Arturo Soriano: La hora de su propio arte

Arturo Soriano: La hora de su propio arte
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de La Caverna Comunicación

Primer álbum de un músico profesional, que ha trabajado con muchos de los artistas más vendedores en las últimas décadas, pero que sin embargo ha tenido que recurrir a la autoedición para que su arte, salido del corazón, pueda estar es la calle.

protagonistas

Arturo Soriano es un músico profesional, que ha trabajado como músico de sesión, de gira y como productor, con una inmensa cantidad de artistas de éxito de nuestro país: Rosario, Raimundo Amador, Ráphael, Antonio Flores, Pastora Soler, Miguel Bosé, Los Ronaldos, Nacha Pop, Mecano, La Frontera, Golpes Bajos, Gabinete Caligari, Merecedes Ferrer, Miguel Ríos, La Unión, Martirio, Bebe, Lucrecia, Andrés Calamaro, Kilo Veneno, etc…

Una lista enorme, donde hay muchos nombres en las antípodas de las propuestas que preferimos en estas páginas, pero que en realidad nos presentan a un profesional, que vive de la música, pero que distingue con claridad entre lo que es ganar dinero para vivir y lo que es arte.

Así, después de tantos años, ha editado su primer álbum, “45 R.P.M.”, un disco que no ha tenido nada fácil de sacar adelante… autoproducido, grabado en un estudio casero, contando con músicos que han participado “by the face” y con mil penalidades para que se distribuyera (pelea en la que sigue batallando). Y además, como deja claro en unas de sus respuestas, a pesar de su lista infinita de contactos (productores, directivos, artistas de éxito y con peso en las compañías)… ninguno de estos le ha valido absolutamente para nada.

Su propuesta aúna música electrónica, jazz, funk y otros elementos derivados de mil corrientes musicales… accesibilidad pop, melodías útiles para ser utilizadas como banda sonora, algo de soul…

“45 R.P.M.” es un trabajo en el que ha depositado muchas ilusiones, con el que seguramente no conseguirá un éxito económico, pero que al menos le deparará un éxito personal y un orgullo bien merecido.

protagonistas

• En tu disco hay muchos instrumentos reales, pero también mucha parte electrónica… ¿Tienen para tí el mismo valor los instrumentos tradicionales que los electrónicos?

Los tradicionales han escrito páginas en la historia de la música, incluso diría que han condicionado el nacimiento de músicas. Los electrónicos están marcando toda una manera de hacer, creo que con el tiempo adquirirán un valor similar a los instrumentos convencionales.

• ¿Sueles escuchar música electrónica? ¿Qué artistas de ese ámbito te gustan especialmente?

Ha habido épocas que he escuchado más música electrónica, ahora mismo estoy un poco pillado con música etiope de los años 60 y cosas así. Fat Boy Slim, Portishead, Börk, etc… me parecen interesantes.

• Y tú que eres un músico de los de toda la vida… Habrás visto que en los últimos años ha ido cobrando cada vez más importancia la figura del DJ y del productor/programador… Personas sin conocimientos musicales en el sentido clásico, pero con una gran “cultura como oyente”… ¿Qué te parecen? ¿Los consideras artistas?

Si ejercen una labor creativa y una formación que les lleve a buenas conclusiones, sí. No obstante hay mucho infiltrado que se cree que por disparar una secuencia o manejar un sampler, es un artista. Digamos que la electrónica en ese sentido, a gente que no tenga un mínimo de cultura musical, les puede confundir, o simplemente…¡divertir!.

• En tu disco hay una parte importante de jazz, aunque no puede considerarse un disco de ese género… ¿Estás al tanto de la escena del jazz en nuestro país? ¿Qué artistas te gustan?

Sí, más o menos estoy al tanto de lo que se hace. Creo que en general, aunque cada vez hay mejores y más instrumentistas, quizá falta un poco de imaginación, de riesgo, de salirse de los cánones establecidos. Esto, desde luego, no es fácil. Gente que conozco y admiro, por citar algunos: Chano Domínguez, Jorge Pardo, Antonio Serrano, Carles Benavent, Perico Sambeat, etc.

protagonistas

• Y en general… ¿existen artistas de jazz que te inspiren y hayan influenciado en tu música?

¡Claro! Thelonius Monk, John Coltrane, Miles Davis, Lounge Lizards, Herbie Hancock, y muchos más…

• ¿Cuánto tiempo has invertido en componer las canciones de este disco?

He ido poco a poco trabajando en casa, sobre todo, buscando un estilo, una forma que se alejara un poco de lo primero que te viene a la cabeza. Eso es lo que más tiempo me llevó, dos o tres años. Por el camino han quedado muchísimas ideas, apuntes de temas… que seguramente en un futuro reciclaré para hacer algo, aunque la verdad es que ya me suena dentro otra música, o la continuación natural de lo ya empezado.

• Por cierto el álbum se grabó entre Marzo y Abril de 2004, pero ahora es cuando tenemos noticias de él… ¿Por qué?

El proceso que menos nos gusta a los músicos, y menos si tú te cocinas todo, es tener que negociar, conseguir quién te saque el disco, etc. Desgraciadamente y según argumentan en las compañías, “todo está muy mal”, y un disco de estas características no es fácil, o diría ingrato en lo que es la relación trabajo-ventas. Esto provoca que el tiempo se dilate demasiado desde que terminas de grabar, hasta que el disco está en la calle. Y no es lo peor que te puede pasar, porque…

• Tu disco salió con V2 y resulta cerró en España… ¿Qué pasó con V2? ¿Cómo se podrá conseguir tu disco a partir de ahora?

Eso, por fin haces un acuerdo, el disco llega a las tiendas, sufres un enorme desgaste moral, y económico (porque todo este proceso lo sufre tu ya maltrecho bolsillo). No sé que pasó con V2. Mientras negocio con otra distribuidora para volver a poner el disco en las tiendas, voy a habilitar un espacio en mi web (arturosoriano.com) para venderlo por correo. ¡Que no pare la música!. ¡¡Uf!!.

• Me gustaría que nos hablases de los músicos que han participado en tu disco…

Sus nombres están en los créditos del disco. Son tantos y tan importantes que prefiero no nombrar sólo a los que tienen más nombre. Estoy muy agradecido a todos, cada uno ha aportado sus conocimientos y sensibilidad, y para mi esto es impagable (afortunadamente, porque desde el principio, sabían que iban a cobrar en Foskitos). Todos saben que pueden contar conmigo para lo que quieran, por supuesto.

• ¿Con qué formación estás llevando las canciones de este disco al directo?

Batería, bajo, piano y guitarra, y un portátil con algunas programaciones. Loops, secciones de saxos y clarinetes, etc. Preferiría que lo tocara gente, pero si siendo cinco, a veces nos encontramos problemas en los pequeños locales a los que tenemos acceso, imaginaros siendo diez.

• Con todos tus años de experiencia, tu gran cantidad de trabajo y la infinidad de contactos que tendrás seguramente podrías haber publicado tu disco mucho antes… ¿Por qué esperar tanto? ¿Y por qué justo ahora es el momento?

En todo este tiempo he ido aprendiendo de todos los artistas y músicos con los que he trabajado. Quizá no he encontrado el momento adecuado hasta ahora, además el respeto que tengo a la música, seguramente me ha condicionado a la hora de tomar la decisión. Tampoco sé si es el momento oportuno. Lo importante es que llegue ese momento y te pongas a trabajar en tu proyecto. La infinidad de contactos, no me ha servido PARA NADA.

protagonistas• En tu extensa carrera has acompañado a una gran cantidad de músicos y grupos, algunos de ellos cuando estaban en el momento álgido de sus carreras… De todos esos grupos y artistas… ¿Hay alguno que significara algo especial para ti o del que guardes un especial recuerdo?… No tanto por el artista en sí, sino por la envergadura de la gira o por lo bien que funcionaron las cosas…

Quizá el salto de ser músico de sesión o de giras, a la producción y el resultado de la primera que hice (De ley, Rosario 1992), lo recuerdo como una experiencia especial. Las dos o tres primeras giras con este álbum, fueron muy intensas emocionalmente. Hice una gira con Bosé, también muy interesante. Era el único músico español. Hicimos los ensayos y tres meses de gira en Italia, y había gente como Alan Childs (batería de Bowie) y músicos neoyorkinos superpotentes. Las giras con Nacha Pop, Los Ronaldos… Siempre me he llevado muy bien con todos y lo he pasado fantásticamente.

• Tu álbum se llama “45 R.P.M.”, un guiño a los viejos singles de vinilo en una época en la que lo “virtual” parece querer arrasar con los soportes físicos… ¿Cómo ves el futuro de la industria musical? ¿Nos tendremos que acostumbrar dentro de poco a un mundo sin discos?

Espero que no. Es innegable la importancia de la distribución a través de la red. Cuando todo esto esté perfectamente articulado y legislado para que los músicos y autores vean recompensado su trabajo, será una herramienta sublime. Pero creo que nada de esto es comparable al ritual de ir a comprar un disco y disfrutar de su formato físico. En una bien cuidada presentación, existe un factor artístico, una conjunción entre lo gráfico y lo sonoro, similar a lo que una poesía musicada se llama canción.

• En La Factoría del Ritmo siempre hemos sido muy militantes con la música alternativa… en el sentido de proponer artistas que nos parecían mucho más interesantes que los que tenían gran éxito… Qué es precisamente con muchos de los que tú has trabajado (con los famosos, me refiero). ¿Te interesa la música undeground y alternativa? ¿Conoces, por ejemplo… por citarte grupos y artistas que para nosotros son importantes… a El Corazón del Sapo, Lone Ark, Jorge Pardo, Negu Gorriak, Solo Los Solo o Hamlet?

Conozco a algunos de ellos. Sin duda, yo estoy con este tipo de apuestas. Son las que realmente tienen algo que decir y aportar. Lo otro suele engordar los bolsillos de la industria. Se habla de industria de la música, pero no debemos olvidar es que aquí lo importante es la música. Lo otro es circunstancial, y justamente esa circunstancia a los oídos necios y no cultivados mínimamente, los llevan por el camino de la confusión, la ignorancia y la manipulación sin escrúpulos.

• ¿En qué discos estás trabajando ahora?

En ninguno. Acabo de terminar la música para la serie de TV “Mujeres”, que produce El Deseo. He trabajado muy duro, cada capítulo (y son 13) lleva una media de entre 25 y 30 minutos de música. Que he compuesto, programado, grabado y tocado yo solito. El presupuesto no daba para más y las prisas a veces te hacen tener que trabajar así. No me importaría seguir produciendo discos para otros artistas, pero me molaría trabajar en proyectos que tengan alguna relación con lo que me dicta el coraçao.

• Hace unos meses dirigiste un espectáculo entorno a la música de Queen… ¿Qué tal fue la experiencia? ¿Fue complicado adaptar las canciones para el espectáculo?

En realidad no dirigí nada. Simplemente hice la producción del disco. Fue bastante trabajoso. Sólo limpiar pistas, ordenarlas, afinar cosas, seleccionar, etc. Fue un currazo. Luego, trabajar con alguien tan perfeccionista y minucioso como Brian May, le ponía cierta tensión al asunto.

protagonistas• Y ya para terminar… ¿Te gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

Para hacer algo interesante en la música hay que trabajar duro. No es oro todo lo que reluce (para algunos parece que sí). Pero la sensación que se siente cuando tocas bien, cuando das con la idea tan anhelada y perseguida, cómo disfrutas la música bien hecha por otros músicos, lo que aprendes, lo que no se puede describir y lo que sí puedes transmitir y contar a través de tu instrumento, eso es grandioso … y `hay que saber contarlo a los demás.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.