ACU-4, Akiyama: El DJing más allá del formato físico

ACU-4, Akiyama: El DJing más allá del formato físico
Protagonista del artículo: ,
Temática: Estilo: , ,
Redactor:

Un nuevo aparato lanzado por la marca Akiyama, que ofrece la posibilidad de reproducir archivos WAV y MP3 con las facilidades de manejo y manipulación propias de los más avanzados reproductores de CDs para DJs.

Una compañía catalana compitiendo en el mercado del audio profesional

protagonistasAunque su nombre evoque a Japón, Akiyama es una de las líneas de producción de CPP2000, una empresa con sede en Barcelona. La marca nació en el año 1986 y su gama de productos está orientada al DJ y al sonido profesional.

En la web oficial de Akiyama se pueden conocer los planteamientos conceptuales de la empresa. En ellos destacada el objetivo primordial que se plantea, “convertir la empresa en el líder del sector”, y merecen consideración las pautas de funcionamiento que se marca: colaboración con clientes y proveedores, respeto a la diversidad de sus necesidades, garantizar la calidad de sus productos y cuidar el servicio.

Unas altas miras que suponen un positivo, y sin duda optimista, punto de partida para competir en el duro y sofisticado mercado del audio profesional actual destinado a los DJs.

Las principales tipos de aparatos que ofrece son mezcladores, reproductores de CDs, tocadiscos, etapas de potencias y altavoces.

Uno de los últimos productos que se ha incorporado a su catálogo es el ACU-4, un reproductor USB de archivos sonoros digitales para DJs.

Descripción general del ACU-4

protagonistasEl Akiyama ACU-4 afronta la actual situación del mercado musical, en la que los formatos físicos están siendo arrinconados por los archivos de audio digital, y ofrece al DJ una herramienta con las mismas prestaciones de un reproductor de CDs profesional, pero sustituyendo la lectura de discos compactos por el acceso a archivos almacenados en cualquier dispositivo USB.

Las principales funciones que ofrece el ACU-4 son: reproducción de archivos MP3 y WAV, definición y manejo de loops, control de tono, puntos de acceso instantáneo (CUE), efectos (flanger, filtro y eco) y emulación de scratchs.

El aparato tiene las mismas dimensiones que los reproductores de CD para DJ de la misma marca (21’6 x 8,8 x 31,3 cm), con una rueda giratoria dominando el diseño, rodeada de botones, un deslizador para control de tono y una pantalla electrónica para mostrar la información sobre las pistas. La unidad se presenta en un bonito color plata, que combina adecuadamente con las partes negras y los botones grises. Cuando está en funcionamiento parte de los controles tienen iluminación, logrando en conjunto una llamativa combinación de colores azul y rosa destacando sobre el resto de elementos y tonos.

Su precio gira entorno a los 175 y 200 euros, dependiendo del punto de venta.

Repaso detallado – las conexiones

Exceptuando el puerto USB, situado en la parte superior de la unidad, el resto de conexiones están concentradas en su parte posterior. Se incluyen una salida audio RCA estéreo estándar, una salida digital tipo SPDIF, una entrada para un cable de conexión remota y un conector de relay (para la reproducción alterna de dos unidades).

En la parte posterior también está situado un botón para seleccionar el modo de control remoto, el botón de encendido y la salida del cable de alimentación.

El USB de la parte superior resulta muy cómodo y si se trata de pinchar un pen USB es idóneo. En el caso de conectar un disco duro, que conlleva un cable, esto puede afear un tanto la “limpieza” visual de la unidad (aunque el estar el conector en la esquina superior derecha, si el usuario elige una buena colocación del disco duro y es ordenado con el cable no representará mayor problema).

Repaso detallado – la reproducción de archivos

El ACU-4 es capaz de reproducir archivos MP3 (ISO 9660) y WAV. En MP3 admite ficheros de hasta 320Kbps y 48 Khz. Los sistemas de archivos que maneja son NFTS, FAT y MAC. Las unidades de discos pueden tener hasta 9 particiones y es capaz de detectar 999 carpetas y en cada carpeta 999 archivos (lo que hace un total de 8.991 carpetas y 8.982.009 canciones). Eso sí, aunque detecta sin problemas las estructuras de subdirectorios, presenta todas las carpetas en un mismo plano. Debido a que actualmente las capacidades de los discos duros son muy elevadas, y que en 100 “humildes” gigas entran unos 1500 álbumes (en MP3), el número de 999 carpetas puede representar un incómodo límite, sumado a la pesadez de acceder de forma secuencial hasta el directorio deseado. Así, conviene hacer una planificación previa de las particiones a crear en el disco que se vaya a usar, teniendo en cuenta las cantidades de 999 carpetas y 9 particiones posibles como referencias ineludibles.
Por supuesto, en el caso de utilizar pen USB, donde 8 gigas ya es una cantidad importante (lo que supone unos 100 álbumes), estas consideraciones pierden mucha relevancia.

En nuestras pruebas, la detección de los directorios y archivos ha sido realmente rápida: 200 álbumes, con  2066 canciones, los ha detectado en unos 6 segundos. La navegación se realiza jugando con tres botones concretos: “Folder / Partitión”, para entrar o salir de una carpeta o partición, y los dos pulsadores de “Folder Track” (izquierda y derecha), para acceder a la  siguiente (o a la anterior) partición, carpeta o pista. Para un recorrido rápido entre carpetas hay que pulsar “Folder / Partitión”, después uno de los dos pulsadores “Folder Track”, mantenerlo presionado, y girar la rueda en cualquiera de los dos sentidos.

También se pueden ejecutar listas de reproducción en formatos M3U (propia de Winamp), XML (de atunes), WPL (Windows Media Player). Las listas se elaborarán previamente con un ordenador y para emplearlas se ha de poner en pausa la reproducción, pulsar durante tres segundos el botón “Time/List” y elegir el tipo de lista deseada (volviendo a pulsar el mismo botón). La unidad buscará automáticamente las listas existentes y se navegará por ellas de forma similar a como se hace entre las carpetas. En las instrucciones del aparato se expone que la elaboración de listas es una buena manera de paliar lo pesado que puede llegar a ser localizar pistas entre directorios.

Como alternativa a las listas, se pueden definir programas de reproducción. Bastará con poner en pausa el reproductor, pulsar la tecla “Prog – Clear” y después seleccionar paso a paso cada canción, usando las teclas de “Folder Track” y presionando “Prog – Clear” para memorizar. Pulsado el “Play Pause” se lanzará la ejecución del programa, pudiendo avanzar o retroceder en las pistas con “Folder Track”. Para borrar el programa basta con presionar “Prog” durante dos segundos. También se borrará al apagar el aparato.

En el display (de 2,5 x 9,8 cm y tipo LCD IT TAG) se ofrece información sobre las opciones de reproducción o efectos, incluyendo de forma rotativa información concreta de la pista que se está reproduciendo (con el botón “Title” se alterna entre título, artista, álbum y nombre del fichero) y el tiempo que lleva girando la canción (o el que falta para que termine). Cuando se navega por las carpetas o particiones, se muestra en todo momento el identificativo del lugar en que se está situado.

En su conjunto el acceso a las pistas resulta muy rápido (el sistema responde muy bien) y se permite buscar una nueva pista sin afectar a la reproducción activa, aunque se echa de menos que no se pueda hacer una navegación jerárquica por los directorios que evite que se convierta en muy tediosa cuando la cantidad de música almacenada sea muy elevada y que por el contario permitiera al DJ mínimamente ordenado organizar sus álbumes (aunque el empleo de listas de reproducción pueda paliar todo esto en cierta medida).

Por otra parte, los controles básicos de reproducción incluyen un gran botón “Play Pause” y otro, “Cont”, para establecer que la unidad siga reproduciendo canciones de la misma carpeta o lista, o bien se detenga al terminar la canción (situando la canción en el punto “CUE” que esté establecido o en su defecto al final de la misma, para comenzar la reproducción en la siguiente canción). Para búsquedas precisas dentro de una canción se emplea la rueda, una vez se haya pulsado el botón “Search”.

Repaso detallado – trabajando con bucles sonoros

protagonistasLos loops son uno de los recursos más útiles que tienen los DJs para hacer aportaciones creativas a sus sesiones y destacar porciones musicales que enganchan de forma especial al público, permitiéndoles mantenerles en un momento álgido mientras pueden adornar o manipular ese pasaje con efectos o añadiendo otros sonidos.

En este terreno la unidad ACU-4 ofrece unas posibilidades que se manejan con una sencillez aplastante. Con el botón “IN” se establece el punto inicial del bucle, con “OUT” el punto final y ya está… a partir de ahí el bucle se puede “desactivar” o “llamar” las veces que se quiera con “Reloop/Edit”. Cuando el bucle está activo basta con pulsar la tecla “OUT” (subtitulada “Loop Edit”) para dividir la duración el loop a la mitad (algo que puede hacer hasta 4 veces) con la tecla “Cut” (la misma de navegación por carpetas y archivos hacia la izquierda) y para ampliarlo al doble (hasta 6 veces) usando “Extnd” (la misma tecla de navegación hacia la derecha).

El bucle también se puede corregir, para ello, estando en el modo “Loop Edit” (para lo que hay que pulsar “OUT” tras activar el loop), se emplea la rueda con la que se define con precisión total el final del bucle (el principio del mismo no se puede cambiar, por lo que es importante acertar bien en el “1” del compás).

Repaso detallado – puntos de acceso instantáneo

El ACU-4 ofrece dos útiles alternativas para determinar puntos de acceso inmediato, “CUE”. La primera y más sencilla es definir el punto en el que comenzará la reproducción de una pista cuando se pulse el botón de pausa. Para emplearlo se reproduce la pista hasta el punto deseado, se pulsa “PLAY PAUSE”, con lo que se entra en pausa y después “CUE”. A partir de ese momento cuando la pista se esté reproduciendo y se pulse “CUE” entrará en pausa y se situará en el punto antes fijado. Otra aplicación de esta forma de operar, es que si estando en este punto se pulsa “CUE” y se mantiene la presión sobre el botón, la pista sonará hasta que se elimine la presión. Algo que resulta muy útil como mecanismo para lanzar samples rítmicamente sobre una base instrumental ejecutándose en otro reproductor.

La segunda alternativa para utilizar puntos “CUE” es usar la memoria, que permite almacenar tres puntos de acceso inmediato. Para ello primero hay que pulsar el botón “MEMORY”, se iluminará en azul, y después esperar al momento en que queremos situar ese punto “CUE” y pulsar uno de los tres botones (identificados con “1”, “2” y “3) para almacenarlo. A partir de ahí bastará con pulsar el botón de la memoria de cada punto “CUE” para acceder a él de forma inmediata y todo ello sin parar la reproducción en ningún momento. A este tipo de puntos “CUE” se les llama “HOT-CUE”.

El uso de puntos “HOT-CUE” ofrecen grandes posibilidades creativas y con ellos, combinándolos con la definición de loops, se pueden abordar la creación de versiones “edit” en directo. Y si a ello le sumamos los efectos internos de la unidad y su emulación de scratch, permite dar un paso más y crear verdades remezclas.
Además todas esas definiciones no están limitadas a una única pista, por lo que las posibilidades llegan más allá…

Repaso detallado – el control de velocidad

La unidad dispone en la parte superior izquierda de un deslizador destinado a controlar la velocidad de reproducción, con la finalidad de permitir la sincronización con otra fuente sonora. Admite dos rangos distintos, 8% y 16%, seleccionables con el botón “Range”. Sobre este botón está situado “Pitch On / Off” para que la posición del deslizador tenga o no efecto sobre el sonido. Y justo debajo otro pulsador identificado con un cerrojo, que activa un algoritmo para que la velocidad de la música se pueda variar sin que su tono se vea afectado.

Justo debajo del deslizado hay dos botones etiquetados en conjunto como “Pitch Bend” e individualmente con los símbolos “+” y “-“. Sirven para incrementar o disminuir de forma progresiva la velocidad de reproducción, mientras se mantengan pulsados. Un resultado similar se obtiene si se gira la rueda sin haber pulsado ningún botón para atribuirle alguna otra función.

Repaso detallado – los efectos

protagonistasEl reproductor incluye tres tipos de efectos: flanger, filtrado y eco. Se seleccionan con tres botones situados en la parte izquierda y la aplicación de uno de ellos es excluyente para los otros dos. La rueda se utiliza para controlar el valor del efecto.

El efecto flanger (mezclar la señal original con otra idéntica, aunque con un pequeño retardo que varía cíclicamente) admite un rango de 1 a 784 (aunque en el manual se especifica 0 a 800, si bien es una diferencia imperceptible para oído). El filtro puede ser de graves o de agudos, su rango va de -75 a +75 (en el manual se especifica -60 a +60, pero con una actualización de la BIOS el rango se amplía). El eco (conocido también de forma generalizada con el término inglés “delay”) va de de 1 a 800, valor que hace referencia al retraso. Con el valor 1 el resultado es muy similar al flanger, con valores más altos se llega a un retraso de cerca de cuatro segundos.

Estos efectos son útiles, suenan bien, y con el filtro se pueden conseguir resultados extremos, aunque se echa en falta una forma de definir la cantidad de señal modificada que se mezcla con la original en el efecto flanger y en el eco.

Repaso detallado – la emulación de scratch

Grand Wizard Theodore es posiblemente el padre del scratch, ese curioso efecto sonoro que se produce al deslizar hacia delante y atrás un disco de vinilo en el tocadiscos, que con el paso de los años ha convertido a ese aparato en todo un instrumento y a su correcta ejecución en todo un arte.

En los últimos tiempos son muchas las soluciones digitales que abordan simular el scratch con más o menos acierto y con más o menos parecido a su realización con un tocadiscos de verdad.

La unidad ACU-4 incluye una buena simulación de scratch, que suena convincente y sobre la que hemos centrado especialmente nuestra atención. Hemos realizado diversos tipos de scratchs y los resultados han sido alentadores, si bien es necesaria cierta adaptación de las técnicas tradicionales.

La primera diferencia es inherente a la sustitución del vinilo real, con su tamaño de 12” por la rueda de 128 mm, lo que cambia la referencia de la cantidad de giro respecto al sonido recorrido. La segunda es que en scratchs desarrollados a partir de los básicos “drop”, donde el disco se sujeta durante unos instantes tras hacer un giro inverso, en el caso de un vinilo el “stop” del sonido se logra simplemente parando el giro del disco, pero en ACU-4 hay que combinar el final del giro con la pulsación de la tecla “PLAY PAUSE” para que el sonido no comience de inmediato.

Por otra parte, en los vinilos es habitual poner pegatinas o hacer señales para identificar el comienzo de los sonidos con los que se harán los scratch. Aquí dejan de tener sentido y hay que acostumbrarse a controlar el display, que muestra el tiempo con precisión, para hacer bien los movimientos, además de tener en cuenta que los puntos de CUE, o el separar los sonidos en distintos archivos, dan formas muy ágiles de acceder a esos sonidos. Y ni que decir tiene que el usar archivos digitales dan unas posibilidades infinitas a la hora de conseguir sonidos con los cuales scratchear.

En definitiva, hay que adaptar la técnica (¡y el vinilo siempre tendrá una magia especial!), pero los resultados son buenos.

Repaso detallado – otras funciones

La máquina también ofrece algunas funciones más que son dignas de destacar. Por ejemplo, el botón “Reverse” hace que la ejecución del sonido se realice como si el disco girara en sentido contrario al habitual.

Para la medición del tempo de las canciones no se incluye ningún algoritmo de detección automático, pero el botón “TAP” permite de forma manual y muy sencilla (pulsándolo al compás de la música al menos cuatro veces) fijar el tempo en BPM, que se mostrará en el display.

También incluye varias facilidades para la combinación de dos unidades ACU-4. Se basan en la interconexión con la mesa de mezclas, y con la otra unidad, mediante un cable acoplado a la conexión “Remote” (el mezclador debe permitir este tipo de configuración). En la parte posterior hay un “switch” para elegir entre tres posibles modos: “Cue/Play” (el crossfader hace que una unidad comience a reproducir y la otra se pare), “Tact” (mover el crossfader alterna entre reproducción y pausa de una determinada unidad) y “Lock” (el crossfader hace que la pista se lance unos instante y se pare; útil para conseguir simular el beat juggling). Y en la parte superior el botón “Relay”, que si está activado hará que una unidad comience a reproducir música automáticamente cuando la otra se ponga en pausa.

Repaso detallado – actualizaciones

El ACU-4 internamente es un artefacto digital, estrictamente hablando es un ordenador especializado, y se beneficia de la posibilidad de actualizar su memoria para arreglar posibles fallos en su funcionamiento que pudieran detectarse (dados los controles de calidad en el diseño de estos aparatos suelen ser cuestiones menores) o para dotar a la unidad de nuevas funcionalidades. De ambas cosas se encarga Akiyama… aunque, ¿quien sabe?, en otros tipos de aparatos han surgido comunidades que logran “tunnings” impensables a priori, por lo que tal vez en los próximos tiempos surjan colectivos dedicados a llevar a este aparato más allá de sus límites iniciales.

El caso es que hemos verificado si Akyama había publicado alguna actualización en su web, hemos visto que así era y hemos procedido a instalarla para conocer el proceso, que ha resultado muy sencillo y ha terminado con éxito.

La actualización estaba identificada como “v.021”. Es la única que se ha publicado, si bien desde la web también se puede descarga la versión original del software del aparato.

La descarga es la habitual, pinchar y grabar en disco duro. El archivo está comprimido en zip, por lo que hay que proceder a descomprimirlo, dando como resultado un archivo llamado “MPG620_021.bin”. El siguiente paso a dar es situarlo en el directorio raíz de un dispositivo USB. Tras expulsarlo adecuadamente, comenzaremos los pasos a realizar en el ACU-4.

El aparato debe estar apagado. Se inserta el dispositivo USB. Se pulsa la tecla “PROG” y se mantiene la presión mientras se enciende el aparato y mientras en la pantalla ponga el mensaje “UPGRADE”, junto con el número de versión del software instalado. Se deja de pulsar cuando aparezca “Ready” (en total son unos pocos segundos). Llegado este punto hay que pulsar el botón “PLAY PAUSE” y esperar hasta que el proceso se complete, su progresión se muestra en porcentaje en la pantalla. Cuando esté completo se mostrará la palabra “Finish”. En ese momento el aparato se apaga y se extrae el dispositivo USB.

El proceso como se puede ver resulta sencillo y apenas lleva completarlo unos 3 minutos (desde el comienzo de la descarga hasta el apagado final del ACU-4). Si bien, las actualizaciones de este tipo, que suponen el borrado de una memoria no volátil y su regrabación, siempre conllevan cierto riesgo y conviene hacerlas sólo cuando sea necesario y nunca jamás apagar el aparato en mitad de la operación de actualización.

Repaso detallado – el manual

protagonistasEl manual consiste en un folleto de 12 páginas, de un tamaño similar a Din A3 (aunque con unas proporciones ligeramente distintas), con su contenido repartido entre el inglés y el español.

Incluye advertencias generales, varios gráficos de la unidad, la descripción pormenorizada (aunque muy escueta) de todos sus botones, de los posibles mensajes de la pantalla y algunas explicaciones adicionales sobre control remoto, manejar listas, aplicar efectos, manejar la rueda y editar loops. Además de un apartado final de especificaciones detalladas.

No se incluyen las instrucciones sobre actualizaciones. Estas se ofrecen en la web de Akiyama en un documento PDF específico.

El manual es breve y va al grano, aunque cumple perfectamente su función: no hay nada que hayamos querido hacer y no viniera reflejado en él. Si bien, dada su concisión, en ocasiones es necesario hacer pruebas para terminar de comprender la forma en que hay que operar.

Valoración

Tal y como decíamos al comienzo de este reportaje, el Akiyama ACU-4 es una herramienta de reproducción de archivos de sonido para DJs, que prescinde de los formatos tradicionales físicos (CDs o vinilos) y apuesta por la música digital y el almacenamiento en dispositivos USB.

Su facilidad de manejo, la calidad que ofrece (en sonido y en la respuesta de sus funciones)  y las posibilidades creativas que facilita (permite incluso crear versiones “edit” y “remix” en vivo) lo hacen una herramienta muy útil para el DJ profesional.

Frente a otras soluciones basadas en el uso de un ordenador, un aparato de una versatilidad imbatible, el Akiyama ACU-4 ofrece la robustez de una máquina que no se cuelga, no presenta problemas de configuración y que está totalmente pensada para la música.

La inversión a realizar para tener listo un equipo para “pinchar” basado en Akiyama ACU-4, puede rondar los 800 euros (suponiendo dos ACU-4,  una mesa de mezclas Akiyama A4M y dos disco duros de 250 Gbs). Si opta por la informática se necesitará un portátil, bastará con un modelo no muy avanzado de unos 600 euros, con una tarjeta de sonido aceptable que sumará al menos otros 200 euros y una superficie de control que supondrá cerca de otros 200 euros, para sumar en total unos 1000 euros.

Para el mero aficionado o el DJ ocasional la opción “informática” es la más recomendable: tendrá un equipo que le servirá para otras muchas cosas y que le dará unos buenos ratos de diversión el día que se ponga a pinchar música. Pero quien se dedicado profesionalmente a poner música para los demás, tiene otras prioridades y el ACU-4 puede ser útil para diversos tipos de DJs.

El DJ profesional, pero no avanzado, que “pincha” música comercial sin pretensiones artísticas, encontrará un dispositivo fiable y fácil de manejar, sus jornadas de trabajar se simplificarán mucho y dispondrá de todo lo necesario para hacer transiciones suaves o incluso, si así lo pretende, para desentenderse de la música durante un buen rato.
El DJ “artista” especializado en música electrónica podrá sacar partido de los efectos (aunque tal vez eche en falta una mayor capacidad de parametrización), las manipulaciones extremas de tono, la creación de loops y los puntos de acceso directo.
Al DJ de Hip Hop probablemente le sobre el filtro y haga un uso puntual del flanger y el eco, sin embargo podrá sacar un grandísimo partido de la bien conseguida emulación de scratchs, de los loops y los puntos cue. En esta tendencia cultural el vinilo goza de un gran respeto y seguramente pocos querrán prescindir totalmente de los tocadiscos reales, pero este aparato supone un magnífico complemento, que les permitirá integrar en los espectáculos las producciones propias del grupo o scratchear con sus propias muestras o tomas de voz.

Por último vamos a referirnos a un cuarto grupo de “pinchas”… Los propietarios o empleados de pequeños pubs o bares de toda la vida, que atienden a sus clientes en la barra y que desde hace unos pocos años se “pegan” con un portátil para arrancarlo, poner la música y de vez en cuando recuperarlo de un fallo. En su caso les bastará con un único ACU-4 para ofrecer música de forma continua, sin transiciones suaves claro, pero con la tranquilidad de encenderlo en unos segundos y olvidarse totalmente de posibles errores o cuelgues.

La impresión subjetiva que nos hemos llevado en nuestras pruebas es que se trata de un aparato tan eficaz como divertido. Se comporta bien y da sensación de fiabilidad. Todas sus funciones han respondido correctamente y tan solo hemos advertido un efecto de repetición “stutter” cuando se mueve ligeramente la rueda sin ninguno de los botones de función activados (momento en que sirve para modificar el tono de la pista), algo que es inherente a la tecnología empleada en ella y que es fácil evitar con un mínimo de cuidado y práctica.

El aspecto que menos nos ha gustado es la ya señala navegación plana entre carpetas: respetar la jerarquía de directorio haría mucho más sencillo la rápida localización de pistas.

En definitiva, el Akiyama ACU-4 es un buen reproductor de ficheros MP3 y WAV para DJs profesionales y una opción a tener en cuenta para cualquiera que desee “pinchar” fácilmente y con seguridad.

Propuestas de mejora

protagonistasSoñar es gratis y no hay nada más sencillo que inventar ingenios maravillosos que cambiarían el mundo, sino fuera, claro está, porque otra cosa es saber hacerlos realmente y lograr imponerse a la realidad, a las leyes de la física y a los obstáculos que los verdaderos inventores superan. Por ello, aunque en este apartado vamos a dar ideas para mejorar esta máquina, lo haremos desde el respeto total a los diseñadores, ingenieros y técnicos que han participado en la construcción del Akiyama ACU-4: han hecho un buen trabajo.

Así mismo, vamos a dividir estas ideas en tres apartados: mejoras que pueden incorporar en nuevas versiones del software, aquellas aplicables a un próximo aparato heredero de este e ideas para un nuevo dispositivo esencialmente distinto.

En lo referente a mejoras que pueden incorporar en las próximas revisiones del software. Un pequeño bug: el rango del flanger, que llega hasta 784, frente a los 800 anunciados en el manual (aunque para el oído humano esa diferencia es indetectable). Y volvemos a incidir en la navegación jerárquica (que permitiría clasificar la música con total libertad y llegar a ella de forma mucho más directa) como la gran mejora a incorporar.

Respecto a ideas para el aparato que tome el relevo del ACU-4, las daremos en una pequeña clasificación:

• Tamaño: El ACU-4 es un aparto voluminoso, abulta exactamente lo mismo que los reproductores de CD que Akiyama había lanzado con anterioridad. Esto tiene sus ventajas: la superficie superior resulta muy cómoda y clara de usar, además su altura sirve para que quede a un buen nivel frente a la mezcladora. Pero dado que la ausencia de maquinaria del CD, sumado al estado actual de los microchips, nos hace pensar que gran parte de la caja está vacía, nos permitimos dar la siguiente idea: que el reproductor se divida en dos partes que se puedan  encajar, la superior sería el verdadero reproductor (con la misma superficie del actual), la inferior un complemento para los que quieren ganar altura y cuerpo. Así sería un aparato que se adaptaría a quienes quieren algo con presencia y a quienes prefieren algo que se transporte con mucha facilidad.

• Un segundo puerto USB: sería una pequeña mejora, seguramente sencilla de implementar, para dejar la parte superior sin cables cuando se le conecta un disco duro.

• Compartir un mismo dispositivo USB entre dos unidades: esto sería una gran mejora, aunque seguramente nada fácil de implementar (se necesitaría un sistema de arbitraje en el acceso a los datos o bien un reparto de papeles maestro – esclavo). El planteamiento sería que se pudieran conectar en cadena dos reproductores con una única unidad USB, de esta manera el DJ no tendría que repartir las canciones entre dos dispositivos (o bien grabar lo mismo dos veces) y con un único disco lograría todo un mundo de posibilidades, incluido el pinchar una pista y usarla a la vez, en el otro reproductor, para adornarla.

• Mostrar la portada de los discos en el display: no es una mejora esencial para ningún profesional… pero cualquier amante de los discos se pirraría por un aparato que además de permitirle manejar archivos de audio con toda versatilidad, le mostrara la carátula del disco… ¡¡sería de un atractivo irresistible!!. Y cuando más grande, claro está, mejor.

• Reproducción de otros formatos de audio: sin duda el ACU-4 cubre los dos esenciales. Aunque siempre viene bien leer unos cuantos formatos más: wma (Windows Multimedia Player), RealMedia, AIFF (Audio Intercambiable File Format), etc.

• Mejora en la sección de efectos: ampliar los parámetros manipulables y añadir un efecto más… el de apagado brusco del tocadiscos.

Y por último ideas para un aparato distinto… Hay un sector de personas interesadas de manera muy especial en la música. No son DJs profesionales, son oyentes avanzados, que tienen en la música uno de los mayores placeres de su vida y le dedican mimo y atención. Muchos de ellos siguen prefiriendo el formato físico, y de hecho un sector de ellos el vinilo, aunque la realidad digital empuja a todos y en algún momento se decantará por ella de forma total o, más probablemente, la usarán para una parte del conjunto de la música que disfruten. Un aparato del estilo de este Akiyama, en el que se podía prescindir de la parte de manipulación musical, y mimar el acceso a las pistas y la visualización de la carátula del disco, sería algo muy atractivo para este tipo de personas. Resultaría ser algo parecido a los “media centers” ya existentes, pero estos están más pensados para el vídeo y un aparato que diera una verdadera calidad profesional de sonido sería muy apreciado por ese tipo de oyentes.

Especificaciones técnicas detalladas

Las características oficiales del fabricante para el Akiyama ACU-4 son las siguientes:

Especificaciones técnicas detalladas

Las características oficiales del fabricante para el Akiyama ACU-4 son las siguientes:

Estructura y función:

• Salida digital a “sampling” constante 44.1
• kHz para todas las funciones
• Unbucle “Seamless” (Loop)
• 3 puntos Cue
• Contador de Beat manual
• Función Pitch Bend mediante dos botones
• Función Relay (ReproducciónAlternada)
• Control Remoto (Tact / Lock /Cue Start)
• Scratch / Reverse / Filter / ECHO / Flanger
• Sound Effect
• Tiempo reproducido / Tiempo restante de
• reproducción
• AutoCUE/ Continuo
• Rangos de Pitch (±8%,±16%)
• MasterTempo (±8%,±16%)
• Unidad con posibilidad de actualizar el programa
• Programación de listas de reproducción • Permite reproducción M3U/M3U- 8(Winamp), XML(iTunes), WPL (Windows Media Player) , edición y reproducción de Play list (sólo Fat Format).
• Búsqueda de Folder (carpeta)/File (archivo).
• File name / Folder name /ID Tag <Title, Album , Artist > Display Support. (Display continuo para nombres largos).
• Permite File SKIP / Folder SKIP (FastSKIP)
• Permite <WAV>Audio File
• Permite Mepg1/2 layer3 (VBR/CBR) File bit rate = 32~320/40~160kbps, sampling f r e q u e n c y = 3 2 , 4 4 . 1 , 4 8 k H z / 16,22.05,24KHz
• Permite NTFS/FAT/MAC File System Format.
• Permite <WAV>Audio File
• Permite la reproducción de archivos formato MP3ISO9660
• Permite NTFS/FAT/MAC File System Format
• Permite 9 Particiones , una Partición permite 999 folder , un folder permite 999 mp3 file.

Características de Audio

• nivel de salida: 1.9Vrms ± 1dB
• Balance entre Canales : 1dB
• Respuesta en Frecuencia : 20~20KHz ± 2dB
• Ratio S/N (Señal/Ruido) : Mas de 70dB
• Separación entre Canales : More than 70dB
• Ratio de Distorsión : Menos de 0.03%

General

• Carga del Disco : Frontal
• Display :LCD
• Pitch Control Range : 8%/16%/100% (CD/DA) 8%/16% (MP3)
• Pitch Bend : ±16%
• Precisión de Pitch : ±0.01%
• Digital Output Level : 0.5V +/-0.1p-p @
• Carga=75ohm(opción)

Condiciones Ambientales

• Temperatura en operación : -5 a 45 grados Centígrados
• Temperatura en almacenamiento : -25 a 70 grados Centígrados

Consumo

• Alimentación : AC230V , 50Hz
• Consumo : 10W 

 Para saber más sobre el ACU-4 se puede visitar la página web oficial de Akiyama, www.akiyamadj.com, o consultar su manual en formato PDF: www.akiyamadj.com/Manuales/Manual%20ACU-4.pdf .

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.