Wild, beautiful, damned

Wild, beautiful, damned
Temática:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

Su sonido homenajea a Gun n Roses, pero a la vez se inspiran en Los Chichos y Los Chungitos. Encima son británicos y cantan en spanglish. ¿Te vas a perder algo así?.

El sleazy rock fue un estilo musical que tuvo su exponente más popular en Gun n Roses, el grupo liderado por Axl Rose que batió records de ventas entre finales de los años 80 y principios de los 90.

Actualmente se vive un cierto revival, con grupos que revindican aquel sonido y aquella estética tan peculiar que tenía asociada. Gipsy Pistoleros es una de esas bandas, si bien tiene unas peculiaridades que la hacen especial y destacable.

Lee J es su líder y cantante, quien antes lo fuera de White Trash y Last Gang. Hace unos pocos años vivió una temporada en Zaragoza y ahí se fue gestando la idea que hizo realidad al volver a Inglaterra: un grupo de rock que fundiera sleazy rock, descaro punk y elementos de flamenco y tex mex.

El primer testimonio de esta idea fue un EP de cuatro temas lanzado en el 2004 que presentaba en sociedad a Gypsy Pistoleros. Ahora, en el presente año, la banda ha lanzado su primer larga duración, "Wild, Beautiful… Damned?", un disco fresco, repleto de fuerza y que en su carpeta hace un homenaje a la estética del disco "Appetite for Destruction" de Gun n Roses.

Precisamente el plástico guarda similitudes en su contenido con las canciones de aquel famoso disco, si bien las otras influencias que hemos señalado remiten al oyente a The Clash, Ramones o Mano Negra. El sonido del disco es directo, crudo y descarado… Está producido por Joe Gibb, quien ha trabajado con artistas tan dispares como Madonna, Robbie Wilians, The Cure o Janes Addiction, y quien desde luego ha sabido no edulcorar al grupo.

El oyente se encontrará canciones con riffs de guitarra que se recuerdan, con ritmos rápidos y voces tendentes a hacer estribillos con gancho. Los elementos "coloristas" (el flamenco y el tex-mex) se utilizan como lo usaron los Clash o como Mano Negra en sus inicios (en realidad más parecido a Hot Pants), empleando un spanglish "cutre", que le va muy bien al espíritu pasota que transmite el grupo. Desde luego escuchar este disco es imaginarse que los conciertos de Gipsy Pistoleros han de ser una auténtica fiestas donde el alcohol corre raudales y las stripers suben y bajan por barras desde lo más alto.

Entrando en las valoraciones concretas de las canciones, y desde un punto de vista estrictamente personal, los temas que más me han gustado son "The crazy loco loquito" (muy a lo Mano Negra), "Tu nombre sin rostro, pistolero" (cañera a tope), "Whats it like to be a girl in the house of 1000 dolls?" (con unas porciones flamencas que me recuerdan al "Ni más ni menos" de Los Chicos), "Switchblade Kiss Comes Close" (pura avalancha) y "Shotgun Kiss is Ay que Dolor" (inspirado en "Ay que dolor" de Los Chungitos).

Desde luego este revival del sonido "sleazy rock" resulta de lo más original.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.