Leño: Vivo 83

Leño: Vivo 83
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor: Fotógrafo:

Un directo inédito de una de las formaciones más queridas de nuestro rock. Hicieron historia en los años 80 y han dejado una huella inolvidable en una legión de aficionados al rock y decenas de bandas de rock. Fueron grandes y esta grabación da fe de ello

Hubiese sido poco menos que injusto no sacar a la luz este documento fonográfico y fílmico, estupendamente presentado por Sony-BMG, bajo la supervisión de los tres miembros de la agrupación de leyenda de Leño, al menos la formación más emblemática sobre todo de cara a los directos que darían fama a la formación emblema del rock urbano. Sirva este inciso como homenaje y reconocimiento al a veces esquivo pero no menos experimentado bajista Chiqui Mariscal, que además de Leño estuvo en ocasiones en Ñu, para incluso en la etapa en solitario de Rosendo, volver a coincidir con el rockero de Carabanchel sobre 1986. Pero los ex-Coz, el bajista Tony urbano y el batería Ramiro Penas, junto con el incombustible y tan necesario en el panorama rockero nacional, Rosendo Mercado conformarían realmente el "line-up" histórico, aunque no originario.

El histórico documento grabado en super-8 mm. sobre 1982 por el desaparecido Félix García, es toda una gozada poder disfrutarlo hoy día gracias al formato digital. Anteriormente, algunos "mayores" y los de mi "quinta" ya tuvimos el privilegio de empaparnos del gran legado dejado por parte de este amigo de la banda, como material "bootleg" distribuido entre fans. Iniciativas como esta debieran de servir de ejemplo para que se animaran otros artistas a obsequiarnos con este tipo de ediciones, que por otro lado son en la mayoría de las ocasiones muy bien recibidas por los incondicionales. Si no que se lo pregunten a los miles de "viejos" y nuevos fans que llevamos esperando años a que se decidieran a publicar el directo del 83, cuya existencia era de dominio público entre la basca del rock. Imagino que las posibles trabas legales sobre los derechos, algo que dio más de un dolor de cabeza a Rosendo y compañía, tal vez hayan impedido la premura en editar estos estupendos temazos, pero lo importante es que por fin se ha logrado y pienso que con un acabado muy bueno, incluida la campaña de prensa, coherente y presentando el trabajo y la gran noticia de la "reunión al menos por unas horas" con respeto y con un gran despliegue a la altura de las circunstancias. La verdad que mereció la pena esta larga espera, quien sabe si algún día nos dan una nueva sorpresa y vuelven a la carretera, en unas declaraciones más recientes que aparecen en el propio DVD que acompaña al disco en vivo, dejaban de caer al menos la posibilidad, ¡señores sería "el sumun del rockerío patrio"!

El DVD es un estupendo suplemento que bien, por sí solo podría haber supuesto todo un homenaje a modo de documental entorno a la banda afincada en Madrid. Las declaraciones de Luz Casal o su compañero Paco Pérez-Bryan destilan emoción desde el ámbito más "fan", comentando anécdotas de aquellos heroicos años, especialmente de la gira "Rock de una noche de verano". Otros personajes importantes en este entramado son Teddy Bautista, actual presidente de la a veces controvertida S.G.A.E. y el rockero granadino Miguel Ríos que recuerdan muy gratamente sus experiencias con el trío madrileño.

El directo del audio original se debía conservar perfectamente, al menos para que hayan podido remezclarlo y producirlo muy eficientemente, con unos resultados magníficos, Eugenio Muñoz y Carlos Narea. El CD de audio se compone por un "listado-tipo" de los temas que Leño ofrecía en aquella magnífica e irrepetible gira veraniega junto a Luz y Miguel Ríos. Aquel 6 de septiembre de 1983 en los Jardines de Montjuïc de Barcelona quedarían registrados para la posteridad himnos tales como la urbana por excelencia "Sí señor, sí señor", la incorrecta políticamente hablando "¡Qué tire la toalla!", el canto ácido a los efectos del L.S.D. de "El tren", la de aires setenteros y de mensaje rabioso "Este Madrid" o el archiconocido y mil veces versioneado y referenciado hasta en una conocida serie de televisión, cuya sintonía y título no era otro que "Maneras de vivir". Estos temas sin duda quedaran gratamente fortalecidos de cara a la historia del rock and roll nacional, como piedras angulares de la verdadera movida joven musical española, con esta buenísima edición en digi-pack, que de una vez por todas, empieza a poner las cosas en su sitio. No me quiero olvidar del comienzo espectacular de la actuación con la canción por bandera de "Entre las cejas" o la que nunca deja de sorprenderme… "Sorprendente", que abren de manera explosiva el disco. Otros temazos tocados con especial coraje rockero son "Cucarachas" o "Corre, Corre". "Mientras tanto", es de esas canciones tal vez "menos" emblemáticas que el resto, de auténticas referencias del cancionero rockero nacional, mencionadas con antelación por mí; pero que sin embargo, rezuma esa fiereza tan característica de los grupos del foro y músicos del extrarradio que fueron reclamando su sitio dentro del rollo rockero, ya se les llamara rock mesetario, rock urbano o movida. No hay que olvidar que Leño es una formación en donde se conjugan músicos provenientes; precisamente, de dos de los grandes focos y caldos de cultivos del rock and roll más contestatario: Cataluña (Tony y Ramiro) y Madrid (Rosendo).

El disco desprende la energía irradiada por la visceral puesta en escena del grupo, cuya intensidad fue desplegada por los escenarios españoles desde la época de la transición hasta los primeros pasos de la actual democracia. Los solos instrumentales, tal vez no sean demasiado técnicos o la letra de "La noche de que te hablé" no represente lo más notable de la lírica pop-rock de la música hecha en castellano, pero no dejan de tener ese encanto y punto de sapiencia musical que bebe de las fuentes del rock más enérgico, aunando por igual el descaro de la "New Wave" con el carisma imaginativo de la música rock de vanguardia de los setenta y la osadía por buscar nuevas fórmulas de encarar el rock y usarlo como expresión de la cultura joven, frente al poder impuesto por el régimen, que iba dando sus últimos coletazos.

Un disco que representa algo más que música rock en estado puro, representa toda una época convulsa, repletas de grandes cambios políticos y sociales, en donde el rock urbano fue una estupenda banda sonora y la consecuencia natural de unos jóvenes inquietos que se rebelaron ante una situación insostenible y que pedían por encima todo, libertad.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.