Doctor Deseo: Pasión, Sentimiento Y Canciones

Doctor Deseo: Pasión, Sentimiento Y Canciones
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

La Factoria Del Ritmo 14 - Doctor Deseo  En el año 1987 su publica el primer disco de Doctor Deseo, una banda de pop-rock que irrumpió en el panorama musical vasco en una época más proclive para el rock reivindicativo que para las canciones emotivas y personales.

   Aquel disco se llamó igual que el grupo, “Doctor Deseo”, y aunque el ambiente no fuera muy proclive para la propuesta de la banda, lo cierto es que con el paso del tiempo fueron ganándose un hueco de público fiel y un halo de respeto.

   Dos años después se editó “Tan cerca del cielo”, al que seguiría “Fugitivos en el paraiso” (1992), “Gotas de dolor… un charco de olvido” (1995), “Hay cuentos aún por inventar” (1998) y “Atrapado en tu silencia de incertidumbres y caricias” (1999).

   En el presente año han publicado “Suspira… y conspira”, un nuevo trabajo publicado de la mano del sello Gor, en el que el cantante del grupo, Fracis Díez, vuelve a dar rienda suelta a su tormenta de pasiones, sentimientos y pensamientos… Junto a él han estado Josi Jimenez, bajista (y miembro fundador junto con Francis del grupo), Kike (guitarras), Txampi (batería) y Raúl (teclados).

   El nuevo disco contiene canciones llenas de tensión y algunas destacan especialmente por su gancho: “Carita de lluvia”, “Suspira… y conspira”, “Que no se me escape nada” o “Huyendo del gris que mata”.

   Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Francis y aquí tenéis el resultado:

  Vuestro primer disco se editó en el 87… han pasado 15 años… He leído que reivindicáis el término amateur para vuestra música. Hasta casi un sordo se daría cuenta de que las canciones de “Suspira… y conspira” tiene un nivel que va mucho más allá del de “aficionados”… Supongo que esa reivindicación se debe a que es muy difícil vivir exclusivamente de la música… ¿os gustaría convertiros en “profesionales” con Doctor Deseo como medio de vida?

   El planteamiento de no profesionalidad no viene dado por el grado de dedicación a la música, que evidentemente ocupa el máximo del tiempo en mi cabeza en ensayos, junto al ordenador, en conciertos, en escuchar continuamente, en una palabra; es una necesidad que roza la obsesión. Sin embargo, desde el principio, nos planteamos poder tener una distancia con respecto al show-bussiness, a la industria. Un método que nos permitiese marcar nuestro ritmo y no convertir esto en una miserable rutina, en un trabajo al uso. De ahí nuestra negativa de depender económicamente de la música y continuar manteniendo esta en el ámbito de la pasión. Con este método hemos sacado siete discos; uno cada dos años, y su correspondiente gira, y además tener aún cuerda para rato. Vamos despacio e intentamos evitar algunas de las estupideces del entorno musical, que, por cierto, son muchísimas.

 Si no me equivoco este es vuestro sexto disco y aunque sólo quedan dos miembros de la formación original, Francis y Josi, lo cierto es que la banda sigue intacta respecto al anterior trabajo (“Hay cuentos por inventar”)… ¿qué evolución ha tenido la formación de la banda hasta la actualidad? ¿es posible que la actual formación tenga mucho tiempo por delante?

   Es nuestro séptimo disco y el anterior fue “Atrapado en tu silencio… de incertidumbres y caricias”, quizá el disco con más pinceladas electrónicas. En cada nuevo trabajo siempre hay un algo de recapitulación y un algo de mirar hacia delante, de jugar con nuevas propuestas, de reflejar nuestra evolución personal y estética. Así, quizá hayamos conseguido una sensación de continuidad y avance en propuestas nuevas. Siempre hemos jugado sin prejuicios y ciñéndonos a nuestros gustos en cada momento. La formación actual es la de los últimos cuatro discos, y espero que dure, el ambiente es bueno, incluso muy bueno. Sin que por esto, dejen de existir los conflictos necesarios en la dinámica de un grupo, donde cada uno es de una madre pero tiene un papel definido dentro de éste.

 Las letras las compone Francis. ¿Expresas exclusivamente tus pensamientos o te pones de acuerdo con el grupo y aceptas sus ideas?

   Mi papel en el grupo es la construcción de las canciones en origen, letra y música. Y a partir de aquí, es la tensión propia de una banda, las aportaciones de cada uno, las broncas e insultos, lo que define el resultado final. En cuanto a las letras, no hay nada que me sea ajeno, aunque, por supuesto, no cuento mi vida por fascículos. Búsqueda, insatisfacción, deseos, mala leche y sexo, muuuuuucho sexo, en su sentido más amplio.

La Factoria Del Ritmo 14 - Doctor Deseo

Vuestro estilo tiene mucho rock, también algo de pop… desde luego está lejos de los grupos radicales vascos… los que habitualmente graban con Gor y con vuestro anterior sello Discos Suicidas. ¿Ese ser “más blandos que el resto” ha limitado el público que se acerca a vosotros o ha servido para que tengáis una personalidad claramente definida?

   En un principio esto quizá supuso algún problema, pues la escena musical estaba monopolizada por el llamado rock radical vasco. Con el tiempo, el abanico de gustos en este país se fue ampliando, y sin saber muy bien por qué, de pronto empezamos a contar con el beneplácito e incluso con la pasión del público. El proceso fue lento, hasta conseguir llegar a ser uno de los grupos con mayor capacidad de convocatoria dentro del ámbito de la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra. Siempre desde la más jodida independencia y a nuestro aire, de la misma manera y a este mismo ritmo, seguiremos en el resto del estado, sin ninguna prisa.

 Hace unos años hicisteis varias giras por México… ¿cómo fueron aquellas experiencias? ¿tenéis perspectivas de repetir?

   Fue una experiencia alucinante y caótica. Estuvimos doce días en Méjico D.F. haciendo cuatro conciertos, tres de ellos en locales cerrados y otro en el mercado alternativo de música “El Chopo”, un lugar repleto de chiringuitos donde uno puede escuchar, cambiar o comprar música alternativa de todo el mundo. En este lugar tocamos al mediodía, con un solazo impresionante, en uno de los conciertos más divertidos y surrealistas que hemos dado, con un público variopinto; eso sí, muy loco y apasionado. Méjico, en cuanto a la música popular, mantiene un entusiasmo y una vitalidad que en el estado español hace tiempo se perdió. La mucha relación con los músicos locales en fiestas varias y de todo pelo casi acaba con nuestra salud, pero desde luego, volveríamos a repetir.

¿Habéis actuado en otros países?

   Dentro de no mucho tocaremos en Burdeos.

  En el estado hay grupos vascos como Soziedad Alcohólika y Su Ta Gar que en los últimos tiempos están sufriendo campañas de criminalización… letras radicales, los segundos además cantan en euskera… Vosotros sois vascos, pero vuestras letras no son “radicales”… ¿habéis notado alguna vez dificultades para actuar fuera de Euskal Herria por ser vascos? ¿qué opináis de la presión que están sufriendo esos grupos?

   La palabra radical es una de las más destrozadas por los medios de comunicación oficiales, que de alguna manera, no solo meten caña al euskera, sino que además a este paso se cargarán el castellano, en un alarde de típica torpeza del poder. Puesto que radical viene de “en la raíz”, nosotros somos tan radicales como los que más, al fin y al cabo, nos ocupamos del mundo que tiene que ver con la insatisfacción que produce el sistema, con el policía que llevamos dentro, con los deseos, los miedos, el sexo en su sentido más amplio, y cierta mala leche. La persecución mediática que están sufriendo estos dos grupos no es más que un intento del poder de hacernos confundir el culo con las témporas, aprovechando el río revuelto para satanizar todo aquello que le molesta. Hasta este momento nosotros no hemos tenido ningún problema en los conciertos fuera de Euskal Herria.

La Factoria Del Ritmo 14 - Doctor Deseo

 Con todos esos años que lleváis encima… ¿ha variado vuestra forma de enfrentaros a la grabación de un nuevo disco? ¿y de los directos?

   La forma de grabar este último disco ha sido diferente a las anteriores, en el sentido de que hemos podido grabar en un estudio privado de nuestro amigo Iñaki Uoho, guitarrista de Extremoduro, entre otras cosas. Esto nos ha permitido marcar nuestro propio ritmo de grabación, y la producción ha corrido de mi cuenta , teniendo a Iñaki como técnico, que al ser un trabajo diferente a lo que él suele hacer, ha estado con las orejas más abiertas, dispuesto a experimentar, y siempre a nuestra disposición, todo un lujo. El hecho de que nuestro sistema de trabajo sea; grabación de disco, gira y año sabático con respecto al show bussiness y dedicación de éste a la composición del siguiente disco, nos hace que cada temporada salgamos con las ganas de un maletilla pero con la experiencia de unos trescientos conciertos a nuestras espaldas. Como no tenemos abuela, diré que nuestros directos se alimentan de ternura, agresividad, sexo, mucho sexo, y elegancia.

 Algunos grupos vascos de hace mucho tiempo, como La Polla, afirman que los grupos vascos que nacen ahora y ya desde hace unos años tiene muchísimo nivel musical… aunque tal vez les falte la frescura u originalidad de los grupos que empezaron en los primeros 80… ¿cómo veis la escena roquera vasca? ¿qué bandas os gustan?

   Coincido con Evaristo de La Polla. Lo bueno que tiene en estos momentos el panorama musical vasco es que el abanico de posibilidades es mucho más abierto que en los años ochenta, con grupos delicados, como la Buena Vida o cañeros como los Berri Txarrak, o en la línea dub, reagee, rap con Fermin Muguruza y otros, tecno industrial con Bad F-Line, Hard Core contemporáneo como los Dut, Zea Mays, sonidos fronterizos como los de Ricoamor, punkis, garageros, tecno-dances, y jodidos poperos como nosotros.

 A parte de músicos… ¿sois oyentes habituales de música? ¿qué grupos de los últimos tiempos os han sorprendido?

   Por supuesto. No entiendo a un músico que no sea curioso, y que por lo tanto no escuche música. Yo lo hago a casi todas horas, o escucho o pienso en música. Siempre hemos tenido la música popular, desde los cincuenta hasta ahora, como referencia sin prejuicios, mas otras músicas como el tango, los boleros, el cabaret, el flamenco, las napolitanas… Quizá haya algunos gustos básicos: Dylan, Cohen, Lou Reed, Iggy Pop, Doors, Nick Cave… y del momento, podríamos hablar de Radiohead, Moby, Eels, Placebo, Beck, John Spencer, Mercromina, Chucho, Albert Pla y algunos gustos inconfesables.

La Factoria Del Ritmo 14 - Doctor Deseo

 Vuestro disco ya lleva unos meses en el mercado… ¿qué tal está funcionando? ¿estáis logrando las expectativas que os propusisteis?

   En estos momentos ya hemos vendido los suficientes como para saber que podremos grabar otro en mejores condiciones, por lo tanto, continuar con el grupo. Llevamos unos veinticinco conciertos en lugares cerrados y abiertos, y la respuesta por ahora ha sido muy buena.

  ¿Nos podéis dar información de vuestros próximos conciertos?

   Nos queda tocar en Madrid, Barcelona, Valencia, Cantabria, Logroño, Zaragoza y Galicia. Para despedir a final de año la temporada en la sala Jam de Bergara, (Guipuzkoa). En breve os pasaremos las fechas.

Entrevista: F-MHop.
(Fecha de la publicación: 31/10/2002)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.