Estirpe: Con los sueños claros

Estirpe: Con los sueños claros
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de La Incubadora

Estirpe

Formada en Córdoba en los años 90, esta banda compuesta por Jose Miguel “Chino”, bajista, Javier Estévez, batería, Manuel Ángel Mart, cantante, Daniel Puig, teclados y Loren Gómez, guitarrista, es todo un ejemplo de tesón.

Han tenido muy claras las cosas desde el principio. Incluso llegaron a crear el grupo y registrar el nombre antes de saber tocar. Tenían quince años y desde entonces han puesto toda su ilusión en aprender a tocar, en forjar un estilo y en ser capaces de afrontar una carrera discográfica seria… Tan seria, que ya tienen editados cuatro discos. El primero “Ídolos de papel” (1998), el segundo “Víctimas del mismo sol” (2000), el tercero “Ciencia” (2002) y el cuarto, y recién editado, “Inventarse el mundo” (2005).

Abordar este último trabajo fue especialmente difícil… se desligaron de su anterior sello discográfico y se pusieron a crear las nuevas canciones y grabarlas totalmente por su cuenta… Cuando el álbum avanza empezaron a buscar discográfica, pero la industria en pleno estaba sumida en una gran crisis y nadie apostaba por ellos… Y de repente apareció La Incubadora, un subsello creado por Universal, y decidió apostar por ellos. La oferta encajó en los planteamientos del grupo y así se ha publicado por todo lo alto este nuevo larga duración.

Con motivo de la publicación de “Inventarse el mundo”, un notable disco a mitad de camino entre el rock y el metal, hemos entrevistado a Manuel Ángel Mart y Javier Estévez, para así conocer más de cerca a Estirpe.

Estirpe

Cualquiera que conozca vuestro grupo o muestre un mínimo interés en informarse sobre él, sabrá que sois una muestra de tesón… Esfuerzo mantenido en el tiempo que solo en ocasiones da sus frutos. ¿Qué lleva a no desesperar y tirar la toalla?

Mart: La amistad, es tan simple como eso, aunque también el haber tenido la suerte de coincidir 5 personas que creen en lo que hacen, en saber y tener claro que en esta vida nadie te regala nada y que el éxito cuesta sacrificio a un alto nivel.

Y precisamente la grabación de vuestro nuevo disco la hicisteis sin tener nada seguro… ¿con qué medios contasteis para hacer la grabación? ¿cuánto tiempo invertisteis en ella?

Mart: No había nada, simplemente había lo más básico… esperanza, siempre teníamos claro que alguien se interesaría por el disco aunque quizá nos engañábamos también, jejeje!. Los medios técnicos con los que contábamos eran los mismos con los que grabamos el anterior trabajo “Ciencia”. Justo para grabar Ciencia invertimos algo de dinero en un Mac y en una Digi001 y sumándolo a unos Adats que yo tenía y alguna cosilla mas. En realidad el equipo es un poco de risa pero lo más importante es la persona que esté detrás de todo el proceso de grabación. Si conoces tu equipo puedes sacarle un buen partido, somos de los grupos que exprimimos al máximo lo que tenemos.

Finalmente fichasteis con Universal, con el subsello La Incubadora. ¿Cómo se produjo ese fichaje?

Mart: Bueno pues una vez finalizado el contrato con nuestra anterior compañía, nos pusimos las pilas para componer sin saber para que compañía, era un momento muy complicado por el tema de la industria discográfica ya que estaba jodida por todos los lados. Fue gracias a Javier Dean (Chiky) y su empeño por colocarnos en una compañía, nos tiramos 2 años largos presentando el material y todas las compañías decían lo mismo, “sí nos gusta” pero nadie se mojaba del todo. Hasta dar con La incubadora de Universal, fue una gran sorpresa y fíjate que cuando se interesó de verdad una, salieron unas cuantas más. Nos convenció la propuesta de La incubadora por su filosofía y forma de trabajar.

El disco lo habéis masterizado en Estados Unidos. ¿Esto lo llevasteis a cabo antes o después de fichar por La Incubadora?

Mart: Esto se hace mucho antes de saber nada de La Incubadora, ¡ni existía!. Pensábamos que además de un gran aliciente, era más atractivo para hacernos escuchar por las compañías aunque hoy día no se si eso ayudó para llamar la atención. Lo principal era conseguir un buen sonido para que nosotros estuviésemos contentos y que la carta de presentación al menos por nuestra parte fuese golosa para cualquier compañía.

¿Qué aportó al sonido del disco el realizar ese proceso en los Estados Unidos? ¿Fue un cambio realmente importante?

Mart: Ya había un sonido increíble de base, sin eso no sirve de nada masterizar en New York ni en otro estudio, si la base de todo no es buena, por mucho que te vayas al mejor estudio del mundo, no consigues nada, pero si que le dio un color mucho más parecido a lo que buscábamos, nos quedamos muy sorprendidos y contentos con el resultado final y pienso que es una fase muy importante para culminar un trabajo.

Parece ser que tenéis una forma curiosa de componer las canciones… el cantante crea las músicas, pero no las letras… ¿nos la podéis explicar?

Mart: Soy una persona autodidacta y he aprendido a tocar solo ciertos instrumentos con los cuales me apoyo para crear canciones, desde muy pequeño he tenido esa facilidad de ser imaginativo y creativo, sinceramente creo que se me da muy bien y quizá sea importante creerte lo que eres para hacer cosas grandes al menos para mí, si tú no te crees lo que haces es tontería, luego una vez que hago la música junto con las melodías se las paso a Javier para que le amolde una letra, es algo que me gusta porque así puedo ver las cosas desde otro punto de vista y volver a ser objetivo con el resultado además de tener la inquietud de cómo lo ve él y el resto de Estirpe ya que su visto bueno es importantísimo en esta fase creativa.

Vuestras letras son uno de los puntos fuertes del grupo… en ellas tratáis temas desde un punto de vista personal, aunque con un punto de ambigüedad. ¿Toda la banda se siente identificada con ellas?

Mart: Sí que hacemos que las letras sean nuestras, nos sentimos identificados porque somos personas que hemos crecido juntos y al llevar tantos años viviendo experiencias y discutiendo sobre cosas de la vida, llegamos a un punto en el que somos uña y carne, está claro que hay cosas que quizá nos cueste más ponernos de acuerdo pero en el fondo, las letras de Estirpe es el reflejo de nuestra filosofía.

“Inventarse el mundo” es vuestro cuarto disco… ¿Cómo valoráis ahora vuestros trabajos anteriores? ¿Qué marca la diferencia entre este álbum y el resto?

EstirpeJavier Estévez: Fundamentalmente la madurez y el grado de experiencia adquirido, eso es lo que diferencia este álbum de los anteriores. Lo más importante es que sin los discos anteriores no hubiéramos llegado hasta este “Inventarse el mundo”. Con esto te quiero decir que cada álbum depende mucho del trabajo anterior, de las experiencias del grupo, del rodaje, etc. En este disco sobre todo hemos hecho CANCIONES, queríamos que fuese un disco que lo escuches dentro de 5 años y te suene fresco, actual. Eso es lo que diferencia las grandes canciones de las canciones del momento.

Antes decíamos que sois un ejemplo de tesón… Pero es algo que no muchos grupos poseen. Hay demasiada gente con prisa y proyectos con disco que pronto se frustran… incluso discos con fallos de técnica musical evidentes. ¿Qué diríais a los grupos que empiezan? ¿Qué lo mejor es el éxito o disfrutar del viaje y del aprendizaje musical y como banda?

Mart: Para la gente que quiere llevar esto en serio me gustaría hacer una especie de comparación. Según nuestra experiencia después de 8 años en el mundo discográfico lo importante es mantener una Fé ciega en lo que haces, y eso no es nada fácil, es parecido a un libro que leí hace poco que decía que cada persona tenía una leyenda personal que le hacía estar en el mundo para desempeñarla pero que hasta alcanzarla se encontraría con infinidad de obstáculos que le harían tirar la toalla, pues bien, aquí lo que se trata es de nunca tirar la toalla, y te puedo asegurar que es lo mas parecido a darte durante 8 años con la cabeza contra un muro para poder derribarlo, pero bueno, si deseas algo con todo tu empeño, el universo llegará a conspirar para que tu leyenda personal se haga realidad, esa es la fé que no hay que perder. La palabra éxito tiene muchos valores, y creo que lo mejor antes de apropiártela es comprenderla, el éxito parte de lo mas básico y es lo que la mayoría de las personas olvidan, podríamos empezar a hablar de éxito acordándonos de nuestra amistad que es lo que hace que lo demás tenga sentido.

Vuestro anterior sello fue Avispa, el cual tiene un catálogo, en su gran mayoría, de grupos de un género muy determinado y con un público objetivo muy concreto. Dado que lo vuestro concepto es más amplio y menos encasillable… ¿Os cuesta especialmente conectar con el público? ¿Qué gente suele asistir a vuestros conciertos?

Javier Estévez: Para nada, no nos cuesta conectar con el público, en directo es cuando más transmitimos y eso la gente lo capta. Lo que si es cierto es que somos un grupo difícil de encasillar y para el que no nos ha escuchado o no nos ha visto en directo, es complicado explicárselo para que lo entienda. Mucha gente nos ha prejuzgado por estar en una compañía independiente de corte más clásico dentro del rock, y eso no nos ha beneficiado porque ahora para convencer es mucho más complicado, pero de todas formas creo que lo mejor ha sido ir ganando adeptos a pie de escenario, es lo que le da al grupo plena credibilidad.

Con cuatro discos en el mercado y los años que habéis estado trabajando en Estirpe habéis demostrado que lo vuestro es un proyecto fuerte y serio. ¿Cuál serían los logros a alcanzar para que todo este esfuerzo se vea realmente recompensado? ¿Es Estirpe ahora mismo vuestro único “trabajo” (en el sentido laboral)?

Javier Estévez: El esfuerzo de tantos años de lucha se ve recompensado en los directos, en las ventas, en el crecimiento del grupo a nivel nacional, el reconocimiento por parte de la prensa, en muchas cosas… Somos un grupo que sabemos muy bien lo que cuesta conseguir algo y créeme, pequeñas cosas como tocar en ViñaRock o Festimad, salir en MTV o SOL Música, etc… son muy gratificantes porque ha costado mucho conseguirlas, aunque también es cierto que hay poco tiempo para disfrutar porque siempre estás pensando en dar un paso más. Estirpe siempre ha sido nuestro principal TRABAJO, aunque no el único, hemos sacrificado muchas cosas en la vida para apostar de lleno por el grupo y tener cada uno una situación laboral que nos permita dedicarnos de pleno a la banda. Con 15 años registramos el nombre de Estirpe, cuando ni siquiera sabíamos tocar… nos gastamos 100 mil y pico de las antiguas pesetas… así que imagínate si lo teníamos claro.

¿Tenéis programada ya una gira? ¿Dónde os podremos ver?

EstirpeJavier Estévez: Si, hemos empezado una gira que nos llevará por todo el país. Comenzamos en Andalucía (Córdoba, Sevilla, Granada) y recientemente hemos visitado Asturias, Cantabria y León. Después de los teloneos de THE RASMUS seguiremos por Madrid (11-Nov RITMO y COMPÁS) Valencia, Almería, Ponferrada, etc… en el 2006 haremos Galicia, Pamplona, Bilbao, Barcelona… Vamos a presentar este álbum en todos los sitios, creemos que es un gran trabajo que hay que defender en la carretera.

Por cierto… La industria discográfica está en crisis y Universal de repente apuesta fuerte por crear una cantera de grupos de aquí… ¿Va a en serio lo de La Incubadora? ¿Qué os tiene que aportar el sello para que estéis satisfechos con su trabajo?

Javier Estévez: Por supuesto que va en serio… al menos, eso nos han dicho…jejejeje. Lo que tiene que aportar es confianza en el grupo y trabajo, mucho trabajo. Lo mejor de la Incubadora es que tenemos un trato diario con ellos y trabajamos 24 horas al día los dos (grupo y compañía) con un mismo objetivo, que el grupo vaya creciendo poco a poco. Es importante que los dos hablemos el mismo idioma, y eso ocurre, con lo cuál estamos muy satisfechos de poder trabajar con ellos bajo esa filosofía. Ambos tenemos muy claro que esto es un camino largo y que hay que ir subiendo poco a poco.

Y nada más… salvo dejaros espacio para si deseáis añadir algo más…

Javier Estévez: Muchas gracias por la entrevista y recordar a toda la gente la página web de Estirpe, www.estirpe.net, para estar al tanto de los próximos conciertos, noticias, etc… Un saludo.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.