Negu Gorriak (Reedición en vinilo, LP)

Negu Gorriak (Reedición en vinilo, LP)
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo: ,
Discográfica o editorial: , Año de publicación: ,
Concepto: Soporte:
Redactor:

Reedición de un disco tremendamente innovador, en el que se mezclaron de manera nunca vista el Hip Hop con el hardcore, con elementos adicionales de reggae, música tradicional vasca y guitarras rock de tremenda crudeza.

Negu Gorriak : Negu Gorriak (Reedición en vinilo, LP)Elkar continúa con su línea editorial, paralela a muchas otras, especialmente dedicada a realizar cuidadas reediciones de álbumes singularmente relevantes de la historia de la música vasca.

Hace un par de meses publicó dos nuevas reediciones: el debut de Negu Gorriak, coincidiendo con 30 aniversario, y el álbum “FM 99.00 Dub Manifest”, cuarto trabajo de la etapa en solitario de Fermin Muguruza, del que se han cumplido 20 años.

A este segundo lanzamiento le dedicaremos un artículo próximamente, pero ahora centraremos nuestra atención en la primera de estas dos reediciones.

Negu Gorriak lanzó su debut en 1990, seis años después del nacimiento de Kortatu y dos años después de su disolución,

Kortatu fue un grupo que tuvo un éxito espectacular para el contexto en que surgió y se desarrolló: era un grupo independiente en mitad de los años 80, pero sobre todo, era un grupo vasco, de declarada ideología independentista y que fue abrazándose progresivamente al euskera. Esto significaba que contaban con muchas papeletas para generar rechazo más allá de tierras vascas, más cuando su nombre hacía alusión a un militante de ETA, muerto por Guardias Civiles en 1976, y su canción más popular (“Sarri Sarri”) relataba la fuga de dos miembros de esta banda de la prisión de Martutene (Guipúzcoa) en 1985.

Sí, su éxito podía haber sido previsible en Euskal Herria (territorio en el que históricamente se ha desarrollado la cultura vasca, que comprende las actuales comunidades autónomas del País Vasco y Navarra, además de Iparralde, región situada en territorio francés), pero sorprendentemente caló en todo el resto del estado español y el trío logró seguidores entusiastas en otros puntos de Europa y en Sudamérica.

Eran jóvenes, descarados, tenían sentido del humor y su música tenía un gancho irresistible. Gran parte del público que disfrutó de su música no estaba en sintonía política con ellos, y la inmensa mayoría desconocería las dos referencias que hemos indicado, pero la magia de la música hizo que calara en muchísimas personas de lugares distintos y cada uno reinterpretara el mensaje rebelde de sus canciones a su propia realidad y existencia.

Cuando Kortatu anunció su disolución en 1988 fue una gran sorpresa y supuso un gran disgusto para sus seguidores. Esta noticia fue un “terremoto” para el panorama musical vasco, pues había sido un grupo de éxito fulgurante y el favorito de gran parte de la juventud de aquellas tierras.

Con aquel éxito que consiguieron con sus grabaciones y actuaciones en directo, tan rápido y contundente, Kortatu podría haber seguido tocando en directo y grabando discos durante muchos años, probablemente podría haber continuado hasta el día de hoy, revisitando una y otra vez la forma en que entendieron la música punk y ska, que se mostró una fórmula de éxito. Podrían haberse transformado en “funcionarios” del circuito rock y con la perspectiva que da el saber que pasó en los siguientes años, podrían haber sido cabeza de cartel del Viña Rock, y festivales similares, con gran respuesta de público asegurada durante años y años.

Pero los miembros de Kortatu creían en la trascendencias y autenticidad de lo que hacían y estuvieron totalmente convencidos que aquella fórmula ya había dado lo que tenía que dar y era momento de abandonarla.

Adiós a un grupo de éxito y bienvenida a la incertidumbre de un destino que les podía haber supuesto dedicarse a labores totalmente alejadas de la música para subsistir. Podrían intentar un nuevo proyecto, pero nada aseguraba que no fracasara y tuvieran definitivamente que alejarse del “artisteo”. Y repetir el éxito de Kortatu, eso, era harto improbable.

Pero el caso que apostaron fuerte y acertaron de pleno.

Los hermanos Muguruza, promotores de Kortatu y del nuevo proyecto junto a Kaki Arkarazo, ya habían demostrado estar muy atentos a la evolución de la música popular y en el disco en directo de Kortatu ya aparecía Fermin mostrando un parche de Public Enemy y varias caciones de “Kolpez Kolpe” tenían aproximaciones al rap.

Esa tendencia, en realidad la cultura Hip Hop en su conjunto, así como el movimiento hardcore, formarían los cimientos del nuevo proyecto, así como el reggae (en su concepto más amplio), pilar clave que está presente en todo lo que musicalmente ha pergeñado Fermin.

La gestación del nuevo proyecto no trascendió hasta poco antes de la publicación de su álbum debut. A guardar el secreto les ayudó que Xabier Montonia les invitara a participar en un álbum homenaje a Mikel Laboa, lo que les permitió trabajar en la primera canción de Negu Gorriak (versión del tema “Gaberako Aterbea”), mientras todo el mundo de la escena vasca pensaba que era algo puntual y sin recorrido posterior.

El disco se lanzó finalmente en junio de 1990, publicado por el sello Oihuka, y tuvo un gran impacto dentro y fuera de tierras vascas. La propuesta era rabiosamente original, mezclando Hip Hop con rock contundente combativo de alto octanaje. Conservaban el espíritu punk, la base instrumental estaba cercana al hardcore, pero el rap y la inclusión de samplers eran los elementos distintivos.

En un momento en el que el rap metal aún no existía, ni Public Enemy y Anthrax aún no habían grabado la seminal versión de “Bring the noise”, esa mezcla de rap y rock agresivo del trío vasco era tan arriesgada como innovadora.

En el sonido que forjaron para ese disco se sentía la esencia de Kortatu, pero se reinventaron profundamente,  sonando tremendamente duros y convincentes. Eso sí, el sentido de humor que caracterizó a su primera banda, aquí desaparecía, aunque chispas de ironía salpicaban algunos temas, como “Bertso-Hop” (historia de la llegada a casa de un tipo pasado de alcohol), pero sobre todo había una contundencia y un filo en las letras y la interpretación, que les situaba cercanos a Public Enemy.

El disco se llamó igual que el grupo, Negu Gorriak, y se editó en tres formatos: vinilo, cassete y el innovador, para aquellos tiempos, disco compacto (CD).

Este último contenía un tema extra, la versión que habían realizado para el homenaje a Mikel Laboa y que antes hemos citado, como una forma de compensar que el formato CD costase cerca del doble que los otros.

Ahora, en esta nueva reedición en vinilo, esa canción sí está incluida.

Acercarse al disco en aquel momento, sobre todo a la versión vinilo, permitía apreciar una portada impactante, en rojo y negro, con unos niños de estética soviética haciendo skate y un logotipo certero, con gancho y perfecto para recordar al grupo y generar un merchadising tremendamente atractivo.

Era algo que también habían aprendido de Public Enemy. Solo otro grupo de la misma época se movía en unos parámetros similares, Def Con Dos, bebiendo tanto del Hip Hop como del rock y aprendiendo los mismos aspectos esenciales de los grupos punteros del rap del momento, aunque las dos propuestas eran significativamente distintas.

En aquella primera grabación, Negu Gorriak estaba formado solo por Fermin Muguruza, Iñigo Muguruza y Kaki Arkarazo (proveniente de M-Ak y colaborar de Kortatu en su último disco y gira). Este último fue el productor musical, se encargó de los samplers, el bajo y la caja de ritmos. Íñigo de las guitarras y Fermin se centró en el micrófono.

El disco estaba interpretado íntegramente en euskera, idioma que habían aprendido los hermanos Muguruza ya siendo adultos y por pura convicción.

La cara A se abría con “Esan Ozenki”, una declaración de intenciones, también un himno, que serviría para dar nombre al sello que fundarían un año después. Rap sobre riffs de guitarras, entre la reiteración del Hip Hop y la sonoridad del hardrock más broco.

Le seguía la “espídica” “Irakatsi ziguten historia”, en clave netamente hardcore. Tras ella, “NG dator”, un interludio consistente en una macedonia de ritmos sintéticos y muestras de otras fuentes sonoras, que daba paso a “Azken tangoa”, más rap, con referencias a la película “Último tango en París”.

“Nahi duzuena (Milenioa II)” utilizaba una letra escrita por Xabier Montoia para la ocasión, sobre la alienación de la sociedad vasca, con estrofas en clave rap y un estribillo que se mostraba ya en el principio de la canción.

“Amodiozko kanta”, es una emocionante y amarga canción de amor, de una enamorada que va a visitar a su pareja presa, para lo que ha de hacer un largo recorrido en autobús (no resulta complicado “adivinar” en qué contexto se desarrollaba ese viaje y ese encuentro). La base de la canción es netamente hardcore, durísima, y la interpretación vocal está entre el rap y el recitado.

La cara A se cierra con “Betso-Hop”, que samplea una base rítmica de una canción de Erick B and Rakim (“Move the crowd”), y propone una fusión entre los rimados folclóricos llamados “bertsolarismo” y el rap, junto con un estribillo que es toda una explosión de rock efervescente.

La primera canción de la cara B es “Radio Rahim”, un single incontestable, que fue la canción que sirvió de cara de presentación y para la que se grabó un excelente videoclip. En la letra la canción tiene alusiones directas a la película “Do the right thing” de Spike Lee.

“Seinalea” es otro tema explosivo y con gancho, con mucho rap y con samplers del “Bring the noise” de Public Enemy, y con una letra que se antoja adelantada a su tiempo, pues habla de ciberactivismo.

“Nire bizitza osoa”, es un interludio a base de samplers (con la voz de Sam Cooke como elemento principal), que deja paso a “Malkoak”, un incontestable hardcore, de amarga letra e interpretación vocal con porciones melódicas.

“Naparheid”, hace una analogía entre la situación del País Vasco y Sudáfrica, invitando a la rebelión contra la “invasión del hombre blanco”, sobre una base musical rabiosa, en la que se funde el hardrock, el hardcore y el rap.

“Ramaggamufin Jaia” es un tema distendido, de inspiración jamaicana, que adapta al euskera el estilo raggamuffin, siendo evidentemente deudor (para bien) del disco debut de Shinehead. Tiene una letra divertida y festiva. Un momento de respiro que se agradece, tras tanta contundencia y tensión, para abordar el tramo final del disco.

“Biden Baten Bila” era la canción que cerraba las ediciones originales en formato vinilo y cassete. Se trata de una versión del grupo RKL (“Rich Kids on LSD”), de su canción “Find a way”, que resulta tremendamente poderosa, con porciones llenas de intensidad, que dan paso a un rap en formato pregunta-respuesta, rápido y que atrapa al oyente.

El corte que cerraba el CD original y que ahora también se ha incluido en la reedición del vinilo, es la versión que ya hemos citado en varias ocasiones de Mikel Laboa, en la que se samplea el tema “Black steel in the hour of chaos” de Public Enemy, con una letra en la que se relata un paseo por la “Gran Manzana”. Nota: Gracias al blog NGSamples, hemos descubierto que el sample de Public Enemy que hemos citado, a su vez es una muestra de la canción “Darkest Light” de Lafayette Afro Rock Band. Así que desconocemos si Negu Gorriak lo sampleó de una u otra fuente.

Los trabajos que vinieron tras este álbum de debut de Negu Gorriak, aumentaron la trascendencia y proyección de la propuesta. El tercer trabajo “Borreroak Baditu Milaka Aurpegi” es el más ampliamente reconocido como su mejor obra. Mi favorito es el segundo, “Gure Jarrera”. Pero ninguno de ellos limita la importancia de este debut, por su tremenda originalidad, pero también porque es diferente en sonido a toda la producción posterior: especialmente duro y afilado, rabiosamente convincente, inolvidable para el oyente.

¿Fue comparable el éxito y trascendencia de Negu Gorriak a la de Kortatu? Una cuestión que da para debates, donde el componente emocional, vinculado a los recuerdos sobre el momento en que se descubrió a uno y otro grupo y se disfrutó en la juventud, resulta ser un factor esencial. Objetivarlo daría para un estudio universitario. Así que daré simplemente mi opinión personal: Negu Gorriak siempre me ha parecido un proyecto mejor armado musicalmente, más original y con una proyección internacional más amplia. Pero Kortatu también me encantan y el tirón que tuvieron es innegable. Su canción “Sarri sarri” se siguen bailando en las fiestas de los pueblos de toda España y ni los de Vox se resisten a danzar siguiendo su divertido ritmo “skatalítico”. Aun así, me quedo con Negu Gorriak, sin dudarlo. En cualquier caso, hay que destacar el admirable talento que tuvieron los hermanos Muguruza para reinventarse. Sin olvidar, el saber musical y las habilidades como técnico de sonido que aportó Kaki Arkarazo al proyecto.

La reedición que ha hecho Elkar de este debut de Negu Gorriak está bien cuidada, tiene un buen sonido y, ventajas del vinilo, muestra en toda su plenitud una maravillosa portada y una no menos maravillosa contraportada, con una foto que también habría una sido perfecta para utilizar por el lado principal de la carpeta. Dentro se incluye el periódico que se incluía en el lanzamiento original, con leves retoques para adaptarlo a la nueva edición, en el que se incluyen las letras en varios idiomas y varios artículos. Además, un dato técnico: el vinilo está fabricado en 180 gramos (lo que hace que el disco sea más resistente y contribuye a que su sonido sea más nítido y cálido).

Con todo lo dicho, solo queda añadir, que si quieres darte un capricho estas navidades y hacerte con una “preciosa” edición de un sensacional álbum histórico, esta es una gran oportunidad. Y si eres lo suficientemente joven para no haber disfrutado de Negu Gorriak en su momento y aún no conoces a esta banda, decirte que este es un álbum ultra-recomendable, lo disfrutes en el formato físico o virtual que lo disfrutes.

Videoclip de la canción “Radio Rahim”:

Más información:

Web sobre Negu Gorriak: http://www.negugorriak.net/

Twitter official de Fermin Muguruza: https://twitter.com/muguruzafm

Facebook official de Fermin Muguruza: https://www.facebook.com/MuguruzaFM/

Web de Elka: https://www.elkar.eus

Twitter de Elka: https://twitter.com/elkar

Facebook de Elkar: https://es-es.facebook.com/elkarTaldea

Web de Talka Records & Films: https://www.talka.org

Twitter de Talka Records & Films: https://twitter.com/talkarecords

Facebook de Talka Records & Films: https://www.facebook.com/Talka-Records-226403190748840

Y una recomendación adicional… El blog “NG Samples” en el que dos fans confersos de Negu Gorriak recogen información sobre las muestras sonoras utilizadas en sus canciones: http://ngsamples.blogariak.net/

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.