Borja Figuerola, Carlos Córdoba: Novela gráfica sobre Red Hot Chilli Peppers

Protagonista del artículo: ,
Temática: Estilo:
Redactor:

Un guionista y un dibujante han abordado en equipo la historia de la banda de funk rock que revolucionó el panorama musical en los 90.

Red Hot Chili Peppers es una de las bandas de rock más importantes de las últimas décadas y el nuevo cómic publicado por Ma Non Troppo es una oportunidad para conocer su trayectoria, marcada por momentos tortuosos terribles y por un sensacional éxito internacional.

Sus autores son el guionista Borja Figuerola y el dibujante Carlos Córdoba. Dos almas creativas que han hecho tándem en este trabajo, pero que se conocen desde hace años y han colaborado anteriormente.

En la siguiente entrevista nos acercamos a la carrera de los dos autores y después conoceremos detalles sobre la creación de esta nueva biografía en formato de novela gráfica sobre Red Hot Chili Peppers.

Preguntas para Borja Figuerola:

Borja Figuerola, Carlos Córdoba : Novela gráfica sobre Red Hot Chilli PeppersTrabajas como periodista, publicista y guionista… Empecemos por el periodismo. Has escrito en Ruta 66 y libros sobre Rolling Stones y la Game Boy. ¿Nos puedes resumir tu trayectoria como periodista?

Empecé colaborando con una revista que se llamaba Pack de So. Ahí llevaba la sección de cine. Básicamente era una página entera en cada número dedicada a un tema de actualidad dentro del medio. Poco después empecé a colaborar con La Heavy, que antiguamente era la Heavy-Rock. Creo que el grupo editorial al que pertenecía quebró y empezó a funcionar de forma independiente. En La Heavy ya me dediqué a la música, aportando crónicas de conciertos, reseñas de discos y entrevistas tanto para la revista física como para la web durante un par de años, hasta que en 2014 tuve la oportunidad de empezar a colaborar en Ruta 66. Por suerte ahí sigo unos cuantos años después. Al margen surgió la oportunidad de trabajar con Redbook Ediciones donde escribí un monográfico sobre los Stones en su sello MaNonTroppo y otro sobre la cultura popular de finales de los ochenta y los noventa, englobando música, cine, videojuegos y toda serie de gadgets de infancia.

Respecto al oficio de publicista… ¿Cuál es tu trayectoria en este campo? ¿Se producen a veces conflictos entre la faceta de publicista y la de periodista?

Mi trayectoria como publicista fue corta. Pasé un breve período por una agencia perteneciente a un gran grupo como redactor creativo, pero rápidamente viré hacia el mundo del guión. Sí es verdad que posteriormente he seguido haciendo tareas vinculadas a la publicidad como freelance, principalmente como copy aunque a veces también con algo de diseño aunque desde una perspectiva “pensante”, no “ejecutante”. Sé y entiendo que la tendencia actual del mercado laboral es la especialización, pero soy de la generación anterior donde el multi-task aún no estaba mal visto. De este modo, cuando eres de inclinaciones creativas, no me parece extraño desarrollar actividad en distintos campos. Sobre los conflictos que mencionas, no debería, puesto que la Publicidad, el Periodismo y el Audiovisual son distintas ramas del mismo árbol de la Comunicación. Se pueden matizar niveles de creatividad pero eso ya sería “la letra pequeña del contrato”. Sí pienso que habría que diferenciar entre el periodista puro, cuyo propósito de vida es la investigación en una redacción, que del periodista que disfruta de escribir por pasión a una temática. Éste sería mi caso.

Has trabajado como guionista en televisión y largometrajes… ¿En qué producciones has trabajado?

Como guionista el programa más popular donde he trabajado es APM? También he participado en el desarrollo de formatos televisivos para distintas productoras. En cuanto a la ficción, co-escribí el largometraje “El Cerro de los Dioses”, un falso documental sobre la fama producido por LaCima Producciones en colaboración con TV3. He participado en otros proyectos de largometraje que lamentablemente (aún) no han visto la luz, y en cinco cortometrajes de los cuales se han producido tres.

¿Es muy diferente escribir guiones para televisión o cine frente a escribir un guion para cómic?

Hay diferencias, pero no creo que sean muchas ni tan grandes. Las más evidentes quizá sean que un cómic tiene limitada la extensión desde el inicio, con lo que has de ser muy preciso a la hora de escaletar. Con el cine eso no pasa, pues aunque también has de ser selectivo con qué mostrar y qué no, hay más flexibilidad dentro de unos estándares de duración. También, mientras en cine es normal que una escena se alargue varias páginas, en cómic el ritmo es más picado. El cómic tiene un componente maravilloso que es que te permite echar mucha imaginación en cómo plasmar las cosas sin más recursos que el talento del ilustrador y la conexión y entendimiento con éste, y aquí trabajar con Carlos es una suerte. Lo mismo llevado a la pantalla sería un proceso mucho más costoso a todos los niveles.

Preguntas para Carlos Córdoba.

Borja Figuerola, Carlos Córdoba : Novela gráfica sobre Red Hot Chilli PeppersEstudiaste dibujo en la escuela JOSO. Me gustaría que hablaras sobre tu formación y sobre tu etapa en esta escuela…

Estudié en JOSO durante cuatro años, tres de ellos realizando el curso de Art Gràfic donde aprendí sobre muchas disciplinas, desde materias relacionadas con el cómic (dibujo, entintado, color) a otras como por ejemplo 3D, es un curso muy completo que me ayudó a desarrollar muchos conocimientos sobre el medio que utilizo mayoritariamente (digital) y la verdad que fue una etapa que recuerdo con mucho cariño. En mi último año me centré más en preparación de muestras para editoriales y proyectos propios. Es una experiencia que recomiendo 100%.

Has trabajado en estudios de diseño y también como freelance. ¿Cómo es el trabajo de ilustrador? ¿A qué ritmos se enfrenta un ilustrador? ¿Se enfrenta a unos problemas similares, de falta de aprecio y comprensión, a los que se enfrentan los diseñadores gráficos?

Creo que las diferencias entre el trabajo de ilustrador y el cómic dependen muchas veces del cliente, a veces he notado un poco menos de libertad creativa con respecto al trabajo editorial por tener que ajustarme más a parámetros previos de estilo o coherencia del proyecto. Los ritmos en ilustración y diseño son frenéticos, aunque ya digo, depende mucho del encargo y el cliente. En lo que respecta a la valoración he tenido la suerte de tener siempre un feedback directo muy positivo y es algo que aprecio mucho. Pienso que esto es posible por el seguimiento que tiene el proyecto de principio a fin, desde el brief y entendiendo perfectamente las necesidades del cliente y qué aportar. Con el cómic quizá esta sensación no es tan de primera mano porque no buscas contentar a solamente a un cliente, sino que guste a los lectores, y no siempre tienes la oportunidad de escuchar su opinión cara a cara.

¿Cuál es tu trayectoria en el mundo del cómic?

De momento cuento con estas dos obras con Redbook (deseando siempre hacer alguna más), algunos proyectos propios sin publicar y estoy haciendo algunas entrevistas con editoriales americanas. A ver a dónde me llevan.

¿Qué señas distintivas tienes los cómics biográficos frente a los basados en guiones creativos?

Creo que sobre todo la “fidelidad histórica” por llamarlo de alguna forma. Creo que es importante ser muy metódico con la representación de los espacios, moda y objetos de la época y por supuesto con la apariencia física de los personajes. En guiones creativos, pese a estar encuadrados en algún marco histórico permiten más licencias en este sentido.

Preguntas para Borja Figuerola y Carlos Córdoba:

Borja Figuerola, Carlos Córdoba : Novela gráfica sobre Red Hot Chilli PeppersHabéis publicado dos libros de cómic juntos, sobre Led Zeppelin y Red Hot Chilli Peppers. ¿Cómo se cruzaron vuestras dos carreras profesionales?

Borja: Carlos y yo nos conocimos trabajando juntos hace 8-9 años en el departamento de discos de una tienda FNAC. Aunque apenas coincidíamos en los turnos ya había buena sintonía. Al dejar de trabajar allí, el responsable del departamento nos puso en común ante la posibilidad de hacer algún proyecto juntos. En cuanto surgió la posibilidad de hacer una novela gráfica con Redbook no dudé en proponerle como ilustrador. A la editorial le gustó su trabajo y así surgió la oportunidad de trabajar juntos.

¿Cómo surgió la creación del libro sobre Red Hot Chilli Peppers? ¿Fue un encargo o idea vuestra?

Borja: Originalmente iba a tratarse de un libro monográfico sobre el grupo, una propuesta que hice a la editorial. Pienso que quedaron contentos con el resultado de Led Zeppelin y se les ocurrió replantearlo como una novela gráfica. Hicieron la propuesta y tanto a Carlos como a mí nos pareció una buena idea y nos lanzamos a ello.

Borja Figuerola, Carlos Córdoba : Novela gráfica sobre Red Hot Chilli Peppers¿Sois grandes seguidores de la trayectoria de Red Hot Chilli Peppers?

Carlos: Borja es mucho más fan que yo del grupo, pero sin duda es un grupo que ha marcado varios años de mi vida.

Borja: Como dice Carlos, es una de las bandas con las que más he conectado junto a Fugazi, Los Piratas… y alguna más. Podría decirse que sí, soy un gran seguidor de la trayectoria del grupo, sobre todo con Frusciante, pero también con Hillel Slovak o Dave Navarro.

¿Qué fuentes habéis utilizado para escribir el guión y diseñar las ilustraciones?

Carlos: Tengo la suerte de que Borja siempre me proporciona mucho material audiovisual cuando nos embarcamos en estos proyectos, es algo que me ayuda muchísimo a visualizar determinadas escenas.

Borja: Al margen de la biografía de Kiedis, “Scar Tissue”, hay un libro en el que me apoyé, muy recomendable para cualquier fan: “The Red Hot Chili Peppers: An Oral/Visual History”, firmado por Brendan Mullen.

Borja Figuerola, Carlos Córdoba : Novela gráfica sobre Red Hot Chilli PeppersEntiendo que una biografía gráfica exige un nivel de síntesis del relato superior a un texto escrito. ¿Cómo planteasteis esa labor de elección y cribado de información para decidir el contenido del libro?

Borja: Esta parte es complicada porque has de tener ojo para detectar todos los puntos de giro que resultaron claves en la historia del grupo, procurando que su contexto sea potente/interesante también a nivel visual. El combo ideal no siempre resulta, y en tal caso creo que debe prevalecer lo primero puesto que con lo segundo siempre te puedes permitir alguna pequeña licencia. Aunque lo ideal es poder combinar las situaciones que hacen avanzar la historia, con las que parecen más banales pero sirven para representar la personalidad del grupo.

El libro contiene algunas imágenes realmente crudas, reflejo de los excesos que los miembros de Red Hot Chilli Peppers han tenido en algún momento de su vida… ¿Os enfrentasteis a algún tipo de pudor propio o alguna indicación por parte de la editorial?

Carlos: Confieso que muchas de estas imágenes son de las que más me gustan dibujar, ya que también son las que me permiten ser, en ocasiones, más creativo. Puedo usar efectos de cámara poco habituales o explayarme representando alucinaciones o fantasías. Sí que es cierto que después de llevar horas buscando referencias y representando la decadencia de Frusciante un poco raro sí que te quedas. En cuanto al filtro del que hablas, como artista tratas de conseguir una escena estética, que trasmita las emociones, en este caso decadencia, enajenación… tratando de que sea atractiva y cautivante para el lector.

Borja: En este sentido cabe decir que la editorial siempre nos ha transmitido confianza una vez aprobada la sinopsis inicial.

Borja Figuerola, Carlos Córdoba : Novela gráfica sobre Red Hot Chilli Peppers¿Qué tal de satisfechos estáis con el libro?

Carlos: Yo estoy muy contento, creo que he dado algunos pasos hacia delante en lo que a mí forma de narrar se refiere y en general creo que he hecho un trabajo más limpio pero con el mismo impacto que en de Led Zeppelin a nivel de dibujo.

Borja: Pienso que a nivel de guión, el de Led Zeppelin quizá resulte más dinámico y entretenido para el lector casual, mientras que el de RHCP es más “factual”, dedicado al fan. En el primero nos regocijamos en 10 años de historia con un contexto histórico muy rico, mientras que en el segundo abarcamos casi 35 años, hasta una época contemporánea que no siempre resulta tan interesante. A nivel visual sí pienso que el de RHCP está un peldaño por encima del anterior.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

Borja: Ahora mismo tenemos otra novela gráfica con Redbook en marcha, de un grupo también muy popular cuya música e historia tienen muy poco que ver con la de los Chili Peppers. El guion ya está terminado y confiamos que podáis verlo publicado muy pronto.

Muchas gracias. ¿Os gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

Carlos: Simplemente que espero que si le dan una oportunidad les guste mucho, tanto si son fans de la banda como si no. Creo que hay partes que se pueden disfrutar o pueden llamar la atención a todo tipo de lectores.

Borja: Gracias por la atención y el tiempo dedicado a leernos, tanto en la entrevista como en nuestras obras. Ojalá que disfruten con nuestras propuestas, éstas y con las que vendrán.

Más información:

Redbook Ediciones: https://redbookediciones.com/

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.