Tomatito: Paseo De Los Castaños

Tomatito: Paseo De Los Castaños
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: , Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

    Hay muchos que dicen que Tomatito no llega ni de lejos al genio de Paco de Lucía.

Seguramente, pero genios hay muy pocos y casi nadie duda de que Tomatito es un buen guitarrista.

   Si Paco fue el descubridor de nuevos caminos para el flamenco y abrió el camino a Camarón, Tomatito logró una conexión mágica con el cantaor que por muchos es reconocida.

   La cuestión que se plantearon muchos en su momento fue la entidad de Tomatito como solista, una vez alejado de ser el soporte de las genialidades del gitano del quejío abrasador. Pero lo cierto es que su carrera en solitario se inició con un disco anterior a la muerte de Camarón, aunque también es cierto que sus éxitos en solitario han venido después, cuando la leyenda del genio andaluz ha hecho que se vuelvan los ojos hacia el arte de su último guitarrista.

   Este año se ha editado un nuevo disco de Tomatito, “Paseo de los Castaños”, un trabajo agradable al oído, que ya se presenta en los créditos interiores como el nuevo lanzamiento del ganador de dos grammy, uno por “Spain” junto a Michel Camilo y otro por “Camarón, París 87”. Un disco con una producción cuidada al mínimo detalle, perfeccionista, con la colaboración de George Benson en el tema “La Vacilona” y que además incluye una versión del turco Ekar Orgu, “Bir Ömürklün Misafir”, junto a los arreglos orquestales de Joan Albert Amargós.

   Una producción que se escucha con una facilidad, un agrado tal que resulta sospechoso… parece como que el tratamiento de tonalidades pastel que se ha realizado a la foto de portada también se hubiera trasladado al interior del disco… de forma que la amargura del flamenco, la tristeza y esa punzada de dolor que muchas canciones transmiten o esa alegría que se desborda como una botella de champán desaparece en aras de música de agradable escucha, como si se tratara de pasteles de dulzura cuidada frente al impacto de un buen guiso o la dulzura descarada de un postre tradicional.

   Da la sensación de ser un disco hecho para gustar a la gente, entonces… ¿cuál es el problema?. Ninguno, salvo que el flamenco nunca se ha hecho para gustar a la gente, sino para hacerla sentir un torrente de pasiones. Es un disco que no molesta, ideal para leer o hacer otras tareas a la vez… algo imposible con los discos de Paco de Lucía o Camarón de la Isla, por que su música te arrebata de las tareas y te entrega a ella sin compasión, “Paseo de los Cataños” no es así, ¡qué se le va a hacer!

Comentario: F-MHop.
(Fecha de la publicación: 24/01/2002)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.