Se sitúa en el mapa musical

Se sitúa en el mapa musical
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Promociones Sin Fronteras

Cultivó sus gustos musicales en el rock independiente de los años 90, ahora el sello de Los Planetas le lanza al mundo del disco y el ofrece canciones sensibles y llenas de romanticismo.

protagonistas

Luis Arronte es un madrileño, aficionado a la música desde siempre, pero que se decidió a meterse de lleno en ella, más allá de ser oyente, cuando se trasladó a vivir a Andalucía, primero en Málaga y luego en Granada, donde tuvo alguna experiencia previa y finalmente se decidió a defender sus canciones en solitario.

Ahora acaba de publicar su álbum debut, “Solo Ida”, un disco publicado por el sello El Ejército Rojo, detrás del cual está el famoso grupo Los Planetas. El trabajo ha sido producido por Manuel Ferrón y el propio grupo, grabándolo en El Refugio Antiaereo con Pablo Sánchez como técnico de grabación.

Apoyando a Luis Arronte en las interpretaciones han esta un puñado de músicos y también de invitados. Entre estos últimos miembros de La Musgaña, Lori Meyers y Los Planetas.

Las canciones de Luis Arronte ofrecen melodías accesibles, letras románticas y sensibilidad en la interpretación:

• Sabemos que formaste parte de un grupo que se llamaba Dry… Nos gustaría que nos hablaras de tus experiencias anteriores a esta etapa en solitario…

Experiencias, muchas. Empecé en Málaga en un grupo de noise pop

llamado Chandals (ahí tocaba la batería) y he pasado por la

indietrónica, el rock, el emo (con Dry), el Orfeón Universitario,

la música instrumental, el folk experimental, un poquitín de jazz

y ahora el folk a secas. En todas esas experiencias he aprendido

el oficio, que tiene muchas particularidades.

• Te trasladaste de Madrid a Málaga y luego de allí a Granada… ¿Este trasiego ha influido en tu música?

Supongo que sí. Creo que somos muchos los que nos hemos criado

en ciudades distintas a las que nos vieron nacer. De ahí viene el

título, ?Sólo ida´, como los pájaros del norte que realizan sus

vuelos migratorios al sur buscando el calor. En mi caso, yo me

quedo, de momento. Pero en cuanto abro la boca y el acento me

delata me preguntan: “¿Tú de dónde eres?”.

• ¿La decisión de ese cambio sucesivo de ciudades tenía que ver con tu carrera musical o era motivaciones personales totalmente distintas?

Cuando me fui de Madrid tenía 11 años, así que mi motivación era

poca. Fue un traslado familiar. De Málaga me marché con 24, por

cuestiones profesionales relacionadas con el periodismo, y también

por la necesidad de huir de un decorado que me estaba asfixiando.

Lo que no sabía ?y podía haber sospechado? es que Granada es un

caldo de cultivo musical en el que las cosas me podían ir bastante

mejor. Y tanto.

• Tenemos entendido que te pasaste una buena temporada tocando por garitos de Málaga y Granada… ¿Qué tal enfrentarte a un público que no conoce tus canciones y que en muchas ocasiones tiene interés por una música totalmente distinta a la tuya?

protagonistasTiene momentos buenos y malos. Te enseña a defenderte, a hablar

en público, y también te obliga a comprender que la humildad es

fundamental. Lo importante es que tú tengas claro lo que quieres

hacer y cómo lo haces. Pero bueno, eso lo digo ahora. En los

primeros conciertos llegaba a pedir perdón si consideraba que la

canción no me había salido como a mí me gustaba. Después de mucha

batalla uno se siente más seguro.

• ¿Esa una etapa para olvidar o para recordar con cariño?

No puedo permitirme el lujo de olvidar esa etapa. Por un lado,

porque no creo que se haya cerrado aún, seguiré pateando garitos

toda la vida. Por otro, porque es el contexto en el que aprendes

lo que tienes que aprender, a hacer equilibrismos sin red. He

llegado a ver como un fan del bacalao de un pueblo perdido, muy

similar a ese personaje que sale en televisión, me decía: “Tío, no

me esperaba que tú fueras a estar aquí tocando, me he llevado un

susto. Pero si a ti te gusta lo que haces, lo de la guitarrita y

eso, sigue, tío, que lo haces bien”. Con lo simple que era el buen

hombre, y mira la tremenda verdad que me soltó.

• Tu álbum ha salido con el sello de Los Planetas, Ejército Rojo. Algo que va a hacer que mucha gente ya esté receptivo a tu música, al menos de primeras… ¿Cómo surgió el que ficharas por su sello?

Supongo que han influido tres factores: la suerte, que es

fundamental; vivir en Granada, que es una ciudad pequeña y con una

afición intensa; y mi profesión, el periodismo, a través de la

cual conozco a artistas todos los días. De todas formas, grabar un

disco no es, al menos en este caso, algo que se acuerde de un día

para otro. Empecé a tocar por sitios, luego a telonear a otros

artistas, a tocar fuera; después me vieron los del sello, nos

caímos en gracia, empezamos a coincidir y a emborracharnos juntos;

más tarde empezó a ponerse la cosa seria y me busqué una banda de

acompañamiento, y pasados unos cuantos meses y varias

aproximaciones, me propusieron grabar. Del dicho al hecho…

Y es cierto que, aunque es un sello humilde, es una puerta

gigantesca. Muchísima gente me va a hacer caso sólo por pertenecer

a este plantel. Pero también supone una responsabilidad doble, no

puedo defraudar a unos ni a otros, y eso asusta al principio. El

público de Los Planetas es extenso y fiel, pero no le vale

cualquier cosa. Si les gusta les gusta, y si no, no.

• Ellos te han apoyado en la grabación no solo con el sello, sino incluso colaborando… Primero me gustaría que nos hablases de tu banda de acompañamiento… ¿Quiénes son, cómo los encontraste, son los mismos en el álbum y en directo?

Pablo González Sánchez-Lafuente es el batería. Toca en un grupo

malagueño, Notes To Myself, de una importancia capital para

entender el rock indie underground de esa ciudad. Ahora están

empezando a sonar al nivel que se merecen. Miguel Rueda es un

bajista de currículum, ha estado en muchísimas bandas, Cecilia Ann

por ejemplo, y toca el bajo por vocación, es su instrumento. Ahora

mismo está en Concorde. Jesús García Roldán es guitarrista en

Granada de Manía Stereo, y es un colaborador por excelencia. Tiene

sus propios proyectos (G-Sus, Psicoactivos,…) y compone arreglos

por intuición y con mucho fondo. Diego Galaz es un amigo personal

que toca el violín en La Musgaña, con Nacho Mastretta, con Jorge

Drexler… Uno de esos músicos que te dejan boquiabierto. Los

encontré a cada uno en una esquina, a lo largo de los años. No te

puedo contar más, es que son amigos, simplemente. Son los mismos

en directo cuando voy con banda, porque a veces voy yo solo.

• Y ahora que nos hablen de los invitados a tu disco…

Y ahora que nos hablen de los invitados a tu disco…

De uno ya te he hablado, Diego Galaz, que toca violines y

mandolina. Florent es una leyenda del rock nacional que me ha

regalado cuatro pistas de guitarra eléctrica para ?El Perro de

Pavlov´; se lo ofrecimos y se prestó enseguida. Alejandro Méndez

es de Lori Meyers, uno de los mejores guitarristas que conozco,

guitarrista de carrera y con título, está en ?La cuesta de enro´.

Y Silvia Rollán es una buena amiga con buen gusto y buena voz que

me ayudó cantando en ?La llamada´.

• La producción la firmas Manuel Ferrón y tú, los controles técnicos Manuel Ferrón… ¿Qué tal habéis funcionado en equipo? ¿Los elegiste tú o fue cosa del sello?

Para un primer disco y con nuestro presupuesto, muchas cosas las

imponen las circunstancias. La producción corrió por parte de Manu

en primer lugar y mía porque era mi disco y tomaba decisiones en

segundo térnino. Pero en los controles técnicos estuvieron Pablo

Sánchez y Carlos Díaz, dos señores acostumbrados a trabajar en un

estudio analógico, con sus ventajas y sus inconvenientes.

Funcionamos muy bien, quizás el más verde era yo, aunque hice mis

pinitos como técnico hace tiempo. Lo que aprendí en esos quince

días escasos es mucho más de lo que he aprendido en los últimos

diez años. Ha sido un cursillo intensivo de grabación con dos

catedráticos.

• ¿Cómo valoras la experiencia de grabación de éste primer álbum?

Como una de las más enriquecedoras que he vivido. Lo que más me

ha gustado es que se ha grabado a la antigua usanza, tocando en

directo, aprovechando primeras tomas, sin hacer casi ningún truco.

Además, con el resto de miembros del grupo todo ha sido como una

fiesta. Y coincidió con la victoria de España en el mundial de

baloncesto… A mí, que no me atraen nada los deportes, me supuso

un motivo más de euforia. Es un trabajo, con un horario, un plan y

unos objetivos, encargándose cada uno de una cosa. Pero ya puedo

decir que grabar un disco es justo como yo lo imaginaba.

• Y ahora con el resultado en la calle… ¿Cómo sientes el disco? ¿Estás satisfecho con el resultado?

Me ha costado mucho. Es muy extraño escuchar canciones grabadas

después de habérselas imaginado durante meses, años para algún

tema. Además, escuché tanto las premezclas que me aburrí a mí

mismo. Pero cuando me hice con la copia masterizada me reconcilié

con ‘Sólo ida’. Creo que es un disco inmediato, vivo, se nos ve a

todos en el mismo plano, pero tiene relieves. La primera vez que

escuché como empezaba ‘La cuesta de enero’ en Radio 3, casi me

caigo del susto. Estoy muy satisfecho.

• ¿Qué repertorio llevarás a los directos? ¿Incluirás versiones de otros artistas? ¿Cuáles?

Siempre he llevado versiones en la maleta. Pero las voy

cambiando. Me ayudan, o ayudan al público, a situarme en el mapa

musical. No es que mi música se pueda definir a través de mis

gustos, porque entonces me sentiría huero. Pero sí que al tocar una

canción que creo que conecta con el resto del repertorio se puede

entender mejor mi plan. En directo llevo casi todo el disco de

“Sólo ida”, y si toco alguna versión puede ser “Good woman” de Cat

Power, ‘Tijuana Lady’ de Gomez, ‘A hard rain’s gonna fall’ de Dylan

ésta incluso se grabó para el disco y decidimos dejarla fuera en

el último momento?, “Strange form of life” de Bonny Prince Billy,

“Glenn Tipton” de Sun Kil Moon, “At the chime of the the city

clock” de Nick Drake, “No expectations” de los Rolling, etc.

• Por cierto… ¿Cuáles son tus influencias y gustos musicales?

protagonistasPues coinciden con las versiones. Puedo añadir que soy un obseso

de Wilco, y que he sido fan de toda la vida de Sonic Youth.

Idolatro a Dylan y a Woody Guthrie. Me encantan The Posies. Para el

indie soy de Pavement, Dinosaur Jr, Inquilino Comunista, etc. El

rock and roll me sale de dentro, Black Crowes, Turbonegro, etc.

También tengo una extraña afición por el hardcore y el noisecore,

siendo Botch, Dillinger Escape Plan y Converge tres de mis grupos

favoritos. Y en los últimos años tengo predilección, como es

natural, por los buenos letristas, desde Nacho Vegas hasta Kiko

Veneno.

• Y nada más, desearte muchas suerte, darte las gracias por concedernos esta entrevista y dejarte espacio para si deseas añadir algo más…

Gracias a vosotros. Suelo pasar por vuestra web, es una muy

buena base de información. Sólo añado que en estos momentos, y no

sé por cuánto tiempo más ?poco?, se puede oír ‘Sólo ida’ entero en

www.myspace.com/luisarronte. Después sólo se podrán oír cuatro temas.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.