Gatoperro: Reflejos del Madrid crepuscular y moribundo

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Lengua Armada

Peleando desde el underground, este músico de alma rockera ofrece canciones en la línea del mejor rock en español. Si te gustan las canciones con sustancia, la letras con fondo y te atrae la vida canalla, no deberías perdértelo.

Gatoperro es un cantante de rock, nacido en Valladolid pero que se está haciendo como artista en Madrid, siendo habitual de sus locales y de la vida nocturna, que es una de las principales fuentes de inspiración para sus canciones.

Tiene publicados tres álbumes: “David Llosa es el Gatoperro”, “Noches alegres, mañanas tristes” y “Juglar”.

Éste último es su trabajo más reciente, una grabación en directo a partir de los registros realizados en la sala Juglar, situada en la calle de Lavapiés en Madrid, cuando presentaba su anterior trabajo.

Aprovechando el lanzamiento de este disco, muy recomendables para los que disfrutan con el rock de tradición hispánica (Los Enemigos, Rosendo, el Sabina más canalla, incluso Calamaro), hemos entrevistado a este singular cantante y compositor:

Los EnemigosTienes tres discos publicados, uno de ellos en directo. ¿Qué nos puedes contar de tu etapa anterior al debut “David Llosa es el Gatoperro”? ¿Estuviste en algún grupo?

Sí, claro, tuve grupos de amigos que acabaron demasiado en serio y grupos en serio que acabamos como amigos. Estuvo bien, es un aprendizaje necesario. Sin embargo con la edad uno se vuelve más perro (o más gato), tienes las cosas más claras y te cansas de la democracia dictatorial de las bandas. Además los grupos suelen tener vidas cortas y después tienes que empezar de cero, y yo ya no estoy para eso. Ahora prefiero la dictadura democrática, todo el mundo opina y yo decido.

Aquel primer disco lo lanzaste en 2010 y no he tenido oportunidad de escucharlo. ¿Cómo era? ¿Te siguen viendo reflejado a día de hoy en sus canciones?

Se puede encontrar en Bandcamp, físicamente de momento está descatalogado. Fue un disco bisagra entre lo que hacía y lo que hago. Se grabó por un compromiso adquirido con anterioridad y no tuve tiempo de pensarlo demasiado. Es un disco algo disperso, abre muchos caminos, algunos los he seguido y otros no. Hay cosas que ahora haría diferente, pero no reniego de él para nada, hay canciones en ese disco que sigo tocando en los conciertos, reconozco la paternidad y lleva mi apellido.

Tu segundo trabajo, “Noches alegres, mañanas tristes”, también es autoeditado y sorprende por muchas cosas. Lo primero por las canciones, que son un gran exponente de cómo hacer buen rock en español. Pero también por los magníficos músicos con los que contaste y por la bonita presentación. ¿Fue muy difícil, y caro, afrontar esta producción discográfica por ti mismo?

Fue un hijo muy deseado por seguir con el símil. Un trabajo de dos años, con un concepto muy claro. No escatimé en esfuerzos, quiero hacer discos de los que me pueda sentir orgulloso toda la vida y si eso supone sacrificios, bienvenidos sean. Ahora no me acuerdo de eso, simplemente veo un disco bien hecho, pensado y trabajado. Hice el disco que quería hacer.

Los EnemigosEn ese disco canta Andy Chango en el tema “Borracho profesional”. ¿Cómo surgió esa colaboración?

Surgió gracias a Martín Laudecina, el guitarrista de la banda, que ha tocado con Chango. Le mandó la canción de “Borracho profesional” sin decirme nada y a Andy le gustó. No pensaba meter ninguna “colabo” en el disco, pero para mí Chango es un genio y una referencia, y me parecía que el sentido del humor ácido y surrealista del disco tenía mucho que ver con lo que él hace. Vino una tarde de lluvia y en un momento lo grabó, hizo la canción completamente suya, fue muy generoso y amable.

Además toca uno de los mejores batería del país, Jose Bruno “El Niño”, quien ha tocado con infinidad de músicos, incluida una etapa con Def Con Dos, uno de los grupos favoritos de La Factoría del Ritmo. ¿Cómo conseguiste que trabajara contigo? ¿Ha sido algo exclusivamente “profesional” o hay algún otro tipo de conexión personal?

No, no lo conocía personalmente. Simplemente lo contacté, le enseñé las maquetas y dijo “adelante”. Lo mismo con todos los demás: Luca Frasca, Begoña Larrañaga, Josu García,… No me conocían, pero confiaron en las canciones y demostraron porqué son músicos tan reconocidos. Son gente que dignifica la profesión, por el amor y la dedicación que tienen por la música. Me dieron mucho cariño y respeto y fue una gran satisfacción trabajar con ellos en el estudio.

Los EnemigosCon dos años largos de “Noches alegres, mañanas tristes” en las calles… ¿Lograste alcanzar con él la repercusión que te propusiste?

Como te decía antes no hago los discos para que duren seis meses, un año o lo que sea. Es pronto para hacer balance, tal vez cuando me muera. Además el disco sigue vivo, se siguen haciendo reseñas, suena en las radios, se vende en los conciertos,…creo que todavía le queda camino. En mi cabeza nunca estuvo pegar un “pelotazo”, eso ya no existe. El objetivo de cada disco es llegar al siguiente, no traicionarme y seguir mi propio pulso creativo. Llegar algún día a tener eso que llaman “obra”.

Ahora has lanzado un directo, grabado en la sala Juglar, con gran parte del contenido coincidente con aquel disco y que parece ser que surgió de forma bastante casual… ¿Cómo fue todo lo que rodeó a la grabación de este disco?

No había una pretensión de sacar un disco en directo, no hubo una pre-producción del disco, simplemente esos tres conciertos se grabaron y al escucharlos nos dimos cuenta que ahí había algo. Ese plus que te da tocar delante de un público, algo salvaje y mágico, que nunca se consigue en el estudio. Tanto al sello como a mí nos pareció que era una buena manera de complementar el disco anterior y de crear un puente hasta el siguiente.

En él has dejado fuera la canción “Te follaste a mi mejor amigo”, que es uno de los temas que más huella dejó del anterior disco… ¿Has sido una manera de diferenciarlos? ¿Qué otros detalles crees que marcan la diferencia entre éste álbum en directo y el anterior en estudio?

Sobre todo la atmósfera, la inmediatez. La música es algo ancestral, tan vieja como el hombre, una experiencia tribal, y precisamente eso es lo que marca la diferencia, el público. En ese feedback se crea algo mágico e incomprensible, pero absolutamente necesario para que la canción cumpla su función, su ciclo, y todo cobre sentido.

Los EnemigosEn tus canciones, se describen situaciones nocturnas y en la hoja de promo del directo se habla de “Madrid bohemio”.¿Crees que la noche tiene algo especialmente inspirador para el rock?

No solo para el rock, hay grabaciones de Miles Davies, por ejemplo, o de Nina Simone, que a uno le cuesta imaginar que se grabaran a las doce de la mañana. La noche es el espacio de las bajas pasiones, de la oscuridad, la muerte diaria, el hábitat de muchas criaturas a veces bellas a veces amenazantes. Cuando todo el mundo duerme pasan cosas, hay un código ahí,…la noche es necesaria para nuestra concepción maniquea del mundo y la poesía, Dios y el Diablo, el bien y el mal, el dolor y el placer, la luz, la sombra, la vida, la muerte, el día y la noche.

¿Cómo es ese Madrid bohemio que se refleja en tus canciones?

Es un Madrid cabrón, egoista, egocéntrico, chulo, alucinado, surrealista, que reniega de sí mismo… un Madrid crepuscular y moribundo, con los pulmones encharcados de baba, de sangre y de whisky, desquiciado y maleducado, que es siempre peor-que-antes, y que es, ante todo, ciclotímico y contradictorio, igual que los que lo habitamos.

Durante nada más y nada menos de 53 semanas seguidas, ofreciste un concierto acústico cada domingo en la sala Calvario. ¿Qué tal la experiencia? ¿Te sirvió de campo de experimentación? ¿Fue agotador?

Es un ciclo que se ha llamado “Tardes y mal” y efectivamente han sido 53 semanas, es decir, un año natural. En primer lugar era un reto que hemos cumplido satisfactoriamente. En segundo lugar ha sido un aprendizaje. Yo lo llamo la gira de un solo sitio, porque quizás lo más sorpredente para mí ha sido que cada concierto ha tenido una energía y una carga emocional diferente, por el público, por el repertorio, por mí y por ese algo que no se puede explicar, que sobrevuela el aire cuando hay música en vivo. Los factores apenas cambiaban, pero el resultado era diferente cada vez.

¿Qué tal la experiencia de abrirte paso en el mundo de la música desde la autoedición discográfica? ¿Está siendo duro?

Duro es todo, buscar un motivo para levantarte cada mañana, la vida que siempre acaba mal. Ya no me planteo la cosa en esos términos, porque al final te destroza la cabeza y el corazón, simplemente un pez tiene que vivir debajo del agua y yo tengo que hacer lo que tengo que hacer. Además este disco lo ha publicado el sello Calvario, que está haciendo un gran trabajo y me facilita bastante las cosas. Se trata de ir día a día, planteando una batalla cada vez, no perseguir un objetivo, si no disfrutar del trayecto.

Los Enemigos¿Cuáles son tus sueños y metas artísticas?

Pues básicamente eso, poder sentirme satisfecho de cada concierto o disco que haga, hacerlo con honestidad y respeto por el oficio, no traicionarme, no rendirme, andar mi camino y, tal vez, un día mirar atrás y decir: “Lo has hecho bien”.

Mucha suerte con tu música… ¿Te gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

Nada más, un saludo a tus lectores y a vosotros daros las gracias y la enhorabuena por vuestra labor de tantos años.

Videoclip del tema “Ahora” y la “Cama del faquir” en directo.:

Enlaces de interés:

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.