Templario: La Risa De Las Bestias

Templario: La Risa De Las Bestias
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

   Grupo formado en Castellón en la época dorada del Heavy nacional, los 80.

En 1996 graban su 1º cd (después de alguna demo de carácter promocional) “Sequías”. Debido a la relativa aceptación del “Sequías” (sobre todo a nivel regional) la banda lo sigue intentando y en 1999 graban 6 nuevos temas que junto 3 del primer trabajo y una pista multimedia conforman su 2º trabajo llamado “Templario” (PIES, 2000). En 2001 salió su tercer trabajo “Sueños perdidos” (Zero Records), que les consolida definitivamente en el panorama Heavy Metal a nivel estatal. Ahora regresan con su cuarto disco “La risa de las bestias”, con unas fuentes, diseño del Cd y cubierta todo ello al estilo medieval. Realizan un heavy metal clásico con reminiscencias de los 80 donde se notan influencias de grupos como Barón Rojo, Ángeles del infierno, Obús o Panzer.

   El CD comienza con “Arnau”, un duro tema precedido de una especie de intro del renacimiento provenzal, en este tema podemos destacar los coros y el espectacular punteo de guitarra a cargo de Alberto, algo habitual en casi todas sus canciones. Le sigue “Mentiras”, un tema totalmente Heavy con un sonido de guitarras muy marcado que a mí me recuerda al mítico Balls to the Wall de los Accept. “Talismán” es uno de los cortes más rápidos en el que podemos observar un excelente trabajo de bajo ( Fran) y de batería (Miguel). En “Hoguera Viva” el grupo se decanta por un estribillo pegadizo apoyado por unos buenos coros. Otro de los cortes en los que podemos ver la increíble calidad técnica del bajista de la banda (Fran) es “Expreso a ninguna Parte”. “Cruces de Mármol 1936-1939” es un homenaje a la olvidada para algunos resistencia republicana. En “500 caballos” el tipo de sonido se acerca mucho al Speed Metal. La voz de Fran se aproxima mucho a la de Klaus Meine vocalista de Scorpions en “Maleficios”. “El Llanto del miedo” es una dura crítica a los “falsos que van de buena gente”. La gaita que suena en la última pista del disco da entrada a “L´abre, el árbol, zuhaitza”, canción que se aleja de los ritmos rockeros para centrarse más bien en aquellas sintonías del medievo. Con la colaboración de José Carlos Molina (Ñu) este terceto se marca un tema trilingüe que da el toque de originalidad al disco, y que da el punto y final a más de cuarenta minutos de imparable caña. Los grupos nacionales no cesan en su empeño de llegar al más alto nivel de composición, he aquí la prueba.

 

Comentario: F-MHop
(Fecha de publicación: 07/09/2003)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.