Las Madres: Canciones como relatos de vida

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Lengua Armada

Rock con letras en español y donde es posible ahorrarse más etiquetas, así son las canciones de su nuevo álbum: “El caballo del malo”.

Las Madres : Canciones como relatos de vidaCuatro músicos veteranos, bregados en mil batallas musicales dan vida a Las Madres, una banda de rock, en su esencia, su sonido y su actitud.

Llevan en activo desde 2008, partiendo de un encuentro casual entre su cantante, Amon Ra Peña, y su guitarra, Manu van Dam. Con el paso del tiempo han grabado varios discos y tras algunos cambios de miembros, han consolidado una formación en la que participan el bajista José A. Suárez y el batería Pablo Díaz de Rada.

Su más reciente grabación es el álbum “El caballo del malo”, al que han dedicado tres años de trabajo y que cuenta con una bonita estética en su edición en CD, en formato digipack de tres cuerpos, con diseño gráfico de Colo.

Para conocer más sobre la banda y sobre este nuevo álbum, hemos entrevistado a guitarrista, Man van Dam:

Sois músicos veteranos… ¿en qué grupos habéis tocado antes de Las Madres?

Todos venimos de otras bandas, a nuestra edad tenemos ya cierto recorrido… Manu van Dam (guitarra) ha estado en un grupo de thrash mMetal belga llamado Catalepsy durante casi 10 años, Amón Ra (voz) viene de Marcha Hormiga, Ángel Suárez (bajo) de un grupo llamado Relics y Pablo Díaz de Rada (Batería) de You don´t know me entre otros.

¿Cómo surgió la creación de Las Madres?

En nuestro caso, de la manera más natural del mundo. Amón Ra y yo (Manu) nos conocimos en un bar de Antón Martín. Hablamos de música tomando unas cañas, me dijo que era cantante y que se había acabado su antigua banda. No tardamos mucho en quedar en un local de ensayo a ver si había feeling y ese mismo día compusimos 2 temas que aún seguimos tocando a día de hoy. ¿Casualidad? Juntos grabamos el primer disco (“Vergüenza me da”) con Esla Fernández a la batería y Javier Casas al bajo. Después de unos cuantos cambios, Pablo Díaz se unió a nosotros a la batería (también de forma casual) y a Ángel (bajo) le llamamos para una sustitución ¡y 6 años mas tarde sigue en la banda!

¿Qué gustos y referencias musicales os unen?

Los 4 tenemos gustos muy dispares. Sabes, en la banda tenemos claro que lo que nos mola tocar es rock, en todas sus vertientes. Ángel que es el veterano, bebe de fuentes muy setenteras y Pablo, que es el jovenzuelo de la banda está más al día de lo que se hace en la actualidad, eso mezclado con las letras de Amón, que ni él a veces sabe de dónde vienen, ja ja, pues completa la receta. ¡Todo sale de forma muy espontánea!

Parece ser que el alumbramiento de este disco no ha sido fácil… ¿Hasta qué punto ha sido difícil que “El caballo del malo” sea una realidad?

Tomamos la decisión de encargarnos nosotros de todo el proceso que conlleva sacar un disco de principio a fin, la grabación, mezclas, arreglos, colaboraciones, diseño gráfico, reunir el dinero para mandar a fabricar… Luego tenemos vida fuera de la banda, mujeres, hijos, trabajos… son muchas cosas. Le hemos dedicado 3 años y lo hemos cuidado mucho, ¡es el niño mimado de la banda!

El disco ha sido producido por vuestro batería, Pablo Díaz de Rada, con la colaboración de Iván Pozas. Contadnos porque elegisteis a vuestro batería para dirigir la grabación del álbum y en qué le ha ayudado Iván Pozas…

Pablo ya nos grabó el EP “Lo mejor de cada casa” (2014) y nos gustó bastante el resultado así que nos lanzamos a la piscina y repetimos. Montamos el estudio en el mismo local de ensayos y dedicamos todos los fines de semana a la grabación. Fue laborioso por un lado pero gratificante también. No dejamos de grabar hasta que estuviéramos contentos con la ejecución de cada parte, cada instrumento. Iván aportó ideas sobre la marcha. Sabes, es bueno tener a alguien que “desde fuera” vaya aportando ideas, opiniones para que todo suene y se toque lo mejor posible.

Las Madres : Canciones como relatos de vidaEl estudio que habéis utilizado es Reno, en Madrid, que es el estudio de la mítica sala Gruta 77. ¿Qué tal trabajar en ese estudio?

Como te comenté, grabamos en los estudios “Montenegro” que montamos en Gruta77 para la grabación y mezclas. Luego contamos con los míticos estudios Reno para la masterización. Fue muy bueno trabajar de esa manera, teníamos todo el material a mano para corregir cualquier cosa que nos pidieran desde Reno para optimizar la mezcla de cara al máster. Fue un trabajo de colaboración.

Antes señalábamos que Pablo Díaz de Rada se ha encargado de la producción. En cuanto a la composición, habéis estado involucrados todo el resto, incluso la canción “Zarpados” se atribuye su música a todo el grupo. ¿Cómo es vuestra dinámica de composición? ¿Las canciones llegan bastante avanzadas al local del ensayo o se maduran en él?

No tenemos una única manera de funcionar, una canción se puede gestar en casa de cualquiera de nosotros o juntos en el local. Curiosamente, la música viene antes de las letras. Amón, nuestro cantante necesita la banda sonora para meter sus letras, luego añadimos los ingredientes, removemos y a comer, jeje! No tenemos temas “de relleno” o cajones llenos de ideas desechadas. Somos bastante espontáneos a ese nivel.

En vuestras canciones las letras son uno de los puntos fuertes. Aunque la mayoría de las letras sean del cantante, Amón Ra Peña, ¿el resto os tenéis que sentir identificados con ellas para que se transformen en canción?

Veo las letras de Amón como el diario íntimo de su vida, las saca de sus vivencias, estados de ánimo… Es un tío peculiar al igual que sus letras. Nos sentimos por supuesto muy identificados con sus “historias”, entiendo las canciones como relatos en música. No puedes contar la historia de una cacería salvaje con hombres-lobo ¡y ponerle música de ascensor! Aunque… ¡Ja ja!

La estética del disco es fantástica, obra de Colo, y es una buena metáfora del contenido del disco. ¿El concepto y la idea base es del ilustrador o le disteis ideas vosotros?

¡Gracias por tu comentario! Un disco no es sólo la música, el diseño, la imagen y hasta el logotipo de una banda tiene que reflejar quienes son. Yo soy de los que elegía los discos por la portada, me podía pasar horas viendo diseños de discos buscando detalles, guiños, viendo las fotos, leyendo las letras… Es parte íntegra del trabajo de un grupo. Nosotros al menos lo vemos así.

Colo es el colaborador oficial de Las Madres desde el 1er disco “Vergüenza me da” (2010). Le hemos “dejado trabajar” en estrecha colaboración. Le propusimos 3 posibles títulos para este disco y con “El caballo del malo” lo tuvo clarísimo. Queríamos que este disco tuviera un concepto definido, la temática del Oeste parte de la letra de “Duelo a Muerte”. Nos reunimos con Colo unas cuantas veces para ver por dónde tirar, nos mostraba bocetos y así… No le dimos directrices, sólo ideas. ¡Ha sido un proceso creativo muy bonito, se hizo con mucho cariño! Cualquiera que le dedique un rato encontrará guiños a trabajos anteriores, objetos personales colocados de forma intencionada, y sobre todo una gran calidez. No hemos dejado nada al azar, hasta el título del disco tiene su porqué y creo que es bastante obvio, ¡jaja!

Hoy en día muchos grupos se esfuerzan en ofrecen un complemento visual para sus canciones. ¿Tenéis previsto grabar algún videoclip?

Estamos en ello, la idea es poner en imagen la historia que cuenta el tema “Sin mirar atrás”, que además de ser nuestro single, da pié a hacer algo muy estimulante. Tipo road-movie, ¡ya lo veréis!

Las Madres : Canciones como relatos de vidaEl pasado 23 de octubre hicisteis la presentación del disco en la Sala Siroco de Madrid. ¿Qué nos podéis contar sobre ese concierto y sobre las próximas actuaciones que tenéis previstas?

El concierto fue para nosotros el colofón a 3 años en los que no hemos para de hacer cosas pero puertas adentro. ¡Salimos con muchas ganas, ha sido fantástico! El público estuvo muy entregado desde el principio, con ganas de fiesta. Los temas nuevos tuvieron muy buena acogida. Estamos ahora cerrando conciertos de aquí a finales de año junto con ZAS producciones aunque no podemos todavía desvelar fechas… Las iremos anunciando a medida que se confirmen. Nos encontramos ahora mismo en plena promoción con el disco todavía calentito, de hecho ¡aprovecho para agradecerte esta bonita entrevista! Estamos trabajando con Nano Ruiz de Lengua Armada para la comunicación, tenemos también a ese nivel bastantes compromisos.

Y nada más… salvo desearos mucha suerte con vuestra carrera y dejaros espacio para si deseáis añadir algo más para nuestros lectores…

Muchas gracias por habernos dedicado ese tiempo. Espero que nos veamos en algún directo, que es al final donde está la magia. A los seguidores de La Factoría del Ritmo deciros que podéis escuchar la música de Las Madres en Spotify y en Twitter. Los que queráis conseguir el disco físico, via Facebook (las madres rock). ¡Un saludo y Larga vida al Rock n Roll!

Más información:

Facebook oficial: https://www.facebook.com/lasmadresrock
Twitter oficial: https://twitter.com/madreslas
Spotify: https://open.spotify.com/artist/32eBKcWMJWIapVnhoeuZRN

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.