Mingo and the Blues Intruders: Goin West

Mingo and the Blues Intruders: Goin West
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

Un músico experimentado al frente de otro puñado de músicos bregados en mil batallas. Blues con auténtico sabor, grabado en Andalucía y sentido con el corazón universal de quienes aman a esa música maravillosa.

Mingo Balaguer es un músico veterano de nuestra escena blues, que arrancó su carrera en los años 70, primero formando parte de grupos no profesionales, hasta que en 1985 ingresó en Caledonia Blues Band, una de las formaciones históricas de ese estilo musical en nuestro país, con quienes editó cinco discos.

Después vendrían The Blues Machine, que se formó en el año 1996 y publicó un álbum ("Here we are", Cambayá); The Blues Blasters, con un disco en el 2002 ("Keep the blues alive", Big Bang); y Bluesville, un trío acústico formado en los años 90, sin material publicado y centrado en la realización de versiones.

En todas estas experiencias Mingo Balaguer tocaba la armónica y gracias a ellas tuvo la oportunidad de participar en importantes festivales y de actuar en los Estados Unidos en diversas ocasiones.

En el año 2002 el música se puso al frente de un nuevo proyecto, en el cual se propuso cantar además de tocar la armónica y para el que fichó a músicos con los que ya había trabajado con anterioridad y a los que le unía una fuerte amistad una gran sintonía musical: Quique Bonal, (guitarra) Fernando Torres, (bajo) y Juan de La Oliva (batería).

Durante todos estos años se han dedicado a actuar en directo, hasta que a principios del pasado verano se publicó "Goin West", su primer álbum, que inicialmente fue lanzado en vinilo por sello Música Fundamental y que posteriormente ya llegando el otoño, el sello vasco Gaztelupeko Hotsak ha reeditado en CD.

En este disco la banda está acompañada por el guitarrista Otis Grand, con quien suelen hacer conciertos conjuntos, en dos de los cortes, y el teclista Álvaro Gandil, quien aporta órgano y piano a varios de los temas.

Las canciones del disco son repertorio propio, con varias tendencias dentro del blues: eléctrico en la onda de Chicago, west coast californiano y jump-blues. Mingo canta en inglés, con voz rota, convincente y más entusiasta que dolida. Su harmónica desempeña un sensacional papel en todos los temas. El guitarrista Quique Bonal aporta unas sonoridades con auténtico sabor y resulta realmente placentero escuchar sus variados fraseos en todos los temas. La sección rítmica, de Fernando Torres y Juan de Oliva, pone unos cimientos firmes cuando se necesita y está tocada por el swing cuando las canciones lo piden. Los otros dos músicos invitados ponen sus guindas en los temas que participan.

"Goin West" es un disco lleno de energía, que se desgrana con sucesivas escuchas y que nos muestra a una buena formación de blues, formada por músicos experimentados de Andalucía, pero que bien parece grabado por artistas del otro lado del Atlántico.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.