Inem Killers: Destrozando Oidos

Inem Killers: Destrozando Oidos
Protagonista del artículo:
Temática: Estilo:
Discográfica o editorial: Año de publicación:
Concepto: Soporte:
Redactor: Fotógrafo:

Una boca bien abierta, no se aprecian caries, debe lavarse los dientes, en la portada en color rojo sangre del disco, seguida a la izquierda de estallidos en manchas de tinta negra, resultado del grito de la bocaza.

Una boca bien abierta, no se aprecian caries, debe lavarse los dientes, en la portada en color rojo sangre del disco, seguida a la izquierda de estallidos en manchas de tinta negra, resultado del grito de la bocaza. Un recurso como si fuera la viñeta de un cómic. Significativo argumento para escenificar en imágenes el título del cd: "Destrozando oídos", de Inem Killers, que se mueven por Terrassa, Barcelona.

Su mascota, muy chula ella con una cresta, en la contraportada y un libreto singular que os recomiendo porque las imágenes están diseñadas, recorta y pega, punky descarado, para el mensaje de la canción con originalidad y sarcasmo como en los temas titulados "Buscándote", "La invasión de los ultracuerpos fascistas", "El problema eres tú", "Pienso debo existir"…

Maquetación fanzinerosa, algo entrañable para la gente que ya se nos dispara la edad, batallitas de abueletes deprabados, y dedicatorias a varias bandas de mis favoritas como son los Ostia Puta, los Skontra, los desaparecidos Ardatxo, no dejéis de visitar su web todavía operativa, y la peña de Disidencia que nos dejaron con un gran sabor de boca con su "Hablarán las piedras" (Santo Grial Records, Asturies, 2004).

Es molona también la dedicatoria en el formato de buscador digital y suma 41m 05s, aproximadamente, el conjunto de los 16 temas.

El primer grito para hacerte escuchar la realidad es "Hurgando en mi mente", que en estos días de papilla que se nos lanza a bocajarro es un estimulante afrodisíaco racional. Toda una colisión, como una colisión desde la excusa del 11-S, 2001, es también la descomunal batería de angustia, miseria, dolor y muerte fabricados por EEUU y sus compinches, a base de matanzas y reinversión. Manipulación, además, colocada en el interior de las personas como este hurgar en la mente que en el tema musical reconoce la osadía, el delito de secuestro y asedio, deseando que se vaya.

Los instrumentos se van afilando durante 12s y la música entra alevosamente con las guitarras hasta los 50s. El vocalista, Santiak (guitarra) nos cuenta el hecho, con coros al 1m 10s. Una guitarra 17s después, brevedad que se va sumando, nos localiza un tiempo entero con un sonido ingenioso hasta el 1m 44s, una amplitud abierta de espacios. Aprovecho para contaros que del sonido del grupo se encarga Barckleys. Un punk que se reserva comenzando a tomar posiciones al llegar a los 2m, momento en el que ya se pide, los coros así lo ensalzan, extirpar al alien de la mente.

Bien, esta propuesta iniciática nos conduce directamente al estercolero, o sea, "basura (a la cárcel!)", de 2m 28s, con la peculiaridad en la duración del clásico tema punk de los 70, aunque ya sé que los hay más cortos, pero corto no es sinónimo de calidad, y este sí que la tiene.

"A la cárcel" un tinglado de terroristas de ultraderecha. Las guitarras hacen cundir un sonido enérgico durante 33s, (el otro guitarrista, es Pere). Hasta el 1m 24s las cuerdas atacan escisiones diferentes en un escenario más de punkrock que otra cosa. Riff dulce que nos viajará hasta el 1m 45s, seguido de un calentar de motores musicales fasta el final. Santiak me ha recordado al cantante del grupo catalán "El Oso Yonqui".

El título del tercer tema es el del disco. Reseño de él con ganas 32s instrumentales magistrales, punkrock, como os decía, no conocía hasta hoy a la banda, y que ellos mismos presentan. De hecho "Inem Killers", nos cuentan lo que hacen y sus ideas. El batería y el bajista, David Kler, e Ivan 2 Tone, concentran mucho más su sintonía con la armonía. Superan la base y son peculiarmente trascendentes en esta declaración de principios, planteamiento y espíritu. Un himno musical de herencias del siglo pasado muy claro, y en el que a los 2m 30s la guitarra es arpegio lanzado, restaurando un hueco dimensional rematado a los 2m 49s con ironía.

Ironía que se ha de tener en este lunes oficioso catalán de arengas patrióticas ensimismadas en significados telúricos, y no en necesidades sociales. Ironía el título del siguiente corte, "Zombis con VISA". Un cuento de terror cínico. Vampiros del consumo vampirizados por parásitos expertos que atrapan al personaje de la canción. Tú eres el siguiente. Tema de 2m 23s. Pieza con el sonido de base y fondo revisitando instrumentalización punk de los 80. Bienvenidos a la casa del terror. Guitarras con extras de riffs rockanroleros dede el primer minuto durante 24s. Libertad, ¿verdad?. Una libertad a la que también cantan "Ojos de Brujo" en su "Techari".

Y de repente parece que el diablo, o algo parecido, se siente bien en este infierno. "Nuevo infierno", 5º tema, de registro más metálico e incitaciones con señuelos instrumentales. El bajo y la guitarra son compás sobre los 53s. Regalo de trompeta, trombón y saxo, Jaumet, Pep, e Isra Rodríguez que reaparecen a los 2m 13s. Todos estos instrumentos consiguen la fusión entre jazz y rock de la que fue padre Miles Davis. Tema a disfrutar como rareza lírica y profunda en las raíces negras de la música, que hoy ha roto fronteras de razas.

"Junto a mí!, más intimista, es la siguiente travesura con una profunda acción de diálogo. La compañía de otra persona, a pesar de la larga cuota de vanidades de cerebros exprimidos que padecemos, permite la resistencia, el rescate en la caída en esta extirpación aguantando los golpes.

Tema que en los primeros 14s plantea una técnica depurada de punteo, reminiscencias de punkrock más moderadas. Un trasvase desde el 1m 02s hasta el 1m 40s con riffs y acordes sostenidos, apurados 4s más. Da la sensación de que se está buscando el sonido, navegando sin perderlo.

2m 21s, dura "La invasión de los ultracuerpos fascistas" (7º). Lechugas cerebrales dibujadas en el libreto como cabelleras. Una de ellas sobre el terrorista internacional de Estado José María Aznar. Parásitos y depredadores que son entorno y contexto cada día, diría yo, suman chirridos a un incipiente terrorismo tolerado hasta la fecha.

Punk con arreglillos eléctricos, sutil producción, en los primeros 15s, para que te escuezan los ojos y el cerebro, porque juntos estamos, pero no nos vemos. Volúmen acertado hasta el 1m 45s con riff ágil. Fuerza y energía instrumental.

Larga mañana la del martes 12 de septiembre. Consigo reestructurar un artículo y corregir un poema. Vista la realidad el pensamiento es un fenómeno paranormal. La pifia es buscarlo en el corazón de tanta gangrena. En el 8º corte, ya estamos en la mitad del disco, "Buscándote", alguien busca a quien se esconde como tramoyista del pánico y del miedo. El diseño en el libreto debajo de la letra es original, pues reproduce un buscador digital.

Tema en corto (1m 39s). Coros y percusión como esporas. A los 47s un riff encadena eslabones de diferentes secuencias, sensaciones, mediante las guitarras que nos dan un nivel de control y riesgo moderado. Canción de construcción minimalista. Me atrevo a pensar que es un experimento en la propuesta al menos con la distancia de una tercera audición. Su rumbo nos lleva a otro tema aún más breve (52s). "Ataque de rabia". Se rechaza a una imagen, a alguien. A base de batería, imponente a los 37s, teniendo de acompañante a las guitarras, sin desfigurar al bajo, se camina rápido en un tipo de sonido punk de vieja escuela.

"Pesadilla en Génova Street" es el 10º (4m 06s). Filtro suave, la guitarra más dulce a los 38s, la voz como un susurro, subiendo el volúmen a los 51s a modo de pieza heavy. Acordes rockeros al 1m 15s y más caña 15s después. Punkrock en desconexión a lo anterior. Sátira en un sueño sin posibilidad de escape en la sede del PP. Definición intensa y concreta del estilo de "INEM KILLERS". Pequeños espacios a los 2m 27s y un salto más profundo a los 2m 40s. Vibrantes riffs hasta los 3m 03s. El "ppero" no podrá escapar de las cuchillas del Kruger.

La batería tiene muchas razones en esta canción, expandiéndose el registro hacia los 3m 40s acabando en una lánguida tonalidad.

El negocio de la guerra en nombre de la paz mata y remata. Ese es el mensaje de "No pienses: dispara". Dos pistolas en el montaje sobre la letra del tema de la undécima canción. Nos encontramos con el peculiar sonido de la banda. Soltura hasta los 20s, manteniendo el ritmo, variando tiempos musicales engendrando sobre el 1m 30s una cobertura de guitarras cuya melodía me transmite angustia. Al 1m 55s hay un descenso con juego de voces. Es una canción más elaborada de lo que parece en la producción.

Pone arreglos de guitarra Irra Gómez, de "Koyanisqatsi", en "Queda molestar" (3m 04s). Resistencia en la derrota. Enfrentarse, molestar, es hoy toda una filosofía de vida.

Es un tema construido con 29s de instrumentación flexibles en el inicio, e instantes de tiempos cortos (44a 53s), no sé si decir enjambre de medios tiempos. El pulso se mantiene firme hasta el 1m 10s, con una sección instrumental siguiente de guitarra, 1m 37s, muy nostálgica. Apertura de un sueño de vivir casi hasta los 2m 02s, con nueva pasión, e instantes breves de 22s y un final cerrado a partir de los 2m 37s, con toques de guitarra todavía más cortos. La verdad es que resulta curioso. Una liana de filigranas.

"El problema eres tú", revuelve las palabras en el compás de las mentiras que nos hace peleles. El problema es quién garantiza que todo va bien. Política del atontamiento y otras vagatelas del mundobobo. Letra sencilla. Fácil de entender, de ahí su cualidad, sin pedanterías, ni extrañamientos tontos. Una línea de hilo concreto en todos los temas de una lírica de punckrock sin artificios. Letra cantada en 37s bien cañeros y una energía especial en la guitarra a los 48s que se encontrará con otro registro de sonido a los 59s, otro más al minuto 07s, aún más rabioso, con una capacidad de autoimpulsión. Al 1m 40s una variación lenta y un límite hardcoreta al 1m 58s. 2m 17s vitamínicos en total.

2m dura "Luchar=vivir". 2º himno a la resistencia. La letra establece un diálogo como en otros temas. Y sí, hay que seguir. La batería va a ser profundidad durante los primeros 50s, entre el vocalista y los coros. Riffs de 14s desde el primer minuto, pequeñas dosis en una escala más alta.

Llueve en Barcelona jueves y miércoles. A saco. Ayer ya tuve que hacer callar a varios analfabetos funcionales en esos típicos lances que van haciendo mella. Hoy me tomo el día con calma. La ignorancia es su propia muerte, además me lo he pasado muy bien en el homenaje al periodista y escritor portugués Mario Ventura, en el Colegio de Periodistas de Cataluña. Muy entrañable, con escritores y periodistas del país y de Portugal, amigos suyos. Hay que relajarse, ¡Chaval!

El penúltimo tema es "Piedras contra tanques" Su título ya lo dice todo. Más resistencia y ataque. Composición musical de extenso caudal. Todos los instrumentos, coros y voz, modulan un tema entre el rock y el punk. 1m 17s con una armonía de guitarras que es un alojamiento nuevo en la producción del disco hasta el 1m 17s, en el cual se entra en otro lámina más rockera hasta los 2m 19s y la réplica contra el appartheid. Juego de pedales en la grabación.

El último corte es un poema cuya duración es de 2m 45s. "Pienso, debo existir". Guiño irónico desde la máxima de René Descartes, filósofo sobre el que se sitúa la etapa moderna de la historia del pensamiento humano, autor del "Discurso del Método", "El tratado de las pasiones", "Objeciones y respuestas", etc, etc.

Pues sí, si eres tú el que piensas y no eres una mecánica clónica, replicante, del sistema. El caudal de noticias en la tele que, además, se quedan si serlo, como datos y rúbricas del hastío. Obligaciones, despidos, asco en sí la realidad.

Arreglos psicodélicos, muy setenteros, con la batería en funciones díscolas. Trompeta y trombón como en "Nuevo infierno". Diferentes riffs en 58s básicos. Volviendo y viniendo en el efecto de las guitarras a la marca de la casa.

16 temas en una línea definida, experiencias y contrastes. Todo apunta a un buen fermento y mucho más en el próximo disco.

Este artículo fue publicado originalmente en La Factoría del Ritmo (sección: ).

Sobre los autores del artículo:

F-MHop
Jefe de redacción de La Factoría del Ritmo desde su fundación en 1995. Actualmente colabora en las revistas Rockdelux y Hip Hop Life. Previamente ha colaborado con otros muchos medios, entre los que se encuentran Arco FM, Metali-k.o., Zona de Obras, Onda Cero, Pulse! Latino, Onda Verde Gijón, Astur Music, Serie B o Hip Hop Nation. También fue beatmaker en el grupo Soul Dealers, practicantes de un Hip Hop combativo y comprometido.

Comentarios

Atención: El sistema de comentarios de La Factoría del Ritmo está integrado en Facebook y si los usas, este servicio recogerá y hará tratamiento de datos de datos personales (el mismo que hace al usar Facebook de la manera estándar). Para más información visitar la página de Politica de datos de Facebook y/o nuestra página con la Política de privacidad, protección de datos personales y cookies.