El Niño de la Hipoteca: Espontaneidad y también esfuerzo

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Vibra Comunicación

Un joven cantante que interpreta sus propias canciones, publica sus propios discos y hace mucha cosas por si mismo, como labrarse una carrera ajena de los tópicos. ¿Qué los cantautores te parecen unos brasas? Este seguro que no.

Guiu Cortés es El Niño de la Hipoteca, un cantautor barcelonés, que tras muchos tumbos por distintas aventuras musicales, empezó a encontrar el rumbo con los grupos The Singlestones y Lechuga en los Tanatorios. Con el primero descubrió como funcionaba la industria musical. El segundo le sirvió de academia avanzada de aprendizaje musical: descubrió la importancia de las letras y también a autores como Silvio Rodríguez y Jorge Drexler.

En el año 2007 se decidió a iniciar una etapa en la que defendería sus propias canciones y así grabó una maqueta en los estudios Catacumba de Barcelona. A partir de ese momento empieza tocar en todos los sitios donde puede… bares, pubs y el metro de su ciudad.

En el año 2009 publicó su primer álbum, “Que te vaya bien”, en el que muestra sus influencias del mundo de la canción de autor y su querencia por los sonidos venidos de tierras africanas.

Con aquel disco, publicado en su propio sello (NDLH Records), llegó a más público y tuvo oportunidad de acceder a mejores lugares donde tocar.

Ahora, en el presente año 2011, acaba de publicar su segundo trabajo, “Mi novia de 2ºB”, un disco primorosamente presentado (con arte de Latrini), con producción musical de Miguel Pino y Javi Martin, grabado en los estudios La Catacumba y masterizado en Impact Mastering Lab por Álvaro Balaña.

En él ofrece once canciones llenas de frescura, con letras cercanas y naturales, cantadas sobre piezas que lo mismo miran a Jamaica que al swing, al tango que a la rumba.

El Niño de la HipotecaAntes de iniciar tu etapa actual como El Niño de la Hipoteca, tocaste con varios grupos, como The Singletons y uno de nombre muy simpático: Lechuga en los Tanatorios. ¿Qué nos puedes contar de aquella etapa? ¿Qué queda en ti de todo aquello?

Estos dos grupos concretamente fueron mi escuela. En el primero, aprendí cómo funcionaba el mundillo discográfico y cuáles eran los pasos que tenía que dar para auto editarme. Con los lechuga, que de hecho es dónde nace “El niño de la hipoteca” descubrí otro camino musical.

¿Qué luz se encendió en ti para lanzarte como artista en solitario?

Todo sucedió como una cadena de señales. Fue empezar a rodar sólo y tener la suerte de trincar algunos premios como cantautor y empezar a mover gente para darme cuenta que ahí había un filón y algo que al parecer se me daba bien. Mi intención era hacerlo en paralelo a otros proyectos, pero me tuve que sumergir de lleno para llevarlo hasta el final.

Y además creaste tu propio sello… ¿Fue el camino inevitable, dada la situación de la industria, o una decisión militante en post de la autonomía artística?

Con la maqueta en la mano y a punto de buscarme la vida por el mundillo musical, se me cruzó por el camino un cursillo de “autoproducción” musical, y bueno, si te aplicas un poco, no es tan ardua la senda del autosello.

Tu primer disco se llamó “Que te vaya bien”… Ahora, con la distancia… ¿Cómo ves aquel trabajo?

Lo veo un buen primer disco con sus defectos y virtudes que tiene un debut de un proyecto sin la suficiente maceración. Este segundo disco es muchísimo más sólido, pero en ese primer CD se encuentran algunas de las canciones que más me gustan (que feo queda gustarse a uno mismo, jeje, soy un ególatra, que le voy a hacer…)

Tuviste la suerte de aparecer en los programas de televisión de Buenafuente y de El Follonero… ¿Cómo surgieron esas oportunidades?

Salieron solas. El Jordi Évole me vino a ver a un concierto y me propuso hacer la parafernalia al Ramoncín y con Buenafuente, algo semejante. ¡Les estoy eternamente agradecidos!

¿Sentiste un antes y un después en popularidad y atención tras aquello?

Se notó un poco más de público, todo suma.

Hasta el momento has dado una cantidad impresionante de conciertos… ¿Cuál es lugar más extraño en el que has tocado?

En una calçotada, en un salón privado… No recuerdo ningún concierto especialmente raro…

¿Y el más bonito?

Supongo que en el Palau de la Música de Barcelona

En tus directos suelen hacer pequeños diálogos entre las canciones… ¿de qué te viene esa afición?

Creo que de los Lechuga En Los Tanatorios que nos gustaba hacer payasadas en el buen sentido de la palabra. A eso se le suma que no me callo ni debajo del agua y ahí tienes el resultado.

En directo también tocas un tema muy especial… “Copy Paste” lleno de pedacitos de letras de otras canciones… ¿Cómo surgió ese tema? ¿Fue difícil que todos esos retazos encajaran?

La idea surgió de que en un tema mío, “Que te vaya bien”, descubrí que le entraban miles de canciones de ahora y siempre. Entonces, con la ayuda de Pedro Chillón, me dediqué durante un tiempo a ir haciendo un puzzle. Nos costó muchas horas, de veras…

El Niño de la HipotecaNo la has incluido en el nuevo disco… ¿Resulta complicado poder grabarla por aquello de los derechos de autor?

Creo que no, y me da igual en ese sentido, que hagan lo que quieran los del SGAE. No la puse porque no pegaba en el disco, pero para el año que viene estoy planeando un tercer álbum en acústico con algunas caras B dónde seguramente tendrá un espacio.

Se te ha comparado con varios artistas… Javier Krahe, La Cabra Mecánica, Alberto Pérez… y además sabemos que has trabajado en una tienda de discos… Me gustaría que nos hablases de tus gustos musicales y de si algunos de esos artistas que te gusta escuchar pueden llegar a considerar una referencia para ti…

Tengo tal cantidad de referencias que no podría acabar nunca. Cuando trabajaba en la tienda de discos, estaba en la sección de música clásica, jazz y bandas sonoras, y mis grupos favoritos son Rage Against the Machine, System of a Down y Madness, y si sigo no acabaré, je. je. El disco “Eco” de Jorge Drexler, me impulsó a escribir letras de canciones, fue un antes y después en mi vida, pero ya te digo que son tantas las influencias que no acabaría nunca.

Por cierto… ya que trabajaste en una tienda de discos… ¿Cómo ves la situación de la industria musical en su conjunto? ¿Crees que estamos diciendo adiós definitivamente a una concepción, la tradicional ligada al formato físico, y diciendo hola a una nueva que barrerá a la primera?

Es obvio que hay una transformación y que muchísimas tiendas desaparecerán, y el CD dejará de ser lo que era, aunque en el año 2011 aún no ha muerto el vinilo, hay grupos que siguen editando en este formato, así que no se si moriremos antes, nuestra generación, o el CD.

Ahora acabas de publicar un nuevo álbum… que para empezar tiene una preciosa presentación, obra de Latrini… ¿Qué nos puedes contar sobre esa artista y su aportación al álbum?

Que soy un gran fan de ella. Tengo un cuadro suyo en mi habitación (el único que he comprado en mi vida), y la aportación en el álbum es sublime. Lo que más me motivaría de su colaboración es que la gente la descubra. Desde aquí os animo a que la cotilleéis un poco, es tan fascinante como inquietante…

En este disco hay un montón de músicos participando… ¿Qué tal trabajar junto a ellos? ¿Cuáles te acompañan también en directo?

En total son 27 y la gran mayoría buenos amigos. Algunos de ellos me acompañan en directo, otros lo hacen cuando alguno no puede y otros pocos han intervenido alguna vez o de vez en cuando. Sí, lo sé, es un jaleo…

La producción musical y los arreglos la firman Miguel Pino y Javi Martin… ¿Qué tal trabajar con ellos?

Si te digo que son los mejores, parecerá que lo digo como si de una madre se tratase. De lo que hay en este país creo que es de lo mejorcito. A parte de ser grandísimos músicos, son muy, pero que muy meticulosos.

Háblanos de tu proceso creativo… ¿Las canciones nacen del esfuerzo o de manera espontánea?

La idea suele nacer espontáneamente y luego tienes que poner esfuerzo y horas para escribirla entera.

¿Las canciones de este disco son muy reciente o las has ido guardando a lo largo de los años?

La más vieja tendrá un par de añitos y la más nueva pocos meses.

¿Qué tal de satisfecho estás, por el momento, con este álbum?

Mucho. Me gusta mucho, gracias, sobre todo, a la producción. De momento está siendo bien recibido y espero que la cosa vaya a más, porque sino un día de estos me cortarán la luz…

El Niño de la HipotecaPor el momento estás recibiendo buenas críticas… ¿Qué importancia le das a las opiniones de la prensa?

A cualquier crítica, sea buena o mala, le doy mucha importancia. Yo también soy muy autocrítico e intento valorar las críticas de una forma poco visceral. Intento separar las que son acertadas y tienen razón, y las que son de gente que no tienen ni idea de lo que dicen, para bien o para mal. Luego hay otro factor que es la parte subjetiva, que es el “me gusta” y el “no me gusta” contra el que no puedes hacer ni deshacer nada.

¿Cuáles son tus sueños dentro de la música?

No tengo ninguno. Cuando empecé me puse unas metas, y no sé si es que eran muy sencillas pero las cumplí a la primera de cambio, así que prefiero ir escalón por escalón y centrarme en cada paso que doy.

¿Te gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

Sí, que me cago en los putos policías que se liaron a palos contra los “indignados” el otro día en Barcelona. No tiene nada que ver con la música, pero la violencia gratuita y el abuso de poder me ponen de los nervios…

Interpretando “Tripas”…:

Enlaces de interés:

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.