Isabel Villagar: Cantar es una de las actividades más placenteras que existen

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

Experimentada cantante y también profesora de canto, tiene una especial preocupación por todo lo que rodea la voz, desde sus cuidados a los métodos para sacarle el mejor partido, ya sea como cantante o como orador. Ahora acaba de publicar el libro “Guía práctica para cantar”.

Isabel Villagar es cantante y profesora de canto. Tiene una brillante carrera profesional en ambos campos, estando especializada en el ámbito lírico en el primero de ellos (ópera, zarzuela, oratorios, etc.) y desarrollando una extensa e intensa labor como pedagoga de nuevos cantantes, que incluye su trabajo como profesora en Vocal Center, la dirección de la web y del programa radiofónico La Brújula del Canto, así como la publicación de varios libros sobre el arte vocal: “Claves de la voz y el canto para el artista del siglo XXI”, “La corchea viajera. Un cuento musical”, “Vivo cantando: coro en las enseñanzar musicales” y “Guía práctica para cantar”.

Este último libro se ha publicado recientemente de la mano de la editorial Ma Non Troppo/Red Book Ediciones, y tiene una orientación principalmente práctica, pues además de explicar algunos conceptos y aspectos esenciales para comprender el funcionamiento del aparato fonador y como desarrollar una buena voz, ofrece 136 ejercicios muy variados: de respiración, afinación, articulación, tesitura, etc.

El lanzamiento de esta obra nos ha dado pie a conocer la interesante trayectoria de esta gran experta en todo lo que tiene que ver con la voz:

Isabel VillagarEn tu currículum llama la atención que eres Ingeniera Técnica, si bien no figura la especialidad, aunque finalmente fueron tus estudios musicales en el Conservatorio los que te han servido para desarrollar tu vida profesional. ¿Has sacado algo positivo y práctico de estudiar aquella ingeniería?

Empecé a estudiar música de pequeña y me encantaba cantar, de hecho fue el profesor de música del colegio el que detectó esa facilidad y le dijo a mi madre que nos apuntara al conservatorio.

Por otro lado, soy de esas personas que han tenido que escuchar el comentario

Ah que bien, estudias música ¿y qué más?

Pues bien, era buena estudiante y estudié ingeniería agrícola por aquella parte artística del diseño de jardines. También estudié canto y piano y posteriormente Pedagogía de canto. Realmente estudiar una carrera de ciencias me dio una visión diferente de la música y sobre todo del canto. Me hacía preguntarme el por qué de las cosas y no conformarme con explicaciones vagas sobre el fenómeno vocal.

La ciencia ha dado respuestas y las sigue dando. De hecho ser profesora de canto tiene algo de ciencia, algo de arte, algo de psicología…. y considero que los enfoques holísticos son esenciales.

Desde muy niña tenías muy claro que querías ser cantante e incluso mostraste una voluntad de hierro para superar una afección respiratoria que te lo podía haber impedido. ¿En esa vocación temprana por ser cantante había algo de atracción por el éxito, los aplausos, los halagos, la fama, o siempre fue simple y puro amor por la música y deseo de expresarte con la voz?

Mi necesidad de cantar estaba vinculada a mi necesidad de expresarme, cantaba todo lo que pasaba por mis oídos, inventaba letras, jugaba con la voz. Supe que quería dedicarme al canto tras asistir a un espectáculo musical con 8 años… siempre he pensado que el éxito es hacer lo que a uno le hace feliz.

Además de ser cantante profesional ejerces la pedagogía musical desde tus inicios profesionales. ¿Alguna de las dos actividades te produce más satisfacciones? ¿Si tu demanda como cantante subiera dejarías la pedagogía?

Isabel VillagarEn una palabra, no. La pedagogía del canto me da mucha alegría y felicidad, considero que es un mundo apasionante y que ayudar a los alumnos a descubrir la voz que tienen y a jugar con ella para expresar, para divertirse o simplemente para entrar en contacto con su mundo interior es algo muy grande.

Creo que llevo la pedagogía en las venas, de hecho soy hija de profesores y tengo el espíritu de mejora necesario para no dejar de aprender nunca, siempre en contacto con otros profesionales, investigaciones, etc. De hecho formo parte de la Asociación Española de Profesores de Canto y de la National Association of Teachers of Singing (NATS).

Llevas varios años dirigiendo la web y programa de radio La Bruja del Canto. ¿Qué te aporta desarrollar esta labor de difusión?

Empecé a escribir el blog para ayudar a mis alumnos, poco a poco fue para ayudar a más gente y finalmente, ha devenido en una herramienta para dignificar la labor que tantos profesionales ejercemos con pasión, relacionados con la voz y el canto.

Ahora acaba de publicar el libro “Guía práctica para cantar”. ¿Qué te motivó a escribir este libro?

Quise escribir el libro que me hubiera gustado leer cuando empecé a caminar en el mundo del canto, un texto asequible y didáctico y con ejercicios prácticos que ayuden a entender el funcionamiento de la voz y a sobre todo a pensar qué se quiere hacer y cómo hacerlo.

Considero fundamental explicar que el conocimiento es esencial sea cual sea el estilo que se cante y por ello dedico un capítulo entero a explicar la vocalidad o recursos vocales que se necesitan en cada uno de ellos, ya sea clásico, moderno o popular.

Isabel VillagarEn este libro, también en tu web, destacas la importancia de respirar correctamente. ¿Mejorar la técnica de respiración resulta beneficioso para cualquier persona aunque no tenga por objetivo ser cantante u orador? ¿Resulta complicado modificar los hábitos de respiración al ser algo tan automatizado que lleva haciéndose toda la vida de una determinada manera que parece instintiva?

La respiración es para la voz lo que la electricidad para un equipo de música. Sin un flujo constante de aire que pase por las cuerdas vocales con la adecuada presión es imposible cantar de una manera sana y saludable. La respiración en el canto o en el habla es un patrón muscular, es un gesto que se ha de aprender y ejercitar.

El libro contiene gran cantidad de ejercicios prácticos. ¿Están pensados para que cualquier persona de forma autónoma, aunque con cierta disciplina, obtenga resultados por si sola? ¿O el apoyo de un profesor siempre es imprescindible para mejorar en la técnica vocal?

La Guía práctica para cantar ayuda a entender cómo funciona la voz y qué tipo de actividades van a ayudar al cantante, de hecho, de la infinidad de ejercicios que se podría haber propuesto he seleccionado aquellos que ofrecen resultado inequívoco y que la persona puede saber si los está haciendo bien o no. Aún así, el feedback de un buen profesor es insustituible porque determinadas cuestiones tímbricas o de perfeccionamiento de la técnica, no se pueden aprender sin una guía personalizada.

Entre otros temas, en el libro se repasan distintos tipos de música y las peculiaridades que tiene ser cantante de uno u otro tipo. Siempre me he preguntado por los cantante de géneros del llamado metal extremo, death metal, grind core, black metal… que emplean voces que habitualmente se describen como “guturales”… ¿Sabes si existen o se pueden desarrollar técnicas para que esos cantantes no vean afectada la salud de su voz o irremediablemente con el paso del tiempo sufrirán lesiones?

Conocer la propia voz en todas sus posibilidades ayuda a descubrir los límites de la misma. Cuando un cantante conoce sus propias líneas rojas y no las atraviesa su voz se mantendrá en forma y sana mucho tiempo.

En estos estilos resulta esencial, especialmente, la guía de un profesor experto que indique el camino a seguir en aras de la salud vocal y la longevidad de la carrera.

Isabel VillagarEn el libro animas a aprender a cantar y también repasas las características vocales a distintas edades… ¿Existe una edad especialmente recomendada para empezar a cantar? ¿Y algún límite de edad a partir del cual ya es imposible empezar a hacerlo?

Se puede y se debe aprender a cantar desde niños, de hecho aquellas personas que nunca han dejado de cantar son las que tienen mayores recursos y más interiorizado todo el proceso de una manera natural. Lo que sucede es que no se pueden tratar las voces de los niños como si fueran “mini-adultos”, hay que respetar las características de sus voces y permitir un desarrollo progresivo. Socialmente deberíamos alarmarnos cuando vemos a un niño imitar una voz de adulto.

En el caso de las personas mayores, si bien es cierto que cuanto más joven la plasticidad neuronal es mayor, el hecho de aprender a cantar en la edad adulta es algo muy normal.

La primera vez que viajé a Austria, hace ya unos cuantos años, tuve ocasión de conocer a gente del país y algunas de sus costumbres. Me sorprendió la afición que tenían por la música, casi tan extendida entre la gente “normal”, como puede ser en nuestro país el deporte. Recuerdo que me comentaron que mucha gente está en coros de aficionados, por pura diversión, como aquí pueden estar en un equipo de futbito, jugar al tenis, al frontón o al golf. ¿Qué beneficios puede aportar a cualquier persona comenzar a cantar, en un coro por ejemplo, sin ninguna aspiración de convertirse en profesional?

Cantar en grupo es una de las actividades más placenteras y beneficiosas a muchos niveles que existen. Aquellas personas que se animan a desarrollar esta actividad ven fortalecida su autoestima, su capacidad de trabajo en equipo, su coordinación neuromuscular, su memoria, el disfrute de la música en si, el aprendizaje de música de otras culturas, la socialización y la creación de fuertes vínculos con personas afines y un largo etcétera.

En tu web tienes un apartado sobre oratoria y parte de los ejercicios que recomiendas en tu libro es posible que también sean beneficiosos para locutores, profesores u oradores. ¿Has pensado en escribir un libro especialmente centrado en oratoria?

Explorar la voz mediante el canto es beneficioso para los profesionales que la usan como herramienta de trabajo. He tenido alumnos e impartido varios talleres para ayudar a estos profesionales a ejercitar y mejorar su voz, que junto con el lenguaje no verbal, es el 80% de mensaje.

Isabel VillagarEn el libro también tratas aspectos sobre el desarrollo profesional que van mucho más allá de tener una buena técnica como cantante: marca personal, modelo de negocio, producción artística, marketing… ¿Hasta que punto crees que estos aspectos son importante para una cantante pueda vivir de su voz?

Son esenciales, diría que si el mundo no sabe que existes o lo que haces, difícilmente te van a pagar por hacerlo. Es necesario mostrar las herramientas que van a ayudar a los artistas a desenvolverse en la nueva realidad. Los expertos en marKeting explican que el 80% del tiempo que se emplea en un producto es para la promoción y las ventas.

Y nada más, salvo agradecerte el tiempo prestado a nuestra entrevista, desearte lo mejor en tu carrera profesional y dejarte espacio por si deseas añadir algo más para nuestros lectores…

Muchas gracias, igualmente por dar cabida en vuestro espacio al mundo de la pedagogía vocal. Animar a los lectores a que canten, aunque sea en la ducha! 😉

Interpretación en directo de “El Barberrillo de Lavapies”:

https://www.youtube.com/watch?v=OyW2oZuzm6o

Enlaces de interés:

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.