: 
Año: 
Tipo publicación: 
Crítica de publicación. Fecha de publicación: Sáb, 06/24/2017 - 10:13
Texto: 
Félix Vera

“Las vueltas”, es algo más que un libro de poemas en sí mismo, es todo un poemario del rock. Rock y literatura se dan la mano acompañando a su autor a lo largo de su vida. Una vida muy vinculada a la música, ya que el propio autor, Félix Vera, participó en los 90 en los grupos Containers, luego conocido como Ras Con Ras y Los Nervioss.

Cualquier persona que haya vivido o sentido la música con pasión, se sentirá sin ningún lugar a dudas, identificado con estos bellos poemas, también veces tan insultantemente intensos, sinceros y desgarradores. La música y la poesía en comunión disciplinar incontestable, como una forma de vida, bien sea desde el punto de la insurrección misma, que se palpa en cada rima rebelde del libro, como gusta definir al propio autor y siempre desde su militancia musical y poética. Tanto es así, que desde la propia editorial Alas Ediciones, se ofrece la posibilidad de disfrutar de una selección, realizada por el propio autor, para poder disfrutar aún más si cabe, de la lectura de este magnífico poemario.

Precisamente, el carácter rebelde ¿y por qué no? transgresor y aventurero de Félix Vera en los ambientes literarios y medios underground como fanzines o la propia web pionera de la red de redes, La Factoría del Ritmo, curtirían hasta límites insospechados a este antiguo miembro de Grupo de Anarkistas Digitales a seguir vigente su lucha contra la estupidez humana, que dicho sea de paso, nunca está reñida con un buen libro y si es acompañado por buena música y eclecticismo, mejor que mejor. Poemas arrebatadores que no te dejarán indiferente, regados por versos de canciones, como la que antecede al primer bloque de poemas, “Más que una intención”: “Ahora quiero que entiendas / que sólo soy uno más / y si me ves de vuelta / me falta mucho por llegar” de Asfalto. La obra que comprende un período que abarca desde 1997, hasta bien entrado el infausto, no sólo para la lírica, siglo XXI, que tan sólo mejora con hechos como el que nos compete, es decir la capacidad de reacción, crítica y que superpone a cualquier adversidad o ambiente hostil, a base de buenas dosis de intelectualidad concentrada, frente a las políticas neoliberales que nada más aportan telebasura, consumismo desmedido y fuera de control, sin contar con ejércitos de obleas alienadas que nada nos aportan al resto de seres del planeta tierra. “Las Vueltas” se compone de tres grandes bloques: “La Vida”, “La Locura”, “Lo que he visto” y un epílogo con guiño muy heavy: “Forever free”. Y es que lo precede, nada más y nada menos, que unos versos del tema de W.A.S.P. “The real me”: “And she said / - Don’t cry for me / because I’ll be / riding the wind forever free…”, para culminarlo con los versos de propio cuño, del anterior poema citado: “Y he llorado / por que fui, / por lo que no llegué a ser… / por todas las canciones que me hicieron libre.”. 

Y es que esta fusión interdisciplinar cala muy hondo en apasionados a partes iguales por la cultura, ya sea en forma de sinalefas o anacrusas, parafraseando un poco las reflexiones a modo de presentación del propio Félix Vera. Y es que está claro, que desde que decidió vestirse discretamente de métrica a base de buen gusto y sumisión al ritmo, definió un estilo muy personal, elegante y sobre todo, con el sentimiento o feeling que se diría en los ambientes musicales, a flor de piel. Que es como más de un poema puede llegar a haceros sentir, entre sobrecogimiento y emoción contenida por corroborar las similitudes del espíritu humano en sus más amplias y diferentes concepciones, pero también entrelazadas en un universo en el cual sin entrar a valorar visiones o corrientes filosóficas, todo o prácticamente casi todo anda conectado.

Quizás, esa parte más introspectiva se pueda ver expuesta en el primer gran bloque de poemas, “La Vida”. Con ciertos brotes de melancolía o pesimismo destilado, se pueden degustar grandes reflexiones en forma de versos: “…Con el tiempo / la vida no ha sido / más que un soso revuelto / de aquellas leves palabras / que lanzamos juntos al viento” (fragmento del poema “La vida”). La búsqueda incesante del sentido de la vida y uno mismo también quedan reflejados por ejemplo en el poema titulado “Último sueño de una noche de verano”: “Me gusta bajar de noche al río / dejar que sus profundas aguas / aneguen la sequía de mi alma / Es entonces cuando me quedo / tal y como vine al mundo / - S - / - o - / - l - / - o -”. El amor, el desamor e incluso hay espacio para un poema dedicado y más que merecido a la icónica embarcación, de la no menos histórica serie de TVE, Verano Azul, de título “La Dorada I”. Y es que eran otros tiempos, tiempos en que se trataba de borrar el tono gris de una España, que comenzó a emitir en color justo en los 80, como si de una metáfora irónica se tratase, del propio lapso de tiempo convulso y de cambios frenéticos de un pueblo que ansiaba la robada libertad por el régimen franquista. La serie trataba abiertamente cuestiones un tanto delicadas para la época, como el divorcio, las libertades o el derecho a protestar o reaccionar contra abusos, temas ecologistas y contra la especulación del ladrillo, que tanto daño ha causado a lo largo y ancho del estado y aquel inolvidable “No, no, no nos moverán”, para varias generaciones que disfrutaron sin cortapisas de las numerosas reposiciones en el ente público y un soplo de aire fresco que supuso para niños y no tan niños. Está claro que Félix Vera se alineó al lado de los que leen, disfrutan del arte y la cultura y eso a la larga da sus frutos creativos. Ya lo decían en un famoso “spot” de La Bola de Cristal, también de TVE, refiriéndose a los borregos que aparecían en el sketch: “Si no quieres ser como ellos, lee”. Y es que los tiempos han cambiado, ahora ha vuelto el machismo más casposo, la intolerancia xenófoba, ideas nazis que parecían casi sepultadas y presente en la juventud castrada de inteligencia y de uno de los pilares y bienes más preciados de una sociedad sana y libre, como son las constantes barbaridades y tropelías cometidas repetidas veces, sobre todo por políticas liberales de derechas, en el campo de la Educación. Por ello, hay que reivindicar obras de una generación que a pesar de haber bregado o haberse disipado con alguna tildada de generación X, tiene mucho que decir y mucho que reivindicar. Y sí, la inteligencia aunque suene algo duro, hay que reivindicarla, para que no gane más parcelas, ni espacio su opuesto la estupidez reinante. Porque aunque se pierdan batallas, hay que persistir en el intento, hay que ser contumaz.

Y este libro, ante todo es una exposición de la esencia de lo mejor del ser humano de cualquier época, sus circunstancias y anhelos ante una sociedad, que si hay que despertarla a base de ritmo y métrica se despierta. A colación de estas palabras, paso a citar al siguiente bloque, “La Locura”: “Las olas no pueden hoy / barrer mi melancolía / Borran las huellas de mi caminar / pero la sal, / esta vez, / no puede sanar las heridas / de una batalla / en la que no se toman prisioneros. / Es hora de dormir un rato, / es tarde, / me siento viejo. / Adiós era la palabra perfecta / ¿Por qué tuviste que decir hasta luego? ” (“Carta abierta a un fantasma”). La moraleja o réplica vuelve a ser la resistencia frente a la penumbra de la derrota. Hay que levantarse siempre, por mucho que nos intenten invisibilizar, por mucho que nos intenten desmoralizar, sin duda en la propia retórica se encuentra la respuesta. Y tras desgranar el autorretrato de “La Locura”, se da paso a la reflexión como punto culminante de una intensa obra que recomiendo encarecidamente su lectura y si es posible “su escucha”, “Lo que he visto”: “…Un grupo interpreta / versiones de AC/DC / y a mí me parece / que estáis ahí delante, / que formáis también / parte del espectáculo. / Sombras. / Humo. / Alto voltaje.” (“Overdose”). Porque es una obra, que efectivamente se puede disfrutar desde los sentidos, aunando música e inspiración que inundan las hojas del libro, cual lluvia revitalizadora en grandes dosis y cuestiones a la vez que íntimas y muy personales.

Me reitero, muy recomendadísima la lectura de esta estupendísima obra firmada por Félix Vera, con impaciencia esperaremos más. Y también habrá que estar muy atentos a los próximas novedades de Alas Ediciones, autogestión y sentido crítico, con las enseñanzas del apoyo mutuo y la desinhibición en cuanto a riesgos materiales o económicos, que pudieran suscitar una empresa tan osada en tiempos tan poco propicios en algunos aspectos, pero queriendo ser un realista convencido, siempre queda la esperanza de seguir luchando en la trinchera de la vida, en la trinchera de la cultura. Porque evidentemente, cultura es vida, da la vida, nos hace sentir vivos. Y editoriales y autores como los que nos ocupan son necesarios, para seguir plantando cara al hastío y no perder nunca la esperanza, ¡salud y larga vida! ¡Resistiré, resistiré hasta el fin! ¡Claro que resistiremos!

Links relacionados:

Editorial Alas Ediciones http://www.alasediciones.com
Selección en Spotify de Félix Vera: http://www.alasediciones/media/lasvueltas/spotify-vueltas.html

 

Ampliar información
La Factoría del Ritmo 25
La Factoría del Ritmo, números anteriores

En La Factoría del Ritmo creemos en la libertad de expresión y también en el respeto. Por ello, tienes total libertad para expresar tu opinión, pero eliminaremos los mensajes que falten al respeto de los artistas o lectores. También aquellos que vulneren los derechos de los autores y editores, por lo que cualquier enlace de descarga no deseado por el autor o editor será eliminado.

Si encuentras algun mensaje irrespetuoso o un enlace no deseado por el autor o editor, será porque nos ha pasado inadvertido hasta ese momento. Es ese caso te agradeceremos que nos informes y lo eliminaremos inmediatamente (contacta con nosotros usando el correo electrónico del apartado "Contactar", poniendo en el asunto "Comentario inadecuado").

Seguidores

Radio


Colaboraciones radiofónicas de La Factoría del Ritmo en Arco FM y Onda Cero.

Más programas

Contenidos recientes

Comentarios recientes

  • Artestacion
    Está con el arte alternativo y el rock & roll
    6 años 4 meses
  • Artestacion
    Está con el arte alternativo y el rock & roll
    6 años 4 meses

Páginas

Sindicar

Sindicar - La Factoría del Ritmo 25

Recibe automáticamente los titulares de La Factoría del Ritmo en tu lector RSS o publícalos, también automáticamente, en tu web o blog.

La Factoría del Ritmo, la publicación musical española pionera en Internet.

En Internet desde febrero de 1995. Número 25, desde julio 2011.

Construcción y diseño: Pégale al Ruido! Art Studio. Powered by: Drupal. Edita: Asociación Cultural Y Dale Ritmo!

Se ha comprobado el correcto funcionamiento en Mozilla Firefox 4, Google Chrome e Internet Explorer 8.

Licencia Creative Commons