La Factoría del Ritmo - Núm. 25
 Pioneros en Internet. En la red desde febrero del año 1995.

Inicio

Radio

Hemeroteca

 Estás en un contenido histórico de La Factoría del Ritmo. No te pierdas la información musical más actual... www.lafactoriadelritmo.com

Google
WWW La Factoría del Ritmo

MARCHUZA ROCK, POLA DE SIERO (ASTURIAS), 16-12-95


-AMPHETAMINE DISCHARGE

-AFRAID TO SPEAK IN PUBLIC

-PSILICON FLESH

-DEF CON DOS

-REINCIDENTES

-LA POLLA RECORDS


Una magnífica idea. Unir a seis grupos potentes, aunque variados, y organizar un festival itinerante que recorra distintos lugares de la geografía nacional. Esto es Marchuza Rock, una propuesta con esperanzas de prosperar en sucesivas edicciones, siete en principio, y con un nexo entre los grupos de actitud, compromiso y solvencia en directo.

La idea, explicada por los organizadores, es tener una serie de bandas fijas, Def Con Dos, Reincidente y La Polla Records ( y en el futuro Extremoduro), y otras que vayan variando.

En esta primera edicción, celebrada en Pola de Siero (Asturias), pudimos asistir a las actuaciones de, aparte de los tres grupos fijos, Amphetamine Discharge, Afraid to Speak in Public y Psilicon Flesh.

El lugar seleccionado para el evento fué el Mercado de Ganado de la población, un lugar enorme, aunque con una zona dispuesta para la celebración del concierto que podía albergar a unas 2500 personas. El lugar no tenía paredes, aunque sí techo, y esto hizo que el frío se convirtiese en el mayor enemigo del espectáculo. Con el público abrigado hasta los topes y los grupos tocando con jersey y calentando las manos para poder tocar.

Asistieron unas 1500 personas en el momento más algido, lo cual no es mucho, considerando que no hay demasiadas oportunidades de ver a tantas bandas juntas. El precio no era excesivo, 2200 pts. Pero es muy posible que el frío, las comunicaciones no bien dotadas del pueblo con las ciudades cercanas (pocos autobuses y trenes), y por qué no decirlo, la falta de costumbre de muchos jovenes de asistir a conciertos (pagando), unido a que el 90% de la juventud sigue absorbida por los 40 Principales, pueden explicar el escaso público, formado por gente variopinta, aunque con predominio de heavys y punkis.

Las puertas se abrieron poco después de las seis y comenzó poco después de las 8, que eran las horas fijadas. Abrieron Amphetamine Discharge, con su sonido noise-pop, potente, cañero, fresco y que sorprendió a más de un asistente. Su simpática cantante sabe como estar sobre un escenario y el resto del grupo sonó bien. Tocaron cerca de 40 minutos, descargando su repertorio y dejando un buen sabor de boca. Un grupo a tener muy encuenta.

Tras el grupo sevillano aparecieron Afraid to Speak in Public, una magnífica banda de Badalona. Lo suyo es la fusión, pero con nombres que van más hallá de los Red Hot Chilli Peppers. Sus fuentes más cercanas son No Means No, Voivod o Today is Day, además de una buena asimilación del funk. Sus canciones entremezclan todos estos sonidos con el rap, e incluso el ska, pero con un predominio del hardcore. Cantan en inglés y es destacable lo trabajadas de todas las composiciones, llenas de cambios de ritmos, sonidos y melodias, y el saber estar del grupo en el escenario, con Monti al frente, todo un showman que vive cada golpe de ritmo. El único punto negativo es que lo complicado de sus composiciones hace que éstas sean realmente disfrutables a partir de la tercera o cuarta escucha, con lo cual es posible que a los que no les conocías les causasen buena impresión pero les aburriesen un poco al final. Sea como fuere, la solución a esto es escucharles más veces. Fantásticos.

De los siguientes,los madrileños Psilicon Flesh, solo puede ver la mitad de la actuación (teníamos concertada una entrevista con A.S.P. ), pero lo que vi me gustó. Han endurecido su sonido, olvidando por completo el funk, aunque acercandose aveces al pop, muy próximo a gente como ¡Oasis ! o ¡Blur!, es decir, a los Beatles. Pero lo mejor de ellos es la caña, cuando unen el trash con el hardcore. Tuvieron buen sonido, como las dos bandas anteriores, y gustaron. Muy resaltable los increibles saltos de Matías, guitarra, y la cómica escena "gay" de Rafa, cantante, con uno de los técnicos que intentaba que la batería no acabase totalmente por los suelos, pues la caña que le daba el batera, hacía que se callese, casi, a pedazos.

Después vino el grupo más esperado de la noche, donde hubo más público, y es que, cientos de camisetas, gorros y sudaderas de Def Con Dos, así lo evidenciaban.

El grupo tuvo que sopreponerse a las dificultades. En primer lugar el pésimo sonido que les tocó sufrir, que poco a poco se fue mejorando, pero que comenzó con el micro de César, uno de los tres cantantes, totalmente mudo y nunca llegó a ser realmente bueno. Y en segundo a la faringitis de César, no era su día, que a punto estuvo de dejarlos fuera.

Por lo demás, desplagaron su característico espectáculo lleno de guitarrazos, ritmos duros, rap soltado a bocajarro y muchos saltos, parafernalia paramilitar y todo lo que les hace peculiares. El público disfrutó de lo lindo y ellos también.

Tocaron una hora y cuarto, saliendo tres veces a escenario, y el frío arreciaba, lo que hizo que parte del púclico se fuera tras los DCD.

El siguiente turno fué para Reincidentes. Es posible que sus discos no sean demasiado originales, también que su mensaje haya sido repetido uno y otra vez por muchos grupos radicales y que solo gusten a un determinado público. Pero Reincidentes, en directo, convencen. Buen sonido, buena compenetración, buena interpretación y conectan con el oyente. Tocarón un repertorio que repasó todos un álbumnes y que fue recibido por un público entusiasta y entregado en las primeras filas. Otra hora y cuarto, con bis incluido.

Los últimos de la noche fueron La Polla Records (ahora solo La Polla por problemas de patentes entre miembros del grupo), que llevan haciendo lo mismo desde siempre, que no sorpreden a nadie, pero que satisfacen a sus fans. Sonaron correctos, con la banda bastante estática, y con Evaristo "hombre de goma" al frente. Y es que si deja la música, tiene futuro como mimo. No paró de moverse, gesticular, hacer el mono, revolcarse por el suelo, y de intercambiar escupitajos con el público más cercano. Tocaron canciones de todos sus discos, aunque las más celebradas fueron las pertenecientes a sus tres primeros discos, unos auténticos bombazos, que son las más conocidas. La personalidad y la característica voz de Evaristo les hace inconfundibles.

A estas alturas de la noche, el frio era algo más que una moléstia, y hasta los guitarras y el bajista tenian que calentarse las manos entre las canciones para poder tocar. El público estaba cansado, muchos grupos, y demasiado frío, y tras el bis de rigor el final se recibió con gusto.

En total una buena experiencia lo del Marchuza Rock, aunque debe mejorar algunos aspectos, como la elección de lugares más adecuados para los conciertos y la cerveza. Y también se agradecería algún grupo que diese más colorido y desenfado al festival, algo como Doctor Calypso o Kojón Prieto y los Huajalotes.


Comentario por F-MHop
Fotos por Félix Vera



La Factoría del Ritmo - Núm. 25
 Pioneros en Internet. En la red desde febrero del año 1995.

Inicio

Radio

Hemeroteca

 Estás en un contenido histórico de La Factoría del Ritmo. No te pierdas la información musical más actual... www.lafactoriadelritmo.com