La Manigua: Combinando Pasiones

La Manigua: Combinando Pasiones
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Nube Negra

Un grupo colombiano que propone una original mezcla entre la tradición musical de su país y el funk. Tal vez parezca algo raro, pero damos fé de suena muy bien. Su primer álbum acba de ser publicado por el sello español Nube Negra.

protagonistas

El sello Nube Negra lleva años apostando por la música que bebe de la tradición y uno de sus últimos fichajes es La Manigua, un grupo colombiano ciertamente original.

Ellos definen su estilo como “son funktuno”. Se trata de una mezcla de música funk con diversos ritmos y estilos tradicionales de su país, Colombia. Una mezcla que está realizada con buen gusto y buenos resultados.

El grupo está liderado por Víctor Aguilar, compositor, y Johanny Garnica. Junto a ellos trabajan un puñado de músicos completando la instrumentación necesaria para dar vida a sus canciones.

En la siguiente entrevista nos cuentan todos los detalles sobre su música. Si eres un oyente que busca cosas sorprendentes échale “el guante” a este CD, no te dejará indiferente…

Al habla Víctor Aguilar y Johanny Garnica:

protagonistas

Me gustaría que nos habláseis de los antecedentes de La Manigua… ¿Qué trayectoria teníais Víctor Aguilar y Johanny Garica antes de crear La Manigua?

Víctor: Yo llevo haciendo música más o menos 12 años, comencé mi trayectoria profesional hace 10 años con un grupo llamado Profecías, en el cual yo hacia las veces de guitarrista, arreglista y productor, con ellos trabaje 6 años y grabamos un disco, al mismo tiempo estudié guitarra moderna y composición con Ernesto Teto Ocampo ( Carlos Vives y El Bloque), empecé un proceso de investigación cultural y musical con grandes maestros colombianos y mi la labor como profesor en escuelas de Bogotá.

Johanny: Comencé a tocar guitarra hace 11 años, inicialmente tocaba rock en español, mi primer grupo se llamó “Área Restringida” era un grupo de Rock Latino en donde solíamos interpretar temas de Carlos Santana y algunos blues propios, en bares de la ciudad de Bucaramanga, más tarde interpretaríamos la misma música pero ya con ciertos aires de funk, en festivales organizados por entidades culturales de la localidad, también para la misma época hacía algo de música con contexto social, trova cubana y algo de son. También estuve haciendo música andina por algunos años en varias ciudades con un grupo llamado Kussy Huayra (vientos alegres).

En el trayecto de estos trabajos estuve estudiando música en la universidad Autónoma de Bucaramanga, época en que conocí a Víctor y comenzamos a realizar una investigación de los ritmos folclóricos y el funk, más tarde viajaríamos a Bogotá, en donde continué mis estudios en una academia musical con enfoque en jazz y música popular. Dentro de los trabajos, cabría anotar que he hecho algunas grabaciones y composiciones propias con géneros como bossa nova y arreglos en proyectos de música funk pero con un aire más country y a go go.

¿Y cómo surgió el montar este nuevo proyecto?

Víctor: Estando en Bogotá y después mucho trabajo con el otro grupo decidí darme un descanso y regresé a mi ciudad natal Bucaramanga, estando allí seguí mis ideas de búsqueda de identidad musical estudiando con algunos amigos músicos, conocí a Johanny con quien hubo un complemento perfecto de lo que yo quería hacer, nos metimos a un mini estudio que tiene Johanny en casa y empezamos a crear las maquetas y el estilo a las canciones que yo estaba componiendo, las primeras que hicimos fueron “Juana” y “Vete pa´l carajo”, es más creo que por ahí tenemos un demo de esa época.

Vuestra música es una mezcla muy curiosa entre ritmos tradicionales de vuestra tierra y el funk… ¿Los ritmos tradicionales en vuestro país gozan de éxito en la actualidad? ¿Los escucha la juventud?

Víctor: Bueno en Colombia existen dos corrientes de este estilo, la primera es la de los grupos que investigan y trabajan con el ánimo de hacer buena música y hacer un aporte cultural que deje huella, casi todos estos grupos son independientes y llevan años trabajando con un relativo éxito, la otra corriente es como una moda de grupos que esta saliendo ahora que se limitan a copiar las ideas de grandes músicos colombianos, cogen una armonía pop y le pegan los mismos tres ritmos que se saben de folklore y salen derechito para la tienda obviamente apoyados de una gran disquera, y sí, los escucha gran parte de la juventud.

Y el funk… ¿Es un estilo de éxito en Colombia?

Víctor: En realidad no goza de gran éxito, yo diría que solo entre los grandes músicos y sus seguidores, el común de la gente cree que el funk es solo música disco de los 70 o el ritmo de guitarra que lleva el ska.

Y la mezcla que vosotros hacéis… ¿Cómo surgió?

Víctor: Desde que tengo uso de razón se escuchaba en mi casa la música tradicional, tengo dos primos que tocan bambucos y guabinas, un tío que toca el acordeón vallenato, y siempre me interesó la fusión que hacia Lucho Bermúdez (leyenda musical de mi país) de folklore con el jazz de las big bands de los años 40, todo esto mezclado con mi interés por los ritmos contemporáneos de origen africano (soul, jazz, blues, bossa nova, etc…) y listo todo se echa todo a una licuadora y sale este híbrido.

protagonistas

¿Resulta difícil fundir el pulso funk con esos ritmos tradicionales?

Víctor: No, ya que la mayoría de ritmos provienen de la misma raíz afro y de esta manera sus patrones rítmicos se conectan de una forma o de otra, es más las armonías también son comunes entre si por aquello del lamento blues y la fiesta funky que los caracteriza.

¿Conocéis precedentes o grupos que hayan influenciado directamente en vuestra forma de hacer música?

Víctor: En Colombia está El Bloque grupo que grabó con Luaka Bop y ha sido uno de los más importantes investigadores de los ritmos colombianos, creo que todos los que trabajamos con este tipo de música nos influenciamos de alguna forma de este grupo. Algunos de sus músicos ahora trabajan en el proyecto de Sidestepper de Richard Blair que ha trascendido los ritmos étnicos a la música electrónica.

Hablarnos del resto de músicos que forman parte de La Manigua…

Víctor: Bueno está Darwing Escorcia, el toca la batería, gaitas y clarinetes, es un músico muy versátil y de gran experiencia, ha trabajado con grandes músicos colombianos y es de Santa Marta ( Costa Atlántica de Colombia ), Wilmer Guzman, toca el tambor alegre y las congas, es muy joven pero tiene una gran experiencia, nació con el tambor en sus manos, junto con Darwing nos ayudan con los arreglos de percusión, es de Cartagena ( Costa Atlántica ), Andrea Jaramillo, es estudiante de antropología y excelente percusionista, toca la maraca y el llamador al mismo tiempo, tiene una gran disociación corporal y se hace unos sorprendentes solos de maraca, es de Bogotá, Felipe Londoño, Interpreta la tambora, aunque toca varios instrumentos de percusión, actualmente estudia la carrera de música, es de Medellín ( Eje Cafetero, interior del país), y por ultimo Ricardo Moreno, es el bajista, ha tocado con varios grupos del país, estudió dos veces la carrera de música la segunda ves con especial enfoque en jazz y música popular, también es de Bogotá.

Vuestro primer álbum ha sido publicado en España por Nubenegra… ¿Cómo surgió el contacto y el posterior “fichaje”?

Víctor: Después de 3 años de estar trabajando con el proyecto sentimos que estábamos listos para grabar un disco profesionalmente, desafortunadamente en mi país no creyeron mucho en el proyecto y decidí buscar por Internet una disquera internacional. Allí me contacte con Nubenegra, me pidieron un demo y en un año de estar preparando todo por Internet se cristalizó la grabación de nuestro primer CD de la mano de Manuel Domínguez, dueño de la disquera quien nos abrió sus puertas de par en par.

¿En qué países se va a publicar o distribuir vuestro disco?

Víctor: Hasta donde sabemos, en toda Europa, Japón, Venezuela y México, y se está trabajando para publicarlo en Colombia, Estados Unidos y Latinoamérica en general.

protagonistas

¿Cómo son vuestros conciertos?

Víctor: Son llenos de mucha energía ya que el sentido de nuestra música es poner a gozar a la gente, hay una interacción con el público, casi están con nosotros en tarima, las canciones suenan iguales que en el disco y la gente canta con facilidad nuestras letras ya que son muy digeribles y dicen mucho, es el espíritu de la selva que te vuelve loco, pura rumba, puro sudor.

¿En qué lugares habéis tenido oportunidad de actuar?

Víctor: En varias ciudades de Colombia, Bogotá, Bucaramanga, etc… casi siempre en cafés y auditorios del Gobierno y de las universidades.

En España, durante los últimos años siempre se habla de lo mal que está la industria musical y el mercado discográfico… ¿Cómo es la situación en vuestro país?

Víctor: Es casi igual, ya que la piratería es el común denominador en las calles, la gente prefiere pagar unos pocos pesos por un disco de mala calidad sin pensar en los artistas y toda la infraestructura que hay detrás de un buen producto.

¿Qué esperáis obtener vosotros de la música?

Víctor: Yo espero poder darle un buen futuro a mis hijas y vivir bien a largo plazo, quisiera ser productor y compositor de otros artistas a futuro.

Ahora que tenéis el disco publicado… ¿Cuáles son los próximos proyectos de La Manigua para las próximas semanas y meses?

Víctor: Promocionar nuestra música por todo el mundo, la idea es viajar a España y toda Europa a hacer directos y si es posible a otros continentes. Todo se está planeando con cabeza fría.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.