Malacabeza: Dos caras

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo: ,
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de La Produktiva

Acaban de publicar su segundo álbum y están empeñados en que el público les descubra y disfrute, sobre todo en directo.

Malacabeza es un proyecto musical creado por Joel Reyes y que actualmente existe por la estrecha colaboración de él y de Ramonet Reche, quien se incorporó a finales del año 2009, cuando ya se había publicado el primer disco, de título homonimo, y había que trasladar sus canciones al directo.

El fundador, Joel Reyes, es un cantante y compositor de tarragona, hoy en día residente en Madrid, con experiencia en varias formaciones, entre las que destaca Baked Beans, con quienes publicó tres discos.

Ramonet Reche ya había colaborado en aventuras anteriores de Joel y ahora es una pieza fundamental de Malacabeza. Juntos acaban de lanzar “Pirómanos”, un disco en el que acentúan la presencia de guitarras eléctricas, sin olvidar el gusto por las melodías pop y el uso de sonidos acústicos.

Actualmente están trabajando en la presentación de este álbum por toda España:

MalacabezaMalacabeza fue creado por Joel Reyes, tras la etapa con Baked Beans, un grupo que publicó tres álbumes. ¿Qué nos puedes contar sobre aquel grupo y lo que significó esa etapa para ti?

Baked Beans supuso un cambio en la visión que yo tenía de la música. Empecé a verla como mi profesión, mi camino, aquello que quería hacer el resto de mi vida. Con ellos grabé mis primeros discos y de ellos aprendí muchísimo, tanto dentro como fuera de los escenarios. Fue una etapa de aprendizaje muy importante para lo que ahora soy. Aprendí a enfrentarme a audiencias de 10 y de 10.000 personas. Aprendí que hoy eres y mañana tienes que empezar de cero, aprendí a disfrutar de los momentos sin pensar en el mañana.

Un cambio muy importante entre Baked Beans y las canciones de Malacabeza es el cambio de idioma… ¿Te resultó muy complicado el comenzar a escribir letras en castellano?

La verdad es que fue un proceso natural y nada premeditado. Empecé a escribir poemas en castellano con vocación de letra de canción, empecé a musicarlos, y casi sin darme cuenta había traspasado ese periodo de transición entre el inglés y el castellano. Sentía la necesidad de acortar el canal de comunicación, de hacerme entender, de llegar no sólo al oído de las personas, sino también a su cerebro y su corazón.

Malacabeza también nació tras trasladarte a Madrid… ¿Qué fue lo que más te sorprendió de la escena musical de Madrid?

El ambiente musical que se respira en las calles, sin duda. Por encima del hecho que cada vez es más difícil encontrar locales con música en directo, está la música que se crea y se respira en la calle. Somos muchos, de muchos lugares, con muchos lenguajes diferentes y eso es muy enriquecedor. En Madrid empecé a escuchar músicas a las que jamás les había prestado atención.

Madrid… ¿Te proporcionó más oportunidades para tu carrera musical respecto a las que podías tener en Tarragona?

La decisión de trasladarme a Madrid fue, en un inicio, más vital que profesional. Tras el final de Baked Beans sentí la necesidad de moverme para no estancarme, para no caer en la apatía, para seguir caminando. Desde entonces no he dejado de dar pasos hacia adelante. Está claro que aquí hay muchas oportunidades, más que en Tarragona, obviamente, pero también mucha más gente luchando por ellas. Se trata de constancia, de perseverancia. Esta profesión es una carrera de fondo y yo me siento un maratoniano en toda regla.

Ramonet Reche se incorporó al proyecto a finales del año 2009, cuando ya se había publicado el primer disco de Malacabeza… ¿Qué significó para Malacabeza su incorporación?

Significó aire, mucho aire. Significó sentirme acompañado en el camino, sentir que no estaba “solo” en la lucha. Eso en lo vital, en lo musical, siempre lo he considerado mi tándem natural. Nos leemos muy bien y hablamos el mismo lenguaje. Puede sonar pretencioso pero siempre hemos bromeado con las parejas míticas de la música: Plant-Page, Lennon-McCartney, Richards-Jagger, Reyes-Reche… soñar es gratis, ¿no?.

En el nuevo disco habéis estado trabajando mucho tiempo y además contasteis con la ayuda de Ramonet Reche para grabar maquetas de trabajo… ¿Qué nos podéis contar sobre la gestación de las canciones que han ido a parar a este disco?

Como bien dices ha sido un proceso lento pero seguro. Fuimos componiendo temas y grabándolos junto a nuestro amigo Chuso Moya en su home estudio de Guadalajara. Trabajamos los arreglos y fuimos viendo lo que funcionaba y lo que no. Nos sirvió para trazar el camino a seguir, la línea argumental del disco, y cuando entramos en el estudio, las cosas estaban bastante claras y encauzadas.

En este disco conviven la electricidad y los sonidos acústicos… ¿Qué nos podéis contar de esta participación de las dos sonoridades?

Malacabeza tiene esas dos caras. Somos un grupo de rock, pero gran parte de la gira del primer disco la realizamos Ramonet y yo en acústico, a dúo. Nos sentimos muy a gusto entre distorsión, pero también desnudando las canciones y devolviéndolas a su punto de origen. No queremos renunciar a ninguna de esas dos vertientes y queríamos que estuvieran presentes en este disco.

El álbum lo habéis producido entre vosotros dos, Ramonet y Joel, además de Juan Zarppa… ¿Qué tal el trabajo en equipo de los tres? ¿Por qué decidisteis formar tandem con Zarppa?

La colaboración con Juan Zarppa surgió una vez estábamos grabando el disco. Originalmente queríamos producirlo nosotros, pero una vez metidos en el proceso, nos dimos cuenta que necesitábamos a alguien con una visión más subjetiva, que nos ayudara a reconducir las ideas y que pusiera equilibrio en los momentos de indecisión y caos. Ha sido clave en el resultado final del disco. Ha puesto la cabeza cuando a nosotros se nos escapaban las cosas de las manos.

Ahora con el nuevo disco ya terminado… ¿Qué diferencias destacaríais entre el primer álbum y este nuevo?

Este es un álbum más fiel a lo que somos en directo. Menos elaborado, más crudo, más inmediato. Queríamos huir de una cierta sensación de frialdad que impregnaba el primer disco, tal vez por el método de trabajo que se utilizó y por lo mucho que se dilató la grabación. Queríamos grabar un disco a la antigua usanza, sin demasiados artificios. Un puñado de tipos tocando canciones de la mejor forma que fuéramos capaces, sin trampa ni cartón.

MalacabezaMuchos de los conciertos que disteis con el primer disco eran de tipo acústico… ¿Cómo van a ser los conciertos de presentación del álbum? ¿Con qué formación vais a actuar?

Como he dicho antes, alternaremos los conciertos a dúo con conciertos eléctricos con la formación al completo. Somos conscientes de lo difícil que es, con los tiempos que corren, mover a 6 personas para llevar a cabo un concierto eléctrico. Realizaremos una gira de presentación en eléctrico en ciudades en las que ya hemos sembrado y tenemos cierta conexión por determinadas circunstancias (Murcia, Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Córdoba, Madrid…), pero el grueso de la gira seguirá siendo en acústico, eso si, está vez, a veces actuaremos a dúo, otras a cuarteto… dependerá de las circunstancias y condiciones de cada local. Será divertido porque no habrá dos conciertos iguales. Aprovecho para decir que el próximo 17 de noviembre llevaremos a cabo la presentación oficial en eléctrico del disco en Madrid en la mítica sala El Sol y que os esperamos a todos porque será una noche muy especial llena de sorpresas.

Con la difícil situación de la música actual… con su crisis propia y la crisis general de entorno… ¿Cuáles son las metas de vuestra carrera?

Nuestra meta es disfrutar con lo que hacemos e intentar sobrevivir con este, nuestro oficio. No nos planteamos barreras. Son tiempos de crisis, pero son nuestros tiempos. Preferimos invertir nuestro esfuerzo en inventarnos nuevas maneras de llegar a la gente y mostrar nuestra música que en quejarnos de lo mal que están las cosas. Somos supervivientes y estamos aquí para quedarnos.

¿Os gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

Pues que no nos pierdan la pista, que dediquen un poquito de su tiempo a conocer nuestra música y que estamos seguros de que no les dejará indiferentes. Y que si estamos cerca de su ciudad, no duden en acercarse a vernos, no se arrepentirán. La energía y la entrega están aseguradas en todos nuestros conciertos… y no, no tenemos abuela.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.