Billy Cobham: Encuentro con un maestro

Billy Cobham: Encuentro con un maestro
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

Billy Cobham  Billy Cobham es una de las primeras figuras mundiales en el arte de tocar la batería. Nació en Panamá, aunque siendo niño él y su familia se trasladaron a vivir a los Estados Unidos. Comenzó su carrera profesional a los 18 años, corría el año 1962, y desde entonces tuvo la oportunidad de codearse con las primeras figuras mundiales del jazz y también de otros tipos de música.

   Fue colaborador asiduo de Miles Davis y la lista de grandes personajes con los que ha trabajado es interminable: George Benson, Jhon McLaughlin, Gil Evans, Grover Washington, Roberta Flack, Peter Gabriel, Randy Brecker, Frank Gambale…

   Además lleva desde los años 70 liderando sus propios proyectos musicales y tiene editados, a nombre propio, más de un cuarto de centenar de discos.

   Europa es un lugar donde se siente especialmente a gusto. El público del viejo continente aprecia mejor su música que el americano y desde el año 1980 tiene doble residencia: Zurich y Nueva York.

    Conocer a Billy Cobhan es acercase a historia musical viva del siglo XX. Escucharle, todo un placer:

· Aunque a los tres años te trasladaste a vivir a Nueva York, eres Panameño, y según tenemos entendido tu padre y un hermano eran músicos; y además uno de tus tíos era constructor de instrumentos de percusión. ¿Fue la música panameña la primera que descubriste o el vivir en Estados Unidos te hizo que descubrieras antes otros tipos de música?

Billy Cobham   Mi padre es pianista, mientras que mi hermano toca la trompeta y en estos momentos trabaja con Wilson Pickett. Mis primos estaban relacionados con la contrucción de “steel drums” en Panama, o “sartenes”, como son conocidas en el Caribe. Yo empecé a descubir la música en Panamá a la edad de 3 años, dos años antes de trasladarme con mis padres a Nueva York.

   Una vez asentado en Nueva York, la naturaleza siguió su curso y empecé a escuchar la música de cada grupo étnico que vivía en mi vecindario. Dado que mi familia es de origen africano e inglés, descubrí inmediatamente la música del caribe a través de discos y de otros medios como la radio o la televisión. La mayoría de los conocidos de mis padres eran músicos o artistas así que era prácticamente imposible no tener un encuentro con la música desde un punto de vista íntimo. Así que, de hecho, fue una combinación de estar expuesto a tantos tipos de música lo que me ayudó a determinar la dirección que tomaría mi vida a una edad bastante temprana.

· En el año 1962, te graduaste en la “High School of Music and Arts” de Nueva York. Pero me gustaría saber a que edad tenías claro que te dedicarías profesionalmente al mundo de la música.

   En 1962 cuando me gradué en el High School of Music and Arts yo tenía 18 años, pero, como te comentaba antes, decidí que quería ser un músico profesional mucho antes, a la edad de 6 años. Esto tiene mucho que ver con una especie de presión personal que tenía cuando era niño. Yo quería demostrar a los chavales que podía hacer algo especial, así que tomé mi decisión de ser músico muy pronto en la vida.

·  En el año 68, tras haber cumplido el servicio militar, comenzaste a tocar con músicos de prestigio y al año siguiente trabajaste por primera vez con Miles Davis, que actualmente es considerado un genio a escala mundial. ¿Cómo lograste acceder tan joven a ese circuito de músicos de gran nivel?

   Mi reputación me precedíam pues por aquel entonces ya había logrado bastante éxito trabajando con gente como Horace Silver, Junior Mance, George Benson, Kenny Burble, Stanley Turpentine, Randy Brecker, Michael Brecker, John Abercrombie, Freddie Hubbard, John McLaughlin, Don Grolnick, Esther Phillips y otros. Así que no tuve demasiado problema para llegar hasta Miles Davis u otros como él.

·  En aquellos momentos. Cuando conociste a Miles Davis y comenzaste a tocar con él. ¿Erais tú y tus compañeros conscientes de lo importante que era, o luego fue, Miles Davis? ¿Y de lo trascendentes que eran los discos que se grabaron entonces?

   Yo no era consciente del nivel de importancia que Miles Davis alcanzaría en el futuro pero me daba cuenta de que era un individuo único e inigualable el cual ya era extramadamente reverenciado por la comunidad Jazz de todo el mundo. Pero en ningún caso podía prever el impacto que los discos en los que participé tendrían en la música y en el Jazz en particular.

Billy Cobham·  A partir de ahí, y hasta el día de hoy, has colaborado con un número increíble de artistas. Muchos de ellos son nombres muy famosos. Eras y eres un profesional. También un artista. ¿En esas colaboraciones ha primado el lado artístico o en ocasiones la necesidad de conseguir trabajo y dinero? ¿Tal vez fue así hace años y ahora tienes una libertad total?

   Muy raramente he estado en una situación en la que tuviera que aceptar un proyecto que sabía que me llevaría a una especie de “prostitución musical” en la cual tendría que ver mi arte como simplemente un trabajo.

·  En el año 1973 grabaste tu primer disco en solitario. Y desde entonces has grabado un número increíble de ellos… ¿Qué es más satisfactorio para ti: tus discos propios, aquellos en los que participas con otros artistas, o depende de cada caso?

   He estado grabando en solitario tanto tiempo que ahora me siento mucho más a gusto trabajando para mí mismo, pasándome lo contrario cuando tengo que grabar para otros. Últimamente ha habido ocasiones en las que éste no fue el caso. Grabé un disco con Donald Harrison y Ron Carter del cual estoy más que satisfecho, lo mismo que lo que grabado con Frank Gambale. Realmente no saco mucha experiencia de mis esfuerzos colaborativos con otra gente, así que procuro trabajar en los confines de mi propio entorno musical.

· He escuchado tus tres últimos discos, “Drum’n’Voice”, “Culture Mix” y “The Art of Three”. Tres trabajos muy variados, aunque siempre vinculados al jazz, y que demuestran tu amplitud de miras. También sé que has participado en un disco de la Fania All Stars y has colaborado con Peter Gabriel. Pero me gustaría saber… ¿alguno de tus discos en solitario es de algún estilo distinto al jazz?.

   He grabado con los Grateful Dead y Jack Bruce y con Bobby and the Midnights. También he grabado con Roberta Flack y Donnie Hathaway (You’ve got a Friend). También he grabado con James Brown (White Knight), sólo por mencionar a unos pocos…

· Y dado que grabaste con la Fania All Stars y que además naciste en Panamá, me gustaría preguntarte por un artista al que tengo mucho aprecio: Rubén Blades. ¿Sigues su carrera? ¿Has tenido la oportunidad de colaborar con él en alguna ocasión?

   Nunca he tenido la oportunidad de conocer al señor Blades, pero me encantaría tener la oportunidad. Es un actor estupendo y también un gran vocalista.

Billy Cobham·  Según la información que hemos leído en tu página web en el año 1968 tuviste la oportunidad de utilizar uno de los primeros controladores electrónicos de sonidos de batería. Ahora gran parte de la música que acapara las lista de éxitos está hecha con máquinas. ¿Te parece interesante, en la actualidad y desde tu punto de vista artístico como percusionista, las posibilidades de las cajas de ritmo y los samplers actuales?

   Las cajas de ritmo y los samplers son máquinas diseñadas para ser programadas por humanos, por lo tanto son tan buenas como la persona que las programe.

·  Al escuchar tu disco “Drum’n’Voice” he apreciado que la sección rítmica que predomina tiene un “groove” muy similar al del Hip Hop. ¿Te interesa ese estilo musical? ¿Qué pensarías si alguien sampleara alguno de tus ritmos para usarlo como base para rimar?

   Tengo una cierta curiosidad por el Hip Hop y a veces este factor tiene algo que ver con la manera en la que toco en las actuaciones. Ciertamente, escucharía con mucha curiosidad un tema rapeado sobre mi música.

· Sé que has actuado en multitud de países en todo el mundo. Pero me gustaría saber qué diferencias encuentras en el público, y en como se acoge tu música, en los Estados Unidos y en Europa…

   Encuentro que las diferencias entre el público americano y el que vive fuera de sus costas están basadas en los substratos sociales que reflejan la vida diaria de la gente que se relaciona con mi música. Y creo que esto se podría aplicar a todos los tipos de música y artistas. Al contrario que el público americano, el público alemán puede comparar automáticamente mis últimas actuaciones con la que están viendo, ¡incluso antes de que yo haya tenido la oportunidad de completarla!. Por ejemplo, una vez toqué la primera parte de mi show e hice un descanso de 20 minutos. Decidí salir del camerino y mientras paseaba enfrente del local del concierto alguien del público me dijo que la actuación de hoy había sido mejor que la que él había escuchado hacía dos años. En los Estados Unidos esto casi nunca le pasaría a un artista dos años depués de dar un concierto. La mayoría de la gente de los Estados Unidos no tiene tiempo de almacenar ese tipo de recuerdos sobre un concierto de jazz. Eso es porque sus prioridades están en un orden diferente. Tienen juegos de ordenador y tecnología en general que les absorbe el tiempo que les queda de las otras cosas importantes en la vida. Esta es la mayor diferencia entre el público europeo y el americano. Por lo tanto, mi música no es recibido del mismo modo en los diferentes lugares donde actúo.

·  Y para terminar… después de actuar en miles de conciertos y haber grabado decenas de discos… ¿te sigues poniendo nervioso antes de un concierto? ¿sigues sintiendo emoción ante la oportunidad de grabar un nuevo disco?

Billy Cobham    La grabación de un disco puede ser emocional dependiendo del tipo de material que este grabando y de la naturaleza de la colaboración musical con los otros músicos de la sesión.

   Pero todavía me pongo nervioso cuando actúo si sé que el concierto que voy a tocar tiene un significado extra especial. Por ejemplo, si tengo que tocar para cualquier tipo de dignatarios (Ministros de Cultura, etc.) entonces tiendo a ponermo un poquito nervioso. Me he dado cuenta de que la manera de calmarme es extrayéndome del contexto musical en el que me encuentro haciendo algún tipo de actividad que no esté directamente asociada con la actuación de la noche. Normalmente intento encontrar el canal de dibujos animados y mirar algo allí que sea aceptable para mi subsconsciente.

Entrevista por: F-MHop
Fotos por cortesía de Clara Salinas.
(Fecha de publicación: 25/03/2004)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.