Rafa Méndez: Su “amazing” show, “Canarías, no sólo plátanos”, llega a Madrid

Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor: , Fotógrafo:
Observaciones: Entrevista realizada en Madrid, Teatro Nuevo Apolo, 27/02/2020.

“Estoy feliz por hacer algo que me gusta, siempre hago lo que me da la gana y cuando lo hago me hace muy feliz.”

No solo de música vive el hombre. En La Factoría del Ritmo nos acercamos de tanto en tanto a otras bellas artes. Y si en el pasado hemos dedicado atención a la literatura o el teatro, ahora lo hacemos al mundo de la danza, entrevistando a uno de los coreógrafos y bailarines más exitosos de los últimos años en nuestro país.

Rafa Méndez : Su “amazing” show, “Cantarías, no sólo plátanos”, llega a MadridRafa Méndez (06/12/1975) nacido en Tenerife, coréografo y bailarín, conocido por su aparición en numerosos programas de televisión, entre ellos “Fama, ¡a bailar!”. Ahora se mueve de la pantalla al teatro con su nuevo espectáculo “Canarias, no sólo plátanos” que llega a Madrid los próximos días 9 y 10 de marzo en el Teatro Nuevo Apolo.

Primero de todo, ¿cómo estás y cómo te encuentras ante la acogida que está teniendo tu nuevo show “Canarias, no sólo plátanos”?

Rafa Méndez: Primero estoy súper bien y súper bien de recibir a gente como ustedes tan jóvenes, tan interesados y tan bonitos. Respecto a la acogida súper guay porque es un espectáculo que pensaba que me iba a quedar de una manera y me ha quedado mejor de lo que esperaba, ha tenido una acogida buena en Canarias que sigue rulando por allí y el gran estreno aquí en Madrid ahora, y te puedo adelantar que se quedarán por lo menos satisfechos de ver un show que está bien hecho. Estoy feliz por hacer algo que me gusta, siempre hago lo que me da la gana y cuando lo hago me hace muy feliz.

¿Cuáles son los aspectos más difíciles que tiene la vida de un bailarín que la gente que no pertenece a este mundo no ve?

Sobretodo los momentos en los que estás solo de verdad, queriendo conseguir cosas que para ti son importantes. O la falta de trabajo, o la falta de sentirte realizado… sobre todo eso, la parte emocional, porque siempre estamos como con el talento pero nos olvidamos de la persona, y eso es lo que más prima, nos pasa a todos, no sólo a un bailarín.

Luchando contra otros talentos, y comparándote, es un coñazo constante. Pero bueno, si amas lo que haces siempre mola.

¿Cuáles serían los consejos que darías a los que quieren empezar en este mundo?

Sobre todo ser uno mismo. Esto es como un topicazo, como el sueño; yo soy una persona de si te gusta, hazlo, pero todo esto del sueño es como muy televisivo. Pero ser uno mismo es más de lo que creemos. Aceptar lo que tú eres, hasta dónde puedes llegar, porque muchas veces perdemos mucho tiempo porque queremos hacer muchas cosas y nos vamos por un lado o por otro. Eso es lo que yo le diría a la gente porque se pierde mucho tiempo no siendo de verdad, no siendo uno mismo y pretendiendo ser cosas que uno no es, pero si ya tienes el talento y eres tú, eso es una bomba de relojería.

Yo por ejemplo, me costó mucho ser yo mismo a los inicios, enfrentarme a mi sexualidad, a mi físico, a todo, y cuando descubrí que era mejor y más que todo eso, allí es cuando he empezado a ser feliz y te digo que no hasta hace mucho.

Al conocer algunas de tus limitaciones, ¿has aprovechado el hecho de conocerlas para redirigir tu camino de artista?

Sí, claro. Hasta hace muy poco, dos años, un año que realmente me siento artista o haciendo lo que realmente quiero o como quiero, y me acuerdo de tener entrevistas como ahora y no ser tan yo, pero porque tenemos esta cosa de pretender ser algo que no somos.

Ahora la gente joven es mucho más abierta, y pienso bien que la parte personal es muy importante para cualquier carrera, todo depende de uno mismo, ya quitando el talento, todo viene de uno mismo, de lo que tú eres.

Antes era al ver a un chico afeminado, en mi opinión un poco hasta lo apartabas, incluso siendo homosexual, y ahora mola mucho, a mi me mola muchísimo ver a una persona afeminada, porque lo que ves es autenticidad y ves verdad. Y mola mucho ver gente de verdad y que no tiene reparo.

Tu camino como bailarín te ha llevado a hacer todo tipo de media, has escrito un libro, has estado en televisión, radio y ahora teatro. ¿En cuáles de estos mundos has encontrado mayores dificultades y cuáles te han aportado cosa más diferentes?

Todo te aporta y todo tiene una dificultad. La televisión es súper fácil, las producciones hay mucho dinero económicamente hablando, el teatro hay poco dinero y te tienes que matar vivo para que todo fluya, pero luego la respuesta maravillosa y es lo que siempre hablamos que es muy directa.

Luego la tele te da visibilidad, para que luego en el teatro te vaya mejor. Entonces tiene todo su punto, sus pros y sus contras.

Hablando por ese camino de la tele, hay mucha gente que te conoce por programas como FAMA y muchísimos otros y supongo que la gente te parará por la calle y te dirá que les digas alguna frase, ¿cuáles son las que más te piden que repitas?

Sí, pues “dame energy” , el “amazing”, el… todo, te juro que había un momento en el programa cuando no podía ni salir a la calle, y pasaba y la gente no me veía y hablaban con sus amigos “amazing”, y no porque me vieran, sino hablaban así, y era oh dios; y ahora me lo dicen y es como que me molesta, digo “cabrón si lo has creado tú” porque ahora te lo dicen ya como recordandotelo.

Había una en especial que era “Vive la Vida” que era con un gesto que luego se hizo universal, yo no sé ni dónde lo saqué, fue una coreografía y me llegaba luego. Y es que era como vive (hace gesto con la mano poniendo los dedos haciendo una uve) la vida (llevándose los dedos a la cara) y como coreógrafo le daba y luego lo veía por todos lados, pero ese es mi lema que más me gusta.

Hablas mucho en tu teatro sobre canarias y haces hincapié en las pocas oportunidades que se tienen ahí como artista, ¿cuándo fue el momento en el que te diste cuenta que tenías que moverte por la falta de oportunidades?

Yo me fui tarde, yo me fui con 21 en el momento en el que ví que no tenía nada que hacer. De hecho en el comienzo de la obra de teatro hablo, no a modo de actor o monologuista sino, si no que hablo de mi experiencia. Yo detestaba las islas canarias desde los 15 hasta los 30 años porque no me ofrecían nada artísticamente hablando. Pasan cosas, no somos indígenas, pero te tienes que ir. Con 21 años me tuve que ir ya que lo detesté, pero después me comencé a detestar a mí mismo por haber detestado esas islas tan maravillosas. Entonces ahora en vez de lamentarme lo que hago es proyectar y dar trabajo allí. Todo esto es para entender que el fin es dar trabajo a gente que como yo no lo tuvo tan fácil. Te vas cuando ves que no tienes curro, hay gente en Canarias, padres o madres de niños que bailan que me dicen “yo es que era bailarín/a pero lo tuve que dejar” ya que no tenían oportunidades o dinero. Siempre venir a la gran ciudad es muy atractivo pero si vives con tus padres como yo en aquel momento sientes que pierdes veinte años de vida profesional. “Si no vas a la gran ciudad no triunfas”, me parece que esto tendría que cambiar un poco y ser más de todos lados.

¿Cuál es la parte más personal que podemos ver de Rafa Méndez en el show?

Yo estoy en un punto en el que me gusta mucho la dirección artística. El espectáculo como tal me gustaría que quedara de forma abierta, pero para mi el hecho de dar trabajo a jóvenes y el crear como un videobook en vivo. Con esta obra creo que doy ejemplo a mi gusto por la dirección artística, abriendo así a ojos de todos otro campo para mí que me encanta y siempre me ha encantado. Pero lamentablemente aquí hay poca dirección artística. Creo que gracias a mi experiencia me es fácil montar y crear y me gustaría dar a conocer esta faceta mía al público y así colaborar con otros profesionales. Esta es una de las razones por las que nacen las ganas de crear un show así, junto al hecho de querer dar trabajo, que es uno de lo aspectos más importantes para mí capaz que por el hecho de que es una oportunidad que a mi nunca me dieron.

Rafa Méndez : Su “amazing” show, “Cantarías, no sólo plátanos”, llega a Madrid¿Cómo le hubiera gustado al Rafa de pequeño que le ayudasen?

No me ayudaron mucho. Mi mamá sí. A la hora de formarme, a pesar de ser una familia humilde, me cogió de la mano y me llevó a una academia de baile a 40 minutos de nuestra casa. Me tenía que coger lo que llamamos nosotros la Guagua todos los días. Pero yo era muy hermético sobre este tema y al final el único que podía ayudarme era yo mismo, también me limitaba mucho por sufrir ansiedad.

Fue todo muy complicado, una vez llegué a Madrid entendí que o te pones las pilas tú solo o nadie va a luchar por tí.

Me acuerdo que cuando llegaba a Londres me preguntaba a mí mismo quién era el coreógrafo con quien más se trabajaba y me lanzaba y le mandaba directamente un mail o incluso le llamaba si podía, no me cortaba, porque a mí me encanta que me lo hagan ahora. Este es un gran consejo que quiero dar, cuando yo recibo un mail o llamada como coreógrafo de un chaval digo “que guay”, y crees que molestas pero para nada, y si ves su talento le contratas. Y pensamos que la gente top no tiene tiempo para nada, sí lo tiene, es todo un paripé absurdo.

En la vida de todo artista estamos constantemente buscando proyectos, cuando estás en ese momento en el que todavía no te surgen tantos proyectos y te surge uno pero no estás muy convencido, ¿cómo planteas ese problema? ¿cómo decides si hacer ese proyecto porque me va a dar oportunidades o no lanzarte?

He tenido esa sensación en varias ocasiones, pero depende de en qué situación estás, claro, cuando eres más joven no te queda otra, debes hacerlo porque siempre va ser una experiencia; en el momento que yo estoy ahora he dejado de hacer cosas que no me interesan, no porque me den mala imagen, que también, pero sobre todo por el trato humano que dan; si a mi un trabajo me llama y por ejemplo yo como coreógrafo me piden que los bailarines le paguen una mierda yo no lo voy a hacer porque yo antepongo todo mi trabajo por el trabajo y valor de ellos.

Yo ahora me centro y de hecho he dicho muchos “nos” a trabajos que no me interesan ¿y cómo lo hago? pues si intuyo que no me interesa, no lo hago. Pero cuando eres joven, si tienes la personalidad de que sabes que tu vida va a ir bien profesionalmente, no lo hagas. Yo por ejemplo cuando era bailarín y tenías que ganarte la vida tenías que hacer de gogó, yo eso lo sufría… yo siempre valoraba mucho a mis compañeros que lo hacían, pero jamás me subí a un podio, pero no porque yo lo deteste, ni porque tenga nada en contra, yo respeto todo, pero yo dij“yo eso, no lo hago” y nunca lo hice, aún así no teniendo dinero como cuando vivía en Londres, saltando en el metro porque no teniendo ni un duro y decir por mis cojones yo no hago esto, no me subo ahí a bailar ganar dos duros.

Y creo que además de esto, la intuición, lo primero que siente es primerísima milésima, síguelo; síguelo porque eso es lo que te va a llevar a cualquier cosa, no sólo artístico.

Dijiste que tu madre fue la primera que te llevó a la academia de baile. Entonces, ¿tenías este sueño desde muy pequeño muy claro o te costó?

Yo de pequeño ya era cantaba bailaba… Yo recuerdo que quería ser cantante no cantante, sino cantar, porque yo no tenía una referencia. Luego me di cuenta y me doy cuenta ahora que yo era más director, organizaba galas debajo de mi casa allí en la fiesta de Carnaval y organizaba galas del Carnaval, involucraba a todo el vecindario “tú eres el jurado tú eres…”

Luego yo creo que lo del baile me vino porque era lo que fue más fácil, lo que me llevó antes, pero podía haber abarcado mogollón de cosas y fue muy fácil, ya que yo quería bailar. Empezó “Fame” la serie, y me di cuenta viendo la serie, que había una universidad artística donde iban a bailar. Digo “esto que puede ser una profesión” pero claro, hasta una isla no te llega información como puede llegar aquí. A partir de ahí me di cuenta que podía ser una profesión legal y empecé, pero lo tuve clarísimo; no recuerdo el día y por qué.

¿En algún momento te hicieron replantearte si querías ser bailarín o bailar por ser hombre?

Tuve sí, lo típico de me llamaba mariquita, mis amigos no lo entendía, pero al yo vivirlo tan normal, es que me daba igual. Que fuera hombre no, al contrario, cuando llegaba las escuelas y yo veía cómo tenían en la escuela gente super hetero que bailaban clásico y me acuerdo de verlo decir hostia, estos tíos son súper heterazos y bailan, y me encantaba.

Rafa Méndez : Su “amazing” show, “Cantarías, no sólo plátanos”, llega a MadridAhora que las redes sociales cada tienen más influencia, es inevitable que te lleguen comentarios críticos o malos. ¿Cómo los afrontas?

Soy más fuerte ante las malas, y lo bueno, lo agradezco. Soy una persona súper agradecida, muchísimo, como tenerlo aquí que se han levantado y han decidido venir aquí a entrevistarme y lo valoro muchísimo más de lo que se pueden imaginar. De hecho seguramente a lo largo del día me acordaré de los dos, no sé porque me pongo en el papel de empatizo mucho.

No me ha molestado ninguna mala, me da pena que no tenga la posibilidad de conocerme de verdad. La televisión es rápida es muy corta y pega y al mismo tiempo me da igual.

Soy una persona histriónica, que también forma parte de mí cuando estoy trabajando, y si la persona que no me conoce se queda con eso mira, me da igual. Lo que más me molesta es que no tenga la posibilidad de conocerme.

Queríamos saber si en un futuro, te gustaría retomar algún tipo de anterior proyecto de los que has hecho.

A mí me gusta mucho la televisión. Yo digo a muchas cosas que no, (no voy a ir ahora de Penélope Cruz) digo a cosas que no me interesan que no tienen nada que ver con lo artístico. Por ejemplo, yo con la personalidad que tengo, tuve la oportunidad de hacer programas sociales como fue “After Hours” que es un programa nocturno… un Puto caramelo, quiero decir ojalá, eso sí, fue un momento de tanto estrés de trabajo que lo viví no como yo hubiera querido.

Me gusta mucho hablar y comunicar y tengo esta cosa de sacarle las cosas a las personas sin que se den cuenta y eso me divierte mucho, entonces me encantaría hacer un programa de charlas, de hablar, o de conocer gente extraña, de conocer gente que ama lo que hace, conocer gente como en el After Hours que me contaba cómo follaba y que disfrutaban cómo la hacían y a mí me encanta la gente que con respeto te digan lo que les gusta y que encima tú lo respetes, no lo ridiculices, sino que mires lo que hacen porque hacen lo que le da la gana y eso me vuelve loco me encantaría tener un programa así sería lo más.

Más información:

Twitter oficial: https://twitter.com/rafamendezzzz
Facebook oficial: https://www.facebook.com/rafa.mendez.940
Más información en Teatro Nuevo Apolo: http://www.summummusic.com/canarias-no-solo-platanos/

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.