Hamlet: Sólidos en el tiempo

Hamlet: Sólidos en el tiempo
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Locomotive

HamletHamlet son un grupo vetenerano dentro de nuestra escena musical. Empezaron a finales de los años 80, practicando un estilo de heavy metal onda AOR de moda en la época y con poco tino.

Pero a principios de los 90 hicieron su primera revolución musical y se convirtieron en una poderosa banda de metal que asumía los planteamientos y posibilidades expresivas del género en aquel momento.

Desde entonces se han caracterizado por una constante evolución, que les ha hecho crecer como banda y que nos ha dejado discos de indudable atractivo y calidad: “Insomnio” y “El Infierno” son tal vez sus trabajos más brillantes.

Hace unos meses, tras una pausa en la edición de álbumnes de estudio, habían pasado cinco años desde “El infierno”, Hamlet regresa con “Syberia”, una colección de canciones en las que la intensidad emotiva y las melodías cobran importancia frente a la agresividad y contundencia, cambios que se evidencian sobre todo en las voces, muy distintas a todo lo anterior conocido de ellos.

“Syberia” es una apuesta arriesgada, que demuestra que Hamlet huye del conformismo y está dispuesto a jugársela en cada ocasión… de los oyentes como tú depende decidir si esta vez han vuelto a ganar.

HamletNada más pinchar vuestro nuevo disco por primera vez uno se fija en el cambio más evidente… la voz. ¿Este cambio fue espontáneo o una decisión meditada y estudiada?

Cuando nos metimos a hacer las canciones lo que no queríamos era sonar como cualquier grupo. Ese fue nuestro reto. A nosotros nos han dicho que Hamlet siempre ha sido un grupo que se fijaba en otras cosas y la verdad es que nunca hemos ido de ese palo y esta vez lo queríamos demostrar más. En el aspecto de las voces podíamos haber hecho lo típico; estrofa melódica y al llegar al estribillo se grita. Eso nos convertiría en el típico grupo y hay miles de grupos haciendo eso. Nosotros queríamos desarrollar algo diferente dentro de lo que es Hamlet, porque creo que tampoco este álbum es tan diferente y la verdad es que hubo un tratamiento grande.

¿Cuándo en directo interpretéis temas de los anteriores discos lo haréis “a la antigua” o “con el nuevo estilo?

Son canciones nuestras y las interpretamos como siempre lo hemos hecho; ni a la antigua ni a la nueva. Los conciertos son según los momentos y según lo que estés viviendo y no tienes que esquematizar un disco. Eso es un error. Las canciones son como son y no hay más vuelta de hoja. No cambiamos demasiado.

Y con el éxito que habían tenido vuestros anteriores discos… ¿os puso alguna pega vuestra actual compañía?

No. Nadie nos ha dicho nada. No sé si vendimos mucho antes ni nadie nos dijo “oye, que no vais a vender nada con esto”. La compañía se emocionó cuando le enseñamos las canciones.

Luego el disco tiene cambios más sutiles, se podría describir como evolución, respecto a anteriores álbumes. ¿Estos cambios se deben a variaciones intencionadas en las estructuras de las canciones, a nuevas influencias o simplemente ha sido algo casual que se advirtió una vez terminados los temas?

¿Evolución? Es que no se si la palabra es evolucionar porque no nos planteamos los discos así porque da la impresión de que todo lo que hacías antes era malo. Es intentar ser creativos, no hacer siempre el mismo disco.

En algunos de vuestros primeros discos las letras se destinaban a protestar… ahora predominan temas mucho más personales. ¿Madurez o precaución ante temas que de joven se ven muy claros y que con el paso del tiempo uno los ve llenos de matices y menos claros?

Tenemos doce temas, más o menos, por disco y tenemos siete lo que sumarán unas ochenta o cien canciones. Lo que no vamos a hacer es noventa letras iguales. Ha llegado un momento en el que ya hemos protestado por todo lo que queríamos protestar y lo seguimos haciendo al tocar esos temas en directo, pero yo no soy el telediario de segunda edición de por la noche ni un periódico ni un informativo semanal. Siempre denunciamos cosillas pero ya hemos denunciado todos nuestros problemas y no queremos repetirnos.

HamletHace unos años os entrevistamos cuando acababais de editar el disco “Revolución 12.111”. En aquella entrevista os preguntábamos sobre las ventajas de grabar fuera y nos indicasteis que el problema estaba sobre todo en los técnicos de sonido y los productores. ¿Han cambiado las cosas en la actualidad? ¿Ya hay técnicos y productores preparados para grabar metal en condiciones?

Sí pero no muchos. En lo que hay más nivel es en los grupos. Mucha gente que estamos en grupos hemos tenido que aprender a estar en estudio y a ser valiente en un estudio. Cuando grabamos ?Revolución’ era una aventura el meterte en un estudio a hacer un disco de Metal. Estamos hablando de hace diez años y han cambiado las cosas afortunadamente.

Si no me equivoco esta vez vosotros os habéis encargado de la grabación… ¿cambia mucho enfrentarse a un disco sin un productor externo?

Sí. Es un coñazo, la verdad. Tienes una responsabilidad que parece que no la tienes porque a parte de grabar estás preocupado porque te estás comiendo la responsabilidad de ver cómo queda el conjunto final. Cuando es un productor de confianza, porque sino te tiras preocupado toda la grabación, le dejas la preocupación a él y eso te descansa sobre todo.

HamletEn aquellos años, cuando os entrevistamos, que fue en el 97, un grupo como el vuestro, apostando por el metal, tenía un círculo de seguidores muy limitado, además de tener que convencer a los seguidores del heavy metal clásico que las nuevas tendencias también era válidas. Sin embargo ahora grupos como vosotros, o como Sôber, entran en las listas de éxitos y llenan pabellones. ¿Qué ha cambiado entre el público de nuestro país?

Ha cambiado, que la culpa ahora también es de los propios grupos, que hemos sido muy insistentes con ese tipo de música. Hemos peleado mucho para hacer eso. No hay otro truco ni ha venido nadie con una varita mágica para que funcione. Ha sido el trabajo duro de muchos años. Luego además hay que seguir trabajando. Parece que estamos hablando como si fuésemos los Rolling Stone y no es así. Seguimos peleando y seguimos yendo a tocar a sitios de 300 personas. Esto sigue siendo todo una pelea.

Y ahora que hay tantos grupos… con una crisis de ventas en la industria, pero sin embargo con una cantidad enorme de discos que se editan… ¿cómo veis el panorama para los nuevos grupos?

Hay un nivelazo. Cada vez son mejores porque han tomado conciencia de que hay que trabajar duro, de que se ensaya, de que hay que tener buenos equipos… El error que he visto en algunos es que hay mucha prisa. Ahora es más difícil vender y la gente se agobia por querer funcionar y creo que tienen que tener más pausa, ser buenos músicos, hacer buenos discos y preocuparse de ellos mismos. La industria está tan mal que no te puedes estar preocupando de vender o no vender porque lo llevaríamos claro todos.

HamletY para terminar… Lleváis tantos años con vuestro grupo que imagino que ya debe ser algo consustancial a vuestra vida… ¿Es para vosotros actualmente un “trabajo”?. Si vierais que “musicalmente “vuestra historia deja de tener sentido y de que no os llena”… ¿seríais capaces de dejar a un lado el grupo y volver a empezar de cero?

Por eso hemos hecho un disco como ?Syberia’, por eso hicimos ?Inferno’ o hicimos el “negro”… Por eso de ?Revolución’ a ?Insomnio’ hay un cambio tan grande. Nosotros empezamos de cero cada año porque lo que queremos es ser frescos con nuestras ideas musicales. Sí que sería un trabajo si todo el día hiciésemos lo mismo. No tendríamos miras en mirar e investigar en nosotros mismos para hacer mejores canciones o evolucionar musicalmente. Sería como un trabajo de oficinista; sota, caballo y rey y ya está hecho. En ese momento de aburrimiento lo hubiésemos dejado.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.