Dave Douglas, Keystone: Moonshine

Dave Douglas, Keystone: Moonshine
Protagonista del artículo: ,
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

Un disco para los aficionados al jazz menos puristas y más proclives a la experimentación. También un álbum para todos aquellos melómanos en busca de nuevas aventuras auditivas.

Dave Douglas es un trompetista y compositor norteamericano, nació en el año 1963 y su carrera musical se ligó definitivamente al jazz a finales de los años 70, curiosamente al realizar un viaje de estudios a España.

Tiene una sólida formación musical, adquirida en dos instituciones de Bostón, Berklee School of Music y New England Conservatory, y en la Universidad de Nueva York, donde se graduó en el año 1984.

Su trayectoria profesional arrancó en esa época y pronto destacó entre los músicos de su generación, llamando la atención del pianista y compositor Horace Silver, quien le fichó para su banda, en la que permaneció entre los años 1987 y 1990.

En los años 90 las diversas experiencias musicales de Douglas dibujaron las características de su propuesta musical. En aquellos años trabajó con Jhon Zorn, en su Masada Quartet, formó parte del Tiny Bell Trio, lideró varias formaciones propias (sextetos, cuartetos, etc.) y arrancó su carrera discográfica (su debut fue en el año 1993, "Parallel Words", para el sello Soul Note). En todas esas aventuras artísticas el ánimo experimental y el riesgo estaban presentes y su música se nutría de influencias muy variadas, muchas de ellas traspasando las fronteras del jazz: música clásica, balcánica, folk europeo, etc.

En la actual década Dave Douglas ha seguido fiel a su espíritu aventurero y sus experiencias han sido muchas y variadas. Como por ejemplo su trabajo con Trisha Brown Dance Company, aportando piezas para las representaciones de esa compañía de danza moderna. O un disco del año 2001, "Witness" (RCA, 2001), consistente en una suite de nueve partes y que contaba con Tom Waits como narrador en una de ellas.

También ha publicado trabajos con un nuevo quinteto (Dave Douglas New Quintet and Nomad) y fundó el grupo Keystone, con una formación poco habitual en el mundo del jazz, que incluía a un DJ, y con los que ya ha publicado dos discos: "Keystone" (Greenleaf, 2005), y el álbum protagonista de este comentario, "Moonshine" (Greenleaf, 2007).

En este álbum Keystone está formado por Dave Douglas (trompeta), Adam Benjamin (piano fender rhodes), DJ Olive (tocadiscos), Marcus Strickland (saxofones), Brad Jones (bajo) y Gene Lake (batería). En la primera grabación el puesto de pianista lo ocupaba Jamie Saft (que empleaba un piano Wurlitzer).

"Moonshine" contiene ocho piezas y su estilo se puede describir como un jazz sin prejuicios. La presencia del DJ no lleva a la formación hacia el Hip Hop, el house, la música electrónica o alguno de los estilos que a priori uno se pudiera imaginar. Las piezas caminan por si solas, tiene su base en el jazz, juegan con tempos diversos, abundando los medios, y el DJ participa como un músico jazz, que en ocasión aporta elementos rítmicos, en otros texturas y a veces utiliza los platos a modo de sampler.

La primera pieza, "Dog Star" es lenta… una balada que inaugura con elegancia un álbum que puede llenar tanto a quienes buscan experiencias nuevas (que las encontrarán) como a aquellos que escuchan la música sin demasiada atención (que no se toparán con disonancias o cosas extrañas a priori). "Mooshine" acelera el ritmo y resulta muy curioso el efecto de reverb exagerado empleado en la batería (algo que casi ningún batería de jazz haría nunca); la pieza suena a jazz clásico de los 60. "Married Life" es un corte de 9 minutos y 43 segundos, en el que se emplean ritmos de tresillo al estilo más clásico, se tienen solos estrictos de instrumento (sin acompañamiento), el DJ aporta ecos y "reverbereteos", y se transporta al oyente de forma sinuosa, y dulce, por sus diversos paisajes… que fluyen con naturalidad. "Silent Stars" es otro viaje, que parece arrancar en una noche despejada en el campo, a ras de tierra, para elevarte y mostrar las estrella de cerca (pura poesía musical). "Scopes" es uno de los temas más rápidos del disco, que recuerda al free jazz, por la incesante trompeta de Douglas. "Food Places" regresa al oyente a la calma, con una buena porción protagonizada por el pianista y otra también buena por una textura envolvente (obra del DJ) sobre la que el trompetista traza una frases preciosistas y llenas de relajada emoción. "Kitten" es cañera, unos sonidos que parecen de guitarra distorsionada continuos hacen pensar hasta en el trash metal; en la primera parte el tema es puro ritmo, con la batería como protagonista y el bajo sosteniendo (con una mezcla de niveles distinta pasaría por un tema realmente trash), para a mitad de pieza incorporarse el resto de instrumentación y cobrar protagonismo los vientos hasta culminar en el (casi) paroxismo (¡gran tema!). El último corte, "Tough", tiene un feeling funk, un tempo medio y deja un poso de optimismo en el oyente, con todos los instrumentos teniendo su rodaja de lucimiento y ayudando a hacer muy digerible la asimilación de todo lo escuchado anteriormente.

"Moonshine" es un disco muy agradable de escuchar, resulta variado y tiene un buen porcentaje de experimentación, pero sin que en ningún momento resulte chocante. La presencia del DJ está muy bien integrada en el conjunto, aunque como oyente de Hip Hop que soy he echado en falta un mayor uso del scratch (DJ Olive sobre todo aporta efectos, texturas y manipulaciones, pero a penas pueden catalogarse de scratch), un recurso que puede aportar grandes líneas solistas y que es algo que me encantaría escuchar en las próximas grabaciones de Keystone.

En definitiva, un disco muy recomendable, al que acercarse sin prejuicios.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.