Patxi Andión: A su aire

Patxi Andión: A su aire
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:

Se hizo un nombre en el panorama musical en los años 70. Desde entonces se ha mantenido activo, con una trayectoria musical coherente con sus ideas y combinada con otras facetas artísticas y profesionales.

protagonistasActor, cantautor, músico, profesor universitario… En los años 70 logró una gran popularidad con sus canciones, pero en lugar de subirse al carro de la industria y aceptar cambios impuestos con miras comerciales, decidió seguir fiel a si mismo y apartarse de la primera línea de popularidad, para seguir a su ritmo, siguiendo sus inquietudes, respetando sus convicciones y explorando diversas facetas artísticas y profesionales.

A finales del pasado año publicó el disco “Porvenir”, un álbum que llegaba doce años después de su anterior trabajo discográfico (que a su vez llegó tras otros doce años de espera), y en el que ha incluido once canciones seleccionadas de entre las treinta que compuso en los cinco años anteriores.

Se trata de unas canciones delicadas, muy cuidadas, llenas de lirismo, donde hay profundas reflexiones cargadas de sentimiento, teñidas por un compromiso social que nunca le ha sido ajeno.

La producción musical la ha realizado Javier Monforte y en la grabación han participado un puñado de brillantes músicos: Javier Paxariño (flautas), Vicente Climent (batería), Mariano Díaz (piano), Josete Ordóñez (guitarras), Antonio Serrano (armónica), Luís Camino (percusiones) y Carlos Becerro (laud árabe), además del cuarteto de cuerda de Carles Cases.

A principios del mes de julio, con el disco ya en la calle desde hace varios meses, sus canciones ya presentadas en directo, y la perspectiva de dos nuevos álbumes a la vista, hemos entrevistado al artista para conocer detalles de su disco, su carrera y sus opiniones sobre algunos temas de actualidad:

Sorprende que entre este álbum y el anterior hayan pasado doce años, también que entre “Nunca, nadie”, del año 1998, y “El balcón abierto”, del año 1986, hubieran pasado otros doce… Y más cuando uno descubre que todos esos años siguió creando canciones… ¿No da pena dejar las canciones en un cajón y que no sean disfrutadas por la gente?

protagonistasCada artista tiene su sentido creativo y su manera de trabajar, hay quien expone todo lo que pinta y hay quien apenas deja verlo. El sentido de la excelencia es igual de diferente que la condición humana.

Personalmente no me he sentido nunca obligado en ningún modo a responder a ninguna exigencia de mercado. Comprendo, acepto y deseo que el mercado vehicule mis canciones pues de esa manera las hace llegar a la gente, pero en absoluto es el eje de mi trabajo. Comprendo que hay artistas que hacen de su vida parte del marketing de su obra y los respeto, pero no es mi caso. Desde que empecé a grabar, solo lo hice cuando la cosecha en si misma reclamaba pasar al otro lado del creador, a la gente. Por eso mi ritmo de publicación ha sido tan anárquico como el de la creación. Yo trabajo cada día, pero en absoluto encuentro lo que busco sino muy de vez en cuando. El resto se queda en experiencia, especulación, investigación, etc. Los materiales de una canción son igual de inservibles que todas las piezas de piedra del acueducto de Segovia amontonadas, solo son eso, un montón de piedras. Ordenas, son una maravilla de la humanidad. No valdría de nada publicar trozos, imágenes, versos sueltos. Una canción es una obra ordenada y no digamos nada si lo que hacemos es decir que una canción es un montón de materiales juntados al azar por urgencias de marketing. Así se escuchan discos horrorosamente repetidos o inmaduros.

¿Las tiene sólo escritas o también grabadas, aunque sea de forma “maquetera”?

Creo que ya lo he respondido pero son materiales. Canciones incompletas. Nada.

¿Vería sentido a, en un futuro aunque sea lejano, hacer una edición masiva de canciones antes descartadas, como en su momento hicieron Prince o Bob Dylan?

Esas cosas a mi juicio son, por una parte un brindis al sol válido solo para los adeptos incondicionales, en este caso creo que se violenta la decisión libérrima del artista de enseñar solo lo que cree que debe enseñar, o en su defecto para investigadores de la obra de tal o cual artista que es a mi juicio en el único caso que tiene sentido la divulgación de esos materiales. Quizá a así se puede llegar a valorar mejor el quehacer artístico, pero que es una cosa diferente del quehacer artístico.

Y con ese autofiltro tan extremo… ¿Qué lleva a decir… ¡este es el momento!? ¿Y cómo de doloroso es el proceso de seleccionar los temas que verán la luz?

Primero estoy en desacuerdo con que ese llamado autofiltro sea tal, es simplemente el criterio del artista y cada cual es como es, no es una cuestión de extremismos. Conozco y soy amigo de un cantautor que presume de poder hacer un LP entero en una sola tarde. Es verdad pero me parece más una cuestión circense. Hay gente que termina muy pronto una canción y otros como yo, que la maduran mucho. Y nada de eso tiene que ver con el papel que pueda interpretar después la canción en la historia y si no solo hay que acordarse de la vaca lechera.

En cuanto a la madurez de las canciones para publicarse, en mi caso tiene que ver en que llegue el instante en que entienda que no logro mejorar lo que estoy haciendo dentro de ella, en ese momento las grabó y así librado de ellas, puedo desarrollar miradas que tengo puestas en otras. La cuestión es bastante más sencilla de lo que parece, se caen por su propio peso, como la fruta madura.

En esta ocasión además las canciones vienen acompañadas de un libreto lleno de generosas reflexiones… En el texto inicial trata sobre las razones para escribir sobre ellas, con una argumentación llena de dudas… ahora que tiene un poco de distancia desde que publicó el disco… ¿Cree que acertó al incluir estos textos? ¿Hasta que punto cree que incluir explicaciones sobre las canciones puede haber afectado a la percepción que los oyentes tenemos de ellas?

protagonistasNada de lo que se dice en la Guía para oír sirve para escuchar las canciones y lo dice, me parece en la primera o segunda línea. Es tan solo el compromiso del artista de mostrar sus reflexiones al respecto. Muchas veces he buscado por ahí saber que pensaba tal o cual músico o tal o cual poeta de su trabajo y, o soy muy torpe buscando, o solo se pueden encontrar banalidades tan vacuas que asustan. Sentí la necesidad de reflexionar, por eso solo hay dudas, no tiene vocación de libro de texto, no es una conferencia magistral es un complemento racional a la creación de una canción que no tiene nada de racional, ni siquiera de técnica.

Junto a usted, en el álbum, han participado un buen número de músicos, de los que, según creo, parte forman su banda de directo… ¿Qué nos puede contar sobre estos músicos y el motivo por el cuál los eligió?

Un disco es un paisaje, un decorado. Los colores son los sentimientos que nos ayudan a pasar el contenido. Los músicos se eligen en función de el paisaje que deseamos contenga el objeto canción. “Porvenir” es un disco de Estudio, que es diferente de un disco de directo y se construye de manera específica, trabajando en la paleta de colores que contendrán la canción, el tiempo, el ritmo, las partes, los silencios, la respiración propia del tema y se va construyendo poco a poco, y poco a poco se va poniendo nombre a todos los colores imaginados y por eso se elige a un saxofonista o a otro, se elige a aquel que esperamos nos de el color elegido, el sentimiento buscado.

En directo me acompaña una banda de cuatro músicos excepcionales, Guillermo McGill en la batería, Carlos Camarasa en las guitarras, Miguel Rodrigañez en el contrabajo y Antonio Serrano en la armónica y la melódica, son gente del jazz, y son porque son músicos libres, sin ese espíritu no se puede tocar jazz, ni tocar conmigo, siempre tuve músicos de jazz conmigo.

En la música de tendencias más actuales la labor del productor, que en muchos casos además es el compositor, junto a la del ingeniero de mezclas y el de masterización es fundamental… son los que consiguen tenga fuerza, pegada, contundencia… En un estilo musical tan ajeno a esos planteamientos como el suyo, donde la canciones necesitan respirar y donde lo importante es el matiz, que se perciba el sentimiento en cada nota, que haya naturalidad en el registro… ¿Cómo valora el trabajo que han hecho Javier Monforte y Óscar Herrador? ¿Estuvo muy al tanto de su trabajo o les dejó hacer con libertad?

Ninguna música hecha en su tiempo es ajena a el porque quien la ha hecho solo ha podido hacerlo en medio de lo que sucede a su alrededor, sería imposible a mi juicio hacer una música que no estuviera contaminada por su tiempo.

Javier Monforte ha hecho lo más difícil que puede hacerse en música que es acoplar lo que se siente a lo que se ha sentido con anterioridad y que condiciona lo que se haga después. Yo lo sé bien, compuse varias bandas sonoras de películas y se lo complicado del trabajo. Javier vio mis canciones desde sí mismo, por eso, podría decir que se muestran como mejor pueden hacerlo. La sensibilidad y delicadeza que depositó en ellas es inmensa y creo sinceramente que una frase que le repetí durante la grabación tiene que ver con eso: “Este disco le gustará también a quien no le guste Patxi Andión, incluso a quien le deteste”. Se lo dije mil veces y creo que el tiempo me está dando la razón.

Por su parte Óscar Herrador es un artista, es un técnico, pero es un creador, sabe de música mucho más que muchísimos músicos y me conoce de memoria y me consta que me considera como artista, el hace nuestros directos y sabe de mi probablemente muchas cosas que yo no se de mi mismo. Su trabajo en “Porvenir” es sencillamente excepcional.

El disco se publicó a principios de año y ya ha tenido oportunidad de presentarlo en directo en numerosas ocasiones… ¿Qué tal han funcionado estas canciones en directo?

protagonistasEl disco se va adaptando al directo, tiene que hacerlo pues es un disco de estudio y necesita acoplarse a las leyes del directo que son propias. Pero en todo caso, desde el escenario, no soy capaz de responder a esa pregunta.

Su repertorio actual para el directo… ¿También incluye canciones de sus anteriores discos?

Si.

La canción “Alentour” hace referencia a los años de exilio que usted vivió… Una situación muy dura, que revela el gran grado de compromiso que tuvieron muchas personas para que hoy vivamos como normales cosas que costó mucho conseguir. ¿Cómo ve a las generaciones más jóvenes? ¿Cree que el compromiso social se ha adormilado preocupantemente?

Cada tiempo tiene su cosecha de gente. Hoy tenemos un tesoro de logros sociales por los que hubo gente que se jugó la vida, pero ya está, se acabó ese tiempo, ahora exige otras actitudes. Los jóvenes tienen sus preocupaciones, pero cuando echan la vista en el cesto de los cantautores, se sorprenden, si, pero también lo valoran, a veces en exceso, pues generalizan. Y todos no somos iguales.

El grupo punki vasco Lendakaris Muertos cantaba hace unos pocos años, con mucha ironía… “¡derecha!, yo no soy de derechas, ¡izquierda!, yo no soy de izquierda… ¡de centro!, yo sí soy de centro, de centro, de centro, ¡de centro comercial!”… ¿Cree que el hecho de que las ideologías hayan desaparecido a favor del pensamiento pragmático llevará a las sociedad europeas a aceptar un descenso progresivo en la calidad de vida del común de las personas?

Insisto, los hechos son tozudos y la melancolía solo sirve para el amor. La mirada se deposita siempre sobre lo que está por venir, no sobre lo que se ha dejado atrás. Cada vez que los jóvenes ven en la tele un debate parlamentario tan solo ven la constatación de lo que tienen y no le dan más importancia, tienen razón. En cuanto en Europa asomara un populista totalitario, veríamos como la cosa cambiaría. La ideología es el alimento del revolucionario.

El breve corte que cierra el disco dice… “En tiempos no tan lejanos, todos fuimos africanos”. ¿Cree que el racismo es uno de los problemas latentes en nuestro país?

No, sinceramente no creo que en el fondo este país sea racista o pueda llegar a serlo, somos mestizos de razas, religiones y lenguas y eso nos da una cierta superioridad ante otros pueblos. La intención de la canción es advertir sobre el sentimiento de superioridad que puede instalarse en las sociedades occidentales sobre el tercer mundo. Hace poco, apenas nada, quizá no más de cuarenta mil años, todos éramos africanos.

Hoy, que estoy preparando esta entrevista, es domingo 12 de julio. Dentro de unas horas la selección española juega la final del mundial de fútbol. Ayer, en Cataluña, hubo una gran manifestación en respuesta a la sentencia sobre el estatuto. Dada sus raíces vascas, de las que está muy orgulloso, y el hecho de que ha vivido gran parte de su vida en Madrid, y también es algo sobre lo que se ha expresado con felicidad. ¿Cómo ve los nacionalismos en España? ¿Cree que existe la posibilidad de un modelo de estado en que todos nos podamos sentir a gusto?

protagonistasEs obvio que es una cuestión compleja. El asunto me parece que esta en el concepto Estado-Nación que es un concepto del XVIII y desde mi punto de vista trasnochado. No podremos encontrar una nación en la que todos nos sintamos a gusto, pero creo sinceramente que podremos encontrar un Estado en que podamos sumar esfuerzos en beneficio de todos.

Los Nacionalismos son conceptos decimonónicos alejados de las ideologías, instalados en la melancolía y la añoranza de tiempos pretéritos llenos de bucólica grandeza. Cuando en política se aparta uno de la sombra de la razón termina asado por el fuego de los sentimientos que nunca tienen fin, nada es suficiente, uno puede sentir odio y ver como se acrecienta, en cambio, cuando uno alcanza la razón, ha llegado a su fin. Por eso la discusión es bizantina, nunca se pondrán de acuerdo ideología y nacionalismo. Por otro lado, comprendiendo muy bien los nacionalismos, incluso los más extremos, no me parecen muy útiles. El eje sigue siendo el ciudadano, el objeto de los derechos y deberes que conforman la sociedad. Me gustaría mas preocupación por los ciudadanos y menos por las naciones, parece una cosa un poco vieja. Huele.

En su carrera hay momentos en que gozó de las mieles del éxito masivo y también otros momentos en que sufrió la censura y en la que las presiones del negocio le pedían concesiones… ¿Cree que ha merecido la pena tomar esa postura frente a lo que habría sido su vida si hubiera aceptado ser pasto de las radiofórmulas?

En realidad si hubiera tomado el camino contrario nadie me hubiera podido asegurar tampoco que disfrutaría del éxito así es que opte por desarrollar mi obra desde la independencia moral y creativa mayor como base para que pudiera desarrollarse en liberta y gozara de más oportunidades de ser elevada y pudiera servir a los demás.

T
mbién un acontecimiento en su vida hizo que la prensa rosa se fijara en usted… hoy en día ese tipo de prensa ha contaminado a todos los medios, con una cadena de televisión prácticamente monotemática, y la prensa llamada “seria” haciéndose eco de esas noticias… ¿Cree que esto en síntoma de la debilidad intelectual de nuestro país?

Uno no puede sujetar su vida personal cuanto mas hacerla adaptable a la profesional, aunque hay personas que han dedicado su vida a ser como pensaban que debían ser.

La sociedad civil española como un ser vivo que es pasó por una infancia democrática y aún no ha salido de la pubertad democráticas por eso aún se deja sofronizar por la curiosidad social inventada o no, exagerada o no, interpretada en suma. Son los devaneos adolescentes.

Adicionalmente a la música, ha desarrollado una carrera dentro del mundo de la interpretación bastante extensa, con papeles en televisión, cine y teatro. Durante unos años interpretó a Ché Guevara en la ópera “Evita”… Dado ese conocimiento especial que debe tener del personaje… ¿Qué valoración hace de las dos películas que rodó Steven Soderbergh y protagonizó Benicio del Toro?

Las películas me gustaron bastante y el acercamiento a la figura me parece bastante equilibrado. De cualquier forma cualquier intento de aproximarse a cualquier mito es una forma asegurada de fracaso, los símbolos sociales son los modernos dioses y el Olympo es la fama.

¿Qué le he aportado a su vida su trabajo como profesor universitario?

protagonistasRigor, exigencia de trabajo, aprecio por la rutina, desencanto del mundo de los deseos y cercanía a las nuevas generaciones.

Aunque, como señalamos al principio de la entrevista, han pasado doce años desde su anterior álbum, he leído informaciones sobre dos posibles nuevos discos en este año 2010… un directo en Portugal y un nuevo álbum de estudio… ¿Se publicarán finalmente estos discos?

Parece que el directo, grabado en la gira 2009 de Portugal llamado “4DM Cuatro días de Mayo” si saldrá este año o a comienzos de 2011, el otro, momentáneamente titulado (es la primera vez que lo digo) “A tiempo”, esta madurando y puede que salga a finales de 2011 o comienzos de 2012

Gracias por su tiempo y atención, desde La Factoría del Ritmo le deseamos que tenga mucha suerte con su música y que sus canciones le hagan feliz. Simplemente decirle adiós y dejarle espacio por si desea añadir algo más para nuestros lectores…

Muchas gracias por vuestro interés. A los lectores decirles que si una revista plantea y publica entrevistas como esta. Yo no dejaría de leerla.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.