Part Monster

Part Monster
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

Séptimo álbum de uno de los grandes nombres del circuito europeo en los últimos años. En este trabajo apuestan por un sonido más natural y orgánico, dejando a un lado el predominio electrónico de su anterior disco.

Glen Ashley Jhonson es el fundador y líder de Piano Magic, un proyecto musical que nació a mediados de los año 90 y que desde entonces, primero con plásticos de pequeña duración y después con siete álbumes, se ha ganado el respeto y reconocimiento de los circuitos musicales independientes europeos. Su música, pensada globalmente, es equidistante del pop independiente, el post-rock y la electrónica, aunque siempre han apostado por sorprender en cada álbum, a la vez que lograba dejar claro un sello fácilmente distinguible en toda su producción.

Ahora con su nuevo disco se da un nuevo giro en su música, sorprendiendo dentro de sus propios esquemas musicales, aunque sin aportar algo innovador en términos globales. La orientación clara de las nuevas canciones es hacia un sonido orgánico y natural, la decantación primordial por la electrónica de su anterior trabajo queda atrás, y se ha contando para la producción musical con Guy Fixsen, miembro de Laika, para dotar de ese espíritu al sonido, además de darle un aire rotundo.

Dentro de esos esquemas, lo que el oyente se encuentra en "Part Monsters" son piezas de un carácter primordialmente instrumental (en realidad muchos temas son cantados, pero están interpretados con una moderación tal, intencionada o no, que casi siempre la voz queda como un elemento no fundamental en la canción), con melodías sencillas, que buscan enganchar al oyente para luego sumergirlo en atmósferas que elevan o relajan la tensión y lo arrastran a distintos estados emocionales.

Los arreglos y detalles de producción tienen un papel secundario, la voz es funcional y cumplidora, las letras tienen el lado menos alegre de Londres como un punto de referencia, los tempos son mayoritariamente relajados o medios, la parte rítmica está al servicio del conjunto y los dos elementos protagonistas son los antes indicados: las melodías simples y el dinamismo en las atmósferas.

Los temas que a mi juicio tienen mayor gancho son "The Last Engineer", "Great Escapes", "Halfways Through" y "The King Cannot Be Found".

El poso general que deja este álbum es el de una colección de canciones que pueden sugerir, que llegan a sumergir y que incluso resultan pegadizas. Aunque ciertamente los oyentes pueden encontrar emociones similares y mucho más fuertes en otros ámbitos musicales… desarrollos más complejos y elaborados en la música progresiva, melodías más pegadizas en otros grupos de pop y atmósferas igual de sugerentes en géneros de lo más diverso.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.