The Good, The Bad and The Queen

The Good, The Bad and The Queen
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

El ex-cantante de Blur lidera un nuevo grupo formado por músicos famosos. Un álbum relajado, interesante, aunque un tanto monocorde.

The Good, The Bad and The Queen son un supergrupo formado por Damon Albarn, cantante de Blur (y cerebro del grupo virtual Gorilaz), Simon Tong, guitarrista de The Verve, Paul Simonon, bajista de The Clash y Tony Allen, percusionista muy famoso dentro del género llamado afro-beat.

Presentaron un primer single a principios del verano pasado, pero no es hasta finales del último año que publicaron este disco, producido por Danger Mouse.

El contenido del álbum es realmente interesante… canciones relajadas, entre la lentitud y el medio tiempo, donde se da muchísima importancia a la creación de ambientes y aftmósferas, aunque la vertiente rítmica no se deja de lado… la voz vierte melodías llenas de melancolía, el bajo hace un magistral ejercicio de ahorro de recursos, el guitarrista cumple y el batería también (tal vez se eche en falta el haber aprovechado más el talento de estos dos, sobre todo la maestría de Tony Allen), teniendo un papel esencial en las piezas las aportaciones de Damon Albarn a los teclados, que da melodías, arreglos y efectos que en muchos casos son los verdaderos ganchos. Tampoco se deben pasar por alto las aportaciones de una sección de cuerdas y de un coro que son elementos esenciales en aquellos cortes en los que aparecen.

El tono general del disco es muy uniforme, tal vez sea su mayor defecto, pero podemos destacar un puñadito de temas especialmente notables: "History Song" (fantásticos los sutiles arreglos de hammond, los coros y el crescendo del conjunto), "Northen Whale" (con base en un ritmo electro), "Kingdom of Doom" (épica), "Behind The Sound" (melodías bonitas que recuerdan a The Beatles), "Thee Changes" (balancea entre el pasado y el presente) o "The Good, The Bad & The Queen" (largo final que vuelve a recordar a The Beatles).

En definitiva, un disco relajado, atmosférico, aunque con algunos momentos de tormenta, donde el principal protagonista es Damon Albarn (podría haber conseguido los mismo resultados con músicos desconocidos) y en el que todos los temas tienen un enfoque similar y aunque algunos destacan sobre el resto.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.