Horacio Hernández "el Negro": El calor del jazz latino

Horacio Hernández
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

Horacio Hernández "el Negro"Horacio Hernández “El Negro” es un batería cubano que brilla con luz propia en el panorama del jazz latino. Creció musicalmente en los años 80, formando parte del Grupo Proyecto Gonzalo Rubalcaba y una vez que abandonó Cuba para instalarse primero en Italia, y luego en Nueva York, ha tenido la oportunidad de colaborar con músicos de todo tipo y estilo.

Actualmente tiene su propia banda, con quienes ha grabado un primer disco “Italuba”, muy bien recibido a escala internacional, y un segundo que se publicará el próximo otoño.

El pasado mes de abril participó en el Festival de Jazz de Santander, donde ofreció un concierto lleno de calor y de energía. Aprovechamos nuestra participación en la organización para concertar una entrevista con él… una larga e interesante conversación que aquí reproducimos en su totalidad.

En los años 80 formaste parte del Grupo Proyecto Gonzalo Rubalcaba, pero antes de eso, me gustaría saber qué estuviste haciendo…

Horacio Hernández "el Negro"Yo comencé cuando tenía unos 20 años, que ingresé en el Grupo Proyecto Gonzalo Rubalcaba, antes ya llevaba casi seis años trabajando ya como profesional, comencé a tocar a los catorce años, y a los dieciesies empecé a trabajar en el estudio más importante que hay en Cuba, que todavía existe, y que se llaman los Estudios Egrem. Haciendo discos fue que conocí a Gonzalo y me invitó a participar en su grupo.

Estuviste muchos años en su grupo…

En su grupo estuve casi diez años. Y muchas giras… fue la primera vez que tuve la oportunidad de venir a España y después de esa en otras muchas ocasiones.

En esa época… aprendías tocando, es evidente, pero además de eso estudiabas música…

Sí. La parte más importante de mi formación estuvo en la casa. Mi padre es un crítico de jazz, el único que había en Cuba, y mi abuelo era trompetista de música cubana. La casa siempre estuvo llena de música, desde el primer día.

Mi padre me llevó a la primera lección de percusión cuando tenía ocho años, pero me encontré con un maestro demasiado rígido para mí, cuando era un niño. Y yo símplemente lo que quería era divertirme y tocar como Ringo Star. Después volví a ingresar en la Escuela Nacional de Arte en Cuba, a los catorce años, y allí estuve un año. Después de ese año me expulsaron. Porque nunca fui a ninguna clase, solamente a clase de percusión, llegaba a las ocho de la mañana y estaba allí hasta las diez de la noche. Y en un año hice toda la escuela de percusión. No aprendí nada más… pero al menos percusión pienso que sí.

Y tras estar en el Grupo Proyecto Gonzalo Rubalcaba abandonas Cuba… ¿coincidió el abandonar el grupo con dejar Cuba?

Horacio Hernández "el Negro"Sí, llegó un momento en que yo ya no podía vivir más en Cuba. La situación social era verdaderamente muy difícil. Y aparte de eso yo quería trabajar, no solamente con una banda de músicos, sino con muchos otros con los que he podido tocar hasta ahora, siempre fue mi sueño tocar con todos ellos. Y desgraciadamente cuando uno sale de Cuba no es que pueda escoger hacia donde va a partir y por cosas del destino yo caí en Roma, en Italia, donde viví por tres años … Este grupo que traemos es una forma de agradecer a los italianos la forma en que nos acogieron, nos abrieron sus puertas y nos dieron la oportunidad de vivir en su país.

¿Cuándo saliste de Cuba?

En el 90.

Cuando te fuiste de Cuba, para meterte en los circuitos musicales, tocar y contactar con otros músicos… ¿era un trabajo que ya tenías hecho de tus giras anteriores?

Exacto. Fueron diez años girando y después tuvimos la oportunidad de trabajar con Dizzy Gillespy en un par de ocasiones y con músicos que fueron un poco pasando la bola, que decimos nosotros, y pienso que en aquellos tiempos yo era como el niño lindo de la escena musical, el portavoz de una generación nueva de músicos.

En Italia comencé a tocar con todo el mundo… durante tres años estuve tocando con todo el mundo y enseñando en la Universidad de la Música. Pero sobre todo tocando… con todos los músicos de Roma.

Y luego llega un momento que empiezas a tocar con estrellas internacionales no solo de jazz, sino de rock, porque incluso participaste en un disco de Santana…

Horacio Hernández "el Negro"Sí, esto es más reciente, después de haberme mudado a los Estados Unidos. Después de estar en Roma tres años sentí que verdaderamente yo necesitaba ir a Nueva York a trabajar.

¿En Roma tocabas con musicos italianos o de todo el mundo?

Tocaba con gentes de todo el mundo, pero más bien italianos.

Y… ¿gente de jazz… o de rock y de todo?

De todo. A mi siempre me ha gustado todo tipo de música. Yo pienso que la música o es buena o es mala. Que hay buen rock y mal rock, y hay buen jazz y mal jazz, y buena samba y mala samba. Yo creo que las categorías no son las que dicen si la música es buena o no. Y siempre me interesé por aprender distintos estilos, pero fue una cosa intuitiva, porque me gustaba. Nunca lo hice pensando en que si lo hacía iba a trabajar más o iba a conocer a gente diversa, siempre fue porque me interesaba, porque me gustaba.

Y luego decidiste irte a Nueva York, que supongo que es el epicentro de muchísimas cosas…

Exacto, para el mundo de la música es una ciudad muy importante, sino la más importante. Es un poco de donde sale todo para todo el mundo, para el mundo entero.

Y yo ahí tenía algunos contactos y músicos cubanos amigos de mi padre como Paquito de Rivera y gente así que me ayudaron muchísimo. Y así poco a poco me fui introduciendo en la escena musical de Nueva York.

Y desde que has llegado a actuar con artistas como Santana, ¿ves que desde ese momento la gente se empieza a interesar más por ti?

Por supuesto, poder trabajar con gente que tiene ese nivel de popularidad ayuda mucho en la carrera de cualquier músico.

¿Cómo surgió lo de Santana?

Horacio Hernández "el Negro"Fui a sustituir al baterista de Irakere, ellos hicieron un concierto en San Francisco, el baterista no pudo ir y me llamaron que fuera a sustituirle. Santana estaba invitado al concierto y a Santana le gustó mucho como yo toqué. Para mi Santana era un ídolo desde que tengo uso de razón y yo le dije… si algún día necesitas un baterista llámame, yo estaría encantado de trabajar contigo. Y a los tres o cuatro meses me llamó. Y ahí estuve tres años y medio y trabajé en ese disco, el “Supernatural”.

He estado visitando tu página web y en la sección de discografía viene un montón de discos en los que has colaborado y luego vienen un par de discos en los que has editado, que están compartidos, uno con Robby Ameen y otro con Giovanni Hidalgo.

Los discos con Robby Ameen tenemos tres. Dos en estudio y uno en vivo. Los discos en estudio son casi imposibles de conseguir, porque grabados con una casa japonesa que solo se editan allá en Japón. Y éste último que hicimos en vivo en un festival en Italia, es también un poquito también difícil de conseguir, porque está editado por el periódico El Manifesto y ellos solo lo distribuyen a los subscriptores. Pero son mis primeros trabajos discográficos como solista, bajo mi nombre.

Luego tengo un proyecto muy interesante con otro baterista. Y desde luego la parte percusiva es muy importante, pero sin descuidar a la parte armónica y melódica.

Supongo que en esos discos y también en “Italuba” tú eres además el compositor…

Horacio Hernández "el Negro"Sí, de muchos de los temas. No de todos. Porque yo pienso que siempre hay una manera de enlazar a todos los músicos que trabajan en un disco y a mi me interesa mucho ver como el estilo de composición de músicos que han decido estar juntos en un colectivo y ver como puede cubrirse de uno mismo y viceversa. Por eso en todos mis proyectos me interesa tener otros compositores y llevarlo a nivel de taller y plantearlo juntos.

Y luego está el disco con Giovanni Hidalgo…

Giovanni es uno de mis ídolos. Es el tumbador más importante del siglo XX, es un músico increíble, un torrente de música, una fuente de música que no termina nunca. Y no hay nada como poder trabajar con los ídolos de uno mismo. Para mí fue muy lindo tocar aquí para ustedes y trabajar en este festival y ver que en el mismo festival estaba Bill Brudford, que es uno de mis ídolos. Cuando yo era niño me sabía todos los discos en los que había tocado Bill Brudford. Y es muy bonito ver la gente que tú admiras y ver que te estás acercando a tu sueño.

“Italuba”, tu primer disco en el que eres el lider absoluto… ¿supone un antes y un después en tu carrera musical?

“Italuba”, yo pienso que es una serie de eventos mágicos, “Italuba” es una de esas cosas que si se planean no saldrían jamás. Primero está toda esta historia de yo haber vivido en Italia, de mis músicos haber vivido en Italia, y luego está la manera en que surgió la banda también. Estuve en Italia en una gira hace tres años yo solo, cuando llegué el promotor me había engañado y el pueblo estaba lleno de carteles que decían… el Negro y su grupo. Y yo nunca había tenido un grupo. Entonces fue que me vi en esta nébula de… ¿ahora que hago?… y así conocí por casualidad a Daniel Martínez, el bajista, que me presentó después a Ivan Bribón, piano, y Amik Guerra, que era trompeta. Y fue una conexión instantánea, una comunicación musical instantánea y no solo musical sino personal también. Y fue tan bonito que decidimos llevarlo al estudio y hacer el disco y después… este disco salió a la venta el año pasado y tuvo muy buena acogida. Tal es así que hicimos un segundo disco que ahora está en proceso de mezcla y tal vez saldrá en septiembre a la venta.

Y los discos… ¿dónde los habéis grabado y editado?

Horacio Hernández "el Negro"Los discos son grabados en Italia, en un estudio en Torino y después mezclados en los Angeles por un baterista muy bueno, que es el baterista de la Electric Band de Chick Corea, Dave Weckl. Él me hace la mezcla de todos los discos en los Angeles, después se le manda a Philman Notick En Nueva York que hace el mastering, y después a buscarle una compañía disquera que lo quiera editar.

¿En qué países se publica?

La idea es que se publicara en todos, pero es que estos momentos son los momentos más negros que ha tenido la historia del disco, la historia de la música en sí y es todo esto que está pasando con el disco y la piratería y la computadora. Ya los discos no se compran… nadie compra un disco o compra un disco y hace 15 copias de él. Hay artistas como Janet Jackson que han ido de 20 millones de copias a 250 mil. Que es prácticamente nada, vendiendo discos no se puede vivir hoy. En mi caso, verdaderamente no es que me haya afectado mucho, porque nunca tuve discos antes, a mí me gusta mucho lo que está pasando, que ahora creo que existen más conciertos en vivo, es decir, se venden muchos menos discos, pero la gente toca mucho más en vivo y eso es de lo que yo he vivido siempre, de tocar en vivo, siempre he sido un soldado de la música en vivo.

El disco entonces se sacará en Italia, Estados Unidos y en Europa…

Sí, en Europa seguro. Saldrá en toda Europa y en los Estados Unidos.

Resulta curioso que Billy Cobhan también grabe sus últimos discos en Italia… ¿tiene algo especial ese país para los músicos de jazz?

En Italia hay como un nido y hay muchas casas disqueras. Sobre todo en Milán, se mueve bastante el mercado. Pero de todas formas no es como fue un día, son una cosa nueva… yo creo que la industria del disco está buscando a ver que es lo que encuentra, ni tan siquiera sabe que está buscando. Es una crisis total. Pero por otra parte hay que salir adelante y algo bueno de ahí saldrá, seguro.

Ayer cuando diste la masterclass dijiste que una parte del estudio es escuchar música y a mi me resulta curioso que cuando he entrevista a algunos artistas y les he preguntado que tipo de música suelen escuchar y algunos me han dicho que ellos no descubren música… y me da la impresión que lo tuyo es todo lo contrario.

Horacio Hernández "el Negro"Sí, yo pienso que la juventud es muy importante, quizás no solo en la música sino en la vida cotidiana, hay muchas cosas que surgen de la energía de la juventud, que quizás cuando ya nos hacemos un poco mayor las transformamos y las adaptamos e incluso quizás las podamos hacer un poco mejor, pero cuando las hicimos siendo jóvenes las hicimos con una cierta fuerza y un cierto deseo que es muy difícil de volver a encontrar. Digo esto porque hay muchos músicos jóvenes que le están aportando demasiado a la música… todo ese carácter que no existe en la música que está echa por gente de edad. Y sobre todo en el mundo de hoy, en el que los géneros musicales se están mezclando tanto… un reggaeton que suena arábigo, que es una cosa de Puerto Rico que no tiene porque estar mezclada con una cosa de Argelia y sin embargo existe, está todo este fenómeno de la world music, que es fruto de la mezcla de estilos y es fruto de la promoción de géneros musicales que antes estaban completamente olvidados, ahora todas esas cosas están resurgiendo… y te lleva a un punto que tú haces música buena o mala, no importa si es jazz o es rock o flamenco.

Sigues comprando discos y descubriéndolos y escuchándolos…

Sí, por supuesto.

Y cuando escuchas discos… los escuchas solo con naturalidad y disfrute o los vas analizando…

Depende del tipo de música, hay música que está hecha para ser analizada y otra está hecha para bailar y puede parecer muy fácil, pero si la analizas te das cuenta que la persona que la hizo sabía muy bien lo que estaba haciendo y como la estaba haciendo. Pienso que el músico esa parte analítica siempre la tiene. Pero pienso que es más importante sentirla que analizarla, cuando se convierte en mucha cibernética… gente con mucha técnica pero que no puede transmitir lo mismo que alguien que canta blues y que lo único que sabe son dos acordes.

Hoy en día sigues estudiando o tu estudio se basa en escuchar música…

Es más dificil estudiar con el instrumento. Cuando estoy en la casa tengo mi estudio de grabación, pero no estoy mucho, entonces es más… digamos… auditivo… y tengo mis “practice pads” y todos los viajes me los paso practicando, pero me gustaría pasar mucho más tiempo en la batería.

Desde que saliste de Cuba… has vuelto allí a actuar…

Sí, he ido varias veces y he trabajado en Cuba, pero es muy dificil la situación política.

Hay un grupo que cubano que está teniendo mucho éxito a escala internacional, que es Orishas, que mezcla Hip Hop con música cubana… En una entrevista que les hice hace poco, Yotuel me decía que el rap en Cuba estaba explotando…

Sí, está muy de moda. Ahora están pasando en España una película que se llama “Havana Blues”, de Benito Zambrano, que tiene mucho de estos artistas jóvenes, que están metidos dentro de géneros… no solo rap sino también el rock.

Horacio Hernández "el Negro"• Algo que me resulta curioso es que el gobierno cubano esté apoyando al Hip Hop cuando es una música contestataria y en principio es algo que podría rechazar…

El gobierno cubano no está apoyando el Hip Hop… al gobierno cubano no le queda más remedio que decir que están apoyando el Hip Hop… son dos cosas muy distintas.

Y ahí cuando un grupo de rap dice algo contra el gobierno… ¿no tiene problemas?

Hay tanta hambre ahora que hay que dejarlos que hablen al menos, en mi tiempo como estábamos subvencionados por los rusos, no podía hablar tanto como se puede hoy, pero había un poquito más de frijoles, ahora hay menos frijoles pero se puede hablar algo más…

¿Te gusta el rap?

Sí. Hay rap muy malo y hay rap muy bueno también. Yo pienso que el rap tiene una parte muy importante de la que se habla poco. Yo pienso que los raperos son gente que van acumulando experiencias en la calle, gente que están metidos dentro del pueblo, que están usando las frases que se usan en la calle. Y eso es hacer un trabajo de documentar el tiempo que uno está viviendo, esa música ahora puede parecer muy simple o muy mundana, pero en 40 años uno se va a poner ese disco y la gente va a decir, ¡guau!, mira, como se expresaba esa gente. Están documentando lo que está sucediendo socialmente en el mundo entero. Comenzó en Estados Unidos, pero está expandido a todo el mundo.

Lo que sucede con el rap, es que mucha de ésta música está hecha con máquinas, entonces estas máquinas tienen una cosa muy buena y es que pueden mantener un ritmo estable, pero también tienen una cosa mala y es que es muy mecánico… pero tampoco, porque es parte del sonido de este tiempo y del sonido que se ha creado desde el nacimiento de la computadora hasta ahora y al final todo eso está hecho por humanos, eso no suena solo, está programado por seres humanos… si tú lo programas que suene como una máquinas quizás es que quieres que suene como una máquina. Pero hay gente que programan esos aparatos muy bien y sí, por sonidos se nota que eso suena a máquinas, pero se nota que eso está trabajado.

Es lindo poder también mezclar todas esas cosas, mezclas la música en vivo con eso.

¿Y que opinas sobre samplear?

Horacio Hernández "el Negro"A parte de que sea facil o difícil la parte técnica, yo creo que lo que es ingenioso es que parte vas a coger y donde la vas a meter. No es voy a coger esto y lo voy a meter aquí porque yo quiero, porque no va a funcionar nunca. También toda esta cosa de samplear pienso que es muy importante que muchas de esas frases, de esas melodías, que conocemos de años puedan perdurar a través de éstas técnicas. Que uno pueda coger una frase de una canción y traerla a tu actualidad. Eso es muy bonito… que haya música que perdure también de esa manera.

Y tras esta larga e intensa conversación dejamos a Horacio Hernández dispuesto a sumarse a sus compañeros de la banda, para partir hacía su siguiente concierto en Barcelona. Un genial músico que habló con nosotros con toda la sencillez del mundo. ¡Gracias Horacio!.

Entrevista: F-MHop.
(Fecha de publicación: 2005/05/05)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.