Txapelpunk: Lo Primero Es Divertirse

Txapelpunk: Lo Primero Es Divertirse
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Redactor:
Observaciones: Fotos por cortesía de Txapelpunk.

Txapelpunk   Nos encontramos ante un proyecto impulsado por Iñigo (aka Txapel), miembro de los veteranos Etsaiak, que en el año 2000 lanzó su primer disco: un compendio de pildorazos punk ideales para corear y que enganchaban a la primera escucha.

   Para aquel disco contó con la ayuda Magu (bajo) , Eneko (batería) y Jul (guitarras), pero el proyecto había nacido de forma personal y cuando los tres dejaron el grupo por diversos motivos, Txapelpunk no se vió afectado en absoluto. Iñigo buscó nuevos aliados y fichó a Atrofi (bajo), Unai (guitarra) e Iñigo (batería) para continuar dando vida a Txapelpunk.

   Y así se ha abordado el nuevo trabajo: nueva formación y energías renovadas, para meter en la batidora todas las ideas que pasan por la cabeza de Iñigo Txapel y convertirlas en canciones.

   Lo suyo es punk, por la actitud y por el componente fundamental de sus canciones, pero en ellas encontrarás un poquito de todo: imaginación, rabia, entusiasmo, ganas de divertirse y gotitas de multiples estilos musicales.
El nuevo trabajo se llama “Bla, bla, bla, stop” y hemos tenido la oportunidad de entrevista a Iñigo Txapel, quien nos ha dado unas interesantes y generosas respuestas:

Txapelpunk

Entre los dos discos de Txapelpunk han cambiado tres de los músicos que te acompañan. ¿A qué se debe este cambio tan radical de formación?

   La formación inicial, era yo, ya que el primer concierto de Txapelpunk lo di yo, con mi guitarra, un micro y una caja de ritmos a la batería. Toqué 8 o 9 canciones de un repertorio de 12 temas, fruto de tres años de composición en el local de ensayo. Luego, entraron, Jul, Eneko y Magú. Les pasé una maqueta grabada en un ocho pistas que tengo para que fuesen sacando los temas, empezamos a ensayarlos y en nada de tiempo, el primer disco estaba en la calle.

    A los 8 ó9 meses Magú lo dejó, ya que entre el curro, su otro grupo (Deskontrol), y Txapelpunk, apenas le quedaba tiempo para nada más. Opto por dejar Txapel ya que Deskontrol es su grupo de siempre. Hizo bien, en su caso yo habría hecho igual, si tuviera que elegir me quedaría con Txapel, ya que lo es todo para mí. En su lugar entró Atrofi, mi hermano. Ya habíamos compartido escenario, ya que Atrofi estuvo unos años en Etsaiak.

   Por diferentes puntos de ver las cosas, que prefiero no comentar, Jul y Eneko lo dejaron (pero sin malos rollos) y entraron Gala a la batería y Unai Egia a la guitarra. Estamos todos empujando este barco con mogollón de ganas, este segundo disco va de puta madre y están saliendo mogollón de festis. Esto hace que nos pongamos las pilas en el local, y a mí me emociona ver que Unai, Gala y Atrofi estén disfrutando tanto como yo.

Además también has cambiado de discográfica… ¿qué diferencias musicales y de trabajo destacarías entre los dos discos?

   Sí, el primer disco salió con Gor. Hablamos de un disco y un año de compromiso mutuo, el tiempo se cumplió. Gor sabía que yo estaba preparando disco y que quería sacarlo para la Navidad de 2002, no lanzó la caña y di por hecho que no les interesaba un segundo disco de Txapelpunk. Además, me enteré por la prensa que Gor sacaba un vídeo con su escudería y en este vídeo salían todas las novedades del sello. Todas menos Txapelpunk.

   Un día coincidí con Ritxi (Oihuka) le comenté que Txapelpunk estaba soltero y sin compromiso y si estaría dispuesto a embarcarse en este segundo disco. Él aceptó, negociamos condiciones y al poco tiempo ya estábamos grabando y enseguida nació el disco.

   Las diferencias musicales entre el primer disco y el segundo creo que no son muy grandes puesto que los dos siguen la misma línea. Quizás éste sea más veloz y un poco más currado, tiene mucha melodía en las voces, pero a la vez en ningún momento pierde la caña ni la mala hostia. La batería suena, el bajo también y las guitarras y las voces están que te pasas.

Etsaiak es un grupo que se mantuvo durante mucho tiempo con un concepto muy coherente. ¿Para ti Txapelpunk en un divertimento mientras Etsaiak descansa, o es un proyecto más joven, pero de la misma entidad que la banda de siempre?

   Etsaiak es Etsaiak y Txapelpunk es Txapelpunk. En Etsaiak tenía mis limitaciones ya que somos mogollón de peña y a cada uno nos molan estilos diferentes. Cuando hago una canción para Etsaiak tengo que hacerla pensando en los gustos musicales de cada miembro. Esto hace que a veces el resultado de la canción quede a gusto de todos menos del mío. Más de lo mismo le sucede a Keu. En Txapelpunk tengo carta blanca, hago letras y canciones que al resto del grupo les mola tanto o más que a mí. Esto hace que todo en Txapelpunk vaya más rodado y que nos sintamos como pez en el agua.

   Para mí tanto Etsaiak como Txapelpunk son proyectos para el divertimento de los componentes de ambos grupos y para nuestro público. Pienso que todo grupo tiene que divertirse ante todo y si luego suena la flauta y se puede vivir o como en nuestro caso malvivir de ello, bienvenido sea. Txapelpunk seguirá vivo mientras siga la motivación, es por lo que auguro larga vida a Txapelpunk.

Escuchar los discos de Txapelpunk sugiere que los directos deber ser descargas de adrenalina increíbles.. ¿qué nos ofrece Txapelpunk en directo?

   En directo nos dejamos llevar por cada canción, en pocas palabras, “perdemos los papeles”. El ver que la gente corea las canciones es la hostia. Nos gusta que el público participe. A veces me emociono tanto, que echo el micro a la gente para que canten con nosotros, sobretodo en las últimas canciones, cuando se me empieza a cascar la voz, ya sabes, tabaco, cerveza fría…

Txapelpunk

¿Habéis hecho gira de presentación de “Bla, bla, bla, stop”? ¿En qué lugares habéis actuado o vais a actuar?

   Hemos hecho ya unas cuantas tocadas de presentación del “Bla, bla, bla, bla, bla. Stop”. Nada más salir el disco empezamos la gira aquí en Euskadi, luego cruzamos el charco y nos fuimos a tocar a Cuba. Hicimos tres conciertos en la isla. Fue una pasada después de diez horas de avión llegar a un país totalmente diferente. Llegas allí y crees que musicalmente la gente sólo escucha salsa y cosas así, pero la verdad es que hay público rockero. Los días de concierto, horas antes de empezar a tocar asomaban por las inmediaciones del festi a saco de crestas y chupas de cuero. En el primer concierto que dimos en la Escuela Internacional de Cine aparecieron quince punks que se habían pateado unos 70 kms andando para llegar al festi. Cuando me lo dijeron, flipé. Les regalé camisetas de Txapelpunk y nos bebimos con ellos unas botellas de ron. El segundo concierto fue en La Habana (Parque Almendares) que era una especie de teatro al aire libre. El lugar se llenó. El último festi fue el mejor. Tocamos en Patio María, un lugar con aforo para 1500 personas. Estaba lleno, la gente tenía hambre de rock, no cabía un alfiler. Había gente hasta en los tejados. Una pasada. Es posible que volvamos a ir en julio ya que nos han invitado al “Caimán Rock”, un macro festival para 60.000 personas. También hemos estado en Barcelona. Ahora continuamos con la gira. Se acerca el verano y el calendario de festis empieza a llenarse.

En general, escuchando vuestras canciones, se nota la rabia…. ¿En qué te inspiras para escribir las letras? ¿tienes una visión negativa de la vida?

   Mucha gente dice que en cada canción de Txapelpunk puedes encontrar varios estilos fusionados.: punkrock, ska, hardcore (melódico o no), reagge, etc.

   A la hora de componer, creo que no tengo referencias de otros grupos puesto que hace mucho tiempo que no escucho música. Aunque tengo que reconocer que cuando en un bar ponen el Inadaptados de Cica (para mí el mejor disco que se ha hecho en años, a nivel de composición y a nivel de sonido) se me ponen los pelos de punta. Mis referencias para componer son las cosas que veo, la vida misma y los estados de ánimo.

Los dos discos de Txapelpunk rezuman punk por todas partes… me gustaría saber que es para ti, con una edad que en principio ya está lejos del impulso juvenil, el punk y el ser punk…

   Hombre yo diría que por casi todas, ya que debido a que no hay reglas en el rock, a la hora de componer, algunas canciones me salen con un poco de todo. “Imagínate” es una canción mogollón de zapatillera, que yo creo es una canción más hardcoreña. O “Munduari begiratzeko”, un tema que tiene de todo un poco, tiene hasta alguna pincelada de death. Va, pero no me hagas mucho caso, ¿sabes qué pasa? que con todos los estilos de música y las ramificaciones que salen de cada estilo me hago la pitxa un lío para catalogar una canción. Cada uno que opine lo que le salga de la punta. Mientras que no insulte… lo de la edad… sigo siendo un chaval, tengo quince años y espero seguir teniéndolos dentro de veinte. Mi motivación sigue siendo la misma que cuando tenía quince, entonces me quedé ahí.

   Punk es punk, yo soy yo y tú eres tú. Vamos a dejarlo así, es que si profundizo necesitaré 100 folios más y otros tres bolis.

Txapelpunk

Txapelpunk tiene página web y has escrito una canción llamada “.Com”. ¿Qué representa para ti Internet y las posibilidades que ofrece?

   En la web de Txapelpunk ( www.txapelpunk.com ) hay un poquito de todo, pero la tenemos que actualizar. Vamos a añadir algún vídeo-clip, nuevas fotos y sobre todo, a ver si actualizamos la lista de conciertos. Ya nos vale, somos un poco desastres. Una de las novedades de la web, es que regalamos una canción inédita (“Zdanga, geurera”). Para conseguir esta canción tenéis que jugar una partida en un juego. Bueno, ya he hecho publicidad de la web. Vamos a hablar del tema “.com” y de Internet.

   La canción “.com” es en euskera y cuenta que todo tiene .com. Esas películas futuristas que veíamos de pequeños ya no son de ficción. Ayer íbamos en burro, hoy en coche y mañana nos daremos una vueltita en nave espacial. Internet está bien porque puedes encontrar de todo y chatearte con peña que está en el culo del mundo, pero a la vez hay mucha peña que se pasa todo el día en la red, conectado a páginas de pajeros y desconectando de sus colegas. Aunque pajeros somos todos, el que diga que no, va de palo. Pienso que no hay que estar todo el día delante de la pantalla. Creo que la gente tiene que relacionarse más con sus colegas.

Y antes de despedirnos… ¿cuándo escucharemos nuevas canciones de Etsaiak?

   Pues no sé, el tiempo lo dirá. De momento nos hemos desglosado y cada loco con su tema. Yo estoy con Txapelpunk, Keu y Mikel con un nuevo proyecto, que por cierto, está de la hostia, Auo ha hecho también una banda, la cual sacará disco para la próxima Navidad y Paul tiene en mente montar algún grupo. Ya ves, andamos bastante liadillos. Entonces, no sé cuando retomaremos las guitarras en Etsaiak.

Y nada más, salvo dejarte espacio por si quieres añadir algo más…

   Sí, me cago en la guerra y en el padre que la parió.

Entrevista: F-MHop.
Fotos por cortesía de Txapelpunk.
(Fecha de la publicación: 01/05/2003)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.