Doctor Divago: 25 años no son nada

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo: ,
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Doctor Divago

Practican un pop rock con sustancia y sonido accesible, con letras de regusto poético y llenas de sentimiento. Lleva en activo desde 1989, tiene una magnífica colección de discos en su haber y han logrado aportar momentos felices a la vida de sus oyentes. ¿Puede haber algo más importante para un grupo?

Se formaron en Valencia en 1989 y desde entonces han desarrollado una trayectoria que llega hasta la actualidad, con una colección de 10 álbumes e infinidad de actuaciones por toda España.

En estos años han conseguido un interesante número de fieles seguidores, que están muy atentos a los nuevos trabajos que el grupo va publicando y que acude a sus conciertos con entusiasmo.

También han recibido buenas críticas por parte de la prensa especializada, que en muchas ocasiones ha señalado que el grupo merecía una mayor popularidad y reconocimiento.

Actualmente están celebrando el haber superado los 25 años de actividad y para ello han publicado un espectacular álbum recopilatorio, con un CD que incluye una selección de sus temas más representativos y un DVD que contiene un interesantísimo reportaje sobre toda la trayectoria del grupo. También se ha publicado una biografía, llamada “En tierra de nadie”, y escrita por Mariano López Torregrosa.

Además están realizando un buen número de conciertos, y precisamente, entre actuación y actuación, el cantante y letrista del grupo, Manolo Bertrán, ha respondido a nuestra preguntas:

Doctor Divago25 años dan para mucho. Ahora, con la perspectiva que os da el paso del tiempo. ¿Cómo veis vuestros comienzos? ¿Fue una locura dedicarse al rock en lugar de a un trabajo “normal”?

Bueno, en realidad no nos dedicábamos exclusivamente al rock. Unos trabajaban; otros estudiábamos. La música era y sigue siendo una segunda ocupación mal remunerada, en realidad. No vivíamos de la música pero vivíamos en gran medida para la música. Por eso, a veces era una locura compaginarlo todo. Sobre todo porque la cosa trascendía a la música. Aparte de ensayar y tocar, por si eso fuera poco, desde el principio nos acostumbramos a hacérnoslo casi todo nosotros mismos: buscar bolos, promoción, sacarnos los discos, etc. Y requería y requiere un esfuerzo bastante potente.

Viendo el documental “Los tontos buenos tiempos”, uno se lleva la impresión de que las circunstancias nunca os fueron propicias… si hubierais creado el grupo unos años antes os habría favorecido el tirón de los grupos de los 80, os fue muy difícil encontrar un sello y luego se evaporó, muchos críticos os ponían por las nubes pero nunca dabais el salto a un gran nivel de popularidad… Y sin embargo todos los que hablan, y comparto su opinión, piensan que sois un grupo que merece la pena escuchar y disfrutar con sus canciones… ¿Es duro ser un grupo de culto?

No lo sé, hay muchos tópicos en torno al grupo. No veo tan claro que de haber salido unos años antes, o de habernos ido a vivir a Madrid, hubiéramos conseguido más repercusión. De todas formas supongo que sí somos un grupo de culto, si tenemos en cuenta que no tenemos demasiado público, pero que éste es muy entregado. Se puede decir que pocas veces llenamos las salas fuera de Valencia, pero que allá donde vamos hay siempre un puñado de gente que corea las canciones como si la vida le fuera en ello. También vemos muchos casos de gente que se casca cientos de kilómetros sólo para vernos. Si eso es un grupo de culto, debemos de serlo. ¿Es duro? Bueno, es un poco desquiciante. Como decía en el libro: para unos eres el grupo de su vida y otros ni siquiera han oído hablar de ti, te crea cierto desequilibrio. No es lo más duro que le puede pasar a uno, desde luego, pero ver que, a pesar de años y años de curro, no consigues la repercusión que te gustaría para poder trabajar en mejores condiciones, jode un poco. Ahora mismo creo que todo eso está bastante superado después de 25 años.

Uno de los peores momentos de vuestra carrera fue la salida de los primeros guitarrista y bajista en 1998. Incluso parece ser que pensasteis en iniciar un nuevo proyecto con otro nombre… ¿Cómo superáis aquella difícil situación?

Bueno, algo hablamos sobre ello, pero los tres miembros que quedábamos estuvimos de acuerdo en seguir adelante con el mismo nombre. En ese momento fue clave nuestra unión con el objetivo común de mantener la banda a flote. A las pocas semanas ya estábamos con canciones nuevas y un proyecto muy potente de nuevo álbum entre manos, con nuevos componentes y muy motivados. Así que las canciones nos hicieron superar el bache.

Pero el caso es que ahora tenéis una extensa colección de discos, con un montón de canciones increíbles y público fiel que os sigue con cariño… ¿Pensáis que a pesar de todo mereció la pena seguir adelante?

Sí, desde luego, desde el punto de vista de la satisfacción personal absolutamente. Si lo midiéramos en términos de fama o de dinero sería otra la respuesta. También el hecho de tener esos seguidores fieles, como dices, ha sido fundamental. Siempre hemos sentido ese cariño y el feedback de la gente. Sin ellos no tendría mucho sentido.

Doctor DivagoHemos citado ya el reportaje “Los tontos buenos tiempos”, que ha sido realizado por Rubén Soler. ¿Cuánto tiempo llevó elaborarlo? ¿Fue complicado localizar todo esas grabaciones de haces años que aparecen?

Elaborarlo nos costó bastantes meses. Desde las reuniones previas hasta el montaje final no llegó a un año. Respecto a las grabaciones hubo alguna de los primeros conciertos que fue muy complicada de localizar, nos fallaron varias alternativas hasta que al final un viejo amigo que vive en Logroño nos salvó la papeleta y conseguimos las imágenes de “Eva” tocada en directo en 1990. Muchas otras grabaciones estaban en casa de mis padres, en cintas VHS y tuvimos que digitalizarlas para seleccionar lo que buscábamos.

En el reportaje se destaca mucho la labor del productor Dani Cardona, que lleva muchos años trabajando con vosotros. ¿Hasta que punto su trabajo ha sido importante para la trayectoria de Doctor Divago?

Ha sido muy importante, ya que ha grabado la mayoría de nuestros discos. Desde 1996, como Doctor Divago, no hemos trabajado con ningún otro estudio. Desde luego que ha sido importante. Dani se acerca a las canciones con una perspectiva que va más allá de lo musical y eso siempre es estimulante. Creo que ahí está la clave.

Las letras de Manolo Bertrán marcan en gran parte la personalidad del grupo. Entre todas ellas destacas todos esos temas que se dedican a retratar la vida de personajes, tan singulares como cotidianos. ¿Te inspiras en gente de conoces en la vida real? ¿Alguna vez alguien se ha reconocido en la letra de alguna de vuestras canciones?

Sí, me ha ocurrido bastantes veces, hay gente que se ha reconocido en mis letras. También me ha pasado que hay personas que se han reconocido y yo en mi vida he escrito ni un solo verso dedicado a ellas. Sobre la inspiración, hay personajes reales e inventados, según de qué canciones hablemos, y muchas veces la mezcla de las dos cosas.

Otro sello especial de vuestro grupo es el uso de la armónica. Dado que yo también toco la armónica, al menos soy un aprendiz entusiasta de ese instrumento, me gustaría que nos explicaseis la forma en que integráis la armónica en vuestras canciones y cómo valoráis ese instrumento… ¿pensáis que sus posibilidades están lo suficientemente reconocidas y aprovechadas en el rock actual?

Bueno, es difícil ver un armonicista en plantilla en un grupo de pop o de rock. Suelen verse más en bandas de blues o rythm&blues. El trabajo que hemos hecho con Chumi siempre ha sido bastante libre y heterodoxo y hemos integrado muchos arreglos sin ceñirnos a los patrones blueseros que, por otra parte, tanto nos gustan y que utilizamos en no pocas canciones. A veces hemos utilizado la armónica para incendiar las canciones y otras para hacer los pasajes más emotivos. Es un instrumento que da juego, con el que se puede investigar mucho, aunque pueda parecer lo contrario.

Durante todos estos años por vuestro grupo han pasado una gran cantidad de músicos… Seguro que la etapa de cada uno de ellos en la banda ha sido enriquecedora para el resto, pero además me gustaría saber si de alguna manera cada uno de ellos ha dejado una pequeña huella en estilo del grupo…

Sí, seguro, porque de todos ellos hemos aprendido y todos han dejado algo.

Después de muchas dificultades para encontrar un sello que os apoyara en condiciones, finalmente decidisteis fundar vuestro propia discográfica, Bonavena Música, con la que sólo os había editado a vosotros y a Los Radiadores… ¿Qué tal vuestra experiencia en ese lado del mundillo discográfico?

Es buena, con todas las limitaciones y las dificultades que conlleva. Pusimos en marcha el sello Raúl Tamarit, cantante de Los Radiadores, y yo, que ya llevábamos unos cuantos asaltos en esta pelea y nos dimos cuenta de que, a estas alturas, mejor que nosotros no nos iba a tratar nadie. Nosotros somos los que llevamos Bonavena. Y en los dos años y medio funcionando hemos conseguido muchas cosas interesantes, tanto para los Radiadores como para Doctor Divago.

Doctor DivagoTambién está muy reciente la publicación de la biografía escrita por Mariano López Torregrosa sobre vuestro grupo, llamada “En tierra de nadie”. ¿Qué tal el veros retratados en un libro? ¿Hasta que punto os conocía Mariano antes de comenzar a escribir el libro?

Conocíamos a Mariano, ya que tenía un programa de radio y me había entrevistado alguna vez. Él conocía de sobra al grupo pero no es que fuera demasiado fan. Se enteró de que cumplíamos 25 años y quiso contar nuestra historia en un libro. Yo no lo veía muy claro, pero me convenció y convenció a la editorial, Carena editors, y a partir de ese momento me puse a su disposición para lo que necesitara. Juntos acordamos la estructura del libro: por una parte la semblanza histórica y por otra una selección de letras comentadas por mí.

¿Qué tal los conciertos de la gira asociada al lanzamiento de “Especial de la casa”?

Muy bien. Desde que iniciamos este año de celebraciones hemos visitado Madrid dos veces, Barcelona, Málaga, Antequera, Gijón, San Sebastián y Bilbao, aparte de la grabación de los conciertos de radio 3, la fiesta 25 aniversario en Valencia y la que haremos como cierre de gira en Valencia. Como comentábamos antes, hemos vuelto a comprobar que nuestros seguidores siguen ahí, y siempre hay alguno nuevo que descubre al grupo y se sube al carro, ha habido momentos muy buenos en estos meses.

¿Para cuando nuevas canciones de Doctor Divago?

Pues ya hay tres que están en fase de composición, rematándose, pero todavía no han podido llegar al local de ensayo.

Y para despedirnos, daros la enhorabuena y las gracias por estos 25 años de música. ¿Os gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

Un saludo para todos los lectores de la Factoría del Ritmo y a seguir disfrutando con la música del Doctor.

Videoclip del tema “La deriva continental”:

Enlaces de interés:

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.