La Factoría del Ritmo - Núm. 25
 Pioneros en Internet. En la red desde febrero del año 1995.

Inicio

Radio

Hemeroteca

 Estás en un contenido histórico de La Factoría del Ritmo. No te pierdas la información musical más actual... www.lafactoriadelritmo.com

Google
WWW La Factoría del Ritmo


SEPULTURA + CROWBAR + HAMLET + ARMED FOR APOCALYPSE:  Concierto en Santiago D.C. (Sala Capitol), 07/04/10

Nos dirigimos a Santiago de Compostela para asistir a una buena tarde/noche de Metal. Os traemos las impresiones allí vividas. El cartel era claramente tentador, para los amantes de los sonidos más pesados.

Aún con el excelente sabor de boca que los brasileños Sepultura me habían dejado en la última actuación que tuve ocasión de ver en el Festival Ilha Ermal 2009, donde literalmente arrasaron, me dirigía a Santiago de Compostela para asistir a una buena tarde/noche de Metal. Os traemos las impresiones allí vividas. El cartel era claramente tentador y eso que se cayeron, semanas antes, los thrashers irlandeses Gama Bomb (lo que podía haber sido la re-ostia). Por una parte teníamos una banda novel por descubrir como Armed For Apocalypse, la representación nacional con Hamlet y su renovada y heavy puesta en escena, la nostalgia con unos Crowbar a los que había muchas ganas de ver y una buena ración de brasa con toda una institución del Thrash Metal como son Sepultura.

 

armed for apocapylseEntramos en una Sala Capitol que, cerca de las ocho de la tarde, no auguraba demasiado éxito de asistencia, algo en lo que me equivoqué rotundamente, ya que dos horas después el ambiente era de un auténtico festival metalero con una sala prácticamente llena. Lógicamente, el inicio tempranero de la primera banda, hizo que mucha gente se tomase las cosas con tranquilidad y es que parece que no, pero todavía hay gente en España que trabaja y otros muchos que estudian, no todo va a ser generación ni-ni.

 

armed for apocapylseEn la propia puerta, Carreira de Inferno Producciones, organizador del evento, nos informa que el festival irá a toda vela y que a las doce y media de la noche, “a mucho tardar”, todo quisqui para casa. La reducción de los horarios de actuación es una decisión de los propios Sepultura que valorando que el show daba comienzo una hora más tarde de lo habitual y pendientes de viajar para descargar en Madrid al día siguiente, tenían que echarle prisa al asunto. Haciendo números, colijamos que habría sets bastante reducidos; aquellos que iban exclusivamente por el show de Hamlet se llevaron las manos a la cabeza y sus rostros se desencajaron en una mueca de terror, pero ya estaban dentro, así que dar marcha atrás era una vana utopía. Yo agradecí, en parte, que la cosa no se alargara en demasía, porque pegarse cuatro bandas entre pecho y espalda a tiro de miércoles es demasiado pesado, aún para un fanático del Metal pesado y perdonen ustedes la redundancia.

 

armed for apocapylseDesde Chico, California, se presentaban Armed For Apocalypse, que me dejaron realmente atónito, a mí y al resto del personal que se encontraba en las primeras filas “pillando” posiciones para más tarde. Aún los que se decidieron por la barra y la birra, dejaron de lado su actitud más contemplativa y se decidieron por apoyar con aplausos y movimientos de cabezas la potente actuación de los Armed. Con una energía y una entrega propia de las edades más jóvenes, Armed For Apocalypse no desaprovecharon la poco más de media hora que les concedieron para su show. No lo tenían difícil, ya que solo cuentan con un disco en el mercado, “Defeat”, editado el pasado año por Iron Clad Recordings. Durante treinta y cinco minutos disfrutamos del Sludge Metal de estos chicos, donde destacó la delirante manera de aporrear los timbales de su bateras Nick Harris y un Kirk Williams a las voces y guitarra realmente apabullante, adjetivo éste que resume la actuación que pudimos ver. Estos avezados alumnos de Down  vienen de mamar mucha escuela Thrash Core y la mezcla en sí es realmente explosiva. No es extraño que mientras se preparaba el escenario para Hamlet, muchos se acercasen a la zona de merchandising para interesarse por el precio de “Defeat” y por los distintos modelos de T-Shirts que traía la banda. Podría sonar superfluo por mi parte pero dieron el concierto del día.

 

hamletHamlet, los benditos Hamlet. Una banda que tiene tantos defensores como detractores, una banda que cansada de picotear aquí y allá con las nuevas tendencias del Metal acaba por volver a unas raíces más heavys, más auténticas. Lógicamente esto no contenta a todos. Durante la corta (cortísima) actuación podemos escuchar comentarios de un público más joven: “quieren imitar a Machine Head pero en malo”, “se apuntan a la moda del thrash clásico y tal…”. Por otro lado se escucha decir a los más veteranos: “ahora sí que se han dejado de mariconadas, esto es caña” o “les hacía falta un cambio de imagen y más actitud metalera, me gusta sí…”. Mirando la cosa con objetividad, Hamlet han ganado muchos enteros en directo. Puede ser discutible si “LaPuta y El Diablo” será o no uno de sus mejores discos, pero desde luego la banda muestra una cara más cercana al Metal que nunca.

 

hamletAlberto Marín ha conseguido que muchos de los aplausos y las miradas vayan hacia él. El ex-Skun DF hace un binomio perfecto con Luis Tárraga; ambos se lucen en unas composiciones llenas de recovecos por donde guiar sus guitarras y le dan un toque especial a las viejas que suenan más tralleras que nunca. La cosa sigue fallando algo en las voces de J. Molly. Los españoles estamos condenados a ondear la bandera del frikismo allén de nuestras fronteras y el ejemplo de Hamlet no queda aparcado. Con la nueva actitud de la banda, más metalera, lo lógico es que las voces fuesen acordes a una banda de Metal (por ejemplo el vocalista de Armed For Apocalypse) y no la esperpenta broma que es su manera de cantar. Tampoco ayudan esos saltos de canguro y los: “que pasa peña,Yeah!!”, “estamos esta noche en Santiago, Yeah!!”, “el próximo tema…Yeah!!, en una imagen de internacional de rastrillo. Definitivamente que se haya dejado el pelo largo ha sido todo un acierto.

 

Cortísima actuación, la cual aprovecharon al máximo para promocionar “La Puta y el Diablo” con representación de cuatro temas y un par de medios clásicos para contentar. La actuación fue realmente potente y el sonido bastante bueno destacando temas como la thrasher “La Tentación”, “El Habil Reino Del Desconcierto” y “Creerse Dios”, la más aplaudida de la noche.

crowbarTras los entremeses, llegaba el primer plato de la noche con Crowbar. Nueva Orleáns y en particular Louisiana, son un caldo de cultivo para todas aquellas bandas que llevan la pesadez y la densidad como forma de rockear. Sludge, Stoner Doom, Southern Metal… todas estas etiquetas llevan una marca de denominación de origen. Crowbar se erigen como uno de los mayores dadores de estos estilos, aunando en su formación una buena representación de lo que actualmente se cuece en los fétidos pantanos de Louisiana. Así tenemos al batería Tommy Buckley, también miembro de Soilent Green o Graveyard Rodeo o al vigoroso bajista Patrick Bruders, que combina su afición por el Sludge con el Black/Death en Goatwhore y aún le sobra tiempo para cazar cocodrilos ciego de maría. Pero sin duda, si alguien destaca y se hace querer en Crowbar, es el guitarrista y voces Kirk Windstein, también miembro de Down y de Kingdom Of Sorrow, proyecto este último que comparte con el compañero de seis cuerdas Matthew Brunson. Una tropa de cojones.

 

crowbarEl concierto de Crowbar, de unos tres cuartos de hora, dejó encantado a unos y patidifusos a la gran mayoría. No se porqué, mucha gente se pensaba que tenían algo más que ver con el Hardcore, pero lo cierto es que lo único que tienen en común estos señores con el neoyorquino estilo son los tattoos y las gorras. Tres cuartos de hora para fumetear y adentrarse en las profundidades del metal más cavernoso, para nostálgicos del Doom de los viejos Black Sabbath,  para los que vean la música de Down la razón para vivir (seguir fumeteando), o para aquellos que AC/DC se les han quedado demasiado pequeños y prefieren el rock alucinógeno de Soilent Green. Denso como un mar de aceite y polvoroso como la nube de cenizas de un volcán islandés, así es un concierto de Crowbar.

 

publicoLa actuación de esta noche nos mostró a una banda veterana y con muy saber hacer. Kirk Windstein acapara gran parte del protagonismo y es que relacionarlo directamente con Down le da un cierto caché. El tío cantar lo que se dice cantar no canta, más bien deja que las palabras fluyan entre ese mar de densidad que tejen las guitarras de la misma manera que Lucifer recitaría un pasaje de la Biblia en una Iglesia. Hacia la mitad de la actuación, se empiezan a ver muchos brazos cruzados y ciertas caras de “me estoy aburriendo…” pero es normal, Crowbar son Crowbar, no hay más,… si no fumas hierba estarás perdido tío!. Debido a la reducción de horarios hubo que ajustar el set a la ocasión y Crowbar no defraudaron, (por lo menos) a los que sí sabían de que iba el tinglado, eligiendo esenciales de su discografía como  “Conquering”, “I Am Forever” o “The Lasting Dose”. Pocos fueron los momentos para recordar sus últimos discos aunque brilló sobremanera la interpretación de “New Dawn”. Sonido nítido y potente en toda la actuación que nos permitió disfrutar de unas geniales guitarras desde el inicio hasta el brillante y aplaudido final con “Planets Collide”. Lo que fue agobiante y soporífero para unos significó todo un viaje para otros, pero en general la opinión era la misma: estos tíos se las traen.

 

sepultura

hamletY en un pis pas teníamos a los brasileños encima de las tablas. En el escenario los técnicos y músicos hicieron un trabajo ejemplar a la hora de cambiar micros, cables y baterías, que unido a la rapidez de los sets, apenas eran las once de la noche cuando Sepultura salió a escena. Una de cal y otra de arena, esa es la impresión que me dieron Sepultura. Si bien mi primera experiencia con ellos no resultó demasiado satisfactoria ya que los vi en una sala (Sala A!) hace un par de años y el sitio no les favoreció en absoluto, la segunda en un festival al aire libre y como cabezas de cartel de uno de los días (Ilha do Ermal 2009) fue realmente espectacular. Estaba pues ante la prueba de fuego para decidir si Sepultura siguen teniendo hueco en mi corazón. Con dolor y pesar tengo que decir que no, ya no.

 

sepulturaLas cosas al aire libre se ven de otra manera, pero nuevamente en una sala Sepultura demostraron que hoy en día sobran bandas de Thrash/Hardcore que se los coman con patatas. Nunca critiqué la marcha de Max Cavalera, aunque sí que fue una putada lo de Igor pero una cosa está clara, Sepultura con solo Andreas Kisser en las guitarras, son lo más parecido a una Pepsi Light con el gas agotado. Tampoco estuvo demasiado inspirado un Derrick Green que cada vez da menos miedo, y que canta todas las canciones igual, sean clásicos del Thrash Metal o cortas piezas de Hardcore donde prima la zapatilla. Y zapatilla hubo y mucha, en exceso quizás, donde el que sale mejor parado es el bateras Jean Dolabella que no tiene la gracia de Igor Cavalera pero que mete una brea que no veas.

 

sepulturaPara meterse al público en el bolsillo fácilmente y tras la intro con “Alex IV” y el inicio de show con “Alex I/Moloko Mesto”, la banda ataca con una triada de clásicos que provocó cierta euforia controlada. En otro tiempo, tocar una tras otra “Arise” (lo mejor la intro pregrabada), “Refuse/Resist” (esta sí coreada y bastante fiel a la original) y “Death Embryonic Cells (irreconocible), sería para volverse loco de remate, sin embargo la cosa resultó más benigna que la picadura de una ortiga. La presentación de temas de “A-Lex” y de sus últimos discos continuó alargándose en demasía mientras que entre medias se marcaban algún que otro clásico, como digo, desmejorado. De entre todos ellos, curiosamente de los que mejor sonaron fue “Septic Schizo/Escape To The Voice” que quedó muy sucia y punk. “Inner Self” fue el temazo del día con un Andreas currando por dos, mientras que uno de los cortes que mejor les funcionan en directo, “Territory”, no estuvo hoy a la altura, mucho menos todavía “Troops Of Doom”. Definitivamente es una pena que tamaño repertorio de temas se echen a perder hasta sonar a la altura de una versión chavacana.

 

sepulturaConforme se acerca el final la gente va esperando con ansias el gran himno de la banda “Roots Bloody Roots” y todo dios se pone a botar y a gritar como si la entrada solo se hubiese pagado para ver ese tema. Yo habría preferido que acabaran con “Beneath The Remains” o “Mass Hipnosys” pero poco queda de aquella banda que elevó el Thrash Metal a género de primera. “Roots” sería un gran disco para Sepultura pero desde ese momento todo fueron problemas en la banda hasta la ruptura final con los hermanos Cavalera, quizás por ello “Roots Bloody Roots” me provoca acidez de estómago. La banda agoniza en su lento adiós. De vuelta a casa el tema más recurrente es la buena impresión que habían causado Armed For Apocalypse y el lavado de cara de Hamlet, junto a la intensidad de su actual directo. El toque distinto que ofrecieron Crowbar, el conciertazo que se marcaron y el buen sonido del que gozaron, mientras que Sepultura apenas nos hicieron vibrar en algunos momentos concretos de un show donde el tu pá-tu pá y la zapatilla fueron la tónica dominante.

Fotos: Jesús Figueirido

Artículo por: Angel Silva

Publicado el 04 May 2010

La Factoría del Ritmo Radio

 

Últimas noticias...

Mañana, día 25 de julio de 2011, nace La Factoría del Ritmo 25
Muy pronto, un nuevo número con diseño renovado
Nuevo álbum de rarezas y gira de presentación
Primeras confirmaciones.
Último Tour Mundial.
Nuevas Incorporaciones
Inminente antología para celebrar su 20 aniversario
Primeras confirmaciones.
Ferrari será su gran protagonista
Álbum tributo a este legendario MC italiano

Páginas amigas

 PHOTO MUSIC

 HOMBRECONCIERTO

 RON TISHBEIN

 EL PEROPALO

 THE CASTRO ZOMBIES & THE MUTANT PHLEGM

 NOCHE DE ROCK

 MAXIMO RESPETO

RED BARON FAN CLUB

 LOBO ELÉCTRICO

 LA M&Acute;QUINA DE HUESOS

MAPA DE VISITANTES

Sobre La Factoría del Ritmo


La Factoría del Ritmo - número 24 (desde enero del año 2009).
La Factoría del Ritmo es la publicación española pionera en Internet - En la red desde febrero del año 1995.
100x100 Independiente - Una apuesta por la cultura y la diversidad.