Lagartija Nick: Conectamos rapidamente con la audiencia

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

El respetado grupo granadino ha lanzado un nuevo álbum en el que han trabajado en formato trío, lo cual ha influído definitivamente en un nuevo sonido. Antonio Arias nos cuenta los entresijos de la nueva etapa de la banda.

Lagartija Nick son un grupo granadino, formado a principios de la década de los 90 del siglo pasado por Antonio Arias, quien había sido bajista y cantante de 091, una formación de rock que dejó una huella imborráble entre los aficionados al género de nuestro país.

Su debut llegó en el año 1991, “Hipnosis”, en el que ya demostraron que iban a ser un grupo lleno de personalidad y alejado de lo previsible: ni era una repetición de 091 ni entraban en las fórmulas al uso que aquellos recibián más atención.

Desde entonces han desarrollado una extensa y fructífera carrera, en la que han pasado por momentos muy duros y en el que también han hecho historia. De entre todos sus momentos memorables, ya se recoge en las enciclopedias su disco “Omega”, grabado junto al cantaor Enrique Morente y que ha día de hoy es reconocido como unos de los álbumes más importantes registrados en España en toda la historia de la música grabada.

Actualmente el grupo está formado por el guitarrista Victor Lapido, el batería Eric Jiménez, y Antonio Sánchez encargándose de la voz y el bajo. Un formato trío al que llegan tras la marcha de Lorena Enjuto, quien se encargaba anteriormente del bajo, y con el que han abordado la grabación de su más reciente álbum: “Zona de Conflicto”.

Antonio Arias ha respondido a nuestras preguntas:

En la historia de Largartija Nick ha habido cambios en su formación y el más reciente de ellos es especialmente importante: la salida de Lorena Enjuto. ¿Adaptar vuestro concepto al formato trío ha sido una oportunidad para refrescar las ideas o un esfuerzo que preferiríais no haber hecho?

Ha sido más un proceso de síntesis, de selección de armonías, así adquieren una importancia diferente. La guitarra de Víctor puede volar más libremente, Eric y yo llevamos décadas tocando y podemos crear una base bastante contundente. Después de todos estos años hemos experimentado en Lagartija Nick con diferentes formatos y no recuerdo que hayamos tenido dificultades con ninguno, todo lo contrario, cada cambio hace sus propios estragos y eso es siempre un reto para crear un sonido distinto.

En este disco se perciben dos propuestas sonoras, dos enfoques en las canciones… Dado que es sabido que esta orientación no fue premeditada… ¿Se impuso sin más o intentasteis forzar las canciones en un sentido y se terminaron imponiendo tal y como quedaron?

Quizá al entrar en el estudio no nos habíamos dado cuenta de que el cambio de formación iba a cambiar tanto nuestra sonoridad como nuestro enfoque. Canciones como “Mi vida anterior” tenían ese sonido digamos antiguo, pero al grabar otros temas como “Crimen Sabotaje y Creación” observamos que podíamos experimentar y crear una atmósfera más “afterpunk”, llegando a un sonido nuevo con respecto a los discos anteriores.

En este disco hay planteamientos que esquivan lo habitual en el rock… compases 3×4, el tema “Supercuerda” con estructura subyacente de martinete… ¿buscáis de forma premeditada este tipo de cosas o las canciones surgen así espontáneamente?

Siempre hemos incorporado en cada disco alguna canción con influencia flamenca:

“Mar de la tranquilidad” en el disco “LagartijaNick”.

“Himno a la Materia” en el disco “Ulterior”

“Melodía y Sombra” en el disco “Lo Imprevisto”

“Tu Violencia” o “Lo conservo todo” de “El Shock de Leia”

“Supercuerda” o “Vuelo Nocturno” del último álbum etc.

Siempre de una forma velada. Cuando hablaba con Morente de este asunto recuerdo que le comentaba que cuando usas ritmos o armonías basadas en el flamenco sólo es flamenco cuando hay un cantaor, mientras tanto es una inspiración que puede llevarte a cualquier parte.

La producción del álbum la ha realizado Paul Grau, con el que ya habéis trabajado en otras ocasiones… ¿Qué os ha motivado a repetir con él?

Nos conocemos bastante bien y trabajamos muy rápido con él. Queríamos un disco que reflejara cierta inmediatez, muy básico. La verdad es que cada trabajo adquiere vida propia y a mitad del disco nos dimos cuenta de que podíamos experimentar más de lo que habíamos imaginado. Con Paul podemos hacer ese tipo de cosas y conservar nuestra esencia en cada momento.

La relación de Lagartija Nick con el arte viene de lejos… la portada del nuevo disco es una obra de José Callado… ¿Qué nos podéis contar de él, vuestra relación y el porqué le habéis elegido para la portada?

Trabajé con José Callado el año pasado en un proyecto titulado “Bonne a trier” donde se unía pintura, música, cortos y poesía que se estrenó en el Chillida Leku de Donosti. Esos proyectos siempre me han motivado bastante, así que alargué esa colaboración al incorporar unas pinturas suyas para la portada y el libreto de “Zona de conflicto”, veía que las texturas de sus pinturas iban muy bien con nuestra música. Supongo que esa inquietud es la que nos ha guiado a través de la ruta iniciática que llevamos recorriendo todos estos años.

Hace no demasiado tiempo trabajasteis una propuesta del Museo Reina Sofía… Recrear el disco “Val de Omar”. ¿Qué os supuso esa experiencia? ¿Las canciones de aquel “viejo disco” las empezasteis a ver de otra manera al acercaros a ellas después del tiempo pasado?

Retomar Val del Omar fue una gran alegría. En su momento fue un disco muy incomprendido que no pudimos llevar al directo como realmente merecía, es decir, llevando a escena sus tres propuestas fudamentales: Diafonía, Tactil-Visión y Desbordamiento Apanorámico de la Imagen. El museo Reina Sofía nos invitó a revisarlo mientras estaba la exposición de Jose´Val del Omar allí, toda una experiencia. El acercamiento que hicimos fue basado más en la interpretación humana dejando las máquinas para la Diafonía en directo y para los sintetizadores. Ese concierto en el Reina Sofía propició que lo lleváramos a otras cuatro ciudades.

“Val de Omar” era un disco difícil, pero antes llegó otro que también lo era… “Omega”… un álbum hoy ensalzado y entonces repudiado por todos los lados, ahora es fácil dar un aura legendaria a todo lo que ha supuesto ese disco… pero cuando estabais en plena batalla, recibiendo el rechazo de rock y del flamenco… ¿Llegasteis a pensar que podía haber sido un error y era mejor dejarlo a un lado y olvidarlo?

Los errores de ayer son los aciertos del mañana y viceversa. Todo el mundo me preguntaba porqué lo hacía, porqué dejaba mi carrera de lado para ir con un cantaor flamenco, por qué arriesgaba a Lagartija Nick que iba tan bien y estábamos en una multi. Yo tenía la ilusión de trabajar con Enrique desde que era pequeño y en aquel momento se podía realizar ese sueño, cuando Morente se puso a tiro no me lo pensé dos veces. Esos momentos tan duros serán siempre para mí de los más bonitos de mi vida. Después vino todo lo que vino y algo debimos de hacer bien para que tantos se fijaran el el disco “Omega”. Hasta los Sonic Youth intentaron imitarlo.

La pérdida de Enrique Morente ha conmocionado al mundo de la música en nuestro país… vosotros que vivisteis tantas cosas con él… ¿Creéis que se está valorando en su justa medida la trascendencia de su figura y su obra?

Se conoce bastante al genio y al personaje pero se desconoce su discografía. En el proyecto que tenemos conjuntamente Los Planetas y nosotros llamado Los Evangelistas sólo hacemos versiones de Enrique Morente con la intención de reforzar esa pasión que sentimos por su música. Hay tanto y tan bueno en sus discos…

En La Factoría del Ritmo somos muy fans de Def Con Dos y hace un montón de tiempo, en mitad de los 90, hicisteis una gira juntos realmente sorprendente, por ser dos grupos tan distintos: “Gira Pro-Vasectomía Obligatoria”. ¿Cuál fue la primera impresión que tuvisteis cuando surgió aquella idea y visteis el lema y el logotipo de la gira que proponía Def Con Dos? ¿Qué recordáis de aquella experiencia?

Fue bestial. Como comprenderás todos aquellos recuerdos los tengo entre brumas. Fueron momentos de gran compañerismo en una gira que era un poco loca, unos días empezábamos nosotros otros días ellos… Llegamos a disfrazarnos los lagartija una vez en Vitoria (El Elefante Blanco) para gritar con ellos la canción con aquel estribillo de “qué dice la gente…Def con Dos”, recuerdo que ellos quedaron un poco desconcertados, con todos comenzamos una amistad que dura hasta hoy.

Y ya para terminar… con tanta experiencia y tantos conciertos a vuestras espaldas… ¿Cómo afrontáis la nueva gira? ¿Con ilusión y nervios o con la tranquilidad de quien va a cumplir con su trabajo como siempre?

Nuestro sonido actual es tan directo que conectamos muy rápidamente con la audiencia, como nunca antes. Eso hace que nuestra concentración al ser trío sea mayor y desprendemos una energía diferente, muy emocionante para nosotros. Por las reacciones que hemos visto hasta ahora parece que la gente también lo interpreta así.

Enlaces de interés:

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.