Festival De Jazz De Santander: Primera Edición (12 de julio a 2 de agosto 2002)

Festival De Jazz De Santander: Primera Edición (12 de julio a 2 de agosto 2002)
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

Esta es la primera edición del Festival de Jazz de Santander, un proyecto que nace de la mano de la Asociación Cultural Círculo de Jazz de Cantabria.

[ PRESENTACIÓN E HISTORIA ] [ LA PROGRAMACIÓN ] [ IMPRESIONES: LA ORGANIZACION Y LAS INSTALACIONES ] [ IMPRESIONES: EL AMBIENTE Y EL PÚBLICO ]

[ CONCIERTO: LOS MOCOSOS ] [ CONCIERTO: METRO ] [ CONCIERTO: ROBBEN FORD ] [ CONCIERTO: EUROPEAN JAZZ ORCHESTRA ] [ CONCIERTO: GABRIELA ANDERS ] [ CONCIERTO: THE MISSING STOMPERS ] [ CONCIERTO: LUCKY PETERSON ] [ CONCIERTO: MARCUS MILLER BAND ]

    PRESENTACIÓN E HISTORIA

Festival De Jazz De Santander

Esta asociación nació hace unos dos años con la intención de organizar eventos relacionados con la música jazz en la región de Cantabria (al norte de la península ibérica). Desde entonces ha estado trabajando en la idea de un festival veraniego para Santander (capital de esa región), que completase la oferta jazzistica del norte peninsular y que se consolidase con el paso de los años como un lugar apreciado por los aficionados.

Como precedente de este festival, este mismo año la misma asociación organizó dos conciertos de primavera, con las actuaciones de Trilok Gurtu y Tribal Tech. Sobre estos dos conciertos puedes encontrar un amplio reportaje en nuestro número 13.

Para esta primera edición del festival el Círculo de Jazz de Cantabria tenía como objetivo ofrecer un cartel de calidad, variado y moderno. Algo que exige esfuerzo y que conlleva cierto riesgo… Santander no es una ciudad dada a la cultura de nivel (¡¡Operación Triunfo arrasa!!) y apostar por artistas de prestigio pero no hiper-famosos, de un estilo musical minoritario, es toda una apuesta… y convencer a patrocinadores e instituciones para obtener financiación es una tarea ardua. Afortunadamente la asociación cuenta entre sus filas como miembro clave con Fernando Errea, una persona con experiencia dentro del management de artistas y de la organización de conciertos, quien ha sido fundamental a la hora de conseguir una primera financiación que con el complemento de las entradas haga viable el proyecto.

Para conocer información de primera mano sobre el festival e informarte sobre como comprar las entradas, puedes visitar su página web oficial:

www.piquio.com/festivaljazzsantander

LA PROGRAMACIÓN

11 Julio Los Mocosos (gratuito)
12 Julio Metro (con Mitchel Forman y Chuck Loeb)
13 Julio Robben Ford
18 Julio European Jazz Youth Orchestra
23 Julio Gabriela Anders
26 Julio The Missing Stompers (gratuito)
2 Agosto Lucky Peterson
3 Agosto Marcus Miller Band

Todos los conciertos se celebran en la Sala Chiqui (El Sardinero – Santander), excepto los gratuitos. El de Los Mocosos en el Paraninfo de la UIMP y el de The Missing Stompers en los Jardines de Piquio (ambos lugares en Santander).

IMPRESIONES: LA ORGANIZACIÓN Y LAS INSTALACIONES

Los conciertos se celebran en el Hotel Chiqui (excepto los dos gratuitos), situado en la zona del Sardinero de Santander, en su sala de fiestas. Es una sala amplia, con capacidad para unas 1000 personas y aunque no sea el mejor lugar para disfrutar un concierto de jazz, sí es un lugar aceptable… el escenario se ve bien (y si llegas tempranito te puedes sentar a 5 metros de los artistas) y la acústica no es mala (hemos escuchado algunas críticas a este respecto, pero nuestra percepción es positiva).

Antes de llegar a la sala del concierto, hay un hall amplio, donde hay un bar y la organización sitúa unos paneles con fotos de jazz. Además ponen un puesto donde se venden discos relacionados con el artista que actúa… eso sí, los precios suelen ser demasiado elevados.

El personal de la organización pasa desapercibido, que es lo mejor en un evento de estas características y dimensiones.

IMPRESIONES: EL AMBIENTE Y EL PÚBLICO

El ambiente es distendido y tranquilo. El predominio de edades va desde los 30 a los 50 años y suelen ser aficionados específicos del jazz. La mayoría del público es de Cantabria, aunque también viene gente de las provincias de alrededor y asisten personas que casualmente están en Santander de vacaciones.

Algo a resaltar es que a los conciertos asisten muchos músicos. También hay gente joven, pero son clara minoría… una pena.

LOS CONCIERTOS

LOS MOCOSOS

Fecha: 11 Julio (gratuito)

Información:

Se trata de una banda multitudinaria que mezcla la música rock, el ska, el swing y la salsa… son de San Francisco y sus componentes son de diversas razas.

El grupo lo forman: Piero El Malo (cantante), Happy Sánchez (bajo), Roberto Quintana (percusión), Sebastián Ponti (batería), Victor Castro, Gordon Ramos y Joe Kaline (vientos y coros), Steve Carter (teclados) y Andy “El Güero” Stern (guitarra). Todos ellos músicos que han pasado por multitud de proyectos y grupos.

El concierto:

Leemos en distintos medios, tanto de prensa como cartelería del Festival de Jazz “Los Mocosos – Jazz Latino”, pues vamos a ver. Tal vez nos sorprendan y descubramos un grupo interesante por estos lares tan asolados de visitas de formaciones de talento.

Una puesta instrumental bastante básica, y en el centro del escenario a modo de aparato interpretativo de lo que nos iban a mostrar un pequeño set de tambores con cencerros. Se presentan, sin duda es un grupo de lo más heterogéneo tanto a nivel racial como, por lo que se pudo más tarde apreciar, de procedencia e influencias. Destaca el cantante de raíces puertorriqueñas, teclista veterano susceptible de haber ejercido mercenazgo por doquier y un grupo de viento con un toque rancheril no exento de cierta precisión y calidad.

Pronto te das cuenta del tipo de concierto al que has venido, equivocado. Bueno, dos opciones, o te largas y te tomas algo o te armas de valor y sálvese quien pueda… vaaaale, nos quedamos, pero advertidos estáis… Salsa, merengue y hasta tintes ska y guitarrazos, todo amenizado con la variada locuacidad del maestro de ceremonias al uso, que por supuesto no dejó de intentar aun respetable entre estupefacto y anquilosado en las “confortables” butacas de la sala.

Desde luego lo que se dice entretenido fue, pero si quieres escuchar jazz … nos remitimos al Festival donde se han podido escuchar personajes de talla inaudita para esta ciudad, desde aquí mi enhorabuena a la organización.

En la web: www.losmocosos.com

METRO (con Mitchel Forman y Chuck Loeb)

Fecha: 12 Julio

Información:

Festival De Jazz De Santander   Metro son una banda puntera dentro del llamado jazz fusión. Este grupo nació en 1994 de la mano de Chuk Loeb y Mitchel Forman, dos músicos que se conocían desde hacía muchos años, cuando tocaban juntos en el grupo de Stan Getz.

Después volvieron a coincidir puntualmente trabajando para otros artistas, como es el caso del conocido Bill Evans.
Cuando finalmente decidieron crear Metro era la primera vez que lideraban una banda… para completar el grupo contaron con el batería Wolfgang Haffner y Anthony Jackson al bajo.

Editaron un disco, llamado “Metro”, que fue acogido positivamente y les llevó de gira por Estados Unidos y Europa.

En 1996 editaron su segundo disco, “Tree People”, en el que cambiaron al bajista por Victor Bailey (ex-Weather Report y ex-Petite Blonde). Está formación se mantiene estable desde entonces.

El concierto:

“Un notable nivel artístico y una masiva asistencia de público marcaron los primeros conciertos de la primera edición del Festival de Jazz de Santander, que se celebraron este fin de semana en la Sala Chiqui.
El cuarteto Metro, liderado por el pianista Mitchel Forman y el guitarrista Chuck Loeb, demostró el viernes sus muchas y variadas cualidades en un concierto para el recuerdo…”

(Comentario publicado en el Diario Montañes, el día 15 de Julio del año 2002)

ROBBEN FORD

Fecha: 13 Julio

Información:

Festival De Jazz De Santander   Robben Ford es un guitarrista que nació en 1951 en la ciudad de Ukiah al norte de California. Lleva tocando la guitarra desde la temprana edad de 13 años.

Formó su primer grupo, Charles Ford Banda, a los 18 años junto a su hermano y ha tocado con músicos como Jimmy Witherspoon, Charlie Musselwhite o Miles Davis.

Es un guitarrista hábil y rápido, pero que conserva el gusto y la sensibilidad del blues.

Entre 1977 y 1983 formó parte de los Yellowjackets, después trabajó como músico de sesión durante varios años hasta que a principios de los noventa montó su propia banda, llamada Blue Line y que es la formación que actualmente le acompaña en directo.

El concierto:

La Sala Chiqui recibió en el segundo concierto del Festival de Jazz de Santander al guitarrista de blues Robben Ford y a su inmejorable formación, Neil Larsen (teclados), Tom Brechtlein (batería) y Roscoe Beck (bajo). En más de hora y media, el guitarrista intercaló temas antiguos con temas de su último disco “Blue Moon”

Desde los primeros segundos, la formación de Robben Ford descargó toda su energía sobre el escenario. El guitarrista intercaló en sus canciones su voz soul con solos de guitarra oportunamente recompensados por los aplausos del público. Solos metálicos que salían de su telecaster blanca y solos sólidos y contundentes que le proporcionaba la gibson ES-335 (las dos herramientas que utilizó esa noche para crear blues).

Neil Larsen (teclados), rodeado por un piano eléctrico y un hammond, se encargó de dar textura al sonido de Robben, incluyendo sus particulares solos acompañados por eléctricos movimientos que en ocasiones nos transladaban a la sicodelia de los sesenta. Tom Brechtlein (batería) también nos deleitó con su buen hacer y una larga introducción que permitió a Robben tomarse un respiro. Por su parte Roscoe Beck manejó un bajo de cinco cuerdas con un sonido bien marcado y medido.

Se dieron a escuchar como una formación veterana y compacta de blues cuya profesionalidad es bien reconocida con dos nominaciones a los premios grammies de Robben Ford y su colaboración con artistas de la talla de George Harrison o Joni Mitchell.

El públicó santaderino, ansioso de este tipo de eventos, recompensó a la formación con la petición de dos bises que fueron respondidos con dos canciones en cada uno. Después de dar por terminado el recital y tomarse unos minutos de descanso, Robben y sus músicos apartaron a un lado el concepto de “estrella musical” y se encargaron de atender, a pie de butaca, las demandas de autógrafos, abrazos y felicitaciones de sus seguidores.

En la web: www.robbenford.com

EUROPEAN JAZZ YOUTH ORCHESTRA

Fecha: 18 Julio

Información:

Festival De Jazz De Santander   Esta orquesta es un proyecto a mitad de camino entre lo artístico y lo educacional. En ella participan músicos jóvenes y un director que se renuevan cada año. También se renuevan las composiciones que interpretan.

Este proyecto nació en 1998 y por él han pasado más de 100 músicos de treinta y seis países europeos, llevando al directo composiciones nuevas de 27 creadores europeos. Hasta el año pasado habían dado 81 conciertos en 28 países.

En su versión de este año, la EJYO, ha tenido una gira de 23 conciertos en 6 países distintos. Ha estado dirigida por el inglés Django Bates y ha contado con un músico español, el saxofonista Raúl Reverterte Torras.

El concierto:

Tercera cita del Festival Internacional de Jazz de Santander, esta vez con la European Jazz Youth Orchesta, una Big Band compuesta por jóvenes músicos europeos, que lleva girando por el viejo continente durante varios años, cada año con nuevos músicos, nuevas composiciones y nuevos directores y compositores.

La idea no es nueva, -ya existía hace bastante en la música clásica con la Joven orquesta de la Comunidad Europea, se trata de juntar a diversos músicos de futuro prometedor de distintos países para formar un proyecto en común, en el que cada uno aporte su granito de arena, aprendiendo los unos de los otros, fomentando así, a ritmo de swing la cooperación, la solidaridad y el espíritu comunitario entre los distintos pueblos de la vieja Europa.

Poco más de tres cuartos de entrada, con un sonido correcto, esta joven banda nos deleitó con distintas composiciones recientes y otras más clásicas de swing compuestas o arregladas en su mayoría por Django Bates que tomó la batuta, además de presentar cada canción ayudado improvisadamente por el único componente español de la banda que hacia las veces de traductor.

En las piezas interpretadas que podían ir, de lo más lento y parsimonioso a ritmos más rápidos y quebrados era preponderante el papel de la sección de viento como en toda Big Band que se precie, alternándose solos de saxo, trompeta… de los distintos interpretes de la banda, viéndose que a alguno de estos le queda aún camino por recorrer en este aspecto ya que los solos eran correctos pero salvando dos o tres que se me quedaron en la retina no llegaban a emocionar.

Algunas de las composiciones eran cantadas por la vocalista teniendo letra y en otras ésta utilizaba su voz como si fuese un instrumento más de la banda. Como versión conocida se fusiló el conocido tema de Frank Sinatra New York (¿será por lo del 11 de septiembre?) definiendo Django Bates la pieza como una dulce canción con horrible camino ya que la canción pasaba de lo más convencional a un ritmo frenético y desenfrenado (podía recordar en algunos momentos a lo que hacen Mr. Bungle), si Frank la escuchase desde su tumba se estaría revolviendo, estuvo bien pero prefiero la original. El bis. con el que se acabó el concierto fue introducido con la música de la popular escena del monolito de la película 2001 Odisea en el espacio para después derivar en una canción más movida. En conclusión, dos horas de buen swing para disfrutar.

En la web: www.swinging-europe.com

GABRIELA ANDERS

Fecha: 18 Julio

Información:

Festival De Jazz De Santander   Se trata de una cantante nacida en Argentina, que ha vivido durante bastante años en Nueva York y que se ha cultivado musicalmente en ambas ciudades. Lleva actuando en directo desde los catorce años.

Es hija de un refutado saxofonista de jazz argentino y ha estudiado música clásica. Pero desde que comenzó a visitar Nueva York, en su adolescencia, tiene también relación con el jazz y la música pop.

Ha participado en discos de Marc Anthon, Grover Washington Jr, Christian, Talhia, etc…

En 1997 editó un CD en Japón e hizo una gira por ese país. A la vuelta hizo llegar ese disco a Warner Bros quienes se interesaron en ella y así surgió la grabación de su primer disco para el mercado occidental: “Wanting”.

En este trabajo se recogen doce canciones, de las cuales diez son composición de la propia Gabriela. En ese disco participaron artistas de la talla de George Duke, Eric Benet, Kirk Whalum, Boney James, etc.

Recientemente ha grabado un nuevo disco que saldrá a la venta en otoño de este año 2002.

El concierto:

Gabriela poseé una voz preciosa, muy influenciada por la música brasileña. Se presentó rodeada por cinco músicos… un batería, un percusionista, un teclista, un bajista y un guitarrista.

Todos ellos muy jóvenes, como la propia cantante, salvo el guitarrista que era Wayne Krame, un prestigioso músico neoyorquino.

Su repertorio es variado y accesible… con canciones en su mayoría alegres y animadas, aunque había alguna más relajada… en la parte principal hubo dos versiones de canciones brasileñas: “La chica de Ipanema” (popularizada por Carlos Jobin) y “Mas que nada” (popularizada por Elza Soares). El grueso del repertorio fueron las canciones de su disco “Waiting”, pero además de las versiones citadas también interpretó algunos temas de su próximo trabajo.

Durante todas las interpretaciones la cantante se mostró muy natural y se expresaba con toda claridad para invitar a los músicos a improsivar o desarrollar más extensamente algunas partes de las canciones.

Hubo dos bises, debido al entusiasmo del público… en el primero Gabriela interpretó una canción tradicional brasileña acompañada solamente por la guitarra que ella misma tocaba. En el segundo interpretó un tema acompañada por toda la banda.

En la web: www.gabrielaanders.com

THE MISSING STOMPERS

Fecha: 26 Julio

Información:

Este grupo se dedica a recrear de forma fiel la música jazz primigenia de Nueva Orleans. Son andaluces y los músicos que componen la banda son Arturo Cid (clarinete y voz), Marcelo Gallo (trompeta y voz), Marce Merino (banjo), Fernando Berruezo y Alejandro Pérez (saxos), Vicente Pascual (tuba) y Juán Pérez (percusiones).

Tienen fama de graciosos sobre el escenario, aunque ellos reivindican que hacen música totalmente seria y no tienen nada que ver con grupos como Les Luthiers (a quienes respetan profundamente).

El concierto:

Los jardines de Piquio son un lugar hermoso y desde luego un sitio ideal para escuchar música si el tiempo acompaña… y aquella noche lo hizo.

La banda anduluza se metió al público en el bolsillo con su música… un fiel reflejo de lo que significaba el jazz a principios de siglo… y también con su sentido del humor. Aunque eso sí… si lees entrevistas sobre ellos o reportajes pensarás que son un grupo para reirse… y eso nada, su música es totalmente seria, aunque la aderecen entre canción y canción con alguna gracia de Arturo Cid.

Hubo temas instrumentales, la mayoría, y tambien alguno vocal… los músicos demostraron gran calidad, con momentos especialmente sorprendentes… como cuando tocaron la “tabla de labar con dedales”.

Y como no podía ser menos, teniendo en cuenta la música que les inspira, el concierto finalizó con una procesión entre el público, que aplaudió con entusiasmo.

Un magnífico concierto.

En la web: www.missingstompers.com

LUCKY PETERSON

Fecha: 2 Agosto

Información:

Festival De Jazz De Santander   Se trata de un multintrumentista que domina la guitarra, el bajo, la batería, la trompeta y los teclados.

Nació 1963, en el seno de una familia muy vinculada a la música… su padre regentaba un local donde actuaban músicos como Koko Tayler, Muddy Waters o Buddy Guy.

Lucky grabó su primer single a los cinco años y en su juventud formó parte de las bandas de Lightnin’ Hopkins, Jimmy Reed y la de su propio padre.

A los 26 años ya era un músico de prestigio, fichado por Alligator, y tratado como un gran maestro del blues.

Desde entonces ha realizado innumerables actuaciones y giras, además ha grabado varios discos propios y participado en trabajos de otros artistas.

El concierto:

Lucky Peterson y su banda actuaron en la sala de fiestas del hotel Chiqui ante un escaso público de no más de 300 personas. Tras el habitual retraso (algo más de media hora) dio inicio el concierto.

Éste comenzó con una introducción por parte de la banda sin Lucky, que duró unos 15 minutos, en la que el guitarrista de la banda y mano derecha de Lucky, nos demostró su habilidad.

La formación se completaba con un teclista y una gran base rítmica compuesta por el bajo y el batería.

Lucky salió al fin, y una vez delante de su órgano Hammond B3 nos transmitió su destreza en las teclas, a la vez que su típica voz de “bluesman” inundaba la sala (a pesar de la mala sonorización).

Sin embargo cuando Lucky, tras varias canciones, cambió el Hammond por la Gibson ,fue cuando realmente el público entró de lleno, palmas incluidas, en las canciones que Lucky nos ofrecía. Con la guitarra nos mostró (aunque en mi opinión no la dominase tan bien como el teclado) su lado más rockero, entendiendo por esto, “riffs” guitarreros que nos recordaban tanto a Chuck Berry, como en algunos momentos, a Jimi Hendrix.

Inundada la sala de este espíritu “rocanrolero”, Lucky se lanzó, guitarra en mano, a un paseo entre el público que le llevó hasta el bar, donde se tomó una cerveza sin dejar de tocar, mostrando así una actitud provocativa.

El público respondió y una vez que Lucky consiguió metérseles en el bolsillo, continuó demostrando su buen humor, haciendo subir al escenario a su hija (5 o 6 años) y a su esposa, la cual cantó una canción demostrando una aceptable calidad como cantante. Tremenda familia, no corre sangre, sino notas musicales por sus venas.

Tras esto Lucky presentó a su banda, dando paso a los habituales solos de cada uno de los músicos, destacando sobre todo el batería y el bajista, que proporcionaban una aplastante base rítmica sobre la que se desarrollaban las canciones.

La parte final del concierto se desarrolló en forma de “rock´n roll medley”, enlazando “riffs” de canciones propias y versiones de otros artistas muy conocidos, como Chuk Berry o los Blues Brothers.

Finalmente, una calurosa ovación de un escaso, aunque entregado público, obligó a Lucky a realizar un bis, que comenzó como duelo “teclístico”, con él al Hammond, y al otro lado el teclista de la banda. Progresivamente los demás músicos se fueron incorporando, para acabar con otro apoteósico “medley”.

Así, tras casi 2 horas, terminó la actuación de Lucky Peterson y su banda, la cual se mostró muy compenetrada y funcionando con una gran precisión, entendiendo en cada momento la intensidad y la dinámica requeridas por cada una de las canciones.

Por su parte Lucky demostró tener un excelente sentido del humor, así como una gran capacidad para involucrar al público en el concierto y hacerte disfrutar, lo cual es de agradecer en estos tiempos que corren, de mucha pose y poca música.
La parte negativa del concierto fue la ya comentada escasez de público y los excesivos problemas de sonorización, sobre todo en la primera parte del concierto, que cortaron un poco el ritmo de la actuación.

En definitiva un buen concierto de una buena banda.

En la web: www.alligator.com/artists/bio.cfm?ArtistID=025

MARCUS MILLER BAND

Fecha: 3 Agosto

Información:

Festival De Jazz De Santander   Marcus Miller es un bajista habituado a trabajar como músico de estudio para innumerables artistas. Así ha participado en discos de David Sanborn, Grover Washington Jr., Miles Davis, Luther Vandross, Bobby Brown, Bee Gees, George Benson, Don Cherry, Bill Evans, Roberta Flack, Billy Idol, Dizzy Gillespie, Paul Simon, y otros muchos. También ha trabajado como músico de directo, acompañando a gente como Eric Clapton en su proyecto Legends.
Tiene editados siete discos propios, donde destaca la sonoridad funky. El último disco que ha lanzado se llama “M squared”, editado en el año 2001 por Victor.
Su instrumento preferido en un Fender Jazz Bass ’77 que el mismo ha manipulado adaptándole un puente Badass y un pre-amplificador Sadowsky. La firma Fender ha llegado a sacar una edición limitada de ese modelo con las modificaciones de Marcus Miller.

El concierto:

La verdad es que da rabia asistir a un concierto realmente único en Santander, y no poder saborearlo plenamente debido a las deficiencias de la sala que albergaba el concierto. Éstas deficiencias impedían que la gente situada a los laterales (y no tan a los laterales) del escenario disfrutasen de una buena calidad visual y sonora, de la que sí se disfrutaba en los asientos situados justo en frente del escenario.

Aun así la tremenda expectación que levantó el concierto de la Marcus Miller Band, hizo que la sala del hotel Chiqui se quedase pequeña ante la gran cantidad de público, que hizo acto de presencia. Fanáticos, curiosos, músicos locales, habituales del jazz, prensa y algunos “niños de papá” (un saludo a los que estaban a mi derecha) que se hacían los interesantes acudiendo a éste evento. Tal vez la organización debería plantearse, en caso de futuros festivales, que éstos se llevaran a cabo en recintos más adecuados, como el palacio de festivales (a no ser, claro, que esté ocupado por una gala de Bustamante o de Raphael), o similares, donde tanto la capacidad como la visión y el sonido mejorarían notablemente.

En cuanto al concierto, está claro que no dejó lugar a dudas sobre el acierto a la hora de elegir a la Marcus Miller Band como broche de oro del festival.

El bajista acudió rodeado de una banda de lujo, con Dean Brown a la guitarra, Poogie Bell a la batería, Leroy “Scooter” Taylor en los teclados, Roger Byam en el saxofón y Michael “Patches” Stewar a la trompeta.

Desde el primer momento, Marcus arrasó, ayudado por el ambiente festivo, provocado por la numerosa presencia de entusiastas seguidores, que no paraban de aclamarle y ovacionarle. Interpretó la mayoría de sus temas con su ya mítico bajo, el Fender Jazz Bass´77, mientras que, en menor medida, utilizó un bajo Fodera de 5 cuerdas, empleando éste para las piezas más melódicas y reposadas de su repertorio. Así mismo, en la parte final de la actuación, sacó a relucir su destreza en el manejo de instrumentos de viento, como el clarinete y una especie de saxofón-bajo, que añadió unas gotas de variedad y buen gusto a un, ya de por sí, excelente repertorio (no hay que olvidar que su ultimo trabajo está nominado a los Grammy, como mejor álbum de jazz contemporáneo).

Marcus demostró que no sólo es un virtuoso del bajo, dominando técnicas como el “slap” o el “tapping”, sino que demostró poseer aquello que los anglo-parlantes denominan “feeling” y los flamencos “duende”, cosa que le ha llevado a ser considerado uno de los mejores bajistas del mundo, y uno de los alumnos más aventajados de alguno de sus admirados maestros, como Miles Davis y Jaco Pastorius.

El resto de la banda no se quedó atrás, y acompañó de manera brillante a su líder.

Dean Brown asombró al público con sus espasmódicos movimientos , que acompañaban perfectamente a los sonidos que extraía de su guitarra, bien sea la acústica como la eléctrica. Todo un espectáculo que fue debidamente recompensado con estruendosas ovaciones.

La sección de viento, con Roger Byam y Michael Stewar, dejaron un regusto exquisito, quedándose grabados en la memoria esos solos con aire de jazz neoyorquino, que difícilmente se olvidan.

El teclista Leroy Taylor acompaño con su teclado, y de manera efectiva, las canciones, creando la atmósfera apropiada para cada una de ellas.

Punto y aparte merece Poogie Bell, que demostró por qué está considerado unos de los mejores baterías de la actualidad, ya que, admirando algunas de sus múltiples cualidades (pegada, precisión, dinamismo, versatilidad), hizo que a casi todos los baterías presentes se nos cayese la baba viéndole, y más cuando comprobábamos que era uno de esos pocos privilegiados que conseguían hacer fácil lo difícil, y además, hacerlo con la precisión de un metrónomo. Un auténtico extraterrestre.

Una vez finalizada la primera parte del concierto, el público, en pie, obligó a Marcus y a su banda a realizar 2 bises, que resultaron espectaculares.

En ellos, el ambiente festivo inundó la sala e hizo que la mayoría de la gente disfrutase de ellos de pie, pudiéndose escuchar, entre otros temas, versiones de Jimi Hendrix, con gua-gua en el bajo, imitando la guitarra del genio zurdo y una estremecedora y coreada versión del “Come together” de los Beatles que dio por finalizado, tras más de dos horas, este increíble concierto.

Tras este estupendo final, que dio por clausurado el festival (del que esperamos momentos tan brillantes como éste en futuras ediciones), una frase no dejaba de dar vueltas en mi cabeza: “quiero tocar el bajo como Marcus y la batería como Poogie……..quiero tocar el bajo…………..”

Ya se sabe que quien no llora…………………..

En la web: www.marcusmiller.com

Textos: F-MHop.
Comentario Los Mocosos: Pedro de Andrés

Comentario Robben Ford: Mario.
Comentario European Jazz Youth Orchestra: Jaime Jimmycat

Comentarios Gabriela Anders y The Missing Stompers: F-MHop.
Comentarios Lucky Peterson y Marcus Miller Band: Pedro Pier Hoff
(Fecha de la publicación: 25/07/2002 – 12/08/2002)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.