Armagedon: Dignidad

Armagedon: Dignidad
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

   Si el rock urbano es la clase de música con la que te sientes identificado y es la que da sentido a tu vida, entonces te encuentras ante un disco que entra dentro de tu campo personal.

Desde Leganés se presentan estos chicos con su ya tercer trabajo titulado “Dignidad”. Con la rabia y la crítica que caracterizan a este género musical, Armagedon se revela contra lo hipócrita que es la sociedad y el sistema. Esta banda basa su música en letras orientadas a esa especial forma de hacer poesía que tanto les ayuda a expresar su disconformidad ante los tristes acontecimientos que puede llegar a hacer el ser humano.

   Si hay algo que ha marcado sin duda la trayectoria de esta banda es la evolución. Armagedon se ha ido forjando poco a poco un sonido y una identidad, que hará que brille con luz propia en el panorama rock estatal. “Dignidad” es el tercer trabajo de estos madrileños. El grupo, que parece haberse decantado por endurecer su oferta, suena mucho más acertadamente que en sus dos trabajos anteriores. Probablemente las nuevas posibilidades a nivel de medios o su propia experiencia les ha permitido sacar a sus composiciones un saber más concreto y, al mismo tiempo, novedosos que lo que habían podido demostrar en “A pike” (2000) y “Nada nuevo bajo el sol”(2002).

   El disco arranca con “Hecho derecho” que tras introducirnos en ambiente nos enseña lo que estos muchachos son capaces de hacer. Sigue con “Sin pelos en la lengua” con la que cambia un poco el registro y nos soprenden con nuevas tendencias rockeras en sus melodías musicales. Continúan con “Salud”, que se trata de un canto a la lucha, de nuevo con tintes más clásicos. “Charco de la esperanza” que plasma a lo largo de la letra el viaje en patera por el estrecho; que junto con “Barrio proletario”, un atisbo de esperanza entre la opresión de la vida diaria, son unas de las canciones más duras y realistas del álbum. Sin duda, el corte más dramático es “Mi gente” en la que dejan patente su postura contra el sistema. Finalmente cierran el disco con “Por qué cantamos”, en la que podemos apreciar, una vez más, una mezcla de elementos del metal más vanguardista mezclados con las nuevas tendencias rockeras.

   Buen disco en general, espero que me sorprendan más con el cuarto, ya que este es lo que esperamos oir de un grupo de esta clase, ni más ni menos, aunque con el suficiente estilo y gracia propios como para sacarlos de toda tormenta de grupos similares que deben estar por ahí sonando. Si te gustan el punk, rock urbano, Extremo o Marea, deberías darles una oportunidad a esta banda que se lo está currando para entrar entre los grandes.

Comentario: Cristina Cuenca
(Fecha de publicación: 23/10/2003)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.