Kike Babas: “jirón” un retazo de sus vivencias

Kike Babas: “jirón” un retazo de sus vivencias
Protagonista del artículo:
Estilo:
Redactor:

Kike BabasPara mí, Kike Babas es ante todo un fanzinero… Supe por primera vez de su existencia por un fanzine de los antiguos, de los de fotocopias, que se llama Buitre No Come Alpiste. Unas páginas fabricadas por dos Kikes… Babas y Turrón.

Puntualmente les vi, a los dos Kikes, aparecer en televisión por distintos motivos… un reportajes sobre fanzines, una entrevista a Fermín Muguruza y el tiempo seguía corriendo.

Un buen día me enteré que tenían un grupo, luego que eran dos, y tiempo más tardé calló en mis manos “Buitre no come alpiste”, un libro-disco compartido… en lo literario por Babas y Turrón… en lo musical por The Vientre y King Putreak . Me encantó… recuerdo que cuando escribí la crónica, por allá el 2001, les comparé con Estopa… El planteamiento era similar, pero con una diferencia: en este disco veía realidad y en lo de Estopa una capa de merengue por encima.

Desde entonces me he encontrado con “los Kikes” en algunos libros, en algunas publicaciones (de todo pelaje… desde Rolling Stone a Manerasdevivir.com) e incluso firmando videoclips de Marea, Barricada o Manu Chao.

También me los he encontrado en persona… en el Viñarock de hace 3 años.

Y hace unas semanas me encontré a uno de ellos, a Kike Babas, en el buzón, transformado en libro y lo leí. “Jirón” tiene páginas y en ellas nos encontramos con instáneas de una vida, con algo de esbozo fotográfico y mucho de sentimientos. Sinceridad, frescura, crudeza… Relatos que se leen con gusto y te acercan a la vida de alguien con el que te puedes cruzar en cualquier momento… ¡Ah!, los relatos están ambientados en las giras de sus conciertos con The Vientre y King Putreak, pero eso no es lo más importante ni lo mejor del libro.

• Muchos nos aficionamos a la lectura en la adolescencia, pero dar el salto a la escritura no lo hace todo el mundo… ¿Desde cuando tienes afición por la escritura?

Kike BabasHace quince años empecé a escribir relatos cortos. Tendría unos veinte. Lo hice porque me salió así, porque me pasaban cosas que sentía que tenía que escribir. Una especie de revancha post-adolescente. Nunca escribí “para mi”, desde el primer relato tuve idea de exhibir lo escrito (por eso creé junto a Kike Turrón el fanzine literario -de fotocopias- “Buitre No Come Alpiste”). Mi madre me contó que compuse mi primera melodía con letra a los 13 meses (mama-ti-ti-ti-papa-ta-ta-ta), por lo visto desde siempre he tenido la intención de dar la monserga al público con mi rollo. La escritura no era sino un paso más.

Y actualmente… ¿qué autores sueles leer? ¿cuáles son tus favoritos?

Tengo temporadas en las que apenas leo. No me lo pide el cuerpo. Acabo de pasar una de ellas. En estos recientes tiempos que he vuelto al regustillo, he leído: “Pregúntale al polvo” de John Fante, “Nada que hacer” de Pedro Gutierrez Paramo, “Los hijos de la lluvia” de Torcuato Luca de Tena. He releído “Crónica de una muerte anunciada” de García Márquez y he empezado “Cien años de soledad” que aún no lo había leído (alucinante eso del “realismo mágico” ¿que no?). También he leido “El hijo del acordeonista” de Bernardo Atxaga y he dejado a medias “La tía tula” de Miguel de Unamuno. Y tengo pendientes el “Ensayo sobre la lucidez” de Jose Saramago y “Palacio del deseo” de Naguib Mahfuz.

Tus relatos que se incluyen en “Jirón” tienen relación con tus conciertos con King Putreak y The Vientre… ¿cuándo comenzaste a escribir “Jirón”? ¿Cuánto tiempo te llevó darlo por terminado?

Lo escribí en los meses de un verano. Empecé por pura casualidad. En un concierto de The Vientre en Cáceres me pidieron para una revista local que hiciese yo mismo la crónica de nuestro concierto. Como me dio palo dar la vara con el tema musical (que si tocamos tal o pascual, y bla, bla, bla) me limité a contar toda la “batallita” de ir y volver a Cáceres, la escombrera de vatios de rula, (en concreto en aquella ocasión nos equivocamos de fecha y aparecimos en Cáceres un día antes del bolo). Ese fue el primer relato del libro, se tituló “De alfileres y jarreones”. Después fueron llegando los demás. El punto álgido yo lo siento en el relato “De cuajo II”, cuando a la vuelta de un concierto en Euskadi me detuvieron junto a otra apersona por posesión. Yo no llevaba nada, la otra persona sí. A los tres días a mi me dejaron en la calle y la otra persona se fue directa a Alcalá-Meco. Aquel fue un durísimo fin de gira, la verdad, tenía que escribirlo.

Kike Babas• Del libro me gustan muchas cosas… la sinceridad con la que cuentas las cosas, el ser capaz de enganchar describiendo situaciones de lo más cotidiano… y me ha llamado poderósamente la atención la naturalidad con la que hablas de las drogas, de forma que da la impresión que forman parte de la vida cotidiana de tí y de tus grupos… Me gustaría que me hablaras del papel que desempeñan las drogas en tu universo creativo… ¿esclavizan, apoyan o símplemente están ahí?

Cuando escribo lo hago sobrio. Más de un porro y la cago, se dispersan las ideas como volutas de humo. Escribir tiene un mucho de concentración y mecánica. Sin embargo, para emborronar ideas o garabatear apuntes, los estimulantes (a veces los químicos, legales y no legales) (a veces los emocionales, o sea, las cosas extraordinarias del día a día) funcionan como pequeños empujoncitos, como electricidad para que prenda la bombilla. Pero, si quiero que de luz más allá del chispazo, he de estar bastante sereno.

Otra cosa distinta es el hecho de que por consumir drogas se creen situaciones que yo crea que merezca la pena contar. La prohibición da situaciones tragicómicas y obliga a una cierta reflexión

¿Cuánto más seguiremos criminalizados por usar el cuerpo a nuestra voluntad? ¿Cuantos más locos y encarcelados? Es un sinsentido, pero la verdad, a mi lo proscrito me llama la atención, es un tema recurrente.

Desnudar los sentimientos, como tú haces en el libro, debe producir una sensación de limpieza importante… ¿Tienes esa sensación de liberación al haber sido capaz de exponer tus sentimientos, y sobre todo tus vivencias, en público?

Sí, es verdad. Algo de liberación hay. Sobre todo cuando te enfrentas por primera vez al folio blanco y consigues quedarte a gusto con lo que quieres transmitir. Cubrir esa necesidad es liberalizador. Luego está la otra, la de mostrar eso mismo en público, también la gozo con semejante liada.

• En este mundo actual, en el que como bien dicen los Lendakaris Muertos la gente no es derechas, ni de izquierdas, sino de centro comercial, las actitudes que describes en tu libro hacen ver que hay gente fuera de ese círculo que impone la presión social… ¿ves al grueso de la sociedad como quien ve a los artistas en una actuación de circo?

Kike BabasTan solo en algunas cosas la verdad. A veces sí tengo cierta sensación de lejanía y extrañeza frente a la sociedad. A veces me produce mucho asco y a veces mucha pena. Pero por otro lado me siento perfectamente integrado en el tejido social: compro en el Carrefour y en el Ikea, tengo que pagar un alquiler y el seguro del coche. Como todos. También sé hablar del tiempo en los ascensores.

Por cierto… por lo que dices en tu libro, tu familia era (o es) de derechas… ¿cómo ven actualmente tu modo de vida? ¿supuso un shock tús actitudes y tú forma de ver las cosas?

Hubo sus más y sus menos, claro. Ciertos reveses con los que tragar, pero los años devuelven las cosas a su cauce, el amor familiar tiene vocación incondicional, y eso es lo que va triunfando. En la familia nos vamos buscando en los parecidos, no en las diferencias, sino, ni manera…

En los textos describes la ilusión de los conciertos, aunque también la desolación, en ocasiones, que viene tras ellos… ¿merece la pena el esfuerzo que hacéis en cada actuación a cambio de vivir “el sueño del rock and roll”?

A mi desde luego me ha merecido. Quería tener un grupo, sacar mis discos y rular por la península: lo he hecho. El próximo paso es intentar mejorar las condiciones de nuestras salidas. Cargar-descargar-probar-tocar-conducir-cobrar-y-vender-el-merchandising cansa mucho más que el simple hecho de ir a tocar. Vayamos pues a por un mínimo esfuerzo, que la machada ya está hecha.

El libro ha sido editado en colaboración de Ediciones del 4 de Agosto y De Un Plumazo… ¿Cómo se va a distribuir el libro? ¿Dónde lo podrán encontrar nuestros lectores?

Uf… De momento se vende en los conciertos de King Putreak y The Vientre, y en las librerías alternativas de Madrid: Periferia, La libre de Lavapiés, La Muga y Traficantes de sueños. También se podrá conseguir por la web de 4 de agosto o contactando directamente conmigo y a través de giro postal (kikebabas@hotmail.com). Aún busco una distribución por toda la península ¿hay alguna distribuidora independiente por ahí?

Kike Babas• Además, por lo que sabemos, tienes pensado hacer una gira de presentación del libro… ¿en que va a consistir?

Estoy preparando un nuevo proyecto, canciones de voz y piano, que se ajusta muy bien a eso de hacer presentaciones literarias ¿qué no? Por ahora estamos en el proceso compositivo. Lo hago con Jaime teclista de Los Ministers, le estamos poniendo mucho mimo y mucho corazón. Después lo de siempre: carretera, manta y a hacer de tom-waits-de-hortaleza por esos caminos peninsulares con el libro bajo el sobaco.

“Jirón” es la primera parte de una trilogía, “Trilogía de calle y hueso”. ¿Para cuando la siguiente entrega? ¿Cuál es el concepto general de la trilogía?

La segunda entrega se llamará “El engranaje de las mariposas”, son relatos de amor y la tercera parte “La bilis y otros relatos” y tratará de socio-política. Si juntas los tres libricos tendrás una idea bastante aproximada de por dónde van mis tiros. Esa es la idea de la trilogía.

Parece ser que próximamente editaréis un disco compartido entre The Vientre y King Putreak… ¿qué nos puedes contar sobre él?

Que se llama “Por aquí van los tiros”. Que colabora El Drogas y Kutxi Romero. Que hay rumbas y polkas. Que hay letras canallas. Que King Putreak adapta a Leonard Cohen y The Vientre a Tom Waits. Que saldrá después del verano. Y poco más por ahora, en cuanto salga el disco prometo teneros informados.

Al margen de la música y la faceta literaria creativa, eres crítico musical de diversos medios y también has escrito libros-biografía sobre varios artistas… ¿cuáles serán tus próximos trabajos publicados?

Kike Babas y Kike Turrón estamos en la actualidad escribiendo las biografías de Burning y Reincidentes. A ver…

• Por otra parte has dirigido, junto a Kike Turrón, videoclips de grupos bastante conocidos, habéis presentado un programa de televisión y en más de una ocasión habéis sido entrevistados… ¿Has sentido en algún momento “la fama”? ¿Cambian las cosas cuando alguien se dirige a ti por haberte visto “en la tele”?

No. Siempre he asociado la fama a una cierta bonanza económica. Nunca he tenido dinero ni he hecho dinero con nada de lo que me he involucrado, así que no le veo ningún beneficio a la fama. Hay gente que se dirige a mi porque me vio en no sé qué tertulia de la tele, otros por una biografía de alguno de sus grupos favoritos, otros por una canción o un relato que les moló taco. Es un mínimo reconocimiento a una pretendida labor pública, pero eso no cambia nada.

Kike Babas• Por cierto… ¿cómo ves ahora, con todo el tiempo que ha pasado, aquellos primeros pasos que dabas, junto a Kike Turrón, con Buitre No Come Alpiste?

Tiernos e ilusionados. Ojo, quince años después de aquello veo los tiempos igual: tiernos e ilusionados, solo que con los huevos mucho más canos.

Y nada más, salvo felicitarte por tu libro y dejarte espacio por si te gustaría añadir algo más para los lectores de La Factoría del Ritmo…

Daros las gracias, por supuesto ¿Qué si no?. Le habéis dado bonita cancha al “Jirón”, de manera sincera y generosa. Gracias ¿Qué si no?

Entrevista: F-MHop.
(Fecha de publicación: 21/04/2005)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.