Baston Band: Música… ¡esa pasión!

Baston Band: Música… ¡esa pasión!
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo: ,
Redactor:

Cuatro artistas abrazados a la música blues y rhythm blues. Gozan de una amplísima experiencia, pero con este proyecto se mantiene al margen de todo lo que significa la industria: gozar con los temas que preparan, propios y ajenos, es lo único importante.

protagonistasBaston Band es el actual proyecto musical en el que está involucrado Inocencio Lebaniegos (también conocido como Chencho Lebaniegos), un veterano bajista y compositor, al que conocimos hace unos años con Lebaniegos.

Aquel grupo era una aventura que proponía un original encuentro entre el rock progresivo con la música de raíz cántabra y andaluza.

Ahora, con Baston Band, está dando vía libre a su pasión por el blues y el rhythm blues, junto al batería Loreto Rico (un músico profesional que ha tocado con Los Chichos, Camilo Sexto o Pasión Vega entre otros muchos artistas), el bajista David Manzano (bregado en grupos underground de diversos estilos) y la cantante Bea Mor (una vocalista versátil que con este grupo se aproxima por primera vez al rock y el blues).

En la siguiente entrevista, repasan pormenorizadamente los fundamentos de esta banda, sus inquietudes y aspiraciones:

protagonistasEn el año 2004 tu trabajo musical se centró especialmente en Lebaniegos, un proyecto que llegó a sacar un álbum y con el que ofreciste numerosas actuaciones, con un estilo que combinaba el rock progresivo con influencias de la música tradicional andaluza y cántabra… ¿En que aventuras artísticas has estado involucrado estos años hasta el nacimiento de Baston Band?

Inocencio Lebaniegos: Decidí dejar mi anterior trabajo con Lebaniegos a causa de la agotadora disciplina que este me imponía –escribir música y letra, organizar los días de ensayo de tal manera que resultaran factibles para todos los músicos, ocupados a su vez con sus proyectos personales como líderes y autores- así como la poca incidencia que esta tenía en todo lo referente a las actuaciones que precisábamos para sobrevivir como grupo.

No obstante, fue gracias a la repercusión que Lebaniegos obtuvo a través de una emisora irlandesa, que me descubrieran para una serie de actuaciones en Glasgow. Fue allí donde Lebaniegos se difuminó, al empezar a trabajar con temas de flamenco más puro.

Llevaba entonces dos bailarinas, un guitarra flamenca –de los tres que en total pasaron por el grupo- percusiones, una cantante femenina y el resto apoyado en esa base. Igualmente, fui contratado para realizar unos “Clinic” con un instrumento del que soy gran conocedor: el bajo eléctrico.

Estos eventos tuvieron lugar en diversos centros culturales, así como, esporádicamente, en algún acto organizado por casas comerciales. Fue precisamente en uno de estos eventos –concretamente durante el “Clinic” llevado a cabo en el Centro de Juventud de Getafe- donde conocí a David; bajista de Bastond Band, el cual impartía clases de bajo en dicho centro.

Durante mis actuaciones con diversos grupos coincidí una vez más como acompañante de esa gran dama de la canción que es Marián Conde, de gran voz y arrolladora personalidad en el escenario, conocida actualmente también como colaboradora de programas televisivos.

Fue algo más tarde, tras la disolución de Lebaniegos, cuando formé parte del jurado del certamen de música juvenil “Y tú… ¿Qué tocas?”, que tiene lugar en Getafe y por el que desfilan grupos de gran calidad, de cuyo descubrimiento soy yo una de las personas responsables.

En tu nuevo proyecto practicáis el rhythm blues… un género que surgió de la confluencia de jazz, gospel y blues… ¿Qué motivó el nacimiento de Baston Band? ¿Por qué os decantasteis por este estilo?

protagonistasI: En Cádiz, aunque parezca paradójico, cuando comencé en la música de la forma que ya he comentado en la entrevista a Lebaniegos. A pesar de estar, como gaditano, inmerso en el mundo del flamenco, la verdad es que a mí este no me interesaba en absoluto; si bien su arte y valía cultural fueron calando en mí hasta empaparme en él sin apenas notarlo, llegando a conocerlo y amarlo. Lo que realmente me apasionaba era la nueva música que estaba siendo introducida en España por los soldados americanos a través de la base militar de Rota, así como los discos que teníamos que encargar o buscar arduamente: Otis Redding,Carlas Thomas estos hacían soul, Cream, Jonny Winter y otros intérpretes de entonces que hacían rhythm and blues y otro estilo que por aquel entonces se conocía como underground.

El nacimiento de Baston Band se remonta al año 1989, siendo el entonces batería del grupo Tomás Blázquez Meller (Tommy) – actual componente del grupo Ratones Coloraos- quien sugirió el nombre del mismo. Como tan frecuentemente ocurre con los grupos, este también desapareció más tarde, si bien dejando una buena impresión entre el público y nosotros mismos. Dos años atrás tenía la gran inquietud de regresar a este estilo que, como ya he comentado, es el más apropiado para mí.

Conozco a cierta persona que es propietaria de un club de notable renombre en España dentro del mundo del jazz, blues y estilos similares –si bien también otros más variopintos- en el cual estoy seguro de que dejé un grato recuerdo tras mi actuación como bajista con un grupo de fusión. Fue entonces cuando le propuse al propietario cederme una actuación, siendo yo quien aportara el grupo para la ocasión. A él le pareció una idea excelente. Sin embargo, nunca más supe del tema. Le doy las gracias por ayudarme a tomar el impulso que necesitaba. Una vez hube reunido a los músicos adecuados, el batería me preguntó por el nombre que habría de tener el grupo. Baston Band fue mi sugerencia. Esta les agradó y desde entonces aquí estamos.

¿Cómo se fue gestando la alineación de músicos? ¿Entraron todos al principio o se fueron incorporando poco a poco?

Como anteriormente he comentado, una vez se había formado la idea en mi cabeza era imposible que nadie me apartara de ella, así que comencé a buscar componentes para el grupo. Lo habitual es buscarlos entre conocidos a los que se supone afines al estilo que uno tiene. Dado que tales músicos exigían en primer lugar los contratos y más tarde el ensayo, recurrí a los anuncios en periódicos. Fue necesario escuchar a muchos; unos buenos y otros no tanto. Los había que querían quedarse y trastocar la idea clara de lo que el grupo era en ese momento, así que esperé hasta encontrar los adecuados. Curiosamente, al principio solían ser cantantes los que se interesaron. Así fue como conocí a Violeta Vio Blus, que fue la primera componente seria de esta edición Bastond Band; con la que estuve preparando los temas durante mucho tiempo a la vez que hacíamos las pruebas a músicos interesados. Un día, hablando con Miguel Ángel (Bibe), un bajista amigo antiguo músico de Víctor Manuel, Ana Belén y otros, le propuse la idea, que él aceptó; encargándose de localizar a Loreto, nuestro actual batería. Poco después, Bibe se retiró debido a la imposibilidad de simultanear el tiempo a invertir. Más tarde, durante un clinic que ofrecí en Getafe conocí a David, nuestro bajista, el cual aceptó mi ofrecimiento. Posteriormente, otros cantantes pasaron por el grupo, como José Heredia, que tuvo que abandonar por motivos familiares. Finalmente, llegó la actual: Bea Mor, con la cual nos sentimos muy satisfechos y puede ser considerada un miembro como los demás.

El batería, Loreto Rico, ha trabajado como músicos contratado para artistas de gran éxito… Los Chichos, Camilo Sexto, Lolita, Pasión Vega… ¿Un músico experimenta unos sentimientos muy distintos cuando realiza un labor profesional para otro artista a cuando se integra en un grupo y forma parte de él más allá del mero pago por sus servicios?

protagonistasLoreto Rico: Soy músico por vocación; es decir, yo amo la música y para mí supone una satisfacción inmensa interpretar cualquier estilo musical –desde un pasodoble a una tarantela- con mi instrumento. En esto no influye en absoluto la calidad de la remuneración económica o el lugar donde lleve a cabo mi interpretación, algo que, supongo, es importante para otros profesionales. La gran dificultad técnica de los temas que interpreto con este grupo me proporciona un disfrute especialmente intenso aunque de una manera diferente, ya que en esta ocasión, además de la pasión y el corazón, he de aplicar todos los sentidos y la máxima concentración.

David Manzano es el bajista… ¿En qué otros proyectos musicales has trabajado?

David Manzano: Pues en número no sabría decirte… unos pocos, la verdad. Hace ya 15 años que comencé con mi primer y más querido grupo, V Brigada, y desde entonces no he parado de rodar (en bicicleta). He experimentado con el rock más urbano, el punk, el power metal, metal progresivo, doom, hardcore… uno de los proyectos más recientes ha sido un grupo de pop-rock getafense del que guardo un recuerdo muy muy enriquecedor: La Huella. Sin olvidar algo que casi fue (Ergo, rock sureño de Getafe), pero que se quedó en mi garaje almacenado como tantas y tantas ideas.

Siempre he intentado incluirme en grupos que tuvieran algo que aportarme… creo que la base de un buen diálogo es la disparidad de opiniones. Hasta el momento puedo considerar mi objetivo cumplido.

La cantante, Bea Mor, ha participado en el musical Jesucristo Superestar, estuvo en el grupo The Vipers Pit, ha hecho cortometrajes y grabado politonos para televisión… ¿Qué te ha aportado cada una de estas experiencias tan distintas a tu formación como cantante? ¿Cuáles son tus sueños en el mundo de la música?

Bea Mor: Todas estas experiencias están relacionadas con el momento en el que estoy, tanto cara al público como detrás de las cámaras; y ahora estoy aprendiendo muchísimo; nunca había cantado rock, ni rhythm and blues, pero me encontré con este reto y gracias a estos magníficos músicos y al apoyo que me han dado, ahí estamos, dándolo todo; y espero que sigamos con tantas energías y tanta pasión como hasta ahora… la verdad, es que el único sueño que tengo ahora mismo es que podamos dar muchos conciertos, pasarlo genial encima del escenario y hacérselo pasar genial al público que nos vea. No hay mayor regalo que el poder sentir el calor de la gente en un concierto, ese es mi sueño, seguir disfrutando con ellos y no parar de cantar…

Cuatro músicos tan diversos… ¿Tenéis artistas o grupos que os gusten a todos y que puedan entenderse como un referente para lo que hacéis en Baston Band?

protagonistasI: Sí, ciertamente somos diversos, no solo en lo que se refiere a nuestra trayectoria sino también por la disparidad de nuestras edades. Sin embargo, tenemos en común la pasión que sentimos por lo que hacemos. En lo que las preferencias por los grupos se refiere, es lógico que cada cual tenga la suya. Es esta pluralidad lo que posibilita que cada cual dé su aire particular a la interpretación de un tema de uno de los grupos predilectos; respetando al máximo el estilo de Baston Band.

Los arreglos para tres instrumentos es algo que nos gusta. Se debe recordar que, a menudo, interpretamos temas de Allman Brothers Band, los cuales cuentan con dos guitarristas, dos baterías, dos teclistas, percusionistas varios y bajista; además, todos cantan. Para hacerlo en trío y aportar la voz, es necesario esmerarse un poco.

En vuestro repertorio combináis las canciones propias y las versiones de otros artistas, el inglés y el castellano… hablarnos primero de las versiones… ¿A qué grupos y artistas homenajeáis? ¿Sois muy respetuosos con el planteamiento original de la canción o preferís modificarlas en profundidad?

I: Más que a intérpretes, homenajeamos a autores, ya que los temas –instrumentalmente- no se parecen al original, pues nos limitamos a tomar lo esencial e improvisar todo lo que podemos entre todos para que Bea disponga de una buena base y nadie le esté moviendo la alfombra mientras canta. A Hendrix o a Cream podemos acercarnos bastante, ya que compartimos con ellos la base instrumental. Precisamente, son estos dos tríos los que más me marcaron cuando comencé en este mundo. Somos extremadamente respetuosos, aunque no coincidan todas sus notas, el alma del tema prevalece.

¿Cómo se gestan vuestras propias canciones? ¿Hay algún compositor principal o les dais forma entre todos?

I: Puede decirse que yo soy quien compone los temas que hasta ahora tenemos, quizás porque soy quien tiene esta afición y quien dispone de más tiempo que dedicar a esta labor; pero cuando presento la idea, somos todos quienes comenzamos a trabajar en la canción para adaptarla al estilo en el que se mueven las demás, ya que otras de nuestro repertorio son temas que eclipsan a cualquiera de las que nosotros hemos compuesto, las cuales –por mucho esfuerzo que hagamos con ellas- siempre nos resultan mediocres. Esa es la razón por la cual hay que trabajarlas. Esto es un conjunto y nos esforzamos por llevar a cabo una buena labor.

¿En qué lugares habéis tocado? ¿Tenéis perspectiva de viajar por distintas localidades del país?

I: ¿Lugares? Sitios pequeños. Tocamos bastante menos de lo que desearíamos, ya que no estamos inmersos en este mercado. Dado que hace poco tiempo que se retomó el grupo, tenemos que comenzar a hacernos un nombre. Nuestro público –tanto en gustos como en edades- es de lo más diverso; de hecho, cuando entre el público hay gente que jamás nos ha visto, es habitual que pase en pocos minutos de una simple curiosidad inicial a un auténtico interés que se ve materializado en palmadas y movimientos rítmicos al son de la música.

En lo que a viajes se refiere, la verdad es que en cuantos más sitios aparezcamos, mucho mejor. La distancia no es un problema, porque si quieres estar todo el tiempo posible en el escenario, es necesario que te desplaces todo lo posible por la geografía nacional y si es mundial, mejor aún. Hemos llevado a cabo cosas y estamos concretando otras en distintas ciudades (de España, de momento). Esta es la salsa en la que se cuece el artista. Los viajes por carretera -parando a comer en el camino- han sido gran inspiración para muchos autores.

¿Qué se encontrarán nuestros lectores que vayan a vuestros conciertos?

I: Excelente pregunta, aunque difícil de contestar, ya que esto debería ser yo quien se lo preguntara a cualquiera de los que se cuentan entre nuestros más fieles seguidores. Una cosa es lo que deseamos ofrecer y algo distinto son las sensaciones que nuestro show despierta, así como es sonido de los instrumentos. Puedo hablar de lo que estamos dispuestos a ofrecer: Desde que aparecemos en el escenario ya nos encontramos en una dimensión diferente, preocupándonos únicamente que la comunión con los asistentes al concierto se lleve a cabo. La forma de ecualizar el sonido individual queda garantizada al oyente, el cual será transportado al genuino sonido del llamado “underground” de finales de los 60 y principios de los 70.

¿Tenéis planes para grabar un álbum?

I: Lo de grabar
o lo vemos tan claro, al menos no en el sentido de la autoproducción. El mercado no se encuentra actualmente en condiciones para semejante hazaña. Además, no creemos que un CD o cualquier otro soporte sea capaz de reflejar la realidad de Baston Band. Quizás llevemos a cabo la grabación de alguna de nuestras actuaciones en directo, para distribuir copias en nuestro círculo de amistades, así como para nuestra satisfacción personal. También algo en formato MP3 que posibilite su descarga en internet sin ningún tipo de restricciones y, así, que cualquier interesado se pusiese en contacto conmigo para algún acuerdo en torno a su hipotética explotación.

¿Cómo valoráis la utilidad de Internet para difundir vuestra música?

I: Estoy bastante convencido de la utilidad de este medio. Véase la labor divulgativa que en este medio hacéis sobre todo tipo de música en La Factoría del Ritmo. Además, también nos muestra historias de los diferentes estilos, llevando a cabo la labor de recavar información y mostrándola en su ventana a todo aquel que esté interesado en documentarse sobre cualquier estilo. Musicalmente hablando, Bastan Band –como muchos otros- también se beneficia de este medio.

¿Cuáles son las dificultades mayores con las que os estáis topando para crecer como grupo?

protagonistasI: Desde mi prisma, se divisan muchas dificultades. Tal vez ahora no las veamos de cerca, ya que disponemos de un road manager –o representante, si se quiere- que es la persona que ha de hacerse cargo de la contratación de eventos. Pero a menudo sucedía que, al ser veteranos el 50% del grupo, no eran muy proclives a contratar en lugares donde la afluencia del público era de jóvenes en un 100%. Sin embargo, eso cambiaba tan pronto como nos escuchaban, ya que ciertamente eran jóvenes, pero no sordos ni tontos. Esto también es una manera de fusionar a ese público con el más variopinto que nos sigue en muchas ocasiones. La verdad es que a mí, particularmente, hay otras cosas que me dañan, estas son los celos o el hecho de que no sé qué persona influyente en el medio y sin aparentemente nada que envidiar, vaya hablando negativamente sobre las formaciones de las cuales formo parte. Pero esto sigue, como la vida.

¿Qué os gustaría conseguir con Baston Band?

I: Como dice Bea Mor: tocar y tocar en sitios de todo tipo, haciendo del calendario o ruta una cinta sin fin, con lugares que se repitan de manera cíclica y, así, tener a nuestro público esperándonos y nosotros, entregados, compartiendo los mágicos momentos del show hasta que los cuerpos aguantes, perdiéndose en el tiempo.

¿Os gustaría añadir algo más para nuestros lectores?

I: En nombre de todos y en el mío en particular, daros las gracias por la oportunidad que nos brindáis en vuestra revista al permitirnos disponer de una ventana abierta y real a la cual se puede asomar todo aquel que desee conocer algo acerca de nosotros.

Un abrazo Chencho Lebaniegos.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.