En Internet desde febrero de 1995 / Número 25, desde julio 2011.
Vértigos
Reflexión del periodista y escritor sobre la crisis del periodismo actual, que ha afectado a todos los medios, haciendo desaparece a buen número de ellos, situando a otros en una incierta encrucijada, y arrastrado a muchos profesionales del sector al paro y a difíciles situaciones económicas.
Vértigo
Cultura y Tecnología. Fecha de publicación: Mié, 04/18/2012 - 17:49
Texto: 

Digo en un reciente aforismo de un libro mío ya registrado, pero inédito, algo así:

La inmediatez en el periodismo actual tiende a la estafa.

¿Exagero?

¿La información al instante cocinada desde las nuevas tecnologías es un referente de calidad?

De momento creo que es una cualidad poco amortizada y fallida en un tanto por cuento elevado en la virtud de la profesión. La considero más bien, a la tecnología, herramienta al servicio de cotizar en rentabilidad, pero no en hablar de la realidad e informar sobre ella, con una falta latente de contrastación de las noticias y el craso error añadido de contabilizar a la tecnología como una información en sí.

La información, de ahí otro referente de la idea o el concepto de estafa, depende de una maquinaria de intereses muy bien engrasada, exultante en su pálida referencia al oficio, confundida con lo que es la ética deontológica y con una malformación lacerante en la manía críptica de pensar en el futuro construyendo una inmediatez desangelada en el presente. Y es que cualquier suceso no es más rápido según el soporte en que se cuenta, ya que el tiempo es sólo uno.
Y en éste hecho real las empresas amenazan a la profesión en beneficio de una rentabilidad a partir de una uniformidad dedicada al gran impacto, a la cualidad de la inmediatez estética, al input científico de lo multidisciplinar, el cual ha estrangulado redacciones enteras de medios de comunicación en papel y audio y en una remesa alucinada enmarcada en la producción de última hornada, que me atrevo a definir como jaulas audiovisuales. Y es que las herramientas usadas, insisto, no son la información, y el periodismo ciudadano no es un canal atrevido tal como se coordina, si no más bien enrarecido y enredador.

Y en este lastre de intereses de los emporiums que dominan las voces políticas, o son dominadas por la política -matrimonio endemoniado donde los haya-, adoctrinando más o menos a gran parte de población castrando con intencionalidad, en lo posible, el criterio y la coherencia, buscando el enriquecimiento,  los medios de comunicación, también en soporte digital, caen sobrando redactores, colaboradores, fotoperiodistas, etc, etc, y se escribe con una tendencia a abortar la palabra y la literatura periodística haciendo desaparecer a correctores de estilo que pulían el lenguaje, las frases y daban luz a la oscuridad ortográfica.

Así las cosas es natural que nos refugiemos, si se tienen, en nuestros minúsculos espacios de expresión porque no encontramos empresas que nos contraten para salir a la calle e informar, o para opinar alejados de los discursos oficiales o sectarios que alardean de ser verdades absolutas.

Hoy el periodismo deviene una profesión en declive. Víctima de los intereses corporativos del pastel publicitario, enfocados a un show macabro de arenas movedizas en las que se va fundiendo y en un claro desastre en el que vamos desapareciendo acosados por algo más que los recortes, los despidos y las prejubilaciones, pues muchos periodistas son censurados hasta por los propios medios progresistas que se consideran “el no va más”.

¿Marginación en lo “marginal”?

La aceleración de la noticia frena la riqueza de la contrastación de fuentes y armoniza al artículo, la crónica o la columna de opinión en aguas estacadas de tinta.
A punto de desaparecer profesionalmente del mapa sino encuentro remedio económico en algún contrato de un medio de comunicación pendiente de respuesta o de negociar, mi pregunta del principio es tan global y personal, como deontológica, y mi aforismo se nutre de décadas de experiencia, otros referentes y grandes profesionales.

Una pregunta inicial, además, que puede sumarse a ésta otra:

¿Se busca la noticia?

Vicente Enguidanos, mi director en Onda Cero Mallorca cuando trabajé contratado un par de meses, nos miró a tod@s cuando escuchamos proveniente de la calle como se detenía una ambulancia con su sonido característico. Había que bajar a ver qué pasaba. Allí me fui yo con la grabadora y hablé con un agente de la policía municipal del accidente que acababa de ocurrir. Poco después caíamos unos cuantos de la plantilla mallorquina dados los recortes de personal en la empresa en toda España, y peleaba para que me pagasen mis artículos de opinión en la sección El Catalejo, primera página, en La Voz de Baleares.

Cobré y seguí escribiendo los de mi sección, en la contraportada, Sonidos de La Periferia, más otros trabajos, en el Mondo Sonoro Baleares, como después en otras tantas publicaciones de manera remunerada, .Xornal de Galicia la última, antes en La revista Capital, o en Capçalera, etc etc, siendo desde 2003 colaborador fijo de xornal.com y redactor de La Factoría del Ritmo, al tiempo que desarrollaba mis otras profesiones. En todas las relacionadas con el periodismo las prisas siempre resultaron un trance engañoso, poco mágico y una estafa, y no tan sólo para mí, por eso tuve que buscar el equilibrio necesario.

La inmediatez nos ha sustituido entre otras cosas que ya he citado, pero es la profesión la dañada y los profesionales los que nos extinguimos a temprana edad en un vértigo de conflictos e intereses creados.

Barcelona, 03-04-2012
Julián Sánchez Caramazana
 

Ampliar información
La Factoría del Ritmo 25
La Factoría del Ritmo, números anteriores

En La Factoría del Ritmo creemos en la libertad de expresión y también en el respeto. Por ello, tienes total libertad para expresar tu opinión, pero eliminaremos los mensajes que falten al respeto de los artistas o lectores. También aquellos que vulneren los derechos de los autores y editores, por lo que cualquier enlace de descarga no deseado por el autor o editor será eliminado.

Si encuentras algun mensaje irrespetuoso o un enlace no deseado por el autor o editor, será porque nos ha pasado inadvertido hasta ese momento. Es ese caso te agradeceremos que nos informes y lo eliminaremos inmediatamente (contacta con nosotros usando el correo electrónico del apartado "Contactar", poniendo en el asunto "Comentario inadecuado").

Agenda

Publicidad

Collector's Series

XXII Fira Internacional Del Disc De Barcelona

Collector's Compilation Vol. 3

FAK Records

Seguidores

Radio


Colaboraciones radiofónicas de La Factoría del Ritmo en Onda Cero.

Más programas

Contenidos recientes

Comentarios recientes

Páginas

Páginas amigas

Photo Music
The Castro Zombies & The Mutant Phlegm
Barón Rojo Fan Club
Lobo Eléctrico
Pero Palo
Ron Tishbein
Noche
Photo Music
La Máquina de Huesos
Peubeze

Sindicar

Sindicar - La Factoría del Ritmo 25

Recibe automáticamente los titulares de La Factoría del Ritmo en tu lector RSS o publícalos, también automáticamente, en tu web o blog.

La Factoría del Ritmo, la publicación musical española pionera en Internet.

En Internet desde febrero de 1995. Número 25, desde julio 2011.

Construcción y diseño: Pégale al Ruido! Art Studio. Powered by: Drupal. Edita: Asociación Cultural Y Dale Ritmo!

Se ha comprobado el correcto funcionamiento en Mozilla Firefox 4, Google Chrome e Internet Explorer 8.

Licencia Creative Commons