Hora Zulu: Me duele la boca de decirlo

Hora Zulu: Me duele la boca de decirlo
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: , Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

Con algo más de un año de existencia y tras varias maquetas, las empresas que han apoyado el lanzamiento de Hora Zulú, Frontline y El Diablo, decidieron apostar fuerte por el grupo… con una buena promoción, que incluía un calentamiento previo (llegando a regalar maquetas en CD) y abundante presencia en revistas destinadas a su público objetivo (los aficionados al metal más moderno) sin pasar por alto que el disco, llamado “Me duele la boca de decirlo”, aunque ha sido grabado en Vigo ha sido masterizado en Estados Unidos por Vandette (Beastie Boys, Bruce Dickinson, Kid Rock, Prodigy…)

Pero, ¿qué hay de cierto en esos calificativos de grupo revolucionario que transmitía la publicidad?

El grupo está compuesto por Aitor Velázquez, voz, Javi Cordovilla, batería, Paco Luque, guitarra, Alberto Pinto, bajo, y Alejandro Lastra DJ.

Todos ellos tienen un bagaje previo en diversos proyectos musicales, pero destaca la militancia durante una época de Paco Luque en Lagartija Nick y la de Aitor y Alejandro en el grupo de Hip Hop La Academia del Verso.

La música del grupo tiene tres corrientes de influencia… el metal pesado, el Hip Hop y el flamenco. Sus miembros reclaman unos gustos y unas influencias heterogéneas y diversas, reivindicando tanto a Camarón como a Metallica o Doctor DRE.

El disco contiene doce temas, además de una pista multimedia, donde llama la atención la temática de las letras… mucho más propia del Hip Hop (reflexiones personales, orgullo personal, críticas concretas y a corto plazo…) que del metal.

Pero sin embargo, y a pesar de los tres ramales de influencia que antes hemos citado, el gran peso musical del disco se lo lleva el metal… la forma de rimar poco tiene que ver lo habitual en el Hip Hop, los scratchs son más un adorno que elemento protagonista, y lo mismo sucede con el flamenco… que aunque hay guitarras con rasgueos que recuerdan claramente a ese género, éste no entra en las estructuras ni en la esencia de las canciones. Así, la columna vertebral de todo el disco es el metal: los riffs, la sonoridad, la contundencia, la estructura de los temas…

Algunos de los cortes del disco que más han calado en el público son “Andaluz de nacimiento”, “Golpes de Pecho” o “Tango”. Y sus actuaciones en directo gozan de gran popularidad.

Pero volviendo a la pregunta… ¿son tan revolucionarios como sus disqueras proclaman?… Desde luego es un grupo de metal que busca nuevos caminos, que nada tiene que ver con el cliché del nu-metal (pocos caminos buscarían si fuera así), pero desde mi punto de vista necesitan profundizar mucho más en la incorporación del flamenco y en el uso de elementos Hip Hop para ser verdaderamente innovadores. Hay que tener en cuenta que nos encontramos ante un primer disco… y el verdadero calado del grupo lo podremos conocer con su evolución en futuras composiciones. Desde luego no son más revolucionarios que otros grupos nacionales de metal que están apareciendo en escena con niveles semejantes de popularidad: Sugarless, Coilbox, Kanon, etc.

Comentario: F-MHop
(Fecha de la publicación: 14/11/2002)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.