Ángel Corpa: Música para versos de Cervantes

Ángel Corpa: Música para versos de Cervantes
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de RTVE Música

Ángel Corpa

Ángel Corpa desde temprana edad tuvo un fuerte impulso creativo, que le llevó a involucrarse en el mundo del teatro y de la música.

En el año 1972, tras varias interesantes e importantes experiencias artísticas vividas, creo el grupo Jarcha. Una formación de especial trascendencia, pues durante sus veinticinco años de actividad hizo una excelente labor para revindicar la música popular tradicional de nuestro país, algo que combinó con una llamativa sensibilidad por temas sociales.

Entre los muchos logros de esta formación está el haberse convertido en banda sonora de la transición española, algo compartido con los cantautores de la época, aunque Jarcha aportó una música mucho más vitalista y colorida.

Esta mítica formación se despidió definitivamente en el año 1997, desde entonces la vida profesional de Ángel Corpa ha seguido vinculada a la cultura y el arte.

Su último proyecto que ha visto la luz es el disco “…Ángel de Humana Figura”, una colección de doce canciones creadas a partir de versos de Miguel de Cervantes, a los que Ángel Corpa ha aportado composiciones musicales y que, junto a un equipo de músicos de refutada carrera, ha convertido en unas hermosas grabaciones que se disfrutan con naturalidad y que demuestran la atemporalidad de la obra de Cervantes.

Ángel Corpa

¿Cómo surgió la idea de hacer un disco poniendo música a poemas de Cervantes?

Cuando tuve conocimiento de las celebraciones del IV centenario de la publicación de El Quijote me acerqué a la obra de Cervantes y descubrí en “La Galatea” un vivero de versos plenos de hermosura, profundidad y belleza y que estaban a la altura estética y conceptual de los grandes poetas del siglo de oro español. Después, simplemente me dejé arrastrar y seducir por los poemas que llamaron mi atención, me abandoné en su ritmo y dejé que el sentimiento que en ellos anida guiase el rumbo de las líneas melódicas que acabaron convirtiendo en canciones diez poemas pertenecientes a “La Galatea” y dos extraídos de “El Quijote”.

Algo que resulta curioso es que al escuchar las canciones los textos no resultan nada añejos… ¿qué tienen de especial esas poesías para que resistan tan bien el paso del tiempo?

Pues, ni más ni menos, que son los clásicos de la literatura española. Auténticos pilares sobre los que se ha construido todo lo que se ha escrito hasta hoy en lengua española. A pesar de la utilización de algunos términos no usados por nosotros, el sentido de los versos llega claro y nítido porque está cimentado en la más extrema belleza formal que se ha conseguido de nuestro idioma. En cuanto a los contenidos, hay que decir que estos versos albergan los más puros y diversos sentimientos que puedan caber en un corazón humano, y soy de la opinión de que mientras no cambie la esencia humana seguiremos dando vueltas a los grandes temas del arte en general: Amor, Vida y Muerte, con lo cual los versos cervantinos seguirán marcando pautas no sólo en nuestro ámbito cultural, sino en el conjunto de nuestras vidas.

¿Fue difícil imaginarse, y componer, las melodías y ritmos acordes para cada letra?

Para mí lo difícil cuando me enfrento a cualquier obra poética es encontrar las claves necesarias para entender al poeta y contextualizar el poema. De ese modo lo hago mío y puedo abandonarme en sus versos para permitir que el poema me inunde de las sensaciones que van a dar a luz la música que acompañará a todas y cada una de las palabras que lo conforman.

Así mismo es necesario estudiar la estructura interna del poema, conocer el ritmo literario y encontrar la melodía que integre de forma armónica y natural todos los acentos gramaticales y musicales.

Otro elemento importante a tener en cuenta en un trabajo monográfico como éste es conseguir un conjunto de canciones rico y variado en tonalidades, ritmos, armonías y melodías que hagan al CD atractivo y ameno al oído.

Este disco tiene un precioso trabajo instrumental, del que usted es compositor, y que ha llegado a buen puerto por el buen hacer de los intérpretes con los que ha colaborado… Me gustaría que nos hablara sobre los músicos con los que ha contado para esta grabación.

Estoy muy satisfecho del resultado instrumental del CD porque se acerca mucho a cómo me imaginaba el sonido de las canciones en mi mente a lo largo del proceso creativo. El hecho de contar con un magnífico equipo de músicos ha facilitado ese difícil tránsito de las meninges al oído.

Héctor Pérez ha sido el pianista y el artífice de los arreglos instrumentales. Después de muchas conversaciones y probaturas fue capaz de encontrar los matices musicales que poblaban mi mente y que no son fáciles de transmitir a causa de su naturaleza inconcreta rayana a veces con lo onírico. Creo que Héctor, a pesar de su juventud ha dejado una clara muestra de su talento creativo y su madurez expresiva.

Alvaro Girón ha metido todas las guitarras (excepto “Ya la esperanza es perdida ” donde toca Lalo Carmizano, excelente amigo y guitarrista argentino). Me admira su versatilidad en el manejo de las diferentes técnicas de la guitarra clásica y eléctrica que domina con autoridad y gusto exquisito. Tiene la humildad y generosidad de los grandes para poner su talento al servicio del arreglo final, cosa que le honra como músico y como persona.

Al mando de las percusiones ha estado Manolo Salado (excepto “Silena” que tocó Agustín Henke, excelente percusionista proveniente del ámbito flamenco). Trabajar con Manolo Salado es un gusto porque siempre tiene la sonrisa franca y el ánimo a punto para experimentar con ilusión nuevos ambientes rítmicos y buscar los colores de percusión que den respuesta a las demandas creativas de las canciones. Es un trabajador infatigable y brillante, pero por encima de todo, amigo.

El bajista del disco ha sido Manolo Nieto que posee una intuición y memoria asombrosas. El compás, el gusto en los fraseos y un sonido musculoso hacen de él un bajista notable. Su carácter abierto y alegre, así como su seriedad profesional y su elegancia personal le convierten en un músico imprescindible.

El violoncelo ha sido acariciado por las manos de Ángel Morilla, a través de las cuales nos enseña su corazón.

Quiero, llegados a este punto rendirles a todos mi homenaje de gratitud porque por encima de su talento y su maestría instrumental me han dado lo más importante que un músico puede dar – que es alma – para que las canciones tomen vida propia y transmitan los sentimientos que con ellas vuelan.

En este año, 2005, se está celebrando el IV centenario de la publicación del Quijote. Algo en principio positivo, pero que desde mi punto de vista se está llevando de forma superficial y más con una intención “turística” que “cultural”. ¿Cómo ve usted la forma en que se está celebrando el centenario del Quijote?

Ángel Corpa

La verdad es que estoy inmerso en otro no menos apasionante proceso creativo y no presto mucha atención a lo que pasa a mi alrededor.

Que se promocione y difunda la geografía de El Quijote me parece muy bien porque eso supondrá el desarrollo económico y social de La Mancha, tierra fuertemente necesitada de impulsos que pongan en valor toda su riqueza gastronómica, enológica, paisajística y humana.

Respecto al ámbito cultural, tengo la sensación de que en esta celebración hay mucha obra recurrente y poca obra original. Estos eventos donde se manejan grandes presupuestos llaman la atención de muchos arrivistas con pocos escrúpulos que son capaces de encandilar y colocar productos con envoltorios impecablemente presentados, pero vacíos de contenido.

En la publicación de “…Angel de humana figura” ha colaborado el Ayuntamiento de la localidad sevillana de Burguillos. ¿Qué llevó a esa institución a implicarse en este proyecto? ¿Cuál fue su aportación?

Una de las cosas más importantes que han ocurrido en los últimos años de mi vida ha sido conocer a José Juan López, alcalde del municipio sevillano de Burguillos.

Él afirma que una de las obligaciones de las instituciones en el terreno de la cultura es asumir el mecenazgo cultural como forma de crear patrimonio y riqueza.

En un momento tan crítico de la industria musical puedo afirmar que sin su colaboración nunca hubiese visto la luz esta obra, ni otra que dediqué en 2004 monográficamente a Rafael Alberti.

Pero lo que más llama mi atención es la labor de proselitismo cultural que está llevando a cabo con los empresarios que están instalados en Burguillos, que están ayudando a financiar este proyecto de mecenazgo, con el convencimiento de que es buena la inversión en cultura porque esa inversión crea patrimonio, devuelve prestigio y genera riqueza y bienestar para todos. ¡Ojalá su ejemplo cunda!.

¿Qué ha sido para usted lo más satisfactorio de este disco?

En primer lugar, el haber podido disfrutar de la poética cervantina y poder ayudar a su difusión y conocimiento. Creo que el éxito de El Quijote ha mantenido en penumbra el resto de la obra de Cervantes y es bueno hacer cuantos esfuerzos estén en nuestras manos para conseguir que todos puedan disfrutar de su maravilloso perfil poético.

En segundo lugar me gusta mucho el encaje conseguido entre las músicas y los textos, cosa que siempre facilita la comprensión y el entendimiento de todas las palabras. Creo que el disco está muy bien dicho.

Durante 25 años usted fue el líder de Jarcha. Un grupo que mucha gente asocia únicamente a la transición y que sin embargo tuvo una trayectoria mucho más larga… ¿qué fue realmente lo más significativo que legó la trayectoria de Jarcha a nuestra historia musical?

Efectivamente la historia de Jarcha supera los veinticinco años de trabajo con la publicación de 14 discos y más de 2500 conciertos realizados en España y Europa, sin embargo creo que por encima de las estadísticas lo más importante de Jarcha fue su compromiso con la realidad social que vivió y su aportación a la difusión de la música popular y a la poesía.

Jarcha y otros grupos han colaborado en recuperar nuestro folklore y en reclamar respeto hacia nuestra cultura musical tradicional. ¿Ha seguido atento a la evolución de la música folk en los años posteriores a Jarcha?

La verdad es que estoy muy enfocado en el proceso creativo y no me queda mucho tiempo para estar al tanto de todo lo que se cuece en el mundo de la música folk. Lo que sí me parece llamativo es la poca presencia en los medios de comunicación de toda la música que no siga los dictados de los grandes poderes de la industria musical.

El folk es una víctima más de la política cultural capitalista que deshecha todo lo que no tenga una inmediata rentabilidad económica.

Ángel Corpa

En los años 60 usted investigó el folklore castellano y en los 70 el andaluz, así como su relación con el flamenco. En La Factoría del Ritmo conocemos a otros dos folkloristas que también han investigado en esos terrenos. Por una parte el desaparecido Angel Carril, que se centro en Castilla y León. Y por otra Eliseo Parra, que además parte de esos estudios para hacer su propia música. ¿Conoce a estos dos folkloristas? ¿se sigue en la actualidad estudiando nuestro folklore?

He tenido lejanas referencias de ellos y sus obras pero no he tenido la oportunidad de conocerles personalmente.

En tanto en cuanto ahora estoy centrado en otros ámbitos no tengo datos para conocer el estado de las investigaciones que seguro que se están realizando en el mundo de la música popular. Nunca han faltado incondicionales de la música que hemos ido destilando como pueblo siglo a siglo.

Permítanme concluir afirmando que una música que ha superado el listón del tiempo es un tesoro que, aunque nuestro oído -embrutecido por la bazofia sonora que nos invade- no sepa escuchar, será siempre referencia y consuelo para los que buscamos en la música lo vivo y lo auténtico.

¿Se está perdiendo actualmente la memoria de nuestra verdadera tradición musical?

La música popular siempre se ha transmitido oralmente de generación en generación apoyando los momentos más significativos del calendario. El hecho de que estén cambiando tanto nuestros usos y costumbres está impidiendo esa transmisión y por tanto su conocimiento entre los más jóvenes. Hoy más que nunca cobra una importancia decisiva la labor de nuestros folkloristas como conservadores del riquísimo patrimonio cultural que supone la música popular, pero hasta que no la declaremos especie protegida, seguirá a merced de los caprichos del tiempo y del mercado.

La incorporación masiva, desde hace décadas, de la música anglosajona a los gustos de nuestra juventud… ¿ha matado lo que podía haber sido una evolución musical local más natural?

Si a todo lo que he manifestado en el punto anterior sumamos la influencia de lo anglosajón principalmente, no es complicado sacar conclusiones que nos acerquen a la realidad que vive la música popular en la actualidad. Quiero creer que algunas señales que todavía se manifiestan con mucha debilidad son mensajeras de que algo está cambiando en los gustos del público a favor de la música de contenidos y de raíz.

Según nuestras informaciones usted ha dedicado su vida a la música, abordándola desde distintas perspectivas artísticas y profesionales. ¿En qué actividades y proyectos se encuentra involucrado actualmente?

Ya he manifestado en puntos anteriores que sigo inmerso en la actividad creadora con otro proyecto que tiene su raíz en el siglo de oro español. Creo que el trabajo realizado con Cervantes me ha enganchado a la belleza literaria que aquellos grandes poetas dejaron para nuestro disfrute.

En cuanto al trabajo en directo, me muevo en dos frentes. Las presentaciones de este “Ángel de Humana Figura ” que voy a realizar por Castilla La Mancha y la actividad “Música y Educación en Valores” que realizo por Institutos tratando de mostrar a los jóvenes el mundo de los Valores mediante las canciones. La vida, el amor, la solidaridad, la justicia, la paz y la libertad son valores fundamentales sobre los que cimentar el orden social necesario en una democracia si queremos conseguir un futuro de plenitud.

Las canciones, como transmisoras de sentimientos, tienen una capacidad incomparable para sembrar estos contenidos en los corazones de los jóvenes por lo que contienen una potencia educativa de primer orden que me encanta poner al servicio de la mejor formación que podamos dar a los jóvenes que constituyen el futuro de la humanidad.

Y nada más, salvo dejarle espacio por si desea añadir algo más para nuestros lectores…

Hoy más que nunca es necesario tejer una red alternativa que permita la difusión de obras como la que les presento, en tanto en cuanto no tienen cabida dentro de los estrictos patrones de la industria de la música en la actualidad. Por tanto, les pido que sean cómplices en la tarea de promocionar y difundir la belleza que encierran estas obras inmortales. Muchas gracias.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.