Aurora: Unos punkis de hungría

Aurora: Unos punkis de hungría
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

El punk es música y es actitud.

Aurora

El movimiento nació oficialmente en el 77, cuando los Sex Pistols encabezaron la revuelta de grupos ingleses nihilistas, chillones, criticones y hartos de un sistema que les marginaba y les negaba una oportunidad.

Aunque este es el nacimiento oficial, se pueden encontrar conexiones musicales con grupos anteriores como los Stooges o MC5.

Pero la actitud tampoco era nueva. La rebeldía era inherente al rock en sus inicios y aunque ahora nos parezca impensable, los movimientos de cadera de Elvis Presley o las letras de los Beatles, supusieron auténticos escándalos y transgresiones sociales.

En los setenta el rock había llegado a la profesionalización, con bandas mastodónticas de instrumentistas virtuosos, que eran capaces de hacer canciones larguísimas y de ejecución impecable. Pero había un fallo. Se había perdido el pulso  de la calle, era difícil identificarse con una música tan alejada de los sentimientos diarios de la juventud. Aurora

Aquí irrumpió el punk, con aspectos positivos como el “hazlo tu mismo”, pero con una faceta “no future” que le añadía un componente decadente y autodestructivo.

La llama del punk se extendió por el mundo, llegando  a Estados Unidos, Francia, Italia, España o Sudamérica, con diversas visiones y generando estilos nuevos como el hardcore (abrazando la autogestión, pero superando el “no future”) o contaminando otras músicas, desde el heavy al Hip Hop.

Pero hay una parte de la historia del punk que no está recogida en ninguna parte. La que se desarrollo al otro lado del telón de acero.

Jóvenes de la URSS, Hungría, Polonia o Alemania del este, contaminados por el sonido estridente y decadente del rock and roll. Además, en su faceta más incompresible para mentes adultas: poco dominio instrumental, mucho chillido y rabia en las letras.

AuroraSi en occidente ser punk te deparaba que te mirasen mal por la calle, no sonase tu música en las radios comerciales y algún conservador exaltado intentase hacerte la vida imposible, lo cierto es que no ibas a parar a la cárcel, salvo que  te pillasen con drogas o hicieras un auténtico delito.

Al otro lado, en el este, las cosas eran distintas. Ser rockero era directamente una traición al sistema, una contaminación capitalista y debías ser depurado.

En este contexto nace Aurora, en la ciudad de Györ, en Hungría. Corría el año 1982 cuando Vigi (guitarra), Galacs (bajo), Polyak (batería) y Dauer (vocalista), cuatro jóvenes alucinados por el punk deciden crear un grupo. En ese mismo momento, en su país el estilo estaba teniendo un impacto muy especial, agitando a la juventud y con explosiones puntuales de disturbios.

AuroraLas fuerzas de seguridad del estado estaban atentas a lo que pasaba. Y si los auténticos punks no se cortaron un pelo, ellos tampoco. Vigi recuerda aquellos tiempos : “Comenzamos a criticar al ejército soviético demasiado pronto. No fue una sorpresa cuando las autoridades nos enviaron a juicio por actividades anticomunistas. Nuestro cantante original, Dauer, tuvo que pasar dos años en prisión porque, de acuerdo con las autoridades, había elegido las palabras equivocadas”.

Increíble. Si en el oeste a los grupos punk se les vinculaba a opciones de izquierda radical y se le tachaba de rojos, en el este se les veía inmersos en el capitalismo y se les encerraba. Parece ser que el poder, sea del signo que sea, al final se parece bastante y demoniza a quien evidencia sus incongruencias e injusticias.

Otros grupos punks hungaros corrieron una suerte parecida a Aurora. Así la banda C.P.G. vio mermada su formación, cuando los galantes del orden público decidieron ingresar a dos de sus miembros en prisión por otros dos años y después junto a Dauer, fueron expulsados del país.

Pero los miembros de Aurora que no estaban  “a la sombra”, decidieron seguir adelante y se pusieron a buscar un nuevo vocalista. Encontraron a Kriszta, una atractiva joven de interesante personalidad, pero que poco tiempo después abandona el grupo, “…no se tomaba el trabajo tan en serio como nosotros…” (Vigi).

A partir de éste momento deciden funcionar como trío y Vigi asume las funciones de cantante.

AuroraEntre los años 1984 y 1988, los miembros de Aurora se ven obligados a presentar sus conciertos mediante diversos nombres falsos,  con el objetivo de pasar desapercibidos ante los servicios secretos. Curiosamente su música empieza a ser conocida fuera de su país, aunque a un nivel muy underground y punks austriacos les invitan a tocar en Viena. Acceden y con ello actúan por primera vez en un país occidental.

Su popularidad crecen  en Austria y llega a Alemania. En el 88 realizan una importante gira por la República Federal Alemana. Con el dinero que ganan, graban su primer EP, con labores técnicas de Hardy Heinlin y que se edita en Alemania a través del sello “Empty Records”.

Por aquellos años era impensable grabar en Hungría, con unos estudios absolutamente controlados por el aparato estatal. Aquella primera grabación fue realizada directamente “en vivo”, con un sonido brusco pero lleno de sentimiento.

Al año siguiente graban su primer LP, llamado “Biszlat Ivan”, en referencia a un hecho histórico que sucede ese año para su país: tras 40 años de ocupación, las tropas soviéticas abandonan Hungría.

El disco es un auténtico éxito, se venden 20.000 copias y sus conciertos cada vez tienen más público. Se convirtió en el disco independiente de más éxito de un país del este hasta ese momento.

Diversos fanzines americanos como “Maximunrocknroll”, “Suburban Voice” o “Flipside” reconocen la importancia de la grabación y una discográfica americana estuvo a punto de editarlo en las tierras del Tío Sam.

A partir de aquí, tres años de duro trabajo hasta lanzar un nuevo disco, “Prostitutes, Gangsters, Forward”, esta vez editado también en CD y con un cuidado trabajo de producción realizado en alemania y editado en “Hulk Räckorz”.

En el 94 graban un CD compartido con el grupo alemán “Wizo”.

AuroraEn las dos siguientes grabaciones endulzan su sonido, intentando abarcar más audiencias. De esta etapa nos dejaron dos discos : “Feld Tamadas” (editado con “Rise Again”) y “Keserü Cukor” (con “Bitter Sugar”).

En el 96 deciden volver a su estilo original, presentado “Nincs Karacsony” (“No Christmas”), un trabajo que fue reconocido como mejor disco  punk del año por los medios húngaros. La novedad estaba en la incorporación de un nuevo miembro, el trompetista Qka y la clave del éxito, en lograr una música fuerte y a la vez melódica que sus viejos fans identificaron en seguida con sus primeras grabaciones.

Al año siguiente nuevo trabajo en la línea del anterior, “Illgalis bál” (“Illegal Party”), y un montón de conciertos.

En el 98, “Hulk Räckorz” edita un recopilatorio en CD, que abarcar sus grabaciones desde el año 83. Con buena presentación, muchas fotos, una breve biografía y varios textos de canciones traducidas al inglés en el libreto.

La fuerza de las canciones es evidente, su sonido realmente original y con esta carta de presentación, están trabajando por llegar a más y más público.

Desde la edición de este trabajo, subtitulado “20 songs of 15 years”, están buscando nuevos lugares y países donde tocar, incluido España. No me han llegado noticias de que hayan logrado acordar conciertos, aunque estaban intentado venir a nuestro país. Pero por si alguien les puede echar una mano, aquí va la dirección de su mánager:

Manfred.Hoerr@student.fh-nuernberg.de

Reportaje por: F-MHop.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.