Bovine Life, Komet: Reciprocess 01

Bovine Life, Komet: Reciprocess 01
Protagonista del artículo: ,
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor:

El sello francés Bip-HOp tiene como fundamento el apoyar a artistas electrónicos que desarrollen propuestas innovadoras, poniendo el acento en la calidad y la exploración de nuevos territorios y olvidado por completo la comercialidad de la música.

En esta línea el sello se ha unido con otro, Fällt, para sacar adelante un proyecto curioso… una serie de discos donde se une la creación de dos artistas con puntos de vista distintos sobre el arte musical electrónico.

El primer título de esta serie es este “Reciprocess 01”, donde se encuentran Komet y Bovine Life, aportando temas en solitario cada uno de ellos, temas compartidos y remezclas de ambos realizadas por otros artistas.

Lo que se puede escuchar al “pinchar” el disco en el lector de CD es una serie de cortes total y absolutamente electrónicos, repletos de pequeños sonidos y donde el ansia de experimentar se nota por doquier… el concepto tradicional de canción desaparece por completo y nos topamos con secuencias sonoras donde sonidos extraños, pequeños barridos y multitud de clicks son los protagonistas.

Komet, que aporta 4 temas en solitario, define su música como “me gusta precisar pequeñas e impulsivas sonoridades; olas como senos limpios y sonidos transparente, que son a la vez sencillos y claros”. Y en esos cuatro cortes escuchamos sucesiones de sonidos de duración cortísima, que se preocupan más por el ritmo que por la melodía y la armonía (prácticamente inexistentes ambas), sobre fondos de sub-bajos.

Por su parte Bovine Life, con siete temas, se define como “estoy un poco descontrolado y me distraigo con facilidad, pero esto permite a mis composiciones estar guiadas por las circunstancias del momento”. Y lo cierto es que en estos cortes se aprecia bastante descontrol, caos sonoro, por lo rítmico (no por el uso de distorsiones o por ninguna tendencia al estruendo) que tampoco bebe de lo melódico ni armónico… pura abstracción sonora.

En los cuatro cortes compartidos nos topamos con una “conversación musical”, donde cada uno de los dos artistas participa de forma sucesiva retomando las ideas del otro y llevándolas a su terreno… “(the question)”, “(the reply)”, “(second question)” y “(the conclusion)”.

En cuanto a las remezclas el disco incluye dos, una realizada por Frank Brestcheneider sobre un tema de Bovine Life (“Riss”) y otra de Chris Dooks sobre uno de Komet (“Flux”), que aunque también se encuentran dentro del terreno de la experimentación son los temas más accesibles (sobre todo el citado primero).

En definitiva… un disco repleto de sonidos extrañísimos, solo apto para los amantes del riesgo.

Comentario: F-MHop
(Fecha de la publicación: 12/12/2002)

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.