Chinatown: Carta Bomba

Chinatown: Carta Bomba
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

Un vinilo en el que el grupo hace un homenaje a los años 80, con electro funk para las bases musicales y rapeos en la línea de aquella época.

El lector habitual de La Factoría del Ritmo ya conocerá a Chinatown, un grupo cántabro de Hip Hop que lleva en activo desde finales de los años 90 y que para los que hacemos esta publicación es uno de los grupos más interesantes de nuestra escena, si bien siempre se ha mantenido en un nivel de popularidad bastante modesto. Pero el concepto musical que desarrollan en todas sus grabaciones (variado aunque coherente), los textos que relatan (entre la metáfora, la denuncia velada y lo callejero) y el estilo de los MCs (tal vez frío, pero desde luego perfeccionista) nos hacen pensar en ellos como un grupo con una personalidad al margen de todo el resto de propuestas del Hip Hop español (si bien tienen una influencia reconocible en muchos grupos posteriores de su región). En definitiva y en resumen: su música nos gusta.

Ahora acaban de lanzar un nuevo trabajo, que se desmarca puntualmente de la línea trazada en sus dos discos larga duración. Se trata de un maxi en vinilo, que es el primero de una trilogía, en el que dejan al lado su sonoridad conocida (donde hay muchos samples de funk y soul) y se decantan por el estilo del Hip Hop de los años 80, con sonidos artificiales de cajas de ritmos, hits de sintetizador, voces manipuladas con vocoder y bajos rugosos.

Este guiño a aquellos años también se ha trasladado a las voces, tanto en su forma de rimar (menos fluida que en otros temas del grupo) como en las letras, donde se tocan algunos tópicos de esa época (referencias al estilo o ataques a las instituciones gubernamentales).

El vinilo contiene ocho cortes. Tres canciones, sus tres instrumentales y dos de las acappellas.

El primer tema es "Carta Bomba". A medio tiempo, con una letra contundente rimada sobre un ritmo simple, adornado por una suave textura y un riff de sinte. Los dos MCs se dan el relevo hasta una parte final de scratchs.

La segunda canción es "Blindaje Parte 2", con un inicio en el que se insertan porciones de un tema latino, para derivar en una parte principal musical más densa, con un ritmo ligeramente más rápido que en el otro tema, un bajo que moja toda la mezcla y dos riffs de sintes que se van alternando (uno bastante grave, el otro agudo). El tono de las letras es bastante serio.

La tercera canción es "Es Nuestro", también con un inicio latino, para luego sucederle una porción de voces rapeadas a coro, que dan la entrada a la parte fundamental del tema. El ritmo más rápido del vinilo, también el más festivo, lleno de elementos que recuerdan a los 80: los coros, el jaleo, el estribillo en vocoder… En este corte colabora Roketer y todos alteran sus nombres y además se data (ficticiamente) como grabada en el año 1985.

En definitiva, un maxi realmente curioso, en el que Chinatown parece querer mostrar como habría sido el Hip Hop en España de haber estado ya implantado con normalidad en nuestro país en los primeros 80.

Más información sobre el grupo en: www.chinatownrappers.com

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.