Eloy Pérez Ladaga: Descenso a los infiernos

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

Eloy Pérez Ladaga es un amante de la música rock, profesional del periodismo musical y que tiene un especial interés por el metal en sus diversas tendencias.

Ha escrito en las revistas Rocks, Mondo Sonoro o Popular 1, entre otras, y actualmente lo hace en Ruta 66.

Tiene varios libros publicados: “Nikki Sudden, el blues de la revolución francesa” (66rpm, 2016), “Rock progresivo” (Red-book, 2017) y “Kiss” (Redbook, 2018).

También ha trabajado para sellos discográficos y promotoras, además de colaborar en fanzines, webs y radios locales.

A finales del pasado año publicó el libro “Historias del Heavy Metal”, en el que recoge anécdotas divertidas y curiosas de artistas, escenas y momentos singulares del Heavy Metal.

Eloy Pérez Ladaga : Descenso a los infiernosHas escrito en medios como Rocks, Mondo Sonoro o Popular 1. Has colaborado en webs, fanzines y radios locales, además de trabajar para promotoras y sellos… ¿Con que medios de comunicación o empresas del ámbito musical o cultural colaboras actualmente?

Con el tiempo he ido dejando muchas de las colaboraciones, básicamente por cuestión de tiempo y responsabilidades varias. Ahora mismo me limito a escribir para Ruta66, con la que trabajo desde hace años, tanto en papel como en la web. Es una revista excepcional, para mi el mejor nombre de largo en cuanto a medios de comunicación especializados en rock en este país.

Tienes varios libros publicados… ¿Qué supone para ti el reto de afrontar la escritura de un nuevo libro?

Un nuevo libro siempre es un reto, en efecto, a la vez que una ilusión, una carga de trabajo y un quebradero de cabeza considerables. La verdad es que en casi todos los que he escrito lo más difícil para mi ha sido cómo estructurarlos. El índice, por así decirlo.

Una vez tienes claro el esquema y te pones a escribir es cuando empiezas a disfrutar. Me ocurrió con el primero y me sigue pasando con cada nuevo título. También es cierto que con cada nuevo libro añades algo a tu libro de estilo, por decirlo de alguna manera, ese intangible que da la experiencia, y que hace que tengas más recursos –de todo tipo- a la hora de narrar, explicar y/o divulgar.

La crisis general y la drástica adaptación que ha experimentado la industria de la música en los últimos años ha hecho que sea muy complicado dedicarse al periodismo musical… ¿Cómo ves tú la situación?

El periodismo musical siempre ha sido complicado, y más por estos lares. Ha habido grandes nombres si echamos la vista atrás, algunos de los cuales todavía perduran, pero siendo objetivos cabría aceptar que vivir -lo que se dice vivir- del periodismo musical, ha sido cosa de cuatro y el del tambor. Antes y ahora.

En estos tiempos, por supuesto, es todavía más complicado. Los consumidores de prensa musical son básicamente nostálgicos, y la información, opinión y crítica online se lleva de largo la mayor parte de lectores potenciales.

En cualquier caso, existen webs y blogs interesantísimos –el vuestro sin ir más lejos, auténtico decano-, que siempre son un buen complemento a los medios tradicionales.

En este libro, “Hostias del Heavy Metal” (sic), declaras ser un gran aficionado al género en todas sus variantes… ¿Desde cuándo te interesa esta música?

Me hubiera gustado que se llamara “Hostias del Heavy Metal”, jaja

Ahora en serio, fue a principios o mediados de los ochenta. Tras haber descubierto el rock con Elvis, Beatles, Stones o Queen y haberme metido por mi cuenta en el hard rock clásico (Purple, Zeppelin, Rainbow…) empezaron a aparecer por el colegio cintas y vinilos de KISS, Black Sabbath y la NWOBHM, traídos (o sustraídos) por amigos con hermanos mayores.

Se abrió de ese modo un mercado negro de grabaciones que me hizo descubrir a Iron Maiden, Saxon, Def Leppard, Judas Priest y demás. Para un chaval de trece años aquello era ideal. Música agresiva, estética potente y una iconografía de lo más atractivo. El resto es historia.

¿Cuentas con gran discoteca con una buen selecciones de piezas históricas?

Mi discoteca –que abarca muchos géneros dentro del rock-cuenta con unos dos mil títulos entre vinilos y CDs. Nada excepcional, pero suficiente para contar en ella con un buen puñado de material heavy clásico.

Esos discos a día de hoy son tanto una referencia musical como un recordatorio, cada vez que los pincho, de mi propio aprendizaje como aficionado.

¿Coleccionabas libros, revistas y documentos donde se recogieran anécdotas antes de la idea de afrontar este libro?

Tengo libros y muchas revistas guardadas, y de ellos he extraído parte del material para mi libro, pero obviamente no recordaba en cuáles podía encontrar esas anécdotas en concreto, especialmente en las revistas.

Esa fue la parte más tediosa, por decirlo así, el trabajo de documentación sin saber bien dónde buscar.

Eloy Pérez Ladaga : Descenso a los infiernos¿Cómo surgió la escritura de “Historias del Heavy Metal”?

Fue una iniciativa directa de la editorial. Tras haber escrito ya más de un libro para ellos, me propusieron escribir uno sobre heavy metal que se saliera de lo habitual, escarbando en esa otra historia que muchas veces queda apartada de las biografías oficiales.

Me pareció una idea interesante, pues vi en seguida que el género daba para ello.

¿Fue complicado contrastarlas anécdotas para garantizar su veracidad?

A partir de mis recuerdos, de mi propia memoria sobre esas anécdotas y lo que fui encontrando en esas revistas antiguas que comentaba antes fui contrastando la veracidad (o las distintas versiones) de dichas historias ayudándome de internet. Una herramienta fundamental pues sobre la base de una anécdota que ya conoces, lees o recuerdas puedes rastrear online declaraciones de protagonistas y testigos que te ayudan a contrastar la veracidad o el embuste.

La verdad es que ha sido bastante divertido el proceso de cribar, a la vez que desgranar la anécdota real de la leyenda urbana pura y dura.

En la elección de las anécdotas… ¿Qué criterios seguiste? ¿Diste prioridad a tus gustos personales por los artistas o dejaste las afinidades de lado?

Dejé las afinidades completamente al margen. Se trataba de ofrecer material divertido, sorprendente, violento o tragicómico que el aficionado pudiera no conocer, no de hablar de mis bandas favoritas.

De muchos nombres que aparecen en el libro soy fan, obviamente, pero de varios otros no, y a algunos incluso los detesto. Pero si detrás de cualquiera de ellos había una anécdota jugosa, el criterio estaba claro: entra.

El criterio que sí seguí fue intentar no dejar fuera a ningún nombre importante, al menos en el sentido clásico. Por suerte la inmensa mayoría de ellos contaban con un anecdotario suficiente para ofrecerme material de sobras.

El Heavy Metal era la tendencia estrella entre la juventud en los años 80 y principios de los 90, con el público más fiel y además resultaba muy numeroso, tal vez el más numeroso en aquellos años… ¿Cómo ves ahora la situación respecto al metal y el favor de público? ¿Crees que el futuro de género está asegurando para varias décadas más?

Personalmente creo que el estilo goza de buena salud en lo que a público se refiere. Conciertos y festivales metálicos son normalmente un éxito, existe una audiencia fiel que además, y eso es fundamental, ha conseguido un relevo generacional. Mientras en otros géneros la media de edad del público aumenta sin cesar, en los shows metálicos hay una parte importante de público joven, muy joven en ocasiones, que asegura la pervivencia de esta música a corto y medio plazo.

Eloy Pérez Ladaga : Descenso a los infiernos¿Has valorado hacer una obra similar pero de anécdotas de grupos español de metal? ¿Crees que nuestra escena daría para un libro?

En realidad, dejé fuera alguna anécdota de heavy español, pero por cuestiones de espacio básicamente.

La escena no sé si daría para un libro entero, pero para más de un capítulo en una hipotética segunda parte, seguro.

¿Qué próximos proyectos tienes?

Ahora mismo ninguno en firme. Tengo una serie de textos publicados online sobre artistas malditos del rock a los que me gustaría añadir algunos más y tal vez autoeditarme una pequeña tirada en formato físico, pero es algo que está en el aire.

Esperaremos, antes o después siempre surge la oportunidad de un nuevo libro.

¿Te gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

Poco más. Animarlos a leer el libro, aunque el metal no les interese, a seguir escuchando música y a no dejar de leeros también a vosotros.

Un saludo

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.